Alan Gross: ni tonto, ni inocente

(PL) Luego de meses en que el gobierno de Estados Unidos intentó silenciar las razones de Cuba para apresar al norteamericano Alan Gross por actos contra la independencia de la isla, y evitó reconocer su responsabilidad en el caso, la verdad se abre camino en la prensa mundial.

Cientos de medios de comunicación impresos y en formato digital, muchos de ellos en Estados Unidos, difundieron esta semana total o parcialmente el contenido de un extenso artículo de la agencia estadounidense AP, el cual pone en evidencia que Gross no es un “tonto inocente engañado”, como se autocalificó durante su enjuiciamiento.

El texto, titulado “USAID contractor work in Cuba detailed” (Trabajo del contratista de la USAID en detalles), del periodista Desmond Butler, fue replicado por más de un centenar de órganos de prensa, al igual que artículos de otros medios sobre el tema, según refleja un gráfico de impactos en el buscador Google.

La noticia de AP corrobora que Gross actuó en todo momento muy consciente de las ilegalidades en que incurría, dotado de tecnología que, según expertos, suele ser utilizada “por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Pentágono para evitar la detección electrónica de señales telefónicas”.

Reportes de los cinco viajes del agente a Cuba, a los que tuvo acceso la agencia norteamericana, indican que él sabía que sus actividades eran ilegales, y que temía las consecuencias, incluyendo la posible expulsión del país.

Incluso, uno de los documentos obtenidos por AP precisa que una de las personas que colaboró con Gross “dejó absolutamente claro que estamos jugando con fuego”.

En otra ocasión -precisa el artículo- Gross dijo que no cabía duda de que se trataba de un “asunto muy riesgoso”, y que “la detección de señales de satélite sería algo catastrófico”.

Alan Gross fue sentenciado a 15 años de cárcel en marzo de 2011 al quedar demostrado que introdujo en Cuba, de manera ilegal, medios de infocomunicaciones para crear redes internas como parte de un programa del gobierno de Estados Unidos dirigido a promover acciones desestabilizadoras y subvertir el orden constitucional en el país caribeño.

En agosto, el reo y su abogada impugnaron la sentencia del tribunal provincial que lo condenó, pero el Tribunal Supremo Popular desestimó la apelación.

No obstante, el gobierno cubano ha trasladado a la actual administración norteamericana la disposición a encontrar una solución humanitaria al caso de Gross sobre bases recíprocas.

Hasta ahora, la prensa estadounidense había presentado a Gross como un anciano inofensivo de 62 años, injustamente condenado en Cuba, que solo pretendía dotar a la comunidad judía de medios para conectarse a la Internet.

Durante 2012 al menos han asesinado a 200 elefantes por su marfil en Camerún

Numerosas crías de elefantes han quedado huérfanas, y se teme que acaben muriendo de hambre y sed sin la protección de la manada

Al menos 200 elefantes han sido abatidos desde mediados de enero en el norte de Camerún por guerrilleros sudaneses que usan la venta del marfil para financiar sus actividades, denunció hoy la web del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW, en sus siglas en inglés) .

En un comunicado divulgado en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), la organización asegura que al menos 100 cadáveres de los paquidermos han sido localizados en el Parque Nacional Bouba Ndjida, en la frontera con Chad, y que los enfrentamientos armados en la zona han impedido realizar una exploración mayor de la reserva natural.

Según los datos de IFAW, numerosas crías de elefantes han quedado huérfanas, y se teme que acaben muriendo de hambre y sed sin la protección de la manada.

La portavoz de IFAW Celine Sissler-Bienvenu aseguró que las incursiones de bandas armadas sudanesas desde la vecina Chad son frecuentes durante la temporada de sequía.

Los guerrilleros entran en el país para dar caza a los elefantes y comerciar con su marfil, aunque según la organización, la “masacre masiva” de este año no tiene precedentes.

“El marfil se introduce de manera ilegal en África Occidental y Central para su venta en los mercados de Asia y Europa, y el dinero obtenido se dedica a comprar armas que mantienen los conflictos armados de Sudán y la República Centroafricana”, dijo Sissler-Bienvenu.

El IFAW aseguró que las embajadas de EE.UU., la Unión Europea, Francia y Reino Unido han alertado ya de la situación en el Parque de Bouba Ndjida, y han instado a las autoridades a tomar acciones urgentes para detener la caza furtiva de estos animales.

Se desconoce el número exacto de elefantes que quedan en Camerún, pero, según el Informe de Situación de la Población de Elefantes de 2007, realizado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), el país tiene entre mil y 5 mil ejemplares.

A %d blogueros les gusta esto: