“HACEN FALTA MÁS ESPEJOS HUMANOS”

CLAUDIA OJEDA FERNÁNDEZ,
estudiante de tercer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La Habana.- En Cuba, a pesar de que el cáncer de mama constituye la segunda causa de muerte y la primera entre las mujeres, sólo existe un proyecto comunitario que atiende las cuestiones de esta patología.

El proyecto “Alas por la Vida”, fundado y dirigido por el doctor Alexis Cantero, presidente de la Sección de Mama de la Sociedad Cubana de Cirugía, cuenta ya con casi una década de creado y agrupa a más de 400 integrantes de diferentes provincias de país.

Esta iniciativa tiene como objetivos reinsertar en la sociedad a mujeres operadas de cáncer de mama (mastectomizadas), brindar información actualizada sobre temas relacionados y difundir las formas para prevenir, detectar a tiempo y sobre el tratamiento a seguir ante esta enfermad.

En la isla caribeña se registran cada año cerca de dos mil nuevos casos para una tasa de crecimiento anual de 0,5 por ciento, con tendencia a incrementarse tanto la incidencia como la mortalidad, revelan datos estadísticos del Programa Nacional de Control de Cáncer.

El cáncer de mama es un tumor maligno del que se desconoce aún sus causas, pero se reconocen como factores de riesgo la edad, el sexo, la raza y antecedentes de familiares con el padecimiento, afirma Sofía González Marinello, investigadora auxiliar del departamento del Programa Nacional de Control de Cáncer.

Aunque cualquier mujer, incluso embarazada, puede contraer cáncer de mama, la incidencia de padecerlo aumenta  a partir de los 35 y 40 años. El grupo de mayor ocurrencia lo constituyen las féminas entre 50 y 64 años.

Su impacto es devastador, tanto a nivel personal, social y económico, constituyendo así uno de los principales problemas de salud en el mundo.

“Nunca antes un espejo ha dicho tantas cosas como cuando tú te miras después de operada  de cáncer de mama… Entonces, es cuando te hace falta un equipo humano a tu alrededor que supere al espejo y te haga ver que aún eres bella y que tu vida no puede estar condicionada por una pérdida”, confiesa Irmina González, integrante del proyecto.

“Alas por la vida” surgió en el año 2003 a propuesta de un grupo de especialistas del Hospital Universitario Manuel Fajardo, en la capital, con el objetivo de disminuir el estrés, elevar la autoestima y mejorar la calidad de vida de la mujer operada de cáncer de mama, comenta el también Coordinador General del Proyecto, Alexis Cantero.

“Éramos 14 mujeres entre operadas y amigas que, para apoyarnos unas a las otras, decidimos darnos cita en el capitalino parque de 21 y H, en el Vedado, encuentro que echó a volar las alas por la vida”, cuenta Berta Lemus.

En sus inicios se llamó Grupo de Apoyo a Mujeres Mastectomizadas. El nombre actual se tomó del poema “El Ala Rota”, de la enfermera Ibis Alfonso Arjona, miembro del equipo coordinador de Matanzas.

Apoyado por la Federación de Mujeres Cubanas y las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, el grupo se reúne cada dos meses. En las citas se imparten conferencias sobre temas como la nutrición y se realiza una sesión de preguntas y respuestas a cargo de diferentes especialistas.

Incluye, además, actividades recreativas, deportivas, conmemorativas, concursos de literatura y pintura,  exposiciones de arte con piezas de las integrantes y cualquier otra iniciativa que surja a propuesta del grupo.

El Proyecto no sólo agrupa a mujeres mastectomizadas, sino también a sus familiares y a otras que no presentan la enfermedad, pero se interesan por el tema, artistas como el cantautor Polito Ibáñez y a todas aquellas personas que de una forma u otra ayudan a consolidar la obra de “Alas por la vida”, asegura Alexis Cantero, presidente de la Sección de Mama de la Sociedad Cubana de Cirugía.

Entre las vías de difusión del proyecto está una Línea Ayuda disponible los martes y jueves durante dos horas, atendida por las propias integrantes, que recibieron una preparación previa en el tema y en comunicación.

“En la actualidad, el cáncer es una enfermedad crónica como otras muchas, en ocasiones controlable e incluso curable en un alto índice”, asegura la oncóloga María Caridad Rubio Hernández, presidenta del grupo de trabajo del Programa Nacional de Cáncer de Mama del Ministerio de Salud Pública.

La mamografía, el examen clínico y el autoexamen mamario constituyen tres métodos que ayudan notablemente a disminuir la morbilidad y mortalidad a causa de esta neoplasia.

“A pesar de desconocerse las causas que a ciencia cierta ocasionan la enfermedad, se sugiere para eliminar el riesgo a contraerla una dieta balanceada, baja en grasa y rica en proteínas, viandas y vegetales y la práctica regular de ejercicios físicos”, afirma el doctor Juan Lence Anta, investigador auxiliar del departamento de ensayos clínicos del Instituto Nacional de Oncología y Radiología.

“Desde que me integré al proyecto, le di a mi vida una segunda oportunidad, he vuelto a vivir, a ver lo bello de la vida y comprendí que ser una mujer mastectomizada no te impide para nada tener sueños y luchar por hacerlos realidad”, comenta Graciela Martínez Álvarez.

El programa, a propuesta de la Sesión de Mama de la Sociedad Cubana de Cirugía, se ha extendido a diferentes provincias del país y a municipios capitalinos debido a la alta incidencia de la enfermedad, fundamentalmente en la región occidental.

“Amor por la Vida”, ubicado en el municipio capitalino del Cotorro, uno de los 10 territorios con mayor índice de la patología en el país, destaca entre los grupos más consolidados con apenas dos años de creado.

“Alas por la Vida ha resultado ser un instrumento muy útil para elevar la autoestima y mejorar la calidad de vida de las sobrevivientes, y a la vez ha fortalecido y humanizado nuestra lucha contra el cáncer de mama”, afirma Irmina González, integrante del proyecto.

Tres enfermeros asesinan a dieciséis pacientes

PROCESADOS. El juez informa la detención de las tres personas (elpais.com.uy)

Dos enfermeros uruguayos fueron procesados este domingo por la muerte de dieciséis pacientes en las unidades de cuidados intensivos de dos hospitales de Montevideo con el argumento de que lo hacían “por piedad” hacia sus víctimas, informaron fuentes judiciales.

“Se dispuso el enjuiciamiento de tres personas: una por cinco delitos de homicidio especialmente agravado en régimen de reiteración, otro por once delitos de homicidio en régimen de reiteración real, y una mujer por complicidad en un delito de homicidio”, dijo el juez que lleva el caso, Rolando Vomero.

Los hombres, de 49 y 36 años, y con larga trayectoria laboral, aparentemente no tenían relación entre sí y los casos quedaron al descubierto tras algunas muertes consideradas dudosas. Los homicidios se registraron en la unidad cardiológica del Hospital Maciel, dependiente del Estado, y en el CTI neuroquirúrgico de la Asociación Española Primera de Socorros Mutuos, una de las mutualistas más reputadas del país y de capital privado.

Los dos enfermeros admitieron “que a muchas personas les habían suministrado medicación para que fallecieran“, agregó el juez a la prensa al terminar de tomar declaraciones a los procesados, cuya detención se conoció este mismo fin de semana.

Por fotografías uno reconoció a cinco y otro a once de las víctimas y las investigaciones continuarán”, destacó el magistrado tras una jornada de interrogatorios que se extendió por once horas y en la que fuentes policiales advirtieron que el número de víctimas podría llegar a sesenta.

Uno de los enfermeros “aplicaba morfina” a las víctimas y otro “aire por vía central” lo que “ocasionaba la muerte en pocos minutos“, detalló Vomero. El magistrado dijo asimismo que de las investigaciones “no surge conexión” entre los casos y que fueron “situaciones independientes”.
Los encausados, agregó, manifestaron que su acción era “porque no querían ver sufrir a la gente”.

El caso quedó al descubierto por las sospechas de un funcionario del Hospital Maciel que lo denunció a la policía. Las víctimas “tenían problemas graves de salud pero no todos eran pacientes terminales”, destacó el magistrado.

Santiago Clavijo, abogado del enfermero de 36 años y también de la mujer procesada, ambos trabajadores de la Asociación Española, afirmó que el enfermero “buscaba atemperar el dolor de los pacientes”.

“Mi defendido confesó cinco homicidios de pacientes muy mayores de edad y dijo que actuó con un móvil de piedad”, destacó. Clavijo adelantó que “seguramente” apelará el fallo del juez porque a su entender “no corresponde la figura de homicidio especialmente agravado”.

La abogada Inés Massiotti, defensora del enfermero de 49 años que trabajaba en el Hospital Maciel, dijo que su cliente “es consciente de sus actos, confesó plenamente ante el juez, el fiscal y esta defensa que lo hizo por móviles de piedad”. Según la letrada, su cliente, que en la juventud fue abusado sexualmente, indicó ante el juez “que después de 20 años de trabajar en un CTI (Centro de Tratamiento Intensivo), con el estrés que implica estar entre la vida y la muerte no pudo soportar más“.

La abogada agregó que en su opinión “hay una patología psicológica, no psiquiátrica, porque (el enfermero) fue periciado exhaustiva y correctamente por el forense“, y adelantó que no apelará el fallo judicial.

El caso causó conmoción a nivel de las autoridades uruguayas mientras el país es sede de la 53 Asamblea General de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en la que participan ministros, altos funcionarios, banqueros y empresarios de más de 50 países. El presidente uruguayo, José Mujica, que esta noche encabeza una cena en honor de las delegaciones visitantes, fue informado durante todo el día de la marcha del proceso por parte del ministro de Salud Pública, Jorge Venegas, informaron a Efe fuentes oficiales.

Grecia: Suspenden partido de futbol en Atenas por violencia

El estadio Olímpico del Panathinaikos en Atenas.

Atenas, Grecia.- El derbi de Atenas entre el Panathinaikos y el Olympiacos fue suspendido el domingo después de ser interrumpido en dos ocasiones por la violencia del público.

Tres camiones de bomberos fueron llamados para extinguir las llamas mientras los hinchas rebeldes del Panathinaikos prendían fuego en varias secciones de las gradas.

El comienzo de la segunda mitad se retrasó 45 minutos mientras los hinchas se enfrentaban con la policía en una batalla campal y el encuentro fue posteriormente suspendido cuando faltaban nueve minutos para el final con el Olympiacos ganando por 1-0 gracias al gol de Djamel Abdoun a los 51 minutos.

Varias bombas molotov explotaron cerca de la cancha, lo que llevó al árbitro Anastasio Kakos a dar la orden de terminar el partido antes de tiempo y sacar a los jugadores del campo de juego.

Veinte oficiales de policía fueron heridos y cerca de 50 personas fueron detenidas, mientras que las autoridades confiscaron 10 bombas molotov, palos, petardos y dos cuchillos, dijo la policía.

El entrenador portugués del Panathinaikos, Jesualdo Ferreira, agregó: “Me hubiera gustado hablar de un gran derbi, pero desafortunadamente no puedo porque no fue así (…) como profesional me siento muy apenado por lo que vi y como persona que ama al Panathinaikos, sin duda no lo entiendo”, añadió.

El Panathinaikos, que ya había sido castigado en esta temporada por el comportamiento indisciplinado de sus hinchas y fue obligado a jugar un partido a puertas cerradas, enfrentará una audiencia disciplinaria el martes.

Las reglas de la liga establecen que si un partido es suspendido debido a problemas con el público, las sanciones para el equipo infractor incluyen 0 puntos de ese juego, una multa desde 120 mil  euros (158 mil 100 dólares) a 180.000 euros, así como deducción de puntos.

( Tomado de http://www.aztecanoticias.com.mx)

A %d blogueros les gusta esto: