Aplica EE.UU vieja política de presiones a Unesco

La Habana, 2 nov (PL) Estados Unidos anunció la cancelación de un aporte de 60 millones de dólares a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

A esa posición se sumó Canadá el martes al negar su apoyo al organismo de 10 millones de dólares.

La actitud de Washington, secundada ahora por las autoridades de Ottawa, representa la vuelta a viejas políticas de presiones, características de la participación estadounidense para favorecer sus intereses hegemónicos en el mundo, recordaron analistas.

Divina Frau-Meigs, catedrática de la Universidad de Sorbonne de París, dijo que el principio estadounidense de que “lo que es bueno para ellos es bueno para todo el mundo”, incluida la guerra preventiva y el unilateralismo, no resistió el voto de la mayoría.

En 1985, Estados Unidos abandonó el organismo internacional al alegar diferencias en temas de gestión, lo que fue secundado entonces por Reino Unido y Singapur en 1986, para poner en crisis los fondos de ese órgano del sistema de Naciones Unidas.

Ahora, la posición estadounidense y canadiense se ampara en el ingreso de Palestina como miembro pleno, aprobado por la mayoría de los 195 estados miembros del grupo.

Según el ministro canadiense del Exterior, John Baird, la decisión de la organización “no favorece la paz en el Medio Oriente”.

Para algunos observadores, la Unesco se apartó de convertirse en un arma suplementaria dentro del arsenal de la lucha contra el terrorismo, si permite que Estados Unidos siga adelante con sus proyectos educativos y culturales en Oriente Medio, enfilados a afianzar su democracia.

Si la salida estadounidense de entonces causó estupor, ahora no deja de sorprender que persistan en utilizar ese foro para sus fines de política exterior, advirtieron expertos.

Fue precisamente con la llegada de un presidente promocionado por la nueva derecha, Ronald Reagan, cuando Estados Unidos abandonó la organización, y también con otro mandatario conservador, George W. Bush, que regresó a ésta.

La posición de la Casa Blanca ahora es indicativa de su rechazo a separar la esfera cultural y educativa de los asuntos privados, comerciales y políticos.

Algunos estudiosos consideran que el gobierno estadounidense contempla el uso de los mecanismos y programas de la Unesco como un arma suplementaria en el arsenal de su presunta lucha contra el terrorismo.

Ello, apuntan, le permitiría avanzar en sus proyectos educativos y culturales en Oriente Medio, con el fin de garantizar “la seguridad de su democracia”.

Por todo ello, la directora general de la institución internacional, Irina Bokova, insistió hoy en que la Casa Blanca reconsidere su posición, ya que la Unesco tiene una vocación pacifista, acotó, lo cual aleja de la verdad los argumentos de Washington sobre el ingreso de Palestina.

Acerca de Cubanito en Cuba
Cubano residente en La Habana Cuba. La verdad por delante de todo.

COMENTARIOS

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: