Cuba: Serán perforados como mínimo cinco pozos de exploración en aguas profundas y ultra profundas

La Habana, 10 abr (PL) La emergente industria del petróleo es ya un importante factor de la economía cubana, afirmó hoy aquí el especialista Manuel Marrero, del Ministerio de Minas y Energía de Cuba.

Al intervenir en la XXXIII Convención de la Unión Panamericana de Asociaciones de Ingenieros (Upadi) con sede en el Palacio de las Convenciones de esta capital, Marrero subrayó que es posible incrementar sustancialmente la producción de petróleo y gas en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de la isla en el golfo de México.

Pronosticó que para 2012 y 2013 serán perforados como mínimo cinco pozos de exploración en aguas profundas y ultra profundas, y realizó una estimación de los recursos recuperables de entre 10 y 20 mil millones de barriles de crudo.

También resaltó que el sector de la isla en el golfo está muy cerca de zonas petroleras “maduras” (tecnología, suministros y mercados), por lo que consideró posible descubrir grandes yacimientos de petróleo y gas.

El experto recalcó que en las actividades de perforación en aguas profundas se implementaron severas regulaciones para garantizar la seguridad y la protección del medio ambiente.

Unido a ello, fueron establecidos estándares regulatorios con el objetivo de evitar derrames y acotó que la plataforma semisumergible contratada para la perforación de pozos de exploración en la ZEE de Cuba, es una de las más seguras y modernas del mundo.

Recientemente, se iniciaron negociaciones entre los estados ribereños del golfo de México y otros adyacentes, a fin de establecer un marco de cooperación regional y bilateral en casos de grandes derrames, agregó.

La cita de la Upadi, asociada a la IX Feria de la Construcción, que se desarrolla desde este martes en el recinto ferial PABEXPO, se extenderá hasta el próximo viernes y cuenta con la participación de cerca de mil profesionales de 27 países.

Fuerte terremoto en Indonesia descartan alerta de tsunami

Esta imagen de satélite fue obtenida por DigitalGlobe y muestra una visión general del sur de Banda Aceh, Sumatra. Aquí se produjo un terremoto de 8,7 grados de magnitud cuyo su epicentro fue localizado a 20 millas (33 kilómetros) debajo del suelo marino, a unas 269 millas (434 kilómetros) de la capital de la provincia de Aceh. Foto: AP/ Digital Globe

Un sismo de magnitud 8,7 se produjo este miércoles frente a la costa occidental de la isla indonesia de Sumatra, provocando un alerta de tsunami y evacuaciones masivas en las costas del Océano Índico.

El sismo tuvo lugar a las 08H38 GMT, a 33 km de profundidad y a 450 km al suroeste de Banda Aceh, la capital de la provincia de Aceh, precisó el Instituto Geológico de Estados Unidos (USGS).

Según un periodista de la AFP en Banda Aceh, el sismo se prolongó durante unos cinco minutos.

“Todo empezó con una fuerte sacudida que luego se fue fortaleciendo. Algunas personas tratan de huir de la costa, otras están orando y los niños empezaron a gritar cuando los maestros les dijeron de salir de la escuela”, explicó el reportero.

“Hay un caos en el tránsito porque la gente trata de alejarse de la costa”, añadió.

En una primera declaración, el presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, trató de lanzar un mensaje de tranquilidad. “De momento, no hay amenaza de tsunami”, dijo ante la televisión.

Dos horas después, una violenta réplica de magnitud 8,2 se produjo, a las 10H43 GMT, a sólo 16 kilómetros de profundidad y a 615 km de Banda Aceh.

El primer terremoto se sintió muy lejos en el interior de otros países como India y Tailandia. Algunos edificios temblaron en Bangkok.

El Centro estadounidense de Vigilancia de Tsunamis en el Pacífico decretó el estado de alerta para todo el Océano Indico.

“Los sismos de esta magnitud pueden potencialmente provocar tsunamis devastadores capaces de alcanzar el conjunto de la región del Océano Indico”, advirtió el centro en un comunicado.

India decretó primero alerta de tsunami para las islas de Andamán y Nicobar, donde el tsunami de 2004 había dejado 450 muertos, y la extendió luego a varios Estados costeros situados sobre Océano Índico.

Tailandia ordenó la evacuación de las costas del mar de Andamán. “Las personas que viven en la costa de Andamán deben desplazarse a puntos elevados y permanecer lo más lejos posible del mar”, recomendó el Centro Nacional de Gestión de Catástrofes de Tailandia.

Según una turista australiana, Bonnie Muddle, que se encuentra de vacaciones el popular balneario tailandés de Phuket, arrasado en 2004 por un tsunami, se iniciaron las evacuaciones de la población y de los turistas en Krabi y en la bahía de Phang nag.

“Todo el mundo empieza a estar preocupado aquí”, explicó la turista por teléfono a la AFP.

Sri Lanka, donde murieron 30.000 personas en 2004, también decretó el alerta en sus costas. “Existe una fuerte posibilidad que el tsunami alcance nuestra isla después del sismo en Indonesia”, dijo el director adjunto del Departamento de Meteorología, M.D. Dayananda.

El temblor se sintió durante cerca de 5 minutos, explicó un periodista de la AFP situado en Banda Aceh.

La isla de Sumatra, situado al noroeste del archipiélago indonesio, ya había registrado un sismo de magnitud 9,3 que provocó un tsunami que dejó más de 220.000 muertos en una decena de países del sureste de Asia.

A %d blogueros les gusta esto: