Amplio rechazo chino a proyecto de ley en EE.UU.

Beijing, 12 oct (PL) China reiteró hoy su rechazo a un proyecto de ley aprobado en el senado de Estados Unidos que se propone declarar a este país manipulador de su divisa, y por ello aplicarle aranceles punitivos.

Las reacciones a la votación de 63-35 la víspera y sus posibles consecuencias fueron expresadas por la Cancillería, el Ministerio de Comercio y el Banco Central, a lo que se sumó un llamado al gobierno del presidente Barack Obama y el Congreso de aquella nación a oponerse a la iniciativa.

Ese último fue hecho por el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriroes Ma Zhaoxu, quien afirmó que el proyecto no tiene nada que ganar y atenta contra los interés de otros sin beneficio propio.

En el caso de la otra cartera, expresó su “firme rechazo” a ese paso al considerar que viola seriamente las normas internacionales en tanto envía una señal equivocada de un incremento en el proteccionismo comercial.

Shen Danyang, portavoz de ese ministerio, dijo que en este momento crítico el Senado interrumpe los esfuerzos para apuntalar la recuperación de la economía mundial mediante el uso de una legislación nacional para amenazar a China por una supuesta manipulación de su moneda.

Esperamos que Estados Unidos analice profundamente el tema y asuma una visión objetiva y racional sobre la tasa de cambio del yuan antes de tomar nuevas decisiones, añadió.

Mientras, el Banco Popular de China (Central) señaló en una declaración que la citada instancia parlamentaria busca causas externas para los problemas crónicos del país y politiza el tema económico al ignorar reiteradamente los hechos y caer en una disputa sobre la tasa de cambio.

Pero ello no puede resolver los problemas internos de Estados Unidos y afectará severamente los vínculos comerciales entre los dos países y será perjudicial para la economía global, advirtió.

Los patrocinadores del proyecto de ley plantean que la moneda china está subvaluada, lo cual, en su opinión, favorece las exportaciones del gigante asiático al abaratarlas.

Además presionan para su apreciación por considerar que ello reduciría el déficit comercial entre las dos principales economías del mundo y reduciría el desempleo en aquel país.

Frente a ello, Beijing mantiene su posición de que la tasa de cambio del yuan no es culpable de esos problemas, en tanto recuerda que esa moneda aumentó su valor frente al dólar en 23.3 por ciento desde julio de 2005.

Está por ver si el proyecto llega a convertirse en ley porque antes debe pasar por la Cámara de Representantes, a lo que seguiría la firma del presidente Obama, quien expresó reservas sobre la iniciativa, al igual que el líder de esa última instancia, John Boehner.

Por el momento este nuevo capítulo en las relaciones bilaterales asociado a un tema recurrente solo aumenta las tensiones entre los dos países.

A %d blogueros les gusta esto: