Desde Cuba y desde Miami

Los negociadores del Congreso de Estados Unidos firmaron un acuerdo sobre el gasto para las agencias federales de mil millones de dólares, a falta de 28 horas de que se cumpliera el plazo que hubiese provocado un cierre parcial del gobierno, reportó EFE. Tras abandonar las propuestas de restricción de los viajes a Cuba de los ciudadanos cubano-estadounidenses y una disposición de menor importancia relacionada con la supervisión de las operaciones financieras, los miembros de la Cámara de Representantes y los comités de Asignaciones del Senado dieron su aprobación final al plan. El acuerdo, al que se llegó tras cuatro días de negociación, estaba supeditado a la demanda del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a prorrogar los recortes de impuestos en nómina, que vencen a finales de este mes. El pasado noviembre el Congreso aprobó los presupuestos para las agencias encargadas de las áreas de agricultura, comercio, justicia y transporte, y vivienda, pero no lograron un consenso respecto a las prioridades presupuestarias y dejaron en el aire nueve proyectos de ley presupuestarios para las agencias federales. No es la primera vez que el Congreso ha tenido que recurrir a medidas temporales para mantener en funcionamiento el Gobierno. La última vez que el Congreso aprobó todos los 12 proyectos de ley presupuestarios sin parches de emergencia fue hace 15 años. Las conversaciones sobre el impuesto sobre la nómina, que pusieron en jaque el cierre parcial del gobierno, se iniciaron después que los demócratas no lograran su demanda de que el recorte impositivo se pagase con un recargo nuevo a aquellos que ganan más de un millón de dólares al año, condición a la que renunciaron en la noche de ayer. DESDE CUBA La periodista cubana Olga Thaureaux publicó en su blog un post relacionado con la noticia.

La familia y el diferendo Cuba Estados Unidos

Familia, según el concepto filosófico, es la célula fundamental de la sociedad, aunque me interesa llegar mucho más allá, al sentido humano, sentimental, solidario de esa palabra.

En la constante búsqueda informativa que entraña esta profesión, hace unas horas leí que el Congreso de Estados Unidos analiza un proyecto de ley que restringiría nuevamente los viajes de estadounidenses y cubanoamericanos, así como el envío de remesas a Cuba.

La idea es patrocinada por el representante republicano por el estado de Florida, Mario Díaz-Balart, y pretende reinstaurar las restricciones aprobadas durante el gobierno de George W. Bush, como un solo viaje cada tres años para los cubanoamericanos y un límite de mil 200 dólares anuales por concepto de remesas.

Como cubana, me es difícil abstraerme de la triste realidad que puede representar esto para las personas que tenemos familiares residiendo en Estados Unidos.

Lo cierto es que vivimos en un sobresalto: cuando viajan a Cuba, no sabemos si esa será la última vez que nos veremos, lo mismo ocurre ante una llamada telefónica o un correo. Y es que esa relación familiar, a pesar de las fronteras, está sujeta a lo que decida el gobierno de Estados Unidos.

Está sujeta a ideas maquiavélicas de personajes como el citado o a las de Iliana Ross, por ejemplo que cuando La Colmenita viajó a ese país dijo que había que negarle la estanca allí porque eran niños defensores del terrorismo. ¡Qué horror pensar de esa manera!

Por muchos malos momentos se ha transitado en todos estos años. Recuerdo aquel falso concepto de familia: mamá, papá, hijo…, los abuelos, los tíos o los primos no contaban en esa relación.

Es muy duro vivir en ese sobresalto, por eso es difícil obviar esas informaciones provenientes de Estados Unidos. Espero que algún día, no muy lejano, la situación cambie, para bien, por supuesto.

DESDE MIAMI

Por su parte, Rebelión se hace eco de un artículo publicado por Andrés Gómez, director de Areitodigital.

Maldita pesadilla: nuevo intento de prohibir los viajes a Cuba

Nuevamente, como pesadilla recurrente que causa gran angustia y desasosiego a la inmensa mayoría de la emigración cubana en Estados Unidos, otra acción legislativa, ésta una enmienda presentada por el congresista por Miami-Dade, Mario Díaz Balart, y aprobada por la mayoría republicana del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, el pasado 23 de junio, y así añadida al proyecto de ley del presupuesto general de 2012, formó parte del proyecto de ley del presupuesto del 2012 aprobado el 13 de diciembre pasado por la mayoría republicana en la Cámara de Representantes.

Como se ha venido repitiendo desde el verano pasado la enmienda de Díaz Balart suprimiría las actuales regulaciones que reconocen el derecho humano y constitucional de los emigrados cubanos residentes en este país de viajar a Cuba, en vigor desde 2009, y reimpondría las inmorales medidas de viaje a Cuba impuestas por el presidente Bush, hijo, en el 2004.

En junio de 1958, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, determinó que el derecho a viajar al extranjero de los ciudadanos de Estados Unidos es uno de carácter constitucional protegido por la Quinta Enmienda de la constitución federal.

Las medidas de Bush —las cuales siempre fueron la de los Díaz Balart, Iliana Ros y todos como ellos piensan y actúan—prohibirían nuevamente a todos los emigrados cubanos residentes en Estados Unidos poder viajar a Cuba libremente. Las medidas reimpuestas nos restringirían a viajar a Cuba solamente una vez cada tres años, no importando la emergencia familiar, sólo por 15 días, y únicamente para poder visitar a familiares en primer grado, que según esta gente son los únicos de nuestros familiares en Cuba que pueden ser considerados nuestra familia. Asimismo reducirían significativamente el importe de las remesas que se podrían enviar a nuestros familiares en Cuba.

Ésta es una medida infame y oprobiosa. Siempre ha sido rechazada como tal por la inmensa mayoría de nuestra comunidad emigrada.

Este rechazo se demuestra evidente con sólo citar el número de emigrados cubanos en Estados Unidos que viajaron a Cuba entre el 2009 y 2010: no menos de 323,000 de acuerdo a cifras confiables.

La Casa Blanca hizo saber el 13 de julio pasado que el presidente Obama vetaría el proyecto de ley sobre el presupuesto federal de 2012, si, entre otros importantes asuntos, éste intentara cambiar la política en relación a Cuba de su gobierno [“reverses current policies on Cuba”]. Posición que fue diáfanamente reafirmada el 14 de diciembre pasado por el propio presidente durante una ceremonia en la Casa Blanca, con motivo de su política con Cuba, quien se refirió específicamente a su compromiso con los viajes de los cubanos americanos y a las remesas a Cuba sin restricciones.

Es de conocimiento general que en el Congreso se estila, en las negociaciones de grandes proyectos de leyes como éste, mantener o desestimar diferentes proyectos auspiciados por las varias tendencias o intereses de cada uno de los partidos políticos, como también que a la larga se tiran por la borda aquellos que no sean de importante valor para los intereses partidistas mayoritarios.

Esperemos que la opinión que prevalezca en las negociaciones que conformen la ley de este presupuesto federal sea aquella que sustente nuestro derecho de viajar a Cuba libremente.

Para nosotros, los emigrados cubanos en Estados Unidos, nuestro derecho de viaje a Cuba, no es asunto de relativa importancia. Al contrario, por razones evidentes, es asunto de vital importancia. Se trata de algo fundamental: nosotros y los nuestros. Que es derecho inalienable. Sólo aquellos que desprecian los derechos fundamentales del individuo y la familia osan enajenarnos ese derecho. Y alto precio político tendrán que pagar por intentarlo o lograrlo.

Este es año de intensa lucha electoral. Las elecciones presidenciales serán el próximo mes de noviembre, dentro de solamente once meses. El presidente Obama ha demostrado ser un hábil manipulador político. Más allá de las intenciones estratégicas de sus políticas con respecto a Cuba, que son parte de su responsabilidad constitucional para dirigir la política exterior del Estado, que es derecho celosamente defendido por todo presidente, están los 29 críticos votos electorales del estado de la Florida en las próximas elecciones presidenciales.

Y este presidente sabe, lo que niega la extrema derecha cubano americana aferrada al pasado político de nuestra comunidad: que no habrán votos para Obama, por parte de decenas de miles de cubano americanos en las próximas elecciones presidenciales, si él no se opusiera tenazmente a la inclusión de la enmienda de ese Díaz Balart sobre los viajes a Cuba en la ley de presupuesto federal, aún teniéndola que vetar, como se ha comprometido a hacer. Será así de sencillo.

Aunque es nuestra la responsabilidad, sino la culpa, que sean Mario Díaz Balart, Ileana Ros y David Rivera los que ocupen esos escaños del condado en el que vivimos en la Cámara de Representantes. Es evidente que la inmensa mayoría, de los que viajamos a Cuba — los que nos preocupamos por nuestras familias en Cuba, viajando a Cuba o enviándoles remesas— no votamos, especialmente porque no nos hemos hecho ciudadanos de este país. La única manera de terminar con esta maldita recurrente pesadilla que hoy volvemos a confrontar es derrotando en las urnas a gente de esa calaña.

———————————————
Fuente: Redacción Cubahora,
16/12/11

Congreso de EE.UU. ratifica política de bloqueo contra Cuba

Washington, 16 dic (PL) El Congreso de Estados Unidos desestimó una propuesta legislativa que hubiera facilitado a Cuba la compra de mercancías estadounidenses.

Líderes en el Capitolio norteamericano, presionados por diputados conservadores de origen cubano, acordaron eliminar la iniciativa presentada por la representante republicana Jo Ann Emerson, para flexibilizar los pagos, que hoy deben hacerse en efectivo y por adelantado.

Una enmienda del Congreso de Estados Unidos aprobó la venta de alimentos a Cuba como excepción, tras el impacto causado por huracanes en la isla en 2001.

La medida mantuvo intacto el bloque económico, comercial y financiero contra Cuba que Washington estableció hace más de medio siglo con un costo para la isla de 975 mil millones de dólares.

Según fuentes congresionales, la enmienda Emerson fue borrada por exigencia de la extrema derecha, como compensación por la eliminación de un acápite incluido en la Ley del Presupuesto para limitar los viajes y remesas de dinero de los cubanos residentes en Estados Unidos a su país de origen.

El representante José Serrano, demócrata por Nueva York y miembro del Comité de Asignaciones de la Cámara, señaló que las restricciones propuestas por el congresista republicano Mario Díaz-Balart habían sido el último obstáculo en las negociaciones sobre el proyecto de ley general para gastos de 2012.

Balart pretendía que las restricciones regresarán al nivel establecido durante el gobierno de George W. Bush, cuando los cubanoamericanos sólo podían viajar a la nación caribeña cada tres años y enviar un máximo de mil 200 dólares anuales en remesas.

El Congreso estadounidense certificó estas resoluciones en las jornadas finales de discusión acerca de una iniciativa de ley federal presupuestaria para el siguiente año. El tema cubano, insertado por Balart, se había convertido en un obstáculo que llegó a bloquear el análisis del proyecto.

La mayoría republicana de la Cámara de Representantes amenazó con presionar nuevamente los párrafos sobre Cuba, si ambos hemiciclos legislativos no alcanzan el entendimiento a la hora de refrendar la versión final del texto.

Organizaciones a favor de flexibilizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba habían demandado al Congreso rechazar el proyecto legal presentado por Díaz-Balart, para limitar los viajes y remesas al archipiélago.

Entre los opuestos a la idea está el Grupo de Estudios Cubanos, integrado principalmente por empresarios originarios de la isla y establecidos en este territorio, recordaron noticiarios.

Kathy Castor, congresista demócrata de Tampa, también llamó a legisladores de su partido y de la formación republicana a eliminar la cláusula, incorporada en junio pasado a un programa de gastos del Tesoro.

A la demanda se sumaron otros defensores de la normativa aprobada por el presidente Barack Obama en 2009 para flexibilizar algunas restricciones a los viajes a Cuba, entre ellos compañías de vuelos.

El bloqueo de Estados Unidos a Cuba constituye una violación del Derecho Internacional y la Carta de Naciones Unidas, y ha sido condenado durante 20 años consecutivo por la Asamblea General de esta organización.

Luis René Fernández, investigador del Centro de Estudios Hemisféricos de la Universidad de La Habana, aclaró recientemente que “no existe comercio, pues lo realizado entre los dos países se limita a la importación por Cuba de productos agropecuarios y alimentos provenientes de Estados Unidos”.

“Es un proceso sujeto a estrictas regulaciones que lo limitan considerablemente  estas transacciones deben ser pagadas en efectivo antes de que las cargas salgan de puertos estadounidenses, un elemento totalmente contrario a las normas internacionales del comercio”, argumentó el experto.

EEUU: Retiran medida para restringir viajes y remesas a Cuba ‎

El Congreso de EE.UU. llega a un acuerdo para evitar el cierre parcial del Gobierno

Washington, 15 dic (EFE).- Los negociadores del Congreso de Estados Unidos firmaron hoy un acuerdo sobre el gasto para las agencias federales de 1.000 millones de dólares, a falta de 28 horas para que se cumpliera el plazo que hubiera provocado un cierre parcial del Gobierno.

Tras abandonar las propuestas de restricción de los viajes a Cuba de los ciudadanos cubano-estadounidenses y una disposición de menor importancia relacionada con la supervisión de las operaciones financieras, los miembros de la Cámara de Representantes y los comités de Asignaciones del Senado dieron su aprobación final al plan después de cuatro días de negociación.

El acuerdo estaba supeditado a la demanda del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de prorrogar los recortes de impuestos a la nómina, que vencen a finales de este mes.

El pasado noviembre el Congreso aprobó los presupuestos para las agencias encargadas de las áreas de agricultura, comercio, justicia y transporte, y vivienda, pero no encontraron consenso en las prioridades presupuestarias y dejaron en el aire nueve proyectos de ley presupuestarios para las agencias federales.

No es la primera vez que el Congreso ha tenido que recurrir a medidas temporales para mantener en funcionamiento el Gobierno.

La última vez que el Congreso aprobó los 12 proyectos de ley presupuestarios sin parches de emergencia fue hace 15 años.

Las conversaciones acerca del impuesto sobre la nómina, que pusieron en jaque el cierre parcial del Gobierno, se iniciaron después que los demócratas no lograran su demanda de que el recorte impositivo se pagara con un recargo nuevo a aquellos que ganan más de un millón de dólares al año, condición a la que renunciaron en la noche de ayer.

Precisamente hoy, la Casa Blanca aplaudió la buena disposición de los demócratas y republicanos en el Congreso estadounidense para resolver las disputas sobre la prórroga.

Sin embargo, si el Congreso no aprueba la extensión de los recortes de impuestos a la nómina, estos aumentarían del 4,2 % en la actualidad al 6,2 % a partir del 1 de enero de 2012.

La ampliación de la dotación de las prestaciones de desempleo también quedan pendientes de negociación.

En Cuba nadie se muere de hambre ( FOTO )

FOTO: Manolito

#Putin implica a EEUU y otras potencias extranjeras en el asesinato de #Gadafi

Putin implica a EEUU y otras potencias extranjeras en el asesinato de Gadafi

Moscú, 15 dic (EFE).- El primer ministro ruso, Vladímir Putin, implicó hoy a Estados Unidos y a otras potencias extranjeras en la muerte en octubre pasado del dictador libio, Muamar el Gadafi.

“Los aparatos no tripulados, incluidos los de EEUU, atacaron el convoy (de Gadafi). Luego por radio, a través de las fuerzas especiales que no debían encontrarse allí, llamaron a los conocidos como opositores y guerrilleros”, afirmó Putin al responder en directo en televisión a una pregunta de un ciudadano ruso.

Putin, que calificó de “cruzada” la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que allanó el camino para la intervención occidental en el país árabe, añadió que merced a esa ayuda occidental “a Gadafi lo eliminaron sin juicio y sin investigación”

Además, en respuesta a las críticas por la falta de libertades en Rusia, puso en duda el carácter democrático de los principios promulgados por Occidente.

“A todo el mundo le mostraron imágenes del asesinato (de Gadafi), todo ensangrentado. ¿Es eso democracia?”, recalcó Putin, quien aseveró que habría que haber dado al pueblo libio la oportunidad de decidir el destino de su líder por la vía democrática.

Putin aseguró con anterioridad que las imágenes de la muerte del dictador libio le habían causado “repugnancia” y criticó a los medios de comunicación occidentales por falta de moralidad.

Rusia mantiene que el fallecido líder libio debió ser hecho prisionero y que su muerte a manos de los rebeldes es una violación flagrante del derecho internacional.

Cuba va a empezar a extraer petróleo en el Golfo de México

Si encuentra lo que está buscando, la abundancia de petróleo podría arrebatar a Cuba del agarrón de los Estados Unidos antes de que Obama deje la Casa Blanca. Esta posibilidad ha traído el equipo de ataque al congreso de Miami liderado por la fanática congresista Ileana Ros-Lehtinen (Republicana por Florida, R-FL), quien básicamente quiere que se criminalicen las extracciones en la sección cubana del Golfo.

En 2005, pruebas de compañías canadienses encontraron petróleo de alta calidad en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Cuba, una sección del Golfo de México asignada a Cuba en el Acuerdo de Divisorias Marítimas de1997 con México y los Estados Unidos. El servicio de Reconocimiento Geológico estimó el potencial petrolífero en la zona cubana en 4,6 billones de barriles y 9,8 trillones de metros cúbicos de gas natural. La compañía estatal petrolífera cubana Cubapetróleo (Cupet) dice que las reserva pueden ser cuatro o cinco veces mayores. Incapaz de comprar equipamientos de perforación en los Estados Unidos a causa del bloqueo, Cuba contrató a una compañía italiana (que a su vez contrató a una empresa china) para construir Scarabeo 9, una plataforma gigante de taladro semisumergible. La plataforma petrolífera es capaz de perforar hasta los 3.600 metros; se espera que llegue durante este verano, tras el cual un consorcio liderado por la firma española Repsol-YPF comenzará las operaciones en uno de los cincuenta y nueve bloques de la ZEE. Alrededor de una docena de otras empresas, incluyendo Petronas (Malasia), Gazprom (Rusia), CNPC (China), Petrobras (Brasil), Sonangol (Angola), Petrovietnam (Vietnam) y PDVSA (Venezuela) tienen contratos para explorar en otros bloques.

Los expertos de industria no predicen una bonanza petrolífera cubana, pero el hallazgo de las reservas incluso en el mínimo de su estimación podría hacer a Cuba energéticamente independiente, y eventualmente un exportador neto. Esto tendría un impacto incalculable en su economía, y podría enviar la política de sanciones de EE.UU a la papelera de los errores de cálculo imperiales. Para evitar que esto suceda, ha habido esfuerzos legislativos como el proyecto de ley de 2007 presentado por el antiguo senador Mel Martínez (R-FL). Esto hubiera supuesto que el Departamento de Estado castigase tanto a ejecutivos de compañías extranjeras reteniendo sus visas como multando a inversores extranjeros en petróleo cubano. 1 “Apoyar al régimen de Castro en el desarrollo de su petróleo va en detrimento de la política de seguridad nacional de EE.UU”, dijo Martínez en 2007.

Antes este año, el diputado Vern Buchanan (R-FL) hizo una oferta similar, quejándose de que las perforaciones en aguas profundas de Cuba podían suponer una amenaza para el turismo y el medio ambiente de Florida. Un derrame de crudo podría alcanzar la costa de Florida en tres días, dijo Buchanan. 2 También quiere ir a por Repsol, primero compeliendo al Departamento de Interior a negar las licencias de empresa para perforar en aguas de EE.UU, y después urgiendo a Obama a forzar a Repsol a salir de Cuba presionando al gobierno español.

La estrategia española tiene últimamente más actualidad. Se predice que el gobierno actual caerá en las elecciones de noviembre, lo que colocará al partido conservador (y anti-Cuba) de José María Aznar de vuelta en el poder. El senador Bill Nelson (Demócrata por Florida, D-FL) ha escrito a la Secretaria de Estado Hillary Clinton aconsejando que manteniéndose a la espera, “España puede tener un gobierno menos inclinado a tolerar la inversión en Cuba. Hasta la fecha de las elecciones, Te ruego que hagas lo posible para prevenir estas perforaciones”.3 Nelson sugirió también que Estados Unidos se retirara unilateralmente del Acuerdo de Divisorias Marítimas que establecía las zonas y ordenar entonces a Cuba detener las prospecciones. Con el Scarabeo 9 a punto de navegar hacia Cuba, la perspectiva de Nelson trae imágenes del Conflicto del Golfo; quizá imagina una Crisis de la Plataforma Petrolífera y un bloqueo naval de los EE.UU.

Ros-Lehtinen presentó recientemente su tercer proyecto de ley de no-perforación, el Acta de Protección del Arrecife de Coral del Caribe, que se acerca mucho al proyecto de ley de Buchanan. A pesar de la palabra “coral”, Ros Lehtinen admite que la intención de la ley es mutilar la industria petrolífera de Cuba. “Los EE.UU deben aplicar más presión para evitar que otras empresas se asocien comercialmente, y de otras maneras, con este régimen deshonesto y corrupto”, dijo. 4

Ros —Lehtinen no ha sido tan activa luchando por regulaciones más severas para salvar a los arrecifes después de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon de BP el año pasado. Su prioridad ha sido hacer que BP pague compensaciones a los negocios turísticos y a la industria pesquera de Florida, dado que ambos han sido damnificados por el vertido. Su consejo de “archivar el caso” no se corresponde con los peligros subyacentes de las perforaciones submarinas. 5

La justificación ofrecida por estos esfuerzos es el temor de que Cuba carezca de la tecnología necesaria para evitar los vertidos, aunque los patrocinadores de estos proyectos no suscriben el argumento para operaciones en aguas de EE.UU. Repsol en aguas de Cuba no está a salvo; Repsol fuera de la costa de Louisiana está a salvo. Después esto está México —no mencionado hasta ahora- cuyas operaciones en el golfo son llevadas a cabo por la estatal Pemex, quien tiene un largo historial de derrames y explosiones en tierra, mar y en las alcantarillas de Guadalajara. 6 En 1979, la plataforma Ixtoc en la Bahía de Campeche manó a chorros durante nueve meses, enviando petróleo sobre las playas de Texas y Florida en el que sigue siendo el mayor d los derrames de crudo. BP tuvo que pagar una compensación por sus errores; México no pagó nada.

El asunto que se enfrenta a los Estados Unidos no es ya la perforación de cuba junto a los Cayos de Florida. Las operaciones de perforación están emplazadas o planificadas sobre todo el Golfo. Deepwater Horizon era uno de los resultados de las plataformas que operan en las aguas del Golfo de EE.UU. Antes de la explosión de BP, había cincuenta y siete plataformas en el Golfo, y parece que ese número aumentará pronto. Uniéndose también a Cuba en el Golfo tan pronto como el año próximo está la Bahamas Petroleum Company (BPC), que planea perforar justo al norte de la punta oriental de Cuba.

La moratoria que Obama estableció tras la explosión de BP se levantó el pasado octubre. Desde entonces, el Departamento de Interior ha concedido treinta y siete permisos para prospección submarina, algunas de las cuales incluyen a las mismas compañías extranjeras implicadas en el proyecto cubano. Después está Pemex, que tomó la distribución de una plataforma construida por Corea en mayo y piensa perforar a 5.000 metros. Mientras, BP tiene una petición pendiente del Departamento de Interior de terminar las operaciones en sus diez plataformas existentes en el Golfo e instalar plataformas nuevas.

Con compañías extranjeras pululando alrededor del Golfo, los perros guardianes de Miami se han centrado unánimemente en Repsol como amenaza para las formaciones de coral y la seguridad nacional. No han solicitado actuación alguna, sin embargo, pidiendo que Obama amenace a Angola, Bahamas, Brasil, China, México, Noruega, India, Malasia, Rusia, Vietnam, o Venezuela.

El dilema de EE.UU empieza con la contradicción inherente a mantener un bloqueo que destruya al mismo gobierno del que ahora dependen los Estados Unidos para ayudarles a proteger el Golfo y los estados costeros de otro desastre en una plataforma. En 2006, la administración Bush ordenó a un hotel de Ciudad de México echar a los mexicanos que asistían a un encuentro con ejecutivos petrolíferos de EE.UU sobre cuestiones medioambientales. Pero durante el desastre de BP en 2010, cuando era un asunto del interés de EE.UU, funcionarios cubanos fueron invitados a una conferencia en Florida sobre protección medioambiental en el Golfo. Las sanciones en si van contra la protección del Golfo. Repsol, por ejemplo, tuvo que recurrir a China para la plataforma porque, bajo la ley de EE.UU, nadie puede vender nada a Cuba que contenga más de un 10 por ciento hecho o patentado en Estados Unidos. Irónicamente, la fuente más cercana del protector antiexplosivo del Scarabeo 9 (la parte que falló en al surtidor de Deepwater Horizon) es Estados Unidos, pero está aparentemente en los intereses de Estados Unidos el negar un permiso para vendérselo a Cuba.

SIGNOS DE COOPERACIÓN E INDECISIÓN

La respuesta de la Casa Blanca a todo esto es un tipo de opacidad política donde las intenciones se miden por grados de inanidad. El Secretario de Interior Ken Salazar sólo pudo decir que la administración estaba estudiando la situación y que los planes de Cuba eran “un asunto de interés” 7

La administración señaló también que no quería tomar parte en la idea de Nelson de hacer pedazos el acuerdo de 1977. El Consejero de Seguridad Nacional James Jones escribió a Nelson que, “Aunque compartimos los intereses de usted en cuanto a los riesgos potenciales que supone el desarrollo de perforaciones mar adentro a lo largo de la costa cubana, la retirada del Acuerdo de Divisorias Marítimas iría en detrimento de los intereses nacionales de EE.UU”. 8

En cuanto a la otra gran idea de Nelson de presionar al gobierno español para que fuerce la salida de Repsol, la administración ha dejado discretamente que el Secretario Salazar dé a Repsol su aprobación desde Europa. Salazar se reunió con los representantes de Repsol mientras asistía a una conferencia de energía en Madrid. Le aseguraron que la compañía podría sujetarse a las estrictas normas medioambientales de EE.UU, y permitirían la observación de inspectores de EE.UU. La embajada de EE.UU dijo que no presionaba a la compañía y que Estados Unidos no ponía objeción a las operaciones cubanas. 9

TROPEZAR CON UN BLOQUE ENERGÉTICO REGIONAL

La administración sabe seguramente que el petróleo cubano no es algo que pueda sorber por medio de sanciones. Cuba es parte de Petrocaribe, un programa de alcance regional de prospección, refinamiento y distribución respaldado por petróleo venezolano. El PDVSA embarca 200.000 barriles al día a los estados miembros de Petrocaribe bajo un plan de pago liberal de hasta veinticinco años a pagar.

Petrocaribe beneficia a muchos países de Latinoamérica y el Caribe que los Estados Unidos siempre quisieron influenciar, controlar, y a veces ocupar. Petrocaribe empezó en 2005 como un plan de reparto de petróleo que, en vez de buscar la ventaja comercial absoluta sobre los países no productores, buscó fortalecerlos, para crear las bases de la independencia política y económica de los Estados Unidos. Esto contrasta con los tratos del capitalismo con los estados productores de África y Oriente Medio que han sido históricamente explotados y dependientes.

Tanto si Cuba se convierte o no en exportadora de petróleo, juega un papel geográfico y operativo esencial como centro de refinamiento, almacén y embarcación. En una empresa conjunta, PDVSA y Cupet han agrandado la refinería de construcción soviética construida en Cienfuegos, mientras otras se construirán en Santiago de Cuba y Matanzas. Matanzas refinará el crudo de las operaciones de EEZ y lo embarcará en unas instalaciones para superpetroleros en el puerto de Matanzas. El puerto de Mariel se desarrollará con capital brasileño para servir como base de los trabajos de perforación de EEZ.

Este sistema de integración vertical esta siendo planeado para extender el bloque energético sin la participación de EE.UU.10 Petrocaribe también funciona como una máquina de desarrollo de infraestructuras con inversiones de capital en los países miembro, incluyendo una planta generadora en Haití, una refinería en Nicaragua, la expansión de una refinería en Jamaica, y varios proyectos de energías renovables. Y además del petróleo, hay también proyectos en áreas no energéticas, como turismo, servicios de salud, vivienda, y educación.

Cables filtrados por WikiLeaks han mostrado los intentos fallidos de las compañías petroleras de EE.UU y de la embajada en Haití para evitar que el petróleo venezolano llegase a Haití ahorrándose 100 millones de dólares al año. El hecho de que en un país pobre como Haití, el entonces presidente René Préval pudiera ganar la batalla contra Exxon, Chevron, y el Departamento de Estado sugiere los problemas que podría crear el tratar de llevarse petróleo barato en los otros quince países que se benefician de Petrocaribe. 11

El golpe de Honduras de 2009 es otro ejemplo de cómo la independencia regional, encendida por el petróleo a buen precio, permite a los estados elegir entre pegarse a Estados Unidos o unirse a Latinoamérica. Con el apoyo evidente de EE.UU, elementos del ala derecha apartaron al presidente hondureño Manuel Zelaya en 2009. Una de las ofensas alegadas fue que enroló a Honduras en Petrocaribe, situando a Honduras bajo la influencia del presidente venezolano Hugo Chávez. Pero la salida de Honduras de la alianza energética supuso que los costes de la importación de petróleo se disparasen como un cohete. Ahora, el prominente líder de los negocios y seguidor del golpe Adolfo Facussé está pidiendo al presidente Porfirio Lobo que vuelva a unirse a Petrocaribe por el alto precio del crudo. Durante el golpe, Facussé advirtió que junto con el petróleo barato de Venezuela vendría la importación del “neocomunismo”. 12

Al menos en el caso de Facusse, el parloteo demonizante tradicional sobre comunismo, campos de concentración, y la nacionalización de bebés no se alzó contra las ventajas tangibles del petróleo barato. Hoy, dice que Chávez no es un mal tipo después de todo, y que él sólo trata de ayudar a los países pobres. Deberíamos tomar el petróleo y darle las gracias, dice Facussé. 13

A %d blogueros les gusta esto: