Llega Cuba al millón de turistas

La cifra de turistas recibidos por Cuba durante el 2011 llega este domingo a un millón, cifra que se alcanzará con 13 días de antelación frente al año precedente, según una información ofrecida por el Ministerio cubano del Turismo.

La nota añade que hasta la fecha, el país acumula 10,4 % de crecimiento en el sector durante el primer trimestre, cifra que tiene como mayores representantes a visitantes de Canadá, Rusia, Argentina, Gran Bretaña, Chile, Polonia, Venezuela y Bélgica.

El Ministerio de Turismo cubano aseguró que aumentaron las llegadas a Cuba por la vía de viajes de cruceros, además resaltó la incorporación de nuevas habitaciones en Cayo Santa María, al norte de la central provincia de Villa Clara y en el principal balneario del país, Varadero.

La entidad encargada del turismo en la nación caribeña consideró que existe la posibilidad de concluir el año 2011 con una cifra aproximada de 2 millones 700 000 visitantes.

(Tomado de Cubadebate)

Los rostros de hombres y mujeres se parecen cada vez más

Investigadores de la Universidad Estatal del Norte de Carolina (EE UU) han estudiado más de doscientos cráneos españoles y portugueses de los últimos cuatro siglos y han llegado a la conclusión de que las diferencias craneofaciales de hombres y mujeres son cada vez menos pronunciadas.

Concretamente, la antropóloga Ann Ross y sus colegas han comprobado que desde el siglo XVI las diferencias en los rostros de hombres y mujeres se han difuminado. Y que los cambios han afectado principalmente a las mujeres. Concretamente, la estructura facial femenina en España es mucho más grande hoy que hace 400 años. La mejora de la nutrición y otros factores ambientales podría explicar estas modificaciones, sugiere Ross.

Gracias a este estudio será posible establecer mejor a quién pertenecen los restos óseos antiguos encontrados. “Ser capaz de decir si un cráneo perteneció a un hombre o a una mujer es útil tanto en investigación criminal como en estudios académicos”, concluye Ann Ross en un artículo que publica la revista Forensic Science International.

A %d blogueros les gusta esto: