Ahogar a Cuba por hambre: la promesa electoral que Newt Gingrich hace a los exiliados de Miami

Newt Gingrich, uno de los aspirantes a la nominación por el Partido Republicano en las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, envió al exilio histórico cubano una amenazante carta contra las autoridades y el pueblo de la isla, con el fin de ganar votos entre la comunidad cubanoamericana de Miami, en la puja que sostiene con su más poderoso contendor Mitt Romney.
La carta, publicada este viernes en el sitio digital Newt.org, y difundida en español por las principales radioemisoras anticubanas del sur de La Florida, está dirigida a Unidad Cubana, una “sombrilla” de organizaciones contrarrevolucionarias de declarado corte extremista, está llena de promesas contra la Isla, en caso de que Gingrich alcance llegar a La Casa Blanca.
Sin tapujos, el pre-candidato presidencial republicano reconoció en su misiva que es un ferviente partidario de conseguir el aislamiento y la desestabilización de Cuba, acciones que apoyó desde su posición de Presidente del Congreso norteamericano, junto a figuras de corte fascista como la congresista Ileana Ros-Lehtinen y el exlegislador Lincoln Díaz-Balart, de quien dice “sentirse orgullosos”.
Todo parece indicar que no hay reciprocidad con él, pues Ros-Lethinen y Díaz-Balart, ya ofrecieron su apoyo político al rival de Gingrich, Mitt Romney.
El exlíder del Congreso de Estados Unidos, ahora aspirante a la presidencia, se comprometió con los exiliados radicales cubanoamericanos a aplicar una agenda política pro-activa para acelerar, según sus pronósticos, “la transición a la democracia en Cuba”.
Prometió, además, la plena aplicación de la criminal ley Helms-Burton, incluyendo el Título III, -aplazado por tres presidentes estadounidenses- y un recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que desde hace más de 50 años, aplica el gobierno norteamericano contra el pueblo de Cuba.
Otra de las promesas de Gingrich a sus virtuales votantes cubanos en Miami, fue emprender acción legal contra el presidente cubano Raúl Castro y el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, por los incidentes de 1996 en que dos aeronaves del grupo contrarrevolucionario Hermanos al Rescate fueron derribadas después de violar el espacio aéreo de la isla.
En su larga lista de compromisos pre-electorales, Gingrich aseguró que si alcanza la presidencia, restablecerá las medidas restrictivas contra los viajes y las remesas familiares de los emigrados cubanos, aplicadas por el expresidente George W. Bush, así como revisará y reevaluará todas las órdenes ejecutivas de la administración Obama en relación con viajes a Cuba, el comercio y la inmigración, incluyendo el tratado migratorio entre Cuba y Estados Unidos de 1994, firmado por el gobierno de Bill Clinton.
Y como para no dejarlos fuera de pastel de promesas, Gingrich anunció además que apoyará fervientemente a los grupos internos de la contrarrevolución, manejados política y financieramente desde los Estados Unidos.
El tema Cuba, nuevamente, se convierte en slogan de campaña presidencial, aunque en estos tiempos, ya los emigrados cubanos, -incluso los “cabeza-caliente” del exilio radical- están hastiados de promesas que no se cumplen.
Cada cuatro años, llegan los candidatos a La Casa Blanca a Miami, se disfrazan con guayabera, tabaco en mano y una taza de café a decir en los portales del Versailles: ¡Viva Cuba Libre!, a pesar de no tener idea que ese grito tiene la paternidad de 11 millones de cubanos atrincherados en su isla, que no creen en promesas electorales.

Publicado por

Eduardo Galeano: Yo tenía 12 años cuando el asalto al Moncada

Nunca he confundido a Cuba con el paraíso. ¿Por qué voy a confundirla, ahora, con el infierno? Yo soy uno más entre los que creemos que se puede quererla sin mentir ni callar.

Por: Eduardo Galeano

Yo tenía doce años cuando el asalto al Moncada, dieciséis cuando el desembarco del Granma, dieciocho cuando los guerrilleros entraron, victoriosos, en La Habana. Los hombres de mi generación hemos tenido la suerte de coincidir, en el tiempo, con la Revolución Cubana. Desde temprano se nos mezcló en la vida y se nos metió en el alma.

Junto a muchos millones de hombres, celebro esta revolución como si fuera mía.

Ella me ha transmitido fuerzas cuando me he sentido caer. Me ha contagiado energía, día tras día, año tras año, a lo largo del proceso que la puso a salvo de la derrota o la traición. Cuba rompió en pedazos la estructura de la injusticia y confirmó que la explotación de unas clases sociales por otras y de unos países por otros no es el resultado de una tendencia “natural” de la condición humana ni está implícita en la armonía del universo. Muchas murallas se ha llevado por delante este viento de buena furia popular. La colonia se hizo patria y los trabajadores, dueños de su destino. La mujer dejó de ser una pasiva ciudadana de segunda clase. Se acabó el desarrollo desigual que en toda América Latina castiga al campo a la par que hincha a unas pocas ciudades babilónicas y parasitarias. Se borró la frontera que separa el trabajo intelectual del trabajo manual, resultado de las tradicionales mutilaciones que nos reducen a una sola dimensión y nos fracturan la conciencia.

No ha resultado ningún paseo esta hazaña, ni ha sido lineal el camino. Cuando son verdaderas, las revoluciones se hacen en las condiciones posibles. En un mundo que no admite arcas de Noé, Cuba ha creado una sociedad solidaria a un paso del centro del sistema enemigo. En todo este tiempo, yo he amado mucho a esta revolución. Y no solo en sus aciertos, lo que resultaría fácil, sino también en sus tropezones y en sus contradicciones. También en sus errores me reconozco: este proceso ha sido realizado por sencillas gentes de carne y hueso, y no por héroes de bronce ni máquinas infalibles.

La Revolución Cubana me ha proporcionado una incesante fuente de esperanza. Ahí están, más poderosas que toda duda o reparo, esas nuevas generaciones educadas para la participación y no para el egoísmo, para la creación y no para el consumo, para la solidaridad y no para la competencia. Y ahí está, más fuerte que cualquier desaliento, la prueba viva de que la lucha por la dignidad del hombre no es una pasión inútil, y la demostración, palpable y cotidiana, de que el mundo nuevo puede ser construido en la realidad y no solo en la imaginación de los profetas.

Naufraga crucero; al menos 70 desaparecidos

Vista del barco escorado 80 grados en aguas de la isla italiana de Giglio. EFE

Vista del barco escorado 80 grados en aguas de la isla italiana de Giglio. EFE

ROMA.- Setenta personas de las 4.229 que iban a bordo del crucero “Costa Concordia”, que naufragó anoche y en el que hubo al menos tres muertos, están aún sin localizar, según el prefecto de la localidad italiana de Grosetto, Guiseppe Linardi.

Varias decenas han resultado heridas al encallar una barco crucero en aguas de la isla italiana de Giglio, en el mar Tirreno, en la región central de Toscana. Según los medios locales, el número de fallecidos sería ya de seis, cifra no confirmada por la capitanía del puerto de la pequeña isla de la Toscana.

Entre los  pasajeros viajaban 52 niños menores de seis años agregó el prefecto de Grosetto, vecina de la isla de Giglio, frente a cuyas costas encalló el barco.

Un total de 177 españoles, 17 argentinos, 10 colombianos, 10 chilenos y 46 brasileños iban a bordo.

Linardi aseguró que se va a realizar una búsqueda prácticamente “puerta a puerta” en la isla para tratar de localizar a las personas desaparecidas.

Los 1.500 vecinos de Giglio han abierto las puertas de sus casas para acoger a los náufragos.

Alrededor de 4.150 personas están a salvo, aunque no han podido ser identificadas, según la Guardia Costera.

Además de los tres fallecidos, que todavía no han sido identificados, hay unas 40 personas heridas que han sido ingresadas en varios hospitales de la zona, dos de ellas graves, una con un trauma craneal y otra con un fuerte golpe en la espalda, informaron fuentes hospitalarias.

La mayoría de los náufragos que fueron trasladados al puerto de Santo Stefano están siendo llevados en autobuses a Roma.

Según los medios italiano, la nave “Costa Concordia” podría estar siguiendo una ruta equivocada, ya que no debía encontrarse en el punto donde sufrió el impacto en el casco, según los medios italianos.

La nave hacía un crucero por el Mediterráneo, que salió del puerto de Civitavecchia (centro) con destino a Savona (norte) para comenzar un viaje con escala también en Palermo (Sicilia), Cagliari (Cerdeña), Palma de Mallorca (España), Barcelona (España), Marsella (Francia) y regreso a Savona, según una nota de la compañía naviera.

Dos horas después de salir de Civitavecchia, hacia las 21.30 horas (20.30 GMT), cuando el buque estaba en las cercanías de la isla de Giglio y los pasajeros cenaban, oyeron las sirenas de varios pesqueros y silbidos de los marineros sin saber de qué se trataba.

“Ha sido una pesadilla, parecía el Titanic, pensábamos (que íbamos a) morir”, afirmaron los italianos Silvana Caddeo, Ignazio Deidda y Mirella Corda a los medios locales, y precisaron que cuando cenaban se produjo el golpe, que propició la caída de botellas y vasos de las mesas.

Eran las 21,40 horas (20.40 gmt), según señalaron en su relato, e inmediatamente desde los altavoces de la nave les dijeron que se había producido un problema eléctrico y que no se preocuparan.

“Pero la gente gritaba y los niños lloraban, en medio de la total oscuridad”, afirmaron, a la vez que aseguraron que inmediatamente se dieron cuenta de que la cosa era más grave, porque el barco comenzó a escorarse hacia un lado.

Los italianos contaron cómo vieron a muchas personas arrojarse a las frías aguas del Tirreno.

Otros viajeros denunciaron que las tareas de socorro fueron muy lentas, que antes de abandonar el barco pasó una hora y media y que algunos miembros de la tripulación les contaron que el capitán de la nave sabía de la gravedad de la situación “y no hizo lo que debía”.

El “Costa Concordia”, de 114.500 toneladas de peso, pertenece a la flota de Costa Cruceros, la más grande de Europa y de bandera italiana, con 15 barcos con una capacidad total de 41.000 pasajeros.

La flota fue la primera compañía del mundo en recibir la “Green Star”, un reconocimiento en materia de medioambiente.

Varias decenas de personas resultaron heridas. EFE

Al menos tres muertos han sido reportados.EFE

Al menos 70 desaparecidos en la mañana de este sábado. EFE

El crucero se inclinó y los pasajeros cayeron unos sobre otros. EFE

Vista de los daños registrados en el casco del crucero. EFE

En el crucero viajaba 52 niños menores de seis años. EFE

Inicialmente la tripulación informó que se trataba de un problema eléctrico. EFE

EEUU: Periodista de CNN elogia a marines que orinaron cadáveres

Dana Loesch

Dana Loesch, una periodista de 33 años contratada por la cadena transnacional para colaborar como analista en el tema de las elecciones presidenciales, aseguró que “yo me habría bajado los pantalones y habría hecho lo mismo”.

“Quiero un millón de ‘puntos chéveres’ para estos muchachos. ¿Es tan difícil de decir?”, enfatizó la reportera este jueves 12 de enero, en su programa radial.

A pesar de que las autoridades de la Marina norteamericana han asegurado que las alegaciones en torno al comportamiento de los marines “son muy serias” y “representan una ruptura con los estándares esperados en militares norteamericanos”, para Loesch no parece ser lo mismo, ya que manifestó: “¿Puede alguien explicarme si va a haber un escándalo por unos marines orinando sobre combatientes talibanes?”.

(Tomado de http://noticias.starmedia.com/)

EE UU amenaza con aplicar sanciones a países latinoamericanos que recibieron a Ahmadineyad

Departamento de Estado

El Departamento de Estado advirtió este viernes a los países de América Latina que recibieron al presidente iraní Mahmoud Ahmadineyad que podrían estar sujetos a sanciones en caso de profundizar sus relaciones comerciales con Irán.

‘Si (decisiones a puertas cerradas) van a llevar a esos países en la dirección de comprar más petróleo iraní y a hacer mayor uso de sus bancos, entonces se hacen más vulnerables a las sanciones de Estados Unidos’, señaló la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Al ser consultada por la prensa acerca de que si los países que visitó Ahmadineyad se expusieron a potenciales sanciones por parte de Washington, Nuland dijo que las reuniones por sí mismas no son las expuestas a sanciones, sino ‘los compromisos con bancos iraníes y las compras de crudo’, destacó.

El líder iraní concluyó la víspera en Ecuador una gira por Cuba, Venezuela y Nicaragua en la que obtuvo promesas de apoyo para afrontar las crecientes sanciones de Occidente por el presunto desarrollo de un programa nuclear con fines bélicos.

Sin embargo, Nuland dijo que si bien es competencia de la soberanía de cada país decidir a que gobernantes reciben, los mandatarios anfitriones saben que Estados Unidos no considera que la visita de Ahmadineyad sea útil a la política mundial.

Reiteró que Washington vio en la gira de Ahmadineyad como el intento de desesperación de un país que por sus ‘malas decisiones’ se ha puesto cada vez más en dirección del aislamiento internacional.

Al responder si el acercamiento de Venezuela, Ecuador, Cuba y Nicaragua con Irán dañaría los lazos con Estados Unidos, la vocera del Departamento de Estado indicó que su país tiene con varios de ellos dificultades que van más allá.

Fuente: Radio del Sur
A %d blogueros les gusta esto: