Cuba: Me quedé esperando por Marino Murillo

Marino Murillo durante su conferencia de prensa en el Hotel Nacional.

Por: Osmany Sánchez

La semana pasada leía la buena noticia de que al fin se producirían cambios en la programación de la televisión cubana. Aparecen algunos programas nuevos, otros cambian de horarios o de canal o sea lo que desde hace tiempo el pueblo estaba pidiendo a gritos.

No quiero parecer escéptico ni inconforme pero hay algunos cambios que no dependen de horario ni de canal sino de mentalidad y no los veo incluidos en esta propuesta.

En cualquier esquina de Cuba los cubanos hablan de política, de economía o de deportes, no importa su nivel cultural, lo mismo te pueden contar lo que sucede con en la Central nuclear de Fukushima que en las calles de Damasco en Siria.

Lo que es lamentable es que a pesar de conocer tan bien el mundo, muchos de ellos no puedan hablar de lo que sucede dentro de Cuba.

Durante la visita del Papa, el Vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo, ofreció una conferencia de prensa en el Hotel Nacional, sede de los periodistas acreditados a la visita del Papa Benedicto XVI en la Isla, donde informó sobre las transformaciones que se realizan en la economía cubana.

Leí la noticia en el periódico Juventud Rebelde y

me bañé temprano ese día pensando que en el horario de la mesa redonda transmitirían íntegramente esa conferencia pero en su lugar pusieron un documental sobre los presos en la Base Naval de Guantánamo, al día siguiente uno sobre los desaparecidos en América Latina durante las dictaduras.

Los temas tratados en esa conferencia de prensa son de interés para todo el pueblo cubano, mucho más si el que los aborda es la persona que está a cargo de su implementación y uno de los dirigentes cubanos que junto con Miguel Díaz-Canel (hasta hace unos días Ministro de Educación Superior y hoy Vicepresidente Consejo de Ministros) forma parte de ese grupo de jóvenes que dentro no mucho tiempo estarán dirigiendo este país.

No es la primera vez que sucede algo así. Cuando se producen las votaciones contra el bloqueo en la ONU, nos ponen las intervenciones de los representantes cubanos mientras nos cuentan lo que dijo la representante de los Estados Unidos ¿Por qué no poner el discurso íntegro?. Las cumbres que se celebran en América Latina las seguimos por los resúmenes que se pasan por TeleSur.

La Revolución cubana se ha sostenido durante más de 50 años porque nos asiste la razón, porque obramos siempre con la verdad. No digamos más que el pueblo cubano es culto. Es hora de demostrarlo.

Avería ocasiona destrucción de 94 embriones en hospital de Roma

El incidente en una cámara de refrigeración de un centro de fecundación asistida afectó a 40 parejas, de las cuales, varias ya están considerando presentar acciones judiciales.

Roma • Una avería en la cámara de refrigeración del centro de fecundación asistida del hospital Filippo Neri de Roma ha provocado la destrucción de 94 embriones y 130 ovocitos, que pertenecían a unas 40 parejas, según explicó el centro médico en un comunicado.

Según la nota, la avería, que se produjo el pasado martes, afectó la difusión de azoto liquido de la cámara de conservación de material biológico del centro, lo que provocó una subida de la temperatura en la instalación.

El hospital comunicó que se están informando a las personas a las que afecta este accidente y el director del centro, Domenico Alessio, explicó que ha presentado una denuncia contra la empresa responsable del mantenimiento de las instalaciones por lo que ha sucedido.

Mientras tanto, el ministro de Sanidad italiano, Renato Balduzzi, tras conocer lo ocurrido, mandará al centro a un equipo de inspectores el próximo 3 de abril para que aclaren lo sucedido.

Según los medios de comunicación, algunas de las familias afectadas han declarado que están pensando en presentar acciones judiciales.

http://www.milenio.com/

Yoani Sánchez ha sido nombrada corresponsal de „EL País“ en Cuba.

Yoani Sánchez ha sido nombrada corresponsal de „EL País“ en Cuba. Algo tenían que inventar para seguir con la transferencia de dinero pactada. Y la nombran a raíz de la visita del Papa a Cuba, para que reporte.
La cuenta del Grupo Prisa (donde El País es su diario principal) no va a cuadrar. A Yoani no la pueden botar como a Mauricio Vincent por hablar cáscara de piña, pero el gobierno cubano jamás le dará una acreditación, pues ni es periodista, ni es española. Quizás si la hubieran nombrado corresponsal de la Timba, la Corea, el Fanguito y Palo Cagao le hubieran dado las credenciales.
Por otra parte, si EL País quiere recibir de Cuba noticas que sólo existen en la imaginación de Yoani Sánchez, va a perder aún más reputación. El otro día leía en la prensa alemana, en “Die Welt”, sobre la visita del Papa y una frase me llamó la atención: “la internacionalmente conocida bloguera Yoani Sánchez ha reportado detenciones de disidentes para que no asistan a la misa del Papa”. Las agencias de noticas EFE, DPA, la BBC, la CNN y hasta el gato Garfield tenían sus reporteros en Cuba, pero la única que reportaba detenciones, carreras de velocidad con agentes de la seguridad persiguiéndola, fue Yoani Sánchez.
EL País publica además la limpieza de La Habana de limosneros, poniendo el grito en el cielo hipócritamente. Se olvida EL País de la tremenda limpieza, y esa sí fue de marca mayor, que hicieron en Barcelona cuando los Juegos Olímpicos del 1992, que motivó a Trudi Canavan a escribir su trilogía “El Gremio de los Magos”. Además, ¿qué mendigo anda por las calles por las que pasó el Papa?
El periodismo es uno de los oficios que requieren más responsabilidad por parte de quienes lo ejercen. Y es que el hombre de prensa no vende frituras ni dulces, sino que es un formador de opinión y un comunicador de hechos noticiables, los cuales deben estar desprovistos de toda subjetividad e intencionalidad posible.  Hay un debate interminable acerca del “periodismo independiente” y la “libertad de prensa”, dos de los tópicos en los cuales nadie se pone de acuerdo No es algo menor ya que, se suele decir, nunca hay total independencia para trabajar y la libertad de prensa depende de la “libertad de empresa”. Más allá de este debate concreto, hay ciertas cuestiones que no suelen discutirse en el gremio periodístico y que atañen a los valores éticos del oficio, uno de los elementos más importantes del trabajo de prensa. Y es que, como en todo ámbito, hay ciertas cuestiones que ensucian la reputación de no pocos periodistas, una de ellas es el cobro subrepticio de dinero. EL País debiera pensar un poco más sobre eso.
A %d blogueros les gusta esto: