Libia: Imagen para la historia: Un opositor apunta con un rifle a simpatizante de Gadafi

Un hombre perteneciente a las tropas gadafitas es capturado por un rebelde, quien lo amenaza con un rifle. La imagen muestra la hostilidad que reina en Trípoli. Foto:REUTERS/Goran Tomasevic

Se mantiene la tensión en Trípoli, capital libia por los enfrentamientos que continúan este viernes en los alrededores del hotel Corinthians donde se aloja la prensa extranjera, según el reporte del enviado especial de teleSUR a esa ciudad, Rolando Segura.

“Comienzan los enfrentamientos frente al hotel donde está la prensa internacional en el centro de Trípoli cuando acaban de llegar al hotel autoridades libias como parte del proceso de toma de posición del Gobierno rebelde”, señaló el periodista.

De acuerdo con el enviado especial de teleSUR, los disparos desde diferentes puntos los realizan los rebeldes.

El periodista reportó que “hace minutos se observaba al oeste de la capital libia una inmensa columna de humo que daba cuenta de que en otras zonas de la ciudad se pudieran estar efectuando enfrentamientos entre rebeldes armados y la resistencia de distintas partes de Libia”.

Relató en su reporte que en Trípoli se aprecian “calles vacías y comercios cerrados, donde la ciudad de más de dos millones de habitantes permanecen en sus casas resguardados”.

Agregó que el Comité Internacional de la Cruz Roja, sostuvo que puede generarse en el país norteafricano “una crisis humanitaria grave por la falta de acceso de los medicamentos y de personal especializado para atender a las víctimas de ambos bandos producidas por los enfrentamientos de los últimos días”.

Tomado de: http://imagencuba.blogcip.cu/?p=449&utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter

Libia: Gadafi contraataca en la capital y frena el avanza imperial a Sirte, se estima en unos 25.000 combatientes del ejercito libio en defensa contra la invasion

Las fuerzas leales a Gadafi secundaron su llamamiento y, desde las zonas de la capital que siguen bajo su control, lanzaron un contraataque que alcanzó a las inmediaciones del cuartel general del coronel, tomado al asalto la víspera por los rebeldes.

Las fuerzas leales a Gadafi secundaron su llamamiento y, desde las zonas de la capital que siguen bajo su control, lanzaron un contraataque que alcanzó a las inmediaciones del cuartel general del coronel, tomado al asalto la víspera por los rebeldes. En un intento que la OTAN calificó de desesperado para no perder más posiciones, lanzaron una ofensiva para asegurar la frontera con Túnez y frenaron el avance rebelde a Sirte.

GARA | TRÍPOLI

Los rebeldes aliados de Occidente y las milicias fieles al régimen de Gadafi mantenían intensos combates en varios puntos de la capital, mientras la OTAN seguía bombardeando objetivos enemigos cuando se cumplen cinco días desde el inicio de la batalla de Trípoli.

El contraataque de las tropas gadafistas alcanzó las inmediaciones del cuartel general de Bab al-Aziziya, conquistado la víspera por los rebeldes en una acción que se revela más simbólica que decisiva.

Los fieles al régimen, que siguen controlando varias zonas al sur y al este de la capital, lanzaron un ataque con morteros, RPG y ametralladoras desde el barrio vecino de Abu Slim, obligando a recular a los rebeldes. Estos últimos justificaron su repliegue como «una maniobra envolvente» para rodear por detrás a los gadafistas.

Milicianos del régimen que seguían controlando el cercano Hotel Rixos abandonaron su resistencia dejando salir a los 37 periodistas extranjeros acreditados y que, horas antes, habían lanzado llamadas de socorro sobre su desesperada situación.

Sin posibilidad de lanzar SOS alguno, buena parte de la población de Trípoli parecía atrapada entre el fuego cruzado y los bombardeos de la OTAN -dos grandes explosiones «saludaron» la llegada ayer, del nuevo día-. Muchas calles del centro de la capital estaban desiertas y ofrecían un aspecto fantasmal. Los rebeldes explicaron que la gente no sale a la calle «por temor a los francotiradores gadafistas, que se han diseminado por toda la ciudad».

«Sólo en torno a Bab al-Aziziya hay decenas y no hay manera de localizarlos», se quejaba Nuri Mohamed, jefe de un batallón rebelde que lucha en la capital.

Pese a contar con la cobertura aérea aliada, los rebeldes se mantenían en puestos de control fijos en los nudos y cruces de carretera de la ciudad e intentaban, de momento sin éxito, tomar bajo control la estratégica carretera que lleva al aeropuerto internacional, escenario a su vez de combates.

La euforia tras la toma simbólica la víspera del cuartel general de Gadafi -prácticamente vacío, a excepción de algunos soldados que resistieron hasta la última bala- parece haberse evaporado rápidamente.

Uno de los portavoces del Consejo Nacional de Transición (CNT), que gobierna en la capital oriental de Bengasi, reconoció que «es muy difícil que consigamos controlar al cien por cien Trípoli». Eso sí, anunció que esperan trasladar su sede a la capital libia el sábado.

Gadafi: «retirada táctica»

Mientras el CNT reconoce que la batalla no terminará hasta la captura o muerte de Gadafi, el coronel ha reaparecido hasta dos veces en las últimas horas con sendos mensajes sonoros.

En el primero, difundido por la cadena de televisión Al-Oruba y recogido por la web de al-Libiya -cadena silenciada y dirigida por su hijo Seif al-Islam-, el líder libio justificó su retirada de su cuartel general antes de que fuera asaltado por los rebeldes «por razones tácticas (…) Bab al-Aziziya no era más que un montón de escombros», señaló, en referencia a las decenas de bombas con las que la OTAN abrió el pasillo a los rebeldes.

En su segunda alocución, difundida por el canal internacional de televisión sirio Al-Rai, Gadafi asegura que seguiría en Trípoli y justifica la escasa resistencia inicial a la ofensiva de los rebeldes acusando a estos últimos de esconderse entre familias de la capital y ocupar edificios civiles, «que el Ejército libio no puede destruir».

El coronel, que cumpliría el 1 de setiembre 42 años en el poder en Libia, llega a asegurar que se habría paseado de incógnito por las calles de Trípoli «y he visto a los jóvenes dispuestos a defender su ciudad».

«Sólo Alá lo sabe»

Preguntado sobre dónde se encuentra Gadafi, el presidente del CNT, Mustafah Abdeljalil, respondió con un lacónico «sólo Alá lo sabe. Yo me imagino que habra abandonado Trípoli».

No opinan lo mismo algunos mandos de las milicias rebeldes, que llegan a situarlo en algún lugar al sur de la capital.

Con todo, el presidente del CNT insistió en dar por finiquitada la era Gadafi.

El portavoz habitual del tocado régimen libio, Mussa Ibrahim, no comparte esa opinión e insistió en que Gafafi estaría «preparado para resistir a los rebeldes durante meses o incluso años» y prometió convertir Libia «en un volcán de guerra y muerte hasta conseguir expulsar al enemigo».

El decisivo factor tribal

Todo apunta a que la población de Trípoli -urbanizada y, por tanto, no encuadrada en fidelidades tribales- asiste como espectadora a esta guerra y al eterno empate entre los dos contendientes libios, uno aquejado de debilidad estructural (los rebeldes) y el otro debilitado por la participación extranjera directa de la OTAN.

Pero, en el conjunto de Libia, el factor tribal se revela decisivo y ambos bandos lo saben. El propio Gadafi convocó en su mensaje «a las tribus de Sebha, Beni Ulid, Feran, Yufra y Anwaset, a que cada una tome una zona para eliminar a las ratas», dijo, en referencia a los rebeldes.

No es el único que pide ayuda a las tribus libias. Los rebeldes intentaron sin éxito que los líderes tribales de la región de Sirte les abran el camino hacia esa pequeña ciudad, de la que es originario Gadafi.

Fracasado este intento de segar la tierra de Gadafi bajo los pies de su tribu -los ghadaffa-, los rebeldes vieron, asimismo, detenido su avance en el frente oriental. Tras haber conquistado el lunes el puerto petrolero de Ras Lanuf y progresar 80 kilómetros hacia el oeste, un sistema de líneas defensivas a la altura de Ben Jawad frenó su avance a 50 kilómetros de Sirte.

«Estamos sorprendidos, Creíamos que se rendirían tras la caida del cuartel general de Gadafi«, reconoció aturdido el comandante rebelde del frente oriental, Fawzi Bukatif.

En el frente noroccidental, las fuerzas del régimen mantenían el control del paso fronterizo a Túnez de Ras Jatif y bombardearon ayer la cercana localidad de Zuwarah, así como Ajelat, ya en dirección a Trípoli.

Desde Bengasi, el CNT hizo un llamamiento a los habitantes de Bani Walid a negociar su rendición y anunció que esperan arrebatar al régimen el sudoeste de Libia, zona estratégica, aún en manos del régimen.
Reposicionamiento general y un CNT que no da confianza

Las distintas potencias se han lanzado a una carrera, con ritmos distintos, para reposicionarse ante los vertiginosos pero a su vez confusos sucesos en Libia.

El presidente francés y primer adalid de la intervención militar, Nicolas Sarkozy, recibió ayer en París al número dos del CNT, Mahmud Jibril. Horas antes, en el Consejo de Ministros, alardeó de la «tenacidad» de la coalición aliada y del «reforzamiento de la influencia francesa en la escena internacional».

No hay que olvidar la vertiente interna de los acontecimientos y Sarkozy, con una popularidad bajo mínimos, espera tomar aire para las presidenciales.

En similar situación se halla el inquilino de la Casa Blanca, que se ha apuntado un tanto frente a las críticas republicanas a su presunta tibieza contra Libia. No obstante, los expertos auguran que tanto Obama como Sarkozy no recibirán réditos locales de la operación libia, porque son otras las preocupaciones de sus electorados.

Desde Italia, el grupo petrolero ENI se ha apresurado a señalar que tiene privilegiadas relaciones con el CNT, por lo que espera suculentos contratos petroleros, como los que tenía con Gadafi. Para tranquilidad de Roma y de Gran Bretaña, un portavoz del CNT aseguró en Londres que respetará los contratos firmados por el régimen de Gadafi.

El presidente ruso, Dmitri Medvedev, insiste en poner una vela a Dios y otra al Diablo al asegurar que «sigue habiendo dos poderes» en Libia. Moscú de muestra, eso sí, dispuesto a establecer relaciones con los rebeldes del CNT «si los rebeldes tienen suficiente fuerza para unir al país sobre una base democrática», a saber, si ganan.

China ya ha mostrado su preocupación por el futuro de sus intercambios económicos con Libia y su Gobierno debatía ayer con Brasil una postura común ante los acontecimientos por parte de los BRICS, grupo de potencias emergentes que completan India y Sudáfrica.

Todo ello en medio de advertencias de los expertos de que la fragilidad y las disensiones en el seno del CNT, unida a las luchas de las distintas regiones del país y de las tribus por el control de los recursos petroleros podrían complicar enormemente la situación en un futuro post-Gadafi.

Dabid LAZKANOITURBURU

Trípoli convertido en ratonera para la OTAN

Informe del analista Manuel Freytas

La capital de Libia está inmersa en una verdadera carnicería humana, con caos, anarquía, incertidumbre, y sin puntos precisos de las posiciones enemigas.

Se habla de una guerra urbana sangrienta y sin parámetros, con ejecuciones, torturas y “cacerías” nocturnas de aliados civiles, tanto del gobierno como de los mercenarios. Los hospitales están colapsados por los heridos y mutilados que no alcanzan a ser atendidos.

Los muertos (como ya sucedió en Irak) permanecen horas en las calles sin ser recogidos. Ya casi no hay energía, no hay servicios esenciales, la actividad económica está paralizada, y se vaticina una catástrofe alimentaria. Las cifras de muertos y heridos en las últimas 72 horas se suman por miles, algunas hablan de 3.000 muertos y otros duplican esa cantidad.

La confusión y la manipulación mediática para favorecer a los invasores, tocan extremos increíbles. Lo que parecía un “paseo” para la coalición imperial invasora USA-OTAN que diseñó y coordina a los grupos mercenarios golpistas, se complicó y se desmadró.

Kadafi, en una jugada táctica, se convirtió en una “fantasma” que está en todos lados y no está en ninguno. Con lo que queda en pie de su línea de comando, el líder libio concentró su logística y sus tropas en los puntos más fuertes.

Con tropas, tanques y baterías que parecían emerger de los sótanos, lo que queda del ejército del presidente libiobombardeaba y atacaba este miércoles a los grupos mercenarios en distintos puntos de Trípoli.

La realidad, descripta en parte por los corresponsales extranjeros, echa por tierra el supuesto control que se atribuyen las fuerzas sediciosas sobre la capital de Libia.

Lo que antes era un enemigo “visible” (Kadafi y su Ejército) se ha convertido en un enemigo “invisible” que ataca y desaparece.

Paralelamente, un comando de guerra asimétrica, desplegado entre la población leal, realiza emboscadas, atentados y acciones de guerrilla urbana contra los grupos mercenarios y contra los comandos y oficiales de fuerzas especiales y de inteligencia de EEUU, Reino Unido e Israel, que diseñan y coordinan los operativos de toma y control de Trípoli.

En 24 horas (luego de la toma del bunker presidencial por los sediciosos) la situación, entre los jefes mercenarios y los líderes de las potencias invasoras, varió de la euforia triunfalista a la incertidumbre.

Analistas europeos y estadounidenses ya hablan de una”ratonera” para los invasores. Paralelamente, la
prensa internacional (columna vertebral de “información” de la coalición invasora USA-UE) pide casi abiertamente que EEUU y la OTAN desplieguen sus tropas en Libia.

Desde el martes, comentaristas y analistas de algunas cadenas como la CNN piden una “intervención internacional” para evitar que Libia caiga en el caos de los “grupos fundamentalistas” que integran el comando “rebelde” de la CNT.

La percepción generalizada entre los mandos imperiales de EEUU y Europa es que los llamados “rebeldes” son un mosaico casi delincuencial de grupos mercenarios fundamentalistas de distinta extracción, que una vez en el poder van a luchar entre sí por el reparto del botín de guerra.

Este es el punto central que ensombrece y torna impracticable la estrategia de conquista de Libia sin sacrificio de soldados y sin costo político para las potencias de la coalición USA-OTAN.

Ningún analista del sistema le concede futuro a un gobierno títere (como en Irak o Afganistán) conformado por grupos de mercenarios formados por la CIA, cuya única experiencia es guerrear por encargo o entre sí por dinero y prebendas.

En este escenario, se afirma la posibilidad de que los”bombardeos humanitarios” de la OTAN (léase destrucción de Libia y masacre de decenas de miles de civiles en 5 meses) se conviertan en una “invasión terrestre humanitaria” para controlar el petróleo y restaurar la gobernabilidad en el país.

Y son incontables las versiones, salidas principalmente de los búnkeres del poder estadounidense y europeo, que dan por sentado que ya hay un plan militar y un calendario de las potencias invasoras (con EEUU a la cabeza) para imponer la “paz” en Libia con bases y soldados como en Irak y Afganistán.

Mientras tanto, los objetivos y mecanismos económicos que alimentaron la operación militar de despedazamiento de Libia y la masacre de su población civil, ya se pusieron en marcha.

Mientras los líderes y funcionarios imperiales preparan ungobierno colaboracionista de “transición”, las corporaciones, bancos e industria de guerra USA-europeas preparan su desembarco en Libia bajo el clásico argumento de “reconstruir”la infraestructura y la economía del país destruida por los bombardeos de las mismas potencias que llegan en calidad de “salvadores”.

EEUU y las potencias de la OTAN ya decidieron descongelar los activos libios en el exterior, para que la administración entrante compre armas a las armamentistas, las petroleras reconstruyan la industria del petróleo y el mercado libio, y las trasnacionales y los grupos financieros participen activamente del botín de la “reconstrucción” de Libia.

Y Libia, al costo de su destrucción, masacre colectiva y crisis humanitaria, pone nuevamente en vigencia el principio liminar de Rothschild que guía históricamente a las operaciones imperiales de conquista: “Donde no hay guerra, hay que inventarla para hacer negocios”.

No es Fidel, no es Chávez,… sino un legislador demócrata denuncia el asesinato de civiles en Libia

El legislador estadounidense del Partido Demócrata, Dennis Kucinich, denunció al gobierno del presidente Obama y a la OTAN por el asesinato de 3000 civiles en Libia desde la invasión de marzo.

El legislador estadounidense del Partido Demócrata, Dennis Kucinich, denunció al gobierno del presidente Barack Obama y a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan), por el asesinato de civiles en Libia, que llegan a tres mil, luego de la invasión militar iniciada en marzo pasado.

En un artículo de su autoría, publicado el pasado martes en el diario Huffington Post, el representante criticó a su país y a las potencias europeas por evitar de forma deliberada “un acuerdo negociado” para solucionar el conflicto interno libio.

Kucinich manifestó que la Otan, “en violación flagrante de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la o­nU 1970 y 1973, estaba ilegalmente tras el cambio” de gobierno en Libia.

Según el legislador por el estado de Ohio, la alianza atlántica “escogió un bando, intervino en una guerra civil y se transformó en las Fuerzas Aéreas” de los grupos armados del Consejo Nacional de Transición (CNT), “quienes no habrían podido tener éxito de no ser por los ataques del bloque”.

El diputado demócrata además denunció la impunidad de las acciones de la Otan, que “bombardeó desmesuradamente a los civiles bajo el pretexto de proteger a los civiles”.

Kucinich considera que si el líder libio Muammar Al Gaddafi y los miembros de su gobierno tienen que ser juzgados por delitos cometidos, el alto mando de la alianza militar “también debe ser juzgado por la Corte Internacional de Justicia por todas las muertes civiles como consecuencia de los bombardeos”.

Si esto no ocurre, el legislador demócrata señaló que el mundo será testigo “del triunfo de un nuevo gangsterismo internacional”.

Kucinich recordó que el gobierno de Obama encabezó la guerra de agresión contra Libia sin la aprobación del Congreso estadounidense, violando la Constitución del país.

Afirmó además que con esta nueva invasión desatada por Estados Unidos, las relaciones de la Casa Blanca con la Unión Africana (UA) quedaron en “ruinas”, porque los 53 países miembros de ese bloque “han sido continuamente engañados” por Washington “en sus esfuerzos de encontrar una salida pacífica”.

Por último, Kucinich expresó que mientras el gobierno estadounidense “se da el gusto con guerras en Libia, Irak y Afganistán, gastando billones de dólares en aventurismo militar”, el país “sigue con problemas económicos masivos dentro de sus fronteras”.

“Recursos que podrían ser utilizados para crear trabajos para los estadounidenses son destinados para hacer perpetuas las guerras en el exterior”, aseveró.

Al finalizar el artículo, Kucinich expresa que los ciudadanos norteamericanos “obtienen mitos, retórica y desempleo mientras que los especuladores de la guerra se llevan el oro”.

Al menos 40 muertos por explosión de granada dentro de un casino al norte de México

Al menos 40 personas murireron este jueves en un incendio generado por la explosión de una granada en un casino en la ciudad mexicana de Monterrey (norte). El atentado dejó además una docena de heridos y las autoridades atribuyen el hecho al crimen organizado.

La información fue confirmada por la corresponsal de teleSUR en México, Aissa García, que a través de la red social Twitter, y precisó que “el Gobierno acredita el suceso a bandas criminales”.

“El presidente de México Felipe Calderón escribió: ‘Estos repudiables actos nos obligan a todos a perseverar en la lucha contra esas bandas de criminales’”, publicó García en su cuenta @aissateleSUR.

La corresponsal también dijo que este ataque “es considerado el peor suceso de violencia desde 2006”.

Previo a la información de la periodista, el alcalde la ciudad  Fernando Larrazabal, había dicho en una rueda de prensa que el incendio fue provocado por una granada arrojada intencionalmente en el recinto.

Larrazabal -que cuando se pronunció contaban con cifras de 20 muertos confirmados-  también dijo que se teme que el número de víctimas aumente ya que las labores de rescate continúan en las instalaciones del casino.

“La información que tengo es que llevan más de 20 personas muertas”, explicó la autoridad.

Según testigos presenciales, el múltiple homicidio se produjo cuando un hombre entró al casino y arrojó al menos una granada que provocó un incendio.

No obstante, una mujer que sobrevivió al ataque y que dio su testimonio al canal local Milenio Televisión dijo que un comando ingresó al casino Royal Sanjerónimo, roció gasolina y le prendió fuego.

Hasta el momento se han transmitido imágenes en las que se observan grandes nubes de humo que salen del casino por los boquetes que abrieron los bomberos en las paredes para rescatar a los agraviados.

Pese a que ninguna versión ha dado por oficial el nombre de un sospechoso, varios medios impresos señalaron que el caso podría estar relacionado con otros incendios en casinos, que incluso en el mismo estado de Nuevo León, han sido atacados porque sus dueños se han negado a pagar extorsiones a bandas de narcotraficantes.

Paralelo a este incendio, también se informó sobre otro ataque a un casino en la vecina ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila, donde según la Secretaría de Seguridad Pública federal se libra una disputa entre carteles de delincuencia organizada para controlar una ruta de tráfico de drogas.

El estado de Nuevo León es uno de los escenarios más afectados por las pugnas entre narcotraficantes, que junto con los operativos de las fuerzas de seguridad han dejado un saldo de más de 41 mil muertos desde diciembre de 2006, cuando el gobierno de Felipe Calderón  puso en marcha una estrategia para combatirlos con la participación del Ejército.

Denuncian censura en Youtube de contenidos sobre Libia que afecten a EE UU

La libertad de expresión en EEUU no es tan libre

Un periodista argentino denunció en su página web que una entidad privada está censurando en Youtube contenidos de Internet sobre Libia que puedan afectar intereses geopolíticos de Estados Unidos, y cambió de plataforma para poder difundir su producción.

El periodista argentino Andrés Sal.lari, que trabaja en la TV pública boliviana (Canal 7) y es titular del canal Mexaido en Youtube, informó este jueves en su página web que sufrió el bloqueo de un video que había subido a ese portal, “en el que denunciaba que los mercenarios rebeldes libios eran aliados de Estados Unidos”.

Durante más de 20 cargas, Sal.lari no había tenido problemas con el servidor, pero cuando esta semana subió el video, Youtube le informó que dicho video puede incluir contenido administrado por Hawa Limitd o que fuera propiedad de Hawa Limitd.

Tras investigar esta entidad, descubrió que también había censurado una entrevista de Russia Today al periodista y escritor francés Thierry Meyssan, donde se denunciaba que entre quienes cubren los acontecimientos de Trípoli hay agentes de inteligencia encubiertos.

A juicio del periodista, estos casos “demuestran el férreo control y la censura a la que son sometidos los contenidos que se emiten en Youtube cuando lo que se quiere publicar puede afectar los intereses geopolíticos de Estados Unidos”.

Y agrega que no le parece aventurado afirmar que “sean los servicios de inteligencia estadounidenses quienes realizan la tarea de control de estos contenidos”.

A %d blogueros les gusta esto: