Miami tampoco cree en lágrimas

Edmundo García*

Era algo que conocía pero no había comentado por pudor; sin embargo, la periodista Rouslyn Navia Jordán lo hizo público el pasado miércoles 29 de febrero en un artículo para el periódico matancero Girón, titulado “Susana Pérez en los Estados Unidos ¿Una historia de sueños logrados?”. La periodista se refiere a la amarga entrevista que la actriz cubana ofreció a la mal llamada emisora Radio Martí a comienzos de año. No me voy a extender sobre su contenido pues lo ha resumido de forma inmejorable. Solamente quiero recordar que Susana Pérez dice que extraña a su público cubano en la isla, su presencia en la Televisión Cubana y el teatro de buena calidad, donde no hay que decir palabrotas o desnudarse por capricho del mercado sino por exigencias del arte.

Pero Susana Pérez no es la única figura de primera línea de la cultura cubana que se ve obligada a trabajar fuera de su especialidad artística en Miami; o dentro de la misma, pero en niveles inferiores a los que merece, tanto por trayectoria como por nivel de competencia. Si es que en Miami puede hablarse siquiera de una competencia capitalista según estándares norteamericanos nacionales.

Susana Pérez declara a dicha emisora que estaba administrando una clínica de belleza. Cualquiera puede verla además fuera de horarios de programación regular recomendando cirugías e implantes para mantener un rostro hermoso y otras vanidades. Administrar y anunciar no tiene nada de malo; lo peligroso es, como le dijo Manolín a Carlos Manuel cuando este abrió una discoteca (que al final cerró casi de inmediato), que los artistas no nacieron para eso, ni vinieron al mundo, y se supone que tampoco a Miami, para que solo ocasionalmente se ocuparan de su arte.

Excepto un caso que conozco bien, el del actor Reinaldo Miravalles y su esposa, que llegaron a Miami en busca de calor familiar porque aquí reside su único hijo, el resto se quedó fuera de Cuba confiando en que alcanzarían la cima del “star sistem” de los EE.UU. Esa es la verdad. Una verdad que más temprano que tarde se les convierte en una pesadilla difícil de reconocer y aceptar.

La misma Susana Pérez confiesa que en sus años en Miami ha trabajado en una sola obra que le interesó artísticamente. Se refiere a “Conversación en la casa Stein sobre el ausente señor von Goethe”, que ya había hecho en Cuba siempre a teatro lleno y que a pesar de la buena voluntad de producirla en Miami, tampoco encontró en esta ciudad un público preparado para apreciarla en su justo valor. En Miami, a pesar de las buenas intenciones, acaba imponiéndose el mal gusto y la chapucería.

Decenas de valores de la cultura cubana y otros muy conocidos en los medios de difusión, han visto minimizadas sus expectativas profesionales. Entre las figuras populares y famosas en los medios cubanos que han llegado a Miami y conocido una experiencia como la de Susana se encuentra Mirta Medina, quien tuvo que poner y trabajar un pequeño cabaret restaurante que también cerró. El gran actor Reinaldo Miravalles ha laborado como sereno o CVP en mercados de Miami y la vedette Annia Linares maneja una pequeña peluquería para perros. Cualquiera podría decir que eso no es ningún problema, que todo trabajo si es honesto es bueno. Y es verdad, pero sucede que eso solo lo dicen aquí de dientes para afuera. En Miami existe una discriminación clasista impuesta por la vieja burguesía antipatriótica cubana, que se burla en cada banquete en el Biltmore y el Big Five de los traspiés de los llegados en los últimos tiempos. No entienden, y de paso se mofan, de la música y el arte que traen los artistas formados en la isla. En el fondo creen que donde mejor deberíamos estar es cuidando perros o vigilando a los rateros en los mercados. Pueden decir otra cosa, pero eso es lo que creen y confiesan en sus grupos.

Cuando algunos de esos artistas o celebridades formadas en la Cuba revolucionaria han logrado algún trabajo en su área profesional, muchas veces ha sido denigrante. El gran actor Carlos Cruz ha tenido papeles menores en la televisión local de Miami donde se le ha visto repetir sin ganas los diálogos más ridículos, y su verdadero sustento ha sido el trabajo en un concesionario que revende autos usados. Orlando Casín, que ya apenas sale en pantalla, desempeñó personajes mal concebidos que no merecían una sola gota de su talento. Y por lo mismo han pasado otros más jóvenes que una vez triunfaron en Cuba e incluso en países de Latinoamérica y que cuando vienen a Miami se opacan o naufragan. Pienso en los actores Lily Rentería, Eduardo Antonio y hasta en el muy conocido Francisco Gattorno; los tres han sido profesionales estelares en Cuba, México, Colombia y Venezuela, mientras en Miami han hecho arte, si acaso, de forma irregular.

En enero del 2009, en la reunión de La Nación y la Emigración celebrada en el Palacio de las Convenciones de La Habana, tuve la oportunidad de decir que un artista jamás estaría completo si no cuenta por el apoyo de su pueblo y las instituciones de su país; en este caso Cuba, porque cubanos son todos los que he mencionado y otros más.

Cubano sin país que lo represente y público nacional que lo respalde es hoy, por ejemplo, el guitarrista y compositor Osvaldo Rodríguez, que después de marcar con sus canciones épocas enteras de la vida cubana ha terminado cantando sus boleros en pequeños restaurantes de Hialeah; ni siquiera los más establecidos le contratan. Como lo ha hecho también el gran arreglista y guitarrista Martin Rojas, al que ya apenas lo solicitan para las escasas inauguraciones de las galerías de la calle ocho de Miami.

Todas estas dificultades las reconoció Manolín “El médico de la salsa” en la entrevista que me concedió en diciembre del 2004. Manolín le entró en grande a Miami, pero solo fue un buen momento, el deslumbre. Después, cuando bajó la ola, se inventó varias formas de regresar con éxito a la ciudad, pero le ha sido imposible recuperar la altura perdida aquí. Lo mismo le sucedió al salsero Carlos Manuel, quien aparece en la televisión de Miami de vez en cuando y se contrata para reuniones sociales donde ofrece un producto de poco vuelo artístico para la calidad de su voz, y dudosa cuantía económica. Isaac Delgado lo ha hecho con más cuidado; se ha ido a vivir a Tampa y no ha roto los lazos con Cuba; pero lo que es en Miami, Isaac Delgado no ha podido sonar como esperaba hacerlo; como lo había hecho en la isla. Albita Rodríguez, de quien decían sería la sucesora de la legendaria Celina González, y el trovador Donato Poveda, tienen que producirse sus propios discos sin apoyo ni disquera que les represente; lo que implica no entrar en los grandes circuitos de distribución y que apenas se radie su música. Un virtuoso ex Irakere como Carlos Averhoff casi ha desaparecido de la vida artística de Miami; dicen que se ocupa en dar clases. José Ramón Urbay y Marlene Urbay trabajan dos veces al año en una pequeña camerata y apenas consiguen fondos para sostenerlo. Y el maestro Hugo Marcos nunca más, como antes, ha cantado en una ópera, dedicándose a la enseñanza.

Dos cineastas cubanos, Orlando Rojas y Sergio Giral, han sobrevivido en Miami con dificultades; filmando cortometrajes para proyectos mediocres y trabajos de publicidad, haciendo la corte a artistas y críticos principiantes, respondiendo a periodistas aficionados al arte y enrolándose en tertulias de poca monta. Una Primera Bailarina del Ballet Nacional de Cuba como Rosario Suárez, La Charín, que recorrió como estrella los principales escenarios del mundo, no ha logrado en Miami conseguir respaldo para muchos de los proyectos que ha concebido, viéndose precisada a fundar academias de baile que, como es lógico, una artista sobre calificada para esa tarea como ella no puede hacer sino de forma excelente.

Los artistas plásticos no han tenido diferente suerte. El caso más significativo es el de José Bedia. Por su talento y consistencia artística José Bedia merecía estar ya en los primeros circuitos del arte contemporáneo mundial, junto a los grandes de verdad; pero como decía, le falta tener un pueblo base por detrás de su obra y unas instituciones nacionales que le sostengan, respalden y amplifiquen. A otros antes que a Bedia les pasó lo mismo. El maestro y pintor vanguardista José María Mijares, sin que pueda decirse que murió en la pobreza, pasó momentos muy difíciles y solo en una etapa tardía salió a flote gracias al dinamismo de su última esposa. En momentos críticos, los dibujos de Mijares llegaron a venderse en Miami a precios ridículos, para poder sostenerse. El también maestro Cundo Bermúdez, cuyo voluminoso catálogo se exhibe con orgullo en salones de la ciudad, vino a disfrutar con demora de cierta comodidad económica y verdadero triunfo artístico. Ninguno de los dos pudo ver el reconocimiento nacional e internacional del que gozaron sus contemporáneos en Cuba.

Todo esto es mucho más difícil aún en el caso de un arte más complicado para comercializar como es la literatura. Pero no solo se trata de un problema de éxito económico y dinero; autores cubanos de la magnitud intelectual de Enrique Labrador Ruiz, Lidia Cabrera y Manuel Moreno Fraginals tampoco produjeron fuera de la isla lo mejor de sus obras; pudiera hasta decirse que tampoco agregaron algo fundamental a lo que habían hecho en Cuba. Como pasó con Guillermo Cabrera Infante, quien ya tenía listo Tres tristes tigres; o con el propio Reinaldo Arenas, que en Cuba escribió obras consistentes como El Mundo Alucinante y Otra vez el mar. Tampoco Heberto Padilla pudo vivir como poeta después que salió de Cuba; dio clases, impartió conferencias y escribió recuerdos; pero poeta, poeta de verdad, fue en Cuba.

No quisiera dejar de mencionar tampoco al gran coreógrafo y maestro de Danza Contemporánea Víctor Cuéllar, cuya vida acabó de forma trágica. El coreógrafo de El Pájaro Dorado y Fausto terminó en Miami montando espectáculos de poco calado para clubes de fin de semana. Sin considerar lo político, hay que recordar que el músico y trompetista Arturo Sandoval, que en una curva de la vida montó sin éxito un club restaurante en Miami Beach que tuvo que cerrar, empezó a servir música por encargo desde Los Ángeles. Ni Arturo Sandoval ni Paquito de Rivera dan ya, como en Cuba, conciertos multitudinarios ni hacen giras extensas.

A pesar de todo lo anterior soy optimista. Confío en que los que no han tenido posiciones abyectas contra Cuba y su pueblo puedan despejar el camino y lleguen a reencontrarse con su público natural y las instituciones culturales adecuadas; que con renovado esplendor se vuelvan a proyectar desde Cuba porque Miami, como Moscú, tampoco cree en lágrimas, y ellos lo saben.

Próximamente les hablaré de un tema parecido. Y es que junto a la docena de peloteros cubanos que han triunfado en las grandes ligas y que diariamente la prensa preponderante en Miami cubre y celebra, existen muchos, pero muchísimos otros peloteros cubanos que no han podido llegar y que andan trabados por ahí, por República Dominicana y otros sitios difíciles que les han hecho perder hasta las ganas de hablar de pelota. Igual que los tantos médicos cubanos que sobreviven en trabajos que nada tienen que ver con su carrera, como poner latas en un supermercado, esperando la oportunidad de un día hacerse enfermeros porque no pueden revalidar su título. Pero eso, como les dije, lo trataré en otra ocasión.

* Edmundo García periodista cubano independiente residente en EE.UU., conductor del programa “La Noche se Mueve”.

Acerca de Cubanito en Cuba
Cubano residente en La Habana Cuba. La verdad por delante de todo.

30 Responses to Miami tampoco cree en lágrimas

  1. Daniel Rodriguez says:

    Mucho de los que dice es cierto, pero decir que Reynaldo Arenas, Guillermo Cabrera Infante, Cundo Bermudez y Paquito de Rivera no han tenido éxito, por favor, más respeto con la gente que lee la prensa internacional….

    Me gusta

  2. clara iron says:

    Q bueno toda esa resena de lo q pasa en la vida de los artistas cubanos q en Cuba tuvieron un nombre y en USA nada

    Me gusta

  3. Alfred says:

    Toda la razón del mundo, eso no solo le pasa a los artistas sino a cada cubano que sale de Cuba, con los deseos de dar lo mejor, de vivir y dejar vivir como un ser humano pleno. Por eso solo nos queda una, a los de dentro y a los de fuera. Una Cuba libre para para cubanos con la libertad de decir, de expresar, de dar, de transmitir su arte, sus ideas, su sentir, todo, todo, y todo lo de cubano que tenemos…
    …de toda la riqueza que cada día desperdiciamos dentro y fuera de la isla. Viejas y nuevas generaciones, todos somos responsables de ello, de devolverle a esa isla lo que necesita, su energía, su futuro, su cuidado, sus mimos,… solo seremos reyes en nuestra propia tierra, no poseer-la como una propiedad, sino como aquel espacio en el que un día nos colocaron para empezar una vida,…la sabia siempre correrá en nuestra venas, estemos donde estemos, tengamos lo que tengamos triunfos o fracasos, aquel siempre será nuestro punto de partida. Y regresar siempre será casa, nuestra inmensa historia inacabada, parte de sueños, parte de algo, algo inaplicables pues no es necesario explicar, se sabe…, lo sabemos.
    Somos responsable… todos, todos los cubanos…
    El tiempo es implacable, muchos ya han perdido…, otros cada día vamos perdiendo poco a poco… se nos acaba el tiempo, morimos… , otro le queda aún mucho, mucho y hay que seguir y seguir … por los que no están y hay que recordar que ahí estuvieron, por aquellos que aún nos queda tiempo mucho o poco, pero tiempo; y por aquellos a los cuales le debemos el futuro.
    Quieras o no, eres, somos responsables, quieras o no asumirlo… a los que nos importa y a los que no tanto.
    … nada más que decir, solo insistir que sigas.

    Me gusta

  4. Anónimo says:

    bastante realista el comentario,pero tambien tiene un poco de resentimiento comunista no creen?

    Me gusta

  5. vicente says:

    la culpa no es de miami. laculpa la tiene el sistema comunista que obliga a su pueblo a laragarse por la vida tan miserable que le da. la libertad cuesta cara y el que no quira vivir en ella que regrese a cuba, le deberia dar verguenza a susana perez hacer semejante planteamiento, que regrese a la cola del pan y a vivir en esa miseria que le ha impuesto el castrismo al pueblo de cuba

    Me gusta

  6. MARITZA MOLINA says:

    ES UNA PENA TODO LO Q SE MENCIONA EN ESTE ARTICULO PORQUE TALENTO ESLO Q SE LE SOBRA A TODOS NUESTROS ACTORES CUBANOS, Q PENA Q NO SEPAN APRECIARLO, PERO ESE EL PRECIO Q HAY Q PAGAR POR VIVIR EN EE.UU. .

    Me gusta

  7. elizabeth says:

    miami aunque los cubano lo adoctaramos no es cuba ok,aki tienes que empezar de 0,tienes que demostrar su talento,para nadie es secreto que en cuba si no simpatizabas con el govierno no llagabas a la esquina muchos con talento pero mucha basura tambien,y esa basura que se creia artista porque canto alguna cancion simpatica al sistema, cuando llego a USA no camino ni 2 pasos ,aparte de querer hacerse famosos en 2 dias ,hellooo tienen que trabajar y demostrar su talento pero aparte de todo pregunte a cada uno de ellos cuantos quieren regresar a CUBA,creo que ninguno ,la libertad no tiene precio mi amigo y eso ellos lo saben.

    Me gusta

  8. Doloroso, todo, ambos, que triste.

    Me gusta

  9. Jackie says:

    Llegamos a este pais con la falsa esperanza de una “vida mejor” de la que disfrutábamos en Cuba,y que diferente la realidad.Para los artistas,incluyo todas las artes,se vuelve más complicado,generalmente es eso lo único que saben y han hecho siempre,y obvio se frustran…es muy triste tener qur pasar por todo eso no son los únicos,la mayoría de los cubanos que hemos llegado en epocas posteriores sufrimos de la frstración

    Me gusta

  10. Este articulo demuestra falta de objetividad y mucho resentimiento del autor, pues solo ven del sol las manchas y no la luz..Es cierto que todos los artistas cubanos tienen mucho talento, pero en la isla son manipulados, y controlados por el regimen de la dictadura, carenciendo de absoluta libertad.Es cierto que imponerse en un mercado como este , es dificil, y quizas todos no logren cumplir todas sus expectativas, pero mira a ver quien quiere regresar a someterse de nuevo las decisiones de los funcionarios y a las estructuras de las instituciones cubanas…..!!!
    No se puede tener todo en la vida… quizas un ciclo sea mejor que otro, nada es estable 100%, pero conocer y disfrutar el sabor de la libertad no tiene precio ni comparacion…

    Me gusta

  11. luchar contra la mediocridad es una constante del artista. esta se encuentra dentro y fuera de cada àngulo del mundo y no significa que todos los grandes lleguen a ser reconocidos. dejar de luchar, serìa la muerte del arte. vivan cuba y los cubanos!

    Me gusta

  12. Anónimo says:

    es muy real el comentario de Susana Perez, ademas no resentimiento de comunismo ni nada parecido , si no que es real, muchos artista en Cuba lo hacen por amor a su publico como lo expresa la misma, pero en el sueno americano lo tienes que hacer , por que si no lo haces tu lo haria otro por el mismo dinero que te pago o mejor dicho por un poco menos , a mi me gusta ella por que siempre fue realista en todo sus aspectos de la vida, yo tuve el gusto de conocerla a ella y me gusto mucho como artista y es verdad muchos artistas, animadores , tienen que hacer cosas que no tienen que ver con nada del teatro ni la tv para sobrevivir un poco mejor,, mis mas respeto y saludos a la Susana Perez

    Me gusta

  13. Anónimo says:

    es una pena k una persona como edmundo con un programa de la tv cubana k cuesta tanto trabajo llegar ahi viva en miami , no sera menos cierto que los artistas en su país y con su pueblo se sienten mas cómodos y mas un pueblo como el nuestro que ama y respeta los artistas , pero la mayoría de ellos pasaban trabajo en cuba , , , todos no tenían privilegios del gobierno , tenían el aplauso de su publico ,pero también las cadenas y la falta de libertad , todavía espero que edmundo garcia nos explique algún día que hace en miami y no se va ha cuba hacer su programa de la gran escena y deje de criticar a los que un día tomaron una desicion , eso son síntomas extraños parece que todavia no se da cuenta que no esta en cuba ,

    Me gusta

  14. Manolo says:

    Es una verdader pena que estos magnificos intelectuales tengan que irse de cuba prefiriendo trabajar en un supermercado porque en su tierra lo 1que ganan no le alcanza ni para pagar la electricidad

    Me gusta

  15. Bill says:

    Tambien es muy importante, el comportamiento de los artistas que han salido de Cuba y llegaron a miami o a otros lugar de estados unidos y no han podido triunfar por que su comportamiento y respeto a lo que hacen no ha sido adecuado, sin mencionar nombres……..pero yo vivi en Miami y recuerdo con tristeza que muchos de esoso srtistas que tanto admire y fueron mis preferidos en Cuba, llegaron a Miami, y en medio de shows y presentaciones formaban escandalos hasta de botellas tiradas, y no solo eso, malas palabras falta de respeto, borrachos, y borrachas ,sin misericordia , y ya saben lo que dice el dicho “Cria Fama y Acuestate a Dormir” desgraciadamente el ser humano tiende a generalizar y como digo de algunos otros no se lo merecian pero por unos cuantos juzgaron a todos y como todos sabemos el mal nombre de algunos ….se los dieron a todos …….. y dicho sea de paso tambien tienen que entender que existe toda una nueva gerneracion , que no le interesa ese tipo de musica ni de teatro, ya de los de esa epoca estamos quedando muy poco, los que disfrutabamos una media noche en el Astral con Farah Maria (Por Mencionar a alguien o ina recital de Rosa Fornes en el Amadeo Roldan ….. ahora subanle a tarima un grupo de reageton y veran como todos sale a brincar y a decir que bueno es a algo que no se puede conciderar como musica, sino como bulla …pero como dice el dicho para gustos se han hecho los colores, no critiquen no hablen sin saber, ubiquecen en tiempo y espacio y abran los ojos y puedan reconocer que cada cual en su tiempo y en su lugar, no traten de forzar lo que no puede ser

    Me gusta

  16. Anónimo says:

    Esta es otra generacion , el mundo revoluciona , yo le aconsejo q vuelva para Cuba para q siga haciendo novelitas con temas sociales en el programa Horizontes si es q existe , y sus famosas obras de vez en cuando . SI vienen a este pais y es por algo no ? .En cuanto llego a la segunda o tercera vez q la vi por TV ya estaba llena de botox . En resumen resuelvanle un ticket de viaje a todos de vuelta q solo son unos comunistas arrepentedidos

    Me gusta

  17. Anónimo says:

    una muy buena reflexion, eso le pasa a casi todos los cubanos en el exterior, no solo artistas, tambien, ingenieros, profesores de la universidad, pero de Carlos Otero, no has dicho nada, que todos nos preguntamos quien es el, que salio tan facil y llego alla y tiene un contrato de trabajo.

    Me gusta

  18. apocalipsis now says:

    Hace poco hubo un Congreso medico de Sexologia en Cuba y de equipos para implante de protesis de pene. Los hay de todos tamaños y gustos para que tipos como Edmundo García los prueben dentro de la region u orifico que esta entre los gluteos.
    Los farsantes seguiran siendo farsastes donde quiera que esten y por eso este Edmundo García no sera otra cosa que eso hasta que se vaya al infierno.
    Es un oportunista y siempre recordare como trato de utilizar a PABLITO MILANES

    Me gusta

  19. lo mas doloroso y triste,es que todos esos artistas cubanos ,han salido de la isla despues del periodo especial,cuando terminaron los subsidios sovieticos.de manera que de una forma u otra eran privilegiados del regimen,cuando se les acabo el poquito esplendor rompieron con la dictadura y para Miami todos.parece que la hipocresía es castigada por el altísimo,sinembargo,los que rompieron con los Castros inmediatamente que llegaron al poder,si triunfaron rotundamente:ejemplos_Celia Cruz,Olga Guillot,Andy Garcia,Armando Roblan,Leopordo Fernandez entre otros.LA hipocresía es castigada a veces.pero apesar de todo,esos artistas pos periodo especial,se quitaron al menos la asquiante bota comunista que los humillaba quitandole lo mas preciado de un ser humano:LA LIBERTAD!

    Me gusta

  20. Anónimo says:

    estoy muy de acuerdo con tu escrito,lo que sucede es que la television rn rdpsnol en este pais es un monopolio Mezicano(y no tengo nada contra los mexicanos),solo les dan entrada a los que les besan los pies por no decir otra cosa….

    Me gusta

  21. Anónimo says:

    el que escribio este articulo que hace aqui, que se regrese a su cuba, ya que estaos famosos salieron de cuba despues de ser tan famosos porque no podian tener nada, solo fama y de eso no se vive, hay que comer, vestirse y escuchar la radio la television, etc. no mas paradias senores el que no este a fgusto que recoja sus tiliches y regrese a su cuba y veremos si se queda o regresa como lo hizo reynaldo Miraballes que prefirio vivir aqui trabajando en lo que aperesca y no se quedo en su patria, de eso estoy segura el queria estar alli pero no se podia mantener solo de la fama.
    COMUNISTAS CON LOS CASTROS VIVAN USTEDES CONO, NO JODAN MAS A LOS QUE QUEREMOS ESTAR EN MIAMI POR NUESTRA PROPIA VOLUNTAD.

    Me gusta

  22. glezbo says:

    Coño si tan mal les va aqui en Miami segun Edmundo Garcia porque no regresan a la Isla..?? No se ha visto el primer caso de alguno de estos quejosos artistas que se haya decidido a dar ese paso, parece que entonces al fin no les va tan mal. La “vedette” Annia Linares por cierto hizo fuertes declaraciones contra el regimen en una reciente entrevista y para nada se queja de su vida en USA, claro de eso no hablara nunca el Inmundo Garcia que critica a los USA pero no se atreve a regresar a la libreta de abastecimientos, los apagones y el periodo especial ni loco… Pura hipocresia castrista.

    Me gusta

  23. SALIR DE CUBA PARA QUIEN AMA CUBA, NO ES FACIL, SE CREAN LAS CONDICIONES, Y CASI LO OBLIGADO PARA VIVIR O MEJOR DICHO PARA QUE VIVAN NUESTROS HIJOS, EL ARTISTA CUBANO, GLORIA DE CUBA, LLEGA A UN PAIS LLENO DE SUS PROPIAS FUTURAS GLORIAS Y SI NO TIENE APOYO DE SUS CONGENERES NO LOGRA NADA.
    AMIGOS SE NOS FUE EL TIEMPO, EN VANAS ESPERANZAS, EN SUENOS ROTOS, EN ILUSIONES BALDIAS.
    SOLO NOS QUEDA TRATAR DE SOBREVIVIR A ESTA REALIDAD LLENA DE DESAFIOS DONDE SOLO NOS QUEDA TRABAJAR EN LO QUE APAREZCA, AUNQUE SEAMOS…ARTISTAS, UNIVERSITARIOS, MEDICOS MUY BUENOS QUE SE DESEMPENAN QUIZAS CON SUERTE EN UNA CAFETERIA HACIENDO CAFE CUBANO, O TRABAJADNO DE AYUDANTES EN ALGUNA CLINICA, PONIENO O ZAFANDO PUNTOS DE CIRUGIA. LOS DEMAS SOMOS GUARDIAS DE SEGURIDAD, CAMAREROS, DEPENDIENTES, ETC.
    CIERTO ES QUE, NINGUN TRABAJO ES OFENSIVO, PERO TAMBIEN ES CIERTO, QUE TODOS NUESTROS ESTUDIOS, NUESTROS ESFUERZOS, NUESTRAS ESPERANZAS …SE FUERON A VOLAR….LO PEOR DE TODOS ES QUE TAMBIEN SE FUERON A VOLAR, NUESTROS SUENOS…….QUIZAS NUESTROS HIJOS,
    SEAN LOS HEREDEROS DE UN FUTURO MEJOR, ES NUESTRA UNICA ESPERANZA.

    Me gusta

  24. Elmenes says:

    La libertad de expresión es mandar a matar personas a Afganistán,Vietnam,Irak,Libia y propagar mentiras de todo el mundo porque no me gusta como gobierna. Matar en pleno vuelo a 73 personas y luego ser un héroe en Miami de lo cual son cómplices la mayoría de los que aqui opina. Cuantos de los cubanos que aqui han dicho abajo fidel se lo han dicho a Obama en su cara por la cantidad de desempleados que tienen, por la crisis inmobiliaria, si hay una libertad de expresión de los que tienen dinero, cuantos latinos y negros en estados unidos tienen voz o se expresan. La dictadura del capitalismo es esa, no hacen nada por sentimientos, si no por dinero, eso lo demuestran sus filmes y si en cuba la policia erresta a alguien es violación de los derechios humanos y si en Wall street se apalea a alguien por protestar que es eso, despojar la via de revoltosos y pijosos, solo falta que ellos se auto ataquen por violaqr los derechos humanos del mundo inventando guerras, saqueando museos, robandose el pet´roleo del mundo para mantener los estandares de vida de los cada vez mas ricos.. Nuestros artistas se forman en escuelas de alta calidad, he visto en novelas latinas a mujeres que por ser bonitas y modelos estan en ellas, y quizas por otros atributos sexuales. Esta bueno el debate, antes de la caida del campo socialista en Cuba el nivel fue otro, fue mejor para todos los cubanos. Aprendimos de Martí que nuestro vino es amargo pero es nuestro vino, hubo dificultades y las hay, pero siempre he tenido la libertad de expresar mis ideas donde he estado, hay un gobierno que no le da la espalda a su pueblo en renglones fundamentales como la alimentación, la salud, educación, el deporte, la cultura. Tengo amigos que viven en New York yme cuenta como te puedes morirm de lante de un hospital si no tienes dinero que pagar, no tenemos niños que toman por asalto las aulas y hacen matanzas como los hay alla. Prefiero cambiar las cosas que considere malas en mi pais y no solo hablando sino trabajando para que sean mejores, pero irse al pais que nos mantiene bloqueados por tanto tiempo siempre sera cuestionable, lo que nunca quitaria la condición de cubano no para criticar sino para aportar a y luchar por levantar ese bloqueo que hoy nos intenta asfixiar, pero estamos hecho de una madera muy dura e imposible de derrotar, girón en la historia y nuestros 5 heroes en la actualidad lo demuestran.

    Me gusta

  25. la libertad de expresion es ,que personas como tu, despreciables como tu,puedan escribir y decir lo que quieran!pero como tengo libertad yo como tu,permitame decirte que eres un hijo de puta!

    Me gusta

  26. Anónimo says:

    POR FAVORRRR AQUI HAY MUCHOS CUBANOS QUE HAN TRIUNFADO EL QUE NO LO HA LOGRADO ES PORQUE NO SIRVE NI AQUI NI ALLA, Y ALGUNOS QUE SOLO EN SU CASA LO CONOCEN, HAY MUCHA COMPETENCIA DE MUCHOS PAISES QUE SON MEJORES QUE LOS QUE NO HAN TRIUNFADO

    Me gusta

  27. BARBY says:

    I ISACC DELGADO, ALEXIS VALDES, ALBITA RODRIGUEZ, EDUARDO ANTONIO SON SUPERRRRR PERO MANOLIN, CARLOS MANUEL, OSVALDO RODRIGUEZ, QUIEN VE A ESOS??????? Y MIRTHA MEDINA, LEONOR ZAMORA, ANNIA LINARES YA SU CARNAVAL PASO HACE RATO Y LLEGAR VIEJO A ESTE PAIS PARA EMPEZAR UFFFFFFFFFFFFFFFFF NO ES TAREA FACIL

    Me gusta

  28. Margot says:

    Bueno es dificil para los cubanos porque es obvio que no nos están esperando fuera de Cuba para darnos el mejor trabajo cuando hay para el lugar a donde vamos muchos artistas o ya sea la profesión a la que nos dedicamos, el que sale de Cuba lo hace con la esperanza de que le vaya bien pero es tan fácil y también depende de si somos suficiente jóvenes aun para integrarnos de verdad, no es solo la migración a EU, en Europa muchas hay muchas profesionales que han pasado años limpiando piso.

    Me gusta

  29. Lola says:

    La emigración es mas que todo un proceso lento y doloroso por la perdida que supone en todos los sentidos, pero también supone una oportunidad, oportunidad que, por mi experiencia, muchos no estamos preparados para afrontar. Salimos de Cuba con una vaga idea de lo que nos espera y muchas veces sin saber por ejemplo: Que los titulos universitarios deben homologarse, que debes hablar uno o dos idiomas aparte del nativo, y si no lo puedes acreditar con certificados, al menos debes demostrar tu experiencia, que el carne de conducir no es exclusivo, sino necesario, y que Cuba con Europa, al menos, no tiene convenio de cange, asi que hay que volver a la autoescuela, y luego esta la vorágines de cursos y formaciones, aca en España, por ejemplo hay formaciones regladas hasta para sacar los perros y para recoger su popo, y no les importa cuanta experiencia hayas tenido en cuba, cuanto hayas trabajado… lamentablemente hay que volver a empezar y sorteando las trabas y trámites que hay para “residentes no comunitarios” que es como nos llaman. Que la salud es gratis si trabajas legalmente y cotizas, pero aun asi hay listas de esperas de mas de un año para ver a un especialista, sino te contratas un seguro de salud y punto, sino cotizas sólo tienes acceso gratis a las urgencias, eso hasta que entren en vigor las reformas del nuevo gobierno.
    Si a eso le sumamos, el talento, la iniciativa, el esfuerzo y el conocimiento que traemos de cuba, que no es poco y tenemos una edad adecuada y somos mas realistas que sentimentalistas…uno termina adaptándose, homologando, y alquilando una casa y abriendose un pequeño despacho, o siendo secretaria, telefonista, archivera o gestora… sino te reorientas, pasas cursos de cocina, de tapas, corte de jamon y cata de vino y te abres un restuarante o pasas a formar parte del contingente de trabajadores de hosteleria.
    No es ni simple, ni fácil, nadie te regala nada y de momento te ves posponiendo la maternidad y el amor, trabajando y estudiando de nuevo.
    No tiene que ver con la política, tiene que ver con nosotros mismos y la falta de información que tenemos acerca del país que nos acoge, acerca de la forma en que emigramos: Con pre, sin pre, visado de estudios, matrimonio, colaboración, o por promesas de un gobierno que te acoge por ser “disidente y preso político” promesas que no se cumple y la linea entre inmigrante e indigente es muy delgada y la cruzamos sin darnos cuenta.
    Entiendo a Susana Perez, pero ella, como yo, y como muchos otros, eligió, porque tuvo la posibilidad de elegir.. ahora la culpa tiene nombre y apellidos y debemos ser consecuentes con nuestras decisiones.

    Me gusta

  30. Arturo Pérez says:

    “ahora la culpa tiene nombre y apellidos”

    Sin duda que lo tiene!!!….

    Me gusta

COMENTARIOS

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: