¿Quién es el senador Marco Rubio?

marco-rubi-donald-trump-ap-Rainier-Ehrhardt-580x385

El senador cubanoamericano, Marco Rubio luego de perder en las primarias ante Donald Trump, apoyó al magnate y le presionó para cambiar las relaciones con Cuba. Foto: Rainier Ehrhardt/ AP.

Las elecciones de medio término en el 2010 hicieron saltar a la vida política nacional estadounidense a Marco Rubio, quien se convirtió en Senador republicano por el estado de Florida.

Su carrera, de rápido ascenso, transcurrió por canales que lo vinculan directamente con el ala más conservadora de lo que podríamos calificar como extrema derecha cubanoamericana.

Nació en 1971 en Estados Unidos, es hijo de inmigrantes cubanos que se marcharon del país antes del triunfo de la Revolución. Mientras estudiaba Derecho trabajó para la congresista Ileana Ros-Lehtinen. También colaboró en 1996 con la campaña de Bob Dole, candidato presidencial republicano que perdió ante William Clinton.

Rubio fue comisionado de la ciudad de West Miami entre 1998 y el 2000, y miembro de la Cámara de Representantes de Florida entre el 2000 y el 2008. Sus credenciales incluyen además estrechas relaciones con Jeb Bush, a quien describió como “el hombre que más admira en la política floridana”.

No obstante, su discurso público sobre el hijo y hermano de los expresidentes cambió en las últimas elecciones generales de Estados Unidos, cuando tuvo que competir contra él para aspirar a la candidatura republicana.

Como parte de la narrativa de su vida, que lo ayudó a llegar al Senado, insistía en ser el hijo de “exiliados cubanos que habían huido de la dictadura de Castro”. No obstante, documentos publicados en el 2011 por el diario The Washington Post demostraron que sus padres habían emigrado por razones económicas en la década del 50 para buscar trabajo en Estados Unidos.

Su formación y estrechos vínculos con el Partido Republicano en Florida, unido a los cambios en la vida política estadounidense en el 2010, ayudaron a que Marco Rubio se vinculara al Tea Party, movimiento conservador que ganó fuerza en Estados Unidos a partir del 2009, y que en las elecciones legislativas del año siguiente logró colocar en el Congreso a algunos de sus seguidores. Marco Rubio ganó el calificativo de “príncipe de la corona” de ese grupo, aunque con los años ha intentado desmarcarse del movimiento.

Dentro del Congreso integra los comités de Inteligencia; Envejecimiento; Asignaciones; Pequeños negocios y empresarios; y Relaciones exteriores, donde preside el subcomité para los asuntos del Hemisferio Occidental.

Desde ese puesto ha impulsado proyectos para sancionar a países como Irán y Venezuela, y recrudecer el bloqueo contra Cuba. Durante el 114 Congreso (2015-2016) presentó 69 proyectos de ley, relacionados tanto con la política exterior como con los asuntos internos.

Los registros de sus votaciones lo ubican en el ala conservadora del espectro político estadounidense, tanto en lo social como en lo político y lo económico. Por ejemplo, se opone al aborto, al aumento de impuestos a los más ricos, al control de armas, y a la ley de salud conocida como Obamacare. Asimismo, en el 2011 apoyó la agresión militar contra Libia.

Por otro lado, aunque considera que el cambio climático es real, cuestiona la medida en que los humanos estamos contribuyendo a ello, y considera que otros países como China son los principales responsables.

En materia de inmigración, apoya el fortalecimiento de las fronteras, aunque ha propuesto ofrecer un camino a la ciudadanía para algunas personas que hayan llegado ilegalmente a Estados Unidos. Formó parte del conocido como grupo de los ocho, integrado por cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos, que durante la presidencia de Barack Obama elaboraron un proyecto de reforma migratoria, que no fue aprobado por el Congreso.

Solo en el 2016 recaudó para su campaña más de 52 millones de dólares, y entre sus donantes principales destacan nombres de instituciones bancarias como Goldman Sachs, Morgan Stanley y Bank of America.

Después de ser derrotado por Donald Trump como aspirante a la candidatura republicana, se presentó a reelección como Senador, y venció con el 52 % de los votos. En el 2022 deberá luchar nuevamente por su puesto en el Capitolio.

  • Edad: 46 años
  • Lugar de nacimiento: Miami, Florida, Estados Unidos
  • Cargo: Senador de Estados Unidos (2011-…)
  • Afiliación política: Partido Republicano

(Tomado de Granma)

¿Controlan realmente los militares cubanos el 60% de la economía?

Panfilo

William M. LeoGrande
The Huffington Post

Anatomía de un hecho falso

La decisión del presidente Donald Trump de prohibir las transacciones estadounidenses con empresas cubanas controladas por los militares ha puesto de relieve el papel de las fuerzas armadas en la economía cubana. Ese papel es extenso, alcanzando a varios sectores diferentes, y ha crecido en los últimos años junto con la industria turística de Cuba, donde las empresas controladas por militares están concentradas.
Estas empresas son administradas por el holding Grupo de Administración Empresarial S.A., GAESA, dependiente del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR).

El súbito repunte del interés mediático ha generado una repetición generalizada del “hecho” espurio de que el ejército cubano controla el 60% de la economía. “GAESA es el brazo empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Cubanas y controla el 60 por ciento de la economía de la isla”, reportó The Miami Herald poco después del discurso de Trump y repitió varias veces a partir de entonces. The Economist, Politico, The Guardian, The Times de Londres, Business Insider y otros lo repitieron.

Incluso una revisión superficial de la composición del Producto Interno Bruto de Cuba demuestra que este “hecho” es absurdo. Los sectores en los que el ejército tiene poca o ninguna participación fácilmente comprenden más de la mitad del PIB, y en los otros sectores hay empresas civiles, así como otras controladas por militares (Anuario Estadístico 2015).

Entonces, ¿qué porción de la economía realmente controlan las empresas militares y de dónde provino la aseveración del 60%?

Por lo general, el gobierno cubano no informa de los ingresos de las empresas individuales, pero tenemos unos pocos datos de las compañías más grandes del holding de las cuales podemos hacer proyecciones razonables.

Los ingresos totales de las empresas gestionadas por los militares se reportaron como de $970 millones de dólares en 1997. Dado que una gran parte de sus ingresos proviene del turismo, supongamos que sus ingresos han aumentado al mismo ritmo que el rápido crecimiento de ese sector. En 1997, Cuba contaba con 1,2 millones de visitantes extranjeros (según el Anuario Estadístico de Cuba en 2004). En 2016, Cuba tuvo 4,1 millones, un aumento del 249%. A esa misma tasa de aumento, los ingresos proyectados de las empresas ligadas a los militares en 2016 serían $3,4 mil millones.

Podemos comprobar la fiabilidad de esta estimación con datos de las tres principales empresas militares, Gaviota, Cimex y TRD. Gaviota, el mayor conglomerado controlado por militares, se concentra en el turismo. Los ingresos totales del sector turístico fueron de $2,8 mil millones en 2015 (Anuario Estadístico 2015). Mientras que Gaviota es el mayor participante, no tiene un monopolio; controla el 40% de todas las habitaciones de hotel disponibles (aunque tiene una mayor proporción de las mejores), además de alquiler de coches, taxis turísticos y restaurantes. Es posible, entonces, que Gaviota pueda generar tanto como el 60 por ciento de los ingresos del turismo, o aproximadamente $1,7 mil millones.

Cimex tuvo ingresos de $740 millones en 2004. Utilizando el mismo método de proyección basado en el crecimiento del turismo, los ingresos estimados para 2016 de Cimex habrían sido de aproximadamente
$1,3 mil millones. El Grupo de Consultoría de La Habana, cuyo presidente Emilio Morales fue anteriormente ejecutivo en Cimex, estima sus ingresos como de $1,2 mil millones.

TRD, una cadena de tiendas creada para capturar divisas, tuvo ventas de $250 millones en 2004. Utilizando el mismo método de proyección, los ingresos estimados de TRD en 2016 habrían sido de aproximadamente
$442 millones.

Por lo tanto, estimamos que las tres compañías más grandes de GAESA tomadas en conjunto tendrían en 2016 ingresos por cerca de $3,45 mil millones, muy cerca de los $3,4 mil millones estimados inicialmente a partir de los datos sobre los ingresos totales del MINFAR. Emilio Morales, del Grupo de Consultoría de La Habana, usando los datos que ha recopilado en los últimos 15 años, estima que los ingresos totales de GAESA son de $3,8 mil millones.

Utilizando la estimación de Morales, los ingresos de GAESA representan el 21% del total de ingresos en divisas de las empresas estatales y del sector privado, 8% de los ingresos estatales totales y sólo 4% del PIB (Anuario Estadístico 2015). Hay una larga distancia hasta el 60% de la economía, no importa qué métrica se utilice.

¿De dónde vino?

Entonces, ¿de dónde proviene la afirmación descontroladamente inexacta del 60%?

Apareció por primera vez en una noticia en febrero de 2004 en el Miami Herald acerca del jefe de Gaviota, Manuel Marrero Cruz, que fue nombrado ministro de Turismo. “Las fuerzas armadas cubanas han asumido hasta el 60 por ciento de la economía de la isla”, informó el Herald, citando al Proyecto de Transición de Cuba (CTP), del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami, un proyecto financiado por el gobierno estadounidense.

En los meses siguientes, el director del Instituto, Jaime Suchlicki, repitió regularmente la aseveración. En las actas de una conferencia del CTP en noviembre de 2004, escribió: “Actualmente, más del 65 por ciento de las principales industrias y empresas están en manos de oficiales militares en activo o retirados”. En agosto de 2006, dijo a la Associated Press, “Están dirigiendo el 60 por ciento de la economía cubana. Todas las principales industrias están en manos de militares en servicio activo o de exmilitares”.

Aunque no se presentaron datos o pruebas para apoyar esa afirmación, la formulación de Suchlicki era al menos posible, aunque engañosa, porque incluía no sólo las empresas gestionadas por las fuerzas armadas, sino empresas civiles y ministerios enteros encabezados por militares en activo o retirados. La implicación era que estas entidades eran controladas por las fuerzas armadas, aunque no había ninguna base para tal conclusión. Por el contrario, debido a que el ejército siempre ha estado entre las instituciones cubanas más eficientes, tiene una larga historia que se remonta a la década de 1970 de exportar gerentes al sector civil.

Pronto, el reclamo del control militar se convirtió en una afirmación de que las propias empresas del MINFAR constituían el 60% de la economía. “El Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami estima que los soldados controlan más del 60% de la economía de la isla”, informó The Wall Street Journal en noviembre de 2006.

Otros conservadores adoptaron el tema. “El ejército controla aproximadamente el 60 por ciento de la economía por medio de la gestión de cientos de empresas en sectores económicos clave”, escribió Carl Gershman, presidente de la National Endowment for Democracy (que también recibió fondos del gobierno estadounidense para la “promoción de la democracia” en Cuba), y Orlando Gutiérrez, secretario nacional de la organización exiliada Directorio Democrático Cubano. Un informe de la Fundación Heritage en 2008 declaró: “Militares en activo o retirados dirigen un 60 por ciento de los negocios y la industria de Cuba”.

Para el año 2016, el propio Suchlicki, que originalmente había sido cuidadoso en especificar que estaba hablando de industrias y empresas dirigidas por oficiales militares y antiguos oficiales, se había sumado a la amplia e inequívoca afirmación de que “más del 60% de la economía está bajo control militar”. Varios periódicos y sitios web repitieron el reclamo a lo largo de los años, preparando el escenario para que este “hecho” fuera ampliamente difundido cuando el anuncio del Presidente Trump convirtió en noticia el papel de los militares cubanos en la economía, como lo demuestra la declaración del Miami Herald, “GAESA… controla el 60 por ciento de la economía de la isla”.

Es un estudio de caso la manera en que hechos falsos se legitiman y difunden, incluso sin el impulso de los medios sociales. Promulgada por un centro universitario, lo cual dio credibilidad al reclamo, comenzó como una exageración del control militar, metiendo en el mismo saco a empresas militares y empresas civiles dirigidas por oficiales en activo y oficiales retirados.

Gradualmente, esos detalles desaparecieron, tal vez porque la declaración abierta del control del 60% era más dramática, o una cita que sonaba mejor, o quizás porque los periodistas no fueron capaces de entender los matices de la aseveración. Mientras más fuentes la citaban, ganaba credibilidad. Para cuando el presidente Trump anunció la política del 16 de junio en Miami, se había convertido en creencia popular de que las empresas militares cubanas controlaban el 60% de la economía, aunque ese “hecho” estuviera espectacularmente equivocado.

William M. LeoGrande, es colaborador y profesor de Gobierno en la American University.

(Tomado de The Huffington Post)

Crónica sobre un debate equivocado y unas cartas marcadas. Por Justo Cruz

La pupila insomne

Hace unos días me llamaron para preguntarme si yo estaba en la lista de los fans de Fernando Ravsberg, esos que según el aludido no se cansan de escribir artículos sobre su persona desde otra página de la blogosfera cubana.

Ver la entrada original 1.392 palabras más

Disparen a Randy: Todo muy espontáneo

Por Iroel Sánchez

¿Es espontáneo el tema Cuba en las redes sociales? ¿Son sus usuarios los que generan espontáneamente los temas sobre la Isla más compartidos allí?

Otras veces nos hemos referido a cómo se ha articulado fundamentalmente a través de la red social Facebook una ciberpolicía del pensamiento políticamente correcto para Cuba. Pero es desde un puñado de webs desde donde se articula un sistema que reparte premios y castigos en función de los intereses que los financian, y que en determinadas coyunturas intenta ejecutar verdaderos linchamientos a los que se suman ingenuamente personas que creen actuar por criterio propio pero que son arrastradas por aquello de ser cool y comportase con corrección política dando “Me gusta”, compartiendo o comentando a favor de la corriente dominante  que suponen espontáneamente surgida entre sus amigos en Facebook pero que realmente ha sido generada e inducida fuera de ese espacio. 

El objetivo no es el tema que se debate en sí sino aislar a determinadas personas vinculadas a las instituciones de la Revolución e inhibir a otras como ellas de que se expresen en ese espacio, haciendo una perversa sinergia con quienes dentro de Cuba rechazan la participación de las figuras públicas en las redes sociales.  

Nadie es infalible y cualquier opinión puede ser cuestionada y criticada pero cuando esto se toma de pretexto para linchar a una persona obviamente se quiere ir más allá con intención aviesa.

Por estos días estamos ante un revelador ejemplo de que esas tendencias no se generan espontáneamente por usuarios de las redes sociales sino que como puede apreciarse fue impulsado por medios de comunicación creados específicamente para influir en Cuba.

En esta imágen se aprecia cómo la web que lanzó la campaña contra el periodista Randy Alonso el jueves 18 de agosto fue CiberCuba.

ciberc2

Ya estaba la “noticia”, luego, Diario de Cuba, El Nuevo Herald y otros espacios de propaganda tradicional mantienen vivo el tema y amplifican la etiqueta. 

randy2

El humor político hace su aporte y vuelve a relanzar el tema el día 21 desde El Lumpen, donde un empleado de CiberCuba, Roberto Ariel Lamelo Piñón, alterna distintos seudónimos (Figaro Boss, Siro Cuartel…)  demonizando figuras de la vida política y social cubana.  

lumpen

Antes, desde otro seudónimo, en el sitio OnCuba se había cuestionado a la Televisión cubana por transmitir la carrera en que Orlando Ortega ganó medalla de plata pero no la celebración de este con la bandera española. En el momento de publicarse ese texto ya se conocían las declaraciones de Ortega “Me dieron la bandera de Cuba, pero estaba buscando la de España como loco” que toda la gran prensa española amplificó pero eso no recibió mención de ese medio que con sesgo político no menor que el del ICRT solo comenzó a hablar de Ortega cuando dejó la selección cubana de atletismo en agosto de 2013. 

Similares cronologías se pudieran hacer con otros acontecimientos como el intento de unMaidán cubano en la Plaza de la Revolución en diciembre de 2014, o la demonización de la delegación cubana la Cumbre de la Sociedad Civil en Panamá. Pero desde hace algún tiempo todos los esfuerzos parecen estar concentrados en desacreditar los medios de comunicación cubanos y por eso cada tanto el blanco escogido son periodistas conocidos sobre todo de la televisión nacional. 

Noam Chomsky antes de que existieran las redes sociales dedicó un brillante estudio a cómo los grandes medios de comunicación capitalistas fabrican el consenso,  y parece ser eso no ha cambiado mucho en la era de Internet. Decía Chomsky que las noticias espontáneas solo son los terremotos, los huracanes y los accidentes y lo demás es inducido por quienes controlan la agenda de los medios.

Chomsky es un verdadero disidente como lo son también quienes se atreven a desafiar ese consenso artificialmente construido. Por eso publico aquí dos opiniones -la del escritor Antonio Rodríguez Salvador y la el musicólogo Oni Acosta Llerena- que han tenido el valor de ir a contracorriente de lo que a todas luces parece ser un linchamiento del conductor y director del programa de la televisión cubana Mesa Redonda, Randy Alonso, como reconocióun forista también en Facebook al afirmar “fue sobre todo por quien lo dijo. Más na que eso!”

Antonio Rodríguez Salvador

Hace un rato escribí un post relacionado con los deportistas cubanos que compiten por otros países en la Olimpiada. Me centré en lo deportivo, pero muchos comentarios derivaron a lo político (siempre tomando como base dicho por Randy Alonso sobre el vallista Orlando Ortega). Bueno, tras googlear un poco, tengo ya un criterio sobre el tema. Creo que la emprenden contra el mensajero, cuando fue el propio vallista quien dejó un claro mensaje. Entendería a Ortega si hubiese tomado las dos banderas: la cubana y la española. Más aún, lo hubiera considerado un gesto elegante; pero, al rechazar la nuestra, creo que no estaba protestando contra el INDER ni contra el sistema político cubano; estaba rechazando su cultura, su identidad, su nación.
Dijo a la prensa: “Me dieron la de Cuba, pero estaba buscando la de España como un loco”… “Estoy muy orgulloso de haber puesto el nombre de España bien alto”. O sea, se estaba excusando porque alguien le dio la bandera “equivocada”, la que “no era suya”. En fin, como dice el axioma jurídico: A confesión de partes, relevo de pruebas. O sea, visto el caso y comprobado el hecho, me parece que no es Randy quien le quita la nacionalidad, sino que fue el propio Orlando Ortega quien la negó. As a matter of fact.

Oni Acosta Llerena

Creo que lo dicho por Randy ha levatando una polémica injusta. Randy no es el presidente de Cuba, ni director de inmigración ni el encargado de escribir la constitución de la República de Cuba. Randy Alonso es un periodista que hizo uso de su libertad de expresión y dijo lo que piensa sobre un atleta que, individualmente, se autoexluye de su Patria al rechazar su bandera. Si a algunos cubanos no les duele que pisoteen tu bandera están en su derecho, como yo estoy en el mío de defenderla y decir lo que pienso. La bandera no es un partido político, es la muestra del sentido de pertenencia a un pedazo de tierra, como muestran todos los atletas que, apenas ganan una medalla corren y se abrazan a sus banderas. La bandera es aquella que se defiende y que nadie nunca quiere ver caer. ¿No recuerdan aquel muñequito de Elpidio Valdés que habla sobre la bandera? Lo recuerdo aquí: cuando acaba un combate le dicen a Elpidio que habían ganado pero que había un “Pancho” aferrado a su bandera y que no la quería soltar, y qué hacían a lo que Elpidio responde “lo entiendo, se aferra a ella así como mismo nosotros no queremos entregar la nuestra”. Muchos medios de comunicación y muchos cubanos sólo ven el calificativo de Randy Alonso, y para muchos otros la verdadera polémica no es esa. Para mí Ortega merece el desprecio de los cubanos dignos que aman su bandera. 

Fidel Castro sobre Fernando Ravsberg, “el más mentiroso”

La pupila insomne

La Vicepresidenta de la Unión de Periodistas de Cuba, Aixa Hevia, señala que el periodista uruguayo Fernando Ravsberg, ha mentido acerca de la presencia del Primer Vicepresidente cubano Miguel Díaz Canel en una reunión de ese gremio a la que este nunca acudió. Pero no es la primera vez que a Ravsberg se le acusa de faltar  la verdad en relación con un alto dirigente cubano, en enero de 2006 el Comandante Fidel Castro respondió indignado a otra manipulación del entonces corresponsal de BBCMundo que imparte lecciones de objetividad a la prensa cubana pero las autoridades de la Isla, que él acusa de censoras,  siguen permitiéndole desarrollar su “trabajo”.

Ver la entrada original 562 palabras más

Esto es lo que queda del Orient Express ( + FOTOS)

Brian es un fotógrafo urbano de Rotterdam que ha conseguido captar un trozo de historia que va desapareciendo en el olvido, como es el tren Grand Orient Express. Este tren definía el lujo en 1883, cuando fue lanzado por la Compagnie Internationale des Wagons-Lits (CIWL).

Solo quedan un par de estas bellezas en el mundo. Uno, por ejemplo, fue reconvertido en suites del hotel Venice-Simplon Orient Express. El otro, el que vas a ver en estas fotos, permanece abandonado en Bélgica, sin tocar desde su último viaje en Diciembre de 2009.

El Orient Express es solo uno de los geniales descubrimientos de este explorador urbano y fotógrafo: “Cuando entro en un sitio abandonado es como entrar en una máquina del tiempo. Intento sentir las emociones de su pasado y eso es lo que quiero mostrar en mis fotos,” escribe Brian en su web. “Cuando la gente mira mis obras y se preguntan por el qué, el cuándo, o el por qué, siento que he tenido éxito.”

(Tomado de http://www.boredpanda.es/ )

tren-orient-express-abandonado-brian-belgica-1tren-orient-express-abandonado-brian-belgica-2tren-orient-express-abandonado-brian-belgica-3tren-orient-express-abandonado-brian-belgica-4tren-orient-express-abandonado-brian-belgica-5

 

Debate sin precedentes en #Miami: Mercenario José Daniel Ferrer vs Periodista Edmundo García

Un ejemplo de la mediocridad de quienes responden a los intereses de USA. Una pura porquería ese Ferrer.

Santiago Arde

Ver la entrada original

Video de Orishas impacta en internet

Orichas

Tan solo pocas horas después de su estreno y llegada a la red de redes, el video del grupo cubano Orishas, que marca su regreso a los escenarios, acumula hoy más de 100 mil reproducciones en Youtube.

Así destaca el sitio digital suenacubano.com que reseña el éxito de este material audiovisual, dirigido por Joshua Morin y uno de los integrantes de la banda, Yotuel Romero.

El clip de Cuba Isla Bella, el primer sencillo promocionado por Orishas tras más de siete años de separación, muestra imágenes de barrios habaneros, su ambiente, la familiaridad de la gente en las calles…

“Aquí está el video desde lo más profundo de nuestros corazones para todos los emigrantes que añoran su tierra”, publicó la agrupación en su página en Facebook al compartir el clip de Cuba Isla Bella.

El tema fue creado por Orishas junto al compositor panameño Omar Alfanno y la cantante española Beatriz Luengo.

“Es alentador saber que después de siete años de ausencia, aún queda mucha gente que nos recuerda”, escribió en las redes sociales Roldán González, uno de los fundadores.

Para la canción Isla Bella, la primera que lanzan al mercado para anunciar su regreso, la agrupación se hizo acompañar de varios de los músicos locales más populares del momento: el grupo Buena Fe, Leoni Torres, Isaac Delgado, Descemer Bueno, Laritza Bacallao, Gente D Zona y Waldo Mendoza.

Con un fuerte componente de la percusión cubana, como ya es usual en sus producciones, la banda mantiene su apego a la fusión y al hip hop cubano.

Según dijo Yotuel Romero, en este material consiguieron ‘la mezcla perfecta entre música urbana y el son tradicional de la isla’.

Yotuel, Roldán y Ruzzo Medina decidieron este año reunir otra vez a una de las bandas más populares en la historia del hip hop cubano.

Fundada a finales de 1999, la agrupación ganó dos Premios Grammy Latinos y obtuvo ocho nominaciones, además de vender cerca de un millón de copias de sus discos por todo el mundo.

Ahora, tienen prevista una gira por Estados Unidos para promocionar El regreso de los dioses, como nombraron a su segundo capítulo de carrera artística. El periplo los llevará a Florida, Chicago, Nueva Orleans, Miami, Nueva York, Washington, San Francisco, Los Ángeles y Las Vegas.

Por ahora, en la red de redes circula el tema que reza: “Tierra, aquí nació mi canto, mi bandera, sonrisas que se cuelan por la puerta del balcón, en este viaje que me trae de vuelta”.

(Con información de Prensa Latina)

Cuba: Transformers se filmará en La Habana

Este rodaje será realizado en La Habana por un pequeño equipo de filmación y no requerirá cierre de calles, por lo que no debe provocar interrupciones en la vida normal de la ciudad

f0059911

El próximo fin de semana, la productora Audiovisuales ICAIC ofrecerá un nuevo servicio cinematográfico a la producción extranjera, en este caso, para el filme norteamericano Transformers 5, dirigido por Michael Bay para Paramount Pictures.

Este rodaje será realizado en La Habana por un pequeño equipo de filmación y no requerirá cierre de calles, por lo que no debe provocar interrupciones en la vida normal de la ciudad.

Las escenas rodadas en la capital, específicamente en la zona del Malecón y la Habana Vieja, formarán parte de un montaje de tomas en grandes ciudades del mundo, a las que en postproducción se agregarán digitalmente los robots para mostrar cómo se han integrado a la vida en la Tierra.

Como se ha explicado, los servicios a la producción extranjera forman parte del trabajo habitual de la institución y tienen como objetivo ingresar divisas para el cine nacional e incrementar las oportunidades de empleo para los técnicos y artistas cubanos.

(Tomado de Granma)

Zarpó primer crucero de EE.UU con destino a Cuba en cinco décadas (+Infografía)

Cuba-Maps-v04-500x325-2303

El crucero Adonia, primero que en más de medio siglo recorrerá la ruta marítima entre Estados Unidos y Cuba, zarpó con unos 700 pasajeros a bordo poco después de las cuatro de la tarde, desde la sureña ciudad de Miami.

En el crucero viajan varios centenares de norteamericanos que aunque lo hacen en una motonave utilizada usualmente con fines turísticos, en Cuba no podrán realizar actividades de ocio o siquiera bañarse en una playa, por las restricciones que imponen las leyes del bloqueo a la Isla.

Mike Clare, corresponsal del diario norteamericano Sun Sentinel, quien viaja en el crucero, describió lo festivo del ambiente en la terminal de cruceros poco antes de salir.

Clare escribió en su cuenta de la red social  Twitter que los pasajeros realizaron el chequeo para abordar a ritmo de canciones de salsa que interpretó un conjunto musical.

Tras el tradicional bautizo con chorros de agua expelidos por dos remolcadores, el Adonia, un crucero de lujo con capacidad para 704 pasajeros, comenzó su primer viaje a la mayor de las Antillas que se repetirá cada dos semanas, e incluye visitas al puerto de La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba.

Adonia es uno de las naves de la compañía Fathom, filial de Carnival, la corporación más grande del mundo en su tipo.

Carnival suscribió el pasado 21 de marzo acuerdos con la agencia de viajes de la Isla, Havanatur Celimar, lo que permitió se iniciara una nueva era en las comunicaciones marítimas entre los dos países, separados apenas por 144 kilómetros de mar.

El barco tiene previsto atracar en la Terminal de Cruceros Sierra Maestra de la capital cubana a las 10:00 am de este lunes.

Media docena de cubanoamericanos viajan también en el buque, entre ellos Adonis Orta, de 47 años, quien salió de Cuba con sus padres rumbo a España cuando tenía tres años.
Sin embargo, el primer cubanoamericano que bajará del buque es Arnoldo Pérez, consejero general de Carnival, según anunció esta mañana en una rueda de prensa el presidente de la firma de cruceros, Arnold Donald.

El viaje presenta restricciones para los pasajeros, pues Estados Unidos solo autoriza embarcar a los ciudadanos estadunidenses que se acojan a alguna de las 12 categorías permitidas para viajar a Cuba.

Entre los motivos que permite el gobierno norteamericano están la realización de actividades religiosas, familiares, periodísticas o culturales, pero en ningún caso turístico, pues esta área sigue vetada por la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de las Exportaciones aprobada por el Congreso estadounidense en el año 2000.

Durante el recorrido del Adonia los viajeros tendrán actividades como visitas guiadas, encuentros con artistas y clases de baile.

“Por ejemplo, el lunes las personas van a estar involucradas en actividades durante cinco horas y después van a estar libres para que puedan hacer lo que quieran y a donde quieran ir”, dijo Tara Russell, presidente de Fathom.

La inauguración de esta ruta tiene lugar en el contexto del proceso hacia la normalización de vínculos que comenzó con el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, la reapertura de las respectivas embajadas en Washington y La Habana en julio y agosto de 2015 y la vista del presidente Barack Obama a la capital cubana en marzo pasado.

(Tomado de la ACN)

A %d blogueros les gusta esto: