Japón sitúa a #Fukushima al nivel de #Chernóbil

El primer ministro niega haberse retrasado en reconocer la magnitud real de la tragedia.- El OIEA considera los incidentes en los reactores 1, 2 y 3 como un solo accidente.- El ministro de Ciencia y Tecnología reconoce que hay estroncio, un metal que provoca leucemia, en el suelo y las plantas alrededor de la central.- Un nuevo terremoto afecta a la central, aunque sin provocar daños

En la central de Fukushima hubo esta mañana un incendio, ya controlado- AFP

Japón ha tardado un mes en admitir la realidad del accidente de Fukushima. Esta madrugada (hora española), el Gobierno de Tokio ha admitido que el desastre merece un 7 en la escala de sucesos nucleares (en la escala internacional del 0 al 7 de accidentes nucleares INES, por sus siglas en inglés) debido a los altos niveles de radiación detectados tras las fugas de la central. El salto de 5 a 7 sitúa el accidente en el nivel de Chernóbil, ocurrido hace 25 años, el único precedente. La Agencia de Seguridad Nuclear japonesa (NISA) ha reconocido el cambio de nivel porque la emisión de yodo radiactivo ha sido de decenas de miles de terabequerelios, un nivel que ha considerado como un 10% de la emisión de Chernóbil.

Por su parte, el ministro de Ciencia y Tecnología japonés ha confirmado que se han encontrado pequeñas cantidades de estroncio, un metal altamente radiactivo que puede provocar leucemia, en la tierra y plantas alrededor de la central. Estas partículas se unen a otros elementos encontrados en las mediciones de los alrededores de la central, como el yodo, el cesio y el plutonio.

Mientras tanto, un portavoz de la compañía que gestiona la central, Tokyo Electric Power (TEPCO), ha reconocido a la agencia local de noticias Kyodo News, el temor de la compañía a que las filtraciones de materiales radiactivos superen en el futuro a las que se produjeron en 1986 en Chernóbil. “La filtración de radiación no se ha detenido completamente”, ha dicho este portavoz.

Y por su parte, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha confirmado en un comunicado la nueva valoración del accidente, mientras que en el mismo comunicado considera que los daños sufridos en los tres primeros reactores se consideran ahora como un solo incidente, incidente que merece la calificación de nivel 7, informa Efe. Hasta ahora, los daños sufridos en esos reactores estaban considerados como incidentes separados, calificados con un 5. Mientras tanto, la unidad 4 de Fukushima permanece en el nivel preliminar 3 de la escala. El OIEA, además, añade que la nueva calificación “requiere aplicar amplias y planeadas contramedidas”.

 

#Bielorrusia: Ascienden a 12 los muertos en el atentado terrorista en el metro de Minsk

Otras 149 están heridas, de ellas 22 graves y 30 con heridas de mediana gravedad.- Las autoridades de Bielorrusia apuntan a un ataque terrorista

Una explosión en la principal estación de metro de Minsk, la capital de Bielorrusia, ocurrida por la tarde del lunes a la hora de máxima afluencia de pasajeros ha causado la muerte de 12 personas y herido a más de un centenar, según los datos divulgados anoche por el presidente Alexandr Lukashenko. La fiscalía de Bielorrusia, por su parte, se ha referido a 126 heridos, 22 de ellos graves. Las autoridades bielorrusas se inclinaron por la hipótesis del terrorismo, aunque los detalles del suceso son aún confusos.

 

¿El primer homosexual de la historia?

El descubrimiento de un singular nicho que data de hace unos cinco mil años

Repasando un poco la historia encontramos decenas de personajes célebres que, además de destacar en diferentes campos como la pintura, la guerra, la poesía o la ciencia, fueron homosexuales tal y como acreditan diferentes documentos y testimonios escritos. Es el caso por ejemplo de Alejandro Magno, Platón o Aristóteles…

Así pues, la homosexualidad ha estado presente en las sociedades desde tiempos muy antiguos… ¿pero exactamente desde cuándo? Esta semana ha salido a la luz el caso del que probablemente sea el primer esqueleto gay registrado. Tenemos más detalles de la noticia en la bitácora “Ya está el listo que todo lo sabe”, que a su vez recopila la información de los diarios británicos The Telegraph y Daily Mail.

Los restos y huesos encontrados durante unas excavaciones a las afueras de Praga (República Checa) corresponden al de un hombre que vivió entre los años 2.900 a 2.500 antes de Cristo, y que por tanto pertenecía a la cultura de la Cerámica Cordada, que tuvo sus inicios en la edad de piedra y culminó hacia la edad del bronce, llegando a ocupar gran parte del norte de Europa.

El ritual funerario

El ritual funerario por aquel entonces estaba bien diferenciado por sexos: “a los hombres se les enterraba sobre su costado derecho y mirando al oeste acompañados de utensilios de guerra como lanzas, cuchillos o cualquier otra arma o herramienta de la época y algunas porciones de alimento y bebida para el trayecto, mientras que las mujeres eran enterradas sobre su lado izquierdo y con la cabeza mirando hacia el este. Éstas estaban acompañadas de collares hechos con dientes de animales, pendientes de cobre, jarras y/o utensilios de menaje, así como un recipiente en forma de huevo que era colocado cerca de los pies”.

En el caso del esqueleto de hombre, descubierto en Praga por la arqueóloga Kamila Remisova Vesinova, reposaba sobre su lado izquierdo, miraba hacia el este y estaba acompañado de menaje en lugar de armas. Los científícos e historiadores que investigan el nicho piensan que no se trata de ninguna broma ni error y que probablemente se trate un hombre con una orientación sexual diferente. “Un homosexual o transexual”, precisaron.

Un terremoto de 6,6 golpea el noreste de Japón un mes después de la catástrofe

El gobierno japonés amplió la zona de evacuación alrededor de la central nuclear de Fukushima este lunes, cuando al cumplirse exactamente un mes de la catástrofe del 11 de marzo se registró un sismo de magnitud 6,6 en el noreste del país, que causó un muerto y desencadenó una breve alerta de tsunami.


El sismo, cuya magnitud inicial había sido estimada en 7,1, sacudió el devastado noreste de Japón a las 17h16 (8h16 GMT) y su epicentro fue localizado a menos de 100 kilómetros de la central nuclear de Fukushima Daiichi (Nº1), donde la corriente eléctrica estuvo cortada durante unos minutos.

Una hora y media antes, a las 14h46, hora exacta del sismo del 11 de marzo, los habitantes del noreste habían observado un minuto de silencio en memoria de los 13.127 muertos y 14.348 desaparecidos de la catástrofe contabilizados por la policía.

En Fukushima no se registró ningún daño, indicó un portavoz de Tokyo Electric Power (TEPCO), el operador de la central.

Este nuevo sismo, consecutivo a más de 400 réplicas desde el terremoto del 11 de marzo pasado, que provocó más de 27.000 víctimas entre muertos y desaparecidos, conmocionó a los habitantes de la zona, que todavía siguen bajo el impacto de la catástrofe anterior.

A raíz del sismo de este lunes, el primer ministro japonés, Naoto Kan, aplazó la conferencia de prensa prevista a finales de la tarde para hacer un balance de la situación al cumplirse el primer mes de la catástrofe del 11 de marzo.

Poco antes del sismo, el gobierno se había mostrado optimista con relación a la situación en la central de Fukushima donde, al parecer, lo peor ha sido evitado. “El riesgo de que la situación en la central nuclear se deteriore y que desemboque en un nuevo escape radiactivo mayor se redujo considerablemente”, dijo el portavoz del gobierno Yukio Edano.

Sin embargo, el gobierno japonés decidió este lunes ampliar la zona de evacuación en torno a la planta nuclear accidentada de Fukushima (noreste), que es actualmente de un radio de 20 kilómetros.

El riesgo de un escape mayor se redujo considerablemente, pero la exposición prolongada a dosis de radiactividad poco elevadas constituye un peligro que justifica esta medida, afirmó Yukio Edano. “Es algo muy difícil, pero en el próximo mes vamos a pedirles a las poblaciones afectadas que se vayan”, dijo Edano en una conferencia de prensa transmitida por televisión.

La nueva zona de exclusión no será circular ni general, se indicó. Más allá de la zona de exclusión de 20 kilómetros, el gobierno evacuará localidades precisas en función de las medidas de radiactividad.

La posibilidad de una catástrofe nuclear más grave que la de Chernobil de 1986 angustia al mundo desde que una ola gigante de 14 metros de altura, provocada por un sismo de magnitud 9, arrasó con las protecciones de la central.

La red eléctrica fue destruida y los circuitos de enfriamiento interrumpidos, lo que provocó un comienzo de fusión de las barras de combustible, seguido de explosiones y de humaredas radiactivas.

El accidente nuclear de Fukushima todavía no ha terminado, consideran los expertos, que dicen que no se necesitarán semanas, sino meses para estabilizar la situación. Hay que “temer los efectos de las réplicas del terremoto, pues la estructura está degradada”, dijo uno de esos expertos.

El gobierno ya anunció que Fukushima Daiichi, que tiene seis reactores, el primero de ellos construido en los años setenta, será cerrada definitivamente.

El primer ministro agradeció este lunes a los países extranjeros que ayudaron a Japón en la crisis, publicando una carta en varios diarios chinos, estadounidenses y europeos. “En un momento desesperado, gente en todo el planeta se unió a nosotros, inspirándonos esperanza y valor”, dice la carta firmada por Kan.

Por su lado, Masataka Shimizu, presidente de TEPCO, viajó por primera vez a la región de la central, donde se disculpó por los “sufrimientos mentales y físico” que provocó el accidente nuclear.

Un mes después, la situación sigue siendo muy difícil para las 150.000 personas que perdieron la vivienda en el sismo y el tsunami del 11 de marzo, muchas de las cuales no vislumbran una mejora a corto plazo. En las ciudades arrasadas por el tsunami, las tareas de limpieza y reconstrucción apenas han comenzado.

En Rikuzentakata, una de las ciudades más destruidas, una mujer de treinta años sigue escarbando en los escombros de su casa. “Ha pasado un mes y sigo buscando algo personal, un recuerdo, aunque sólo sea una foto”, dice la mujer, cuya casa fue arrasada por las olas del tsunami.

A %d blogueros les gusta esto: