Ricardo Alarcón: reforma migratoria “radical y profunda” en próximos meses en Cuba

(AFP) Cuba pondrá en marcha “una reforma migratoria radical y profunda en los próximos meses” que eliminará restricciones que han tenido durante décadas los cubanos para viajar al exterior, anunció este viernes el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón.

“Uno de los temas que estamos debatiendo actualmente al más alto nivel del Estado concierne la cuestión migratoria. Vamos a proceder a una reforma migratoria radical y profunda en los próximos meses con el fin de eliminar este tipo de restricción”, dijo Alarcón a un medio digital, sin dar detalles sobre su alcance.

“La cuestión migratoria (…) siempre se ha usado como un arma de desestabilización contra Cuba desde 1959 y como un elemento de distorsión de la realidad cubana”, dijo Alarcón en una entrevista publicada en el sitio digital Rebelión (rebelión.org).

Desde hace medio siglo existen restricciones para viajar, pero miles de cubanos emigran ilegalmente cada año, a veces en peligrosas travesías en el mar en precarias embarcaciones. Desde 1966, los cubanos tienen derecho a residencia automática al llegar a Estados Unidos, que además otorga anualmente en La Habana unas 20.000 visas a emigrantes.

Para viajar al exterior, los cubanos requieren un permiso de salida que, a un costo de 150 dólares, se otorga por 30 días prorrogable 10 veces, luego de lo cual debe regresar o pierden el derecho a residir en su país.

Alarcón señaló que “existe también otra explicación a esas restricciones: la necesidad de proteger nuestro capital humano. La formación de médicos, técnicos, profesores, etc., cuesta muy caro al Estado cubano y Estados Unidos lo hace todo para privarnos de estas riquezas humanas”.

Además de los que se van en forma ilegal, más de 30.000 cubanos emigran legalmente cada año.

Alarcón dijo que la reforma favorecerá también a los cubanos emigrados –que necesitan un permiso de ingreso–, quienes no tienen ahora el mismo “perfil” que los que se marcharon en los primeros años.

Afirmó que “desde entonces otros cubanos emigraron a Estados Unidos y no presentan el mismo perfil que el exilio histórico. Se trata ahora de una emigración económica cuyo interés fundamental es mantener un vínculo pacífico con su país de origen”.

“Las cosas han cambiado mucho (…). Cerca de medio millón de cubanos instalados fuera de nuestras fronteras nos visitan cada año. La inmensa mayoría de la emigración cubana tiene una relación normal con su patria de origen”, dijo.

América Latina se plantó hoy ante Estados Unidos y Canadá

Fotografía cedida por la cancillería de Colombia del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza (i), y la canciller colombiana, María Angela Holguín, durante una reunión que contó con la presencia de 17 cancilleres de las Américas y los jefes de delegación de los países en Cartagena de Indias (Colombia). EFE

Cartagena (Colombia), 13 abr (EFE).- América Latina se plantó hoy ante Estados Unidos y Canadá para exigir la presencia de Cuba en las Cumbres de las Américas y un respaldo firme al reclamo de Argentina sobre la soberanía de las islas Malvinas.

Ambos asuntos se trataron en la primera reunión de cancilleres y autoridades de los países que asisten a la VI Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias y, aunque no se llegó a conclusiones, hubo un apoyo casi unánime tanto a Cuba como a Argentina, dijo el ministro de Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro.

El canciller argentino, Héctor Timerman, declaró por su parte que quedó sobre la mesa una propuesta para que la ministra de Exteriores colombiana, María Ángela Holguín, “llame al presidente cubano (Raúl Castro) y lo invité a venir a Cartagena el sábado”, para la primera reunión de jefes de Estado y de Gobierno.

Timerman explicó que esa propuesta fue presentada por “varios países”, pero aclaró que todavía no se ha tomado ninguna decisión y matizó, además, que aunque “la mayoría debe decidir”, no se debe “imponer ni ignorar a nadie”.

Maduro se expresó en forma más vehemente y acusó directamente a “Estados Unidos y el Gobierno de derechas de Canadá” de mantener “posiciones imperiales” y “retrógadas”, y sostuvo que si esos dos países “no rectifican, se acaban estas cumbres”, porque “no son democráticas”.

A %d blogueros les gusta esto: