Congreso de EE.UU. analiza proyecto sobre prospección petrolera en Cuba

Washington, 21 mar (PL) El Congreso de Estados Unidos analiza hoy un nuevo proyecto legislativo que permitiría a empresas petroleras de ese país perforar en aguas de la Zona Económica Exclusiva de Cuba.

El legislador republicano por Arizona Jeff Flake presentó el 5 de marzo en la Cámara de Representantes la iniciativa HR 4135 denominada Ley de Seguridad Enérgica para el Hemisferio Occidental 2012.

La propuesta busca que empresas de su país “participen en la exploración y extracción de hidrocarburos en cualquier zona marítima contigua a la Zona Económica Exclusiva de Estados Unidos”.

Bajo esta medida las compañías petroleras podrían exportar a la isla caribeña los equipos necesarios para la prospección y extracción petrolera, tecnologías para la prevención y limpieza en caso de derrames, así como la importación de petróleo y gas.

Asimismo, solicita que los empleados de tales empresas que viajen a Cuba estén respaldados por una “Licencia general”, lo cual significa que no tendrían que solicitar un permiso especial.

El mantenimiento del bloqueo económico, comercial y financiero de Washington contra La Habana, desde hace más de medio siglo, constituye el principal obstáculo para el mantenimiento de relaciones comerciales normales entre ambos países.

Según estimados de expertos cubanos las restricciones durante ese período han costado a la isla más de 975 mil millones de dólares, cifra que tiene en cuenta la devaluación del dólar frente al oro en los últimos años.

La medida, condenada durante 20 años por casi la totalidad las naciones en la Asamblea General de la ONU, impide a empresas estadounidenses exportar a la isla caribeña productos con más de un 10 por ciento de componentes norteamericanos. De igual forma, prohíbe la importación a Estados Unidos de cualquier producto fabricado o con algún tipo de componente proveniente de Cuba.

La HR 4135 no es la primera iniciativa en el Congreso para tratar de eximir la extracción de petróleo en Cuba de las sanciones que impone el bloqueo.

En 2010, un proyecto de ley presentado por los senadores Lisa Murkowski (republicana por Arkansas) y María Landrieux (demócrata por Louisiana) se estancó después de pasar el Comité Senatorial de Energía y Recursos Naturales.

El otorgamiento de licencias a cerca de 10 compañías estadounidenses especializadas en limpieza y rescate para operar en aguas cubanas en caso de un desastre petrolero, a fines de 2011, generó expectativas de una colaboración bilateral en ese campo y fue calificado como un paso sustantivo en esa dirección, estimaron analistas del tema.

Sin embargo, los esfuerzos para impulsar la cooperación energética entre la Habana y Washington son torpedeados constantemente en el Capitolio por los congresistas de la denominada derecha anticubana.

La representante republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen exigió a la administración del presidente Barack Obama, en enero de este año, sancionar a compañías que colaboren con Cuba en materia de perforación petrolera.

Ros-Lehtinen se refirió en específico a la compañía española Repsol YPF, que actualmente opera en las aguas territoriales del archipiélago caribeño con una plataforma semisumergible, la Scarabeo-9.

Para evitar la colaboración de otras administraciones con Cuba, la también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja presentó el proyecto de ley de Protección del Arrecife Coralino del Caribe, que promueve la imposición de sanciones a personas o entidades que cooperen con Cuba en actividades de perforación.

Junto a otros congresistas anticubanos como Marco Rubio, Mario Díaz-Balart, Bob Menéndez, David Rivera, Bob Graham y Bill Nelson, entre otros, Ros-Lehtinen incentiva el establecimiento de regulaciones para reforzar el cerco de Washington contra La Habana y frenar su desarrollo económico.

 

Béisbol: ¡Regresan los topes Cuba-USA!

Los ejecutivos de ambas naciones durante la reunión. (Foto: USABaseball)

Por Reynaldo Cruz

Para placer de muchos fanáticos del béisbol en Cuba, se ha anunciado el martes 20 de marzo por parte de la Federación Cubana de Béisbol, que los topes bilaterales entre los equipos de Cuba y Estados Unidos se reanudarán (por vez primera desde 1996). Los norteños iniciarán las series al viajar a la Isla para efectuar un enfrentamiento de cinco partidos desde el 5 hasta el 9 de julio de 2012; mientras que Cuba viajará a Norteamérica en 2013.

Esto constituye un acercamiento del béisbol entre ambos países, y el rescate de un evento que servía para que jóvenes talentos de dos de las naciones más poderosas del béisbol mundial midieran sus potencialidades.

Los respectivos organismos rectores anunciaron la decisión en una conferencia de prensa que tuvo lugar en el Estadio Latinoamericano de la capital cubana. En la reunión, Cuba estuvo representada por Antonio Castro, Vicepresidente de la IBAF, y por Higino Vélez, Comisionado Nacional de Béisbol; mientras que Estados Unidos tuvo representación en Paul Seiler, director ejecutivo/CEO de USABaseball y Eric Campbell, gerente general de los Equipos Nacionales.

De acuerdo con USABaseball, Seiler declaró que se sentían “honrados de representar a USABaseball como parte de la renovada serie amistosa entre Estados Unidos y Cuba,” y agregó: “Ambos países comparten una rica historia de béisbol y competencia y tenemos los ojos puestos en continuar esta serie en el futuro.”

Por su parte, Campbell declaró que la serie será “uno de los mayores atractivos de nuestro calendario cada verano.”

“Hoy es un día de felicidad para el béisbol, para todas las personas que amamos este juego. Hoy firmamos un convenio para retomar los topes Cuba-Estados Unidos, cuya última edición tuvo lugar en suelo norteamericano en 1996,” dijo Anonio Castro, según informó Prensa Latina.

El máximo rector del béisbol amateur estadounidense dijo que, en un principio, Estados Unidos presentará a sus mejores beisbolistas universitarios, aunque dejó abierta la posibilidad de incluir en un futuro a jugadores profesionales, según los intereses de ambas partes.

Las series comenzaron a tener lugar en la década del 80 y dejaron de efectuarse en 1996, cuando los norteños cambiaron su directiva y los nuevos ejecutivos decidieron romper con varias federaciones, entre ellas la cubana.

El equipo norteamericano se reunirá en una base de entrenamiento en Cary, Carolina del Norte, a iniciar el 23 de junio.

Luego de que se efectúe la primera serie desde esa fecha, las representaciones de ambos conjuntos (aunque la Cuba puede enviar otro elenco entonces) partirán hacia Holanda, donde participarán en la Semana Beisbolera de Haarlem, que tendrá lugar del 13 al 22 de julio.

(Tomado de http://universobeisbol.wordpress.com/)

A %d blogueros les gusta esto: