Repsol deja a Argentina sin gas en los meses de invierno

AFP / Aizar Raldes

La petrolera española Repsol canceló “por falta de cumplimiento” su contrato de suministro de gas natural licuado con la estatal argentina Enarsa para los meses de invierno.

Estaba previsto que Repsol entregara hasta 80 cargamentos de gas a Argentina entre junio y septiembre próximos. No obstante, según la carta enviada por la compañía española a Enarsa, manifiesta que “en virtud de varios aspectos”, como el impago de un anterior cargamento y las peticiones de la empresa argentina para que aumentaran los precios de futuras partidas y se ampliaran las fechas para entregarlas, el contrato se considera “nulo por falta de cumplimiento”.

Además, la petrolera informó que esta cancelación de contrato podría llevarla a “reclamar daños” a Enarsa.

Por su parte, luego de este anuncio, el Ministerio de Planificación argentino afirmó que la provisión de gas natural licuado que antes era provisto por Repsol “está garantizada, a través de otros cuatro proveedores a precios similares a los que pagan los países de la región”.

En un comunicado el Ministerio apunta que los envíos pactados con Repsol fueron “reemplazados” pues, aseguró, el Gobierno argentino sabía que la petrolera española iba a “incumplir” los contratos, “de la misma manera que lo hicieron durante los años que controlaron YPF”.

Esta disputa entre ambas partes tiene lugar después de que el Congreso de la nación sudamericana aprobara este mes una ley para la expropiación del 51% de las acciones de la petrolera YPF a Repsol.

Assange y Correa, la esperada entrevista en RT

El nuevo capítulo de ‘El Mundo del Mañana’ se podrá ver el próximo martes 22 de mayo a las 11:30 GMT

Durante el programa, Correa destacó el importante trabajo que realiza Assange “perseguido, calumniado y linchado mediáticamente” por sus revelaciones en la red y que causa una ola de polémica e indignación en buena parte del mundo.

Asimismo, señaló que el fundador de WikiLeaks puso “en jaque” a EE. UU., refiriéndose a la revelación de miles de cables secretos de la diplomacia estadounidense, y así sacó a la luz los “esqueletos” que Washington pensaba guardar para siempre en su “armario”.

“Esa indignación, ese ‘Occupy Wall Street’, esa protesta de los ciudadanos de a pie, comunes y corrientes, contra el sistema se vuelve más fuerte, más orgánica, más permanente y le da fuerzas, en este caso, al presidente Barack Obama para hacer los cambios que requiere el sistema estadounidense”, sostiene Correa.

http://actualidad.rt.com/

Cuba: Pozos secos y espejismos

Por SAYLI SOSA BARCELÓ

Solo los pozos se hacen de arriba para abajo y, si no se estudia bien el suelo, a veces, no dan agua.

En los ya lejanos ´90, mi tía Ana obtuvo la licencia para elaborar alimentos ligeros. Montó un pequeño timbiriche en los bajos del edificio y comenzó a vender refrescos instantáneos, galletas caseras, hasta pizzas. En aquellos días era muy difícil acceder al permiso, las disponibilidades para este tipo de ocupación eran limitadas y casi se concedían de mala gana. Y si por alguna razón la perdías…era mejor olvidarla.

El cuentapropismo entonces se veía, oficialmente, como un mal necesario, al que no debíamos darle tanto margen, porque traía implícito el germen del capitalismo. Solo unas pocas actividades eran legales, mientras el resto de los “trabajos” informales campeaban por su respeto en medio de una economía maltrecha, aislada y bloqueada que, sin embargo, se empecinaba en mantener invariable el mandato social de ofrecer gratuitas, entre otras conquistas,  la educación y la salud.

Tiempo ha pasado desde las aciagas jornadas que buena parte de los cubanos de hoy vivimos y sufrimos, algunos con más secuelas que otros. Y aunque parezca lo contrario, los días que corren  trajeron cambios en cuestiones que se creían esenciales y no lo eran tanto, dejando al descubierto temores y prejuicios que fueron solo eso.

Resulta que uno de los pilares de la actualización a la que estamos convocados es la actividad económica no estatal, por iniciativa privada, en la que más de 300 000 cubanos han incursionado ya. Y aunque el discurso oficial llamó a no hacer distingos entre trabajadores estatales y cuentapropistas, la realidad demostró que al interior de la sociedad, al nivel del barrio, no hacía falta tal aclaración porque, en los avatares diarios de la mayoría, el vendedor de alimentos ligeros, el zapatero y el bicitaxista resuelven algunos de los problemas más acuciantes de la gente.

Diferencias y semejanzas pueden encontrarse entre ambos procesos, el actual y el de hace dos décadas. Las unas porque en las postrimerías del siglo XX pensamos que el trabajo por cuenta propia sería una solución transitoria y ahora,  adentrados en el XXI, afirmamos que llegó para quedarse. Las otras porque, hoy como ayer, arrastramos deficiencias estructurales que convierten a este tipo de gestión en espejismo del crecimiento económico.

Sí, dije espejismo, una ilusión de la mente, que nos hace ver lo que anhelamos, pero no es.

Y no quiere esto decir que en la práctica quienes asumen algunas de estas modalidades no mejoren sus condiciones de vida gracias a su esfuerzo personal, sino que, también en la práctica, con el fin de paliar asuntos como el reordenamiento laboral y la ineficacia de algunos entes estatales, construimos un frankestein que amenaza con rebelarse, como en la famosa novela.

¿O acaso una actividad económica legal que se asienta, aunque no lo quiera, en el contrabando y el delito no es tan vulnerable e insostenible como un castillo de naipes? ¿De dónde salen las materias primas con la que trabajan los cuentapropistas? ¿Atendiendo a qué criterios se estimula esta forma de producción, tal y como se precisa en el Lineamiento 168, si no existe, por ejemplo, el mercado mayorista, propuesto en el Lineamiento 9, del primer capítulo?

Todavía no están en venta liberada la harina de trigo, la levadura o la maicena, por citar únicamente tres ingredientes de dulces y pizzas, salvavidas cotidianos del cubano a la hora de merendar y almorzar. Y con los precios del mercado en divisas o el paralelo, quien crea que allí se adquieren los insumos no solo peca de ingenuo.

Las cuentas son sencillas incluso para alguien que respeta la Matemática como yo. Si un elaborador de pizzas comprara la libra de queso a 30,00 pesos, tal y como se puede adquirir en algunos establecimientos que comercializan en moneda nacional (¡qué maravilloso eufemismo!), este popular alimento no se mantendría estable en 10,00 pesos (cuando no tiene chorizo, o salchichas, o camarones, que dicho sea de paso, tampoco se encuentran con facilidad y legalidad).

Los clavos, el pegamento, las suelas, el cuero para zapatos, ¿dónde están al por mayor? ¿Con qué elementos se fabrica un bicitaxi?, ¿con cuáles se mantiene? ¿De qué almacén provienen las piezas de los equipos electrodomésticos que se reparan fuera de los consolidados? ¿Con qué plástico se confeccionan los juguetes, piezas de plomería y pozuelos artesanales? ¿Y el aluminio y la hojalata, de dónde son? ¿De qué bosque particular se tala la madera de los juegos de sala de moda, lindísimos y carísimos?

Cuando se publicó la lista de las más de 100 formas de trabajo no estatal, muchos chapistas se quejaron de que su oficio no estaba incluido. La razón ofrecida pareció lógica: no hay dónde adquirir las láminas de metal, el oxígeno y el acetileno. Pero lo cierto es que para algunas de las modalidades autorizadas tampoco estaban creadas las condiciones mínimas de existencia y permanencia, sin menoscabo de la integridad del Estado, y aun así están.

No obstante, todo el que puede manda a reparar su carrito, compra muebles duraderos y no pregunta de dónde salieron las llaves de agua que en las tiendas no hay y afuera sí, y un muchacho impertinente te dice que él tiene, y duchas, y niples, y llaves de paso, y…

Como antaño, las cosas siguen saliendo de la despensa de Liborio. Y un engendro así, a la larga, no es factible, ni permanente, ni confiable.

Por investigaciones que hice para otro trabajo periodístico supe que este particular no está, ni siquiera, entre las prioridades de los inspectores. Es como si un acuerdo tácito, sin  firmas pero efectivo, propusiera dejar ser y estar en virtud del resultado final. Que la satisfacción de las personas es importante, no hay quien lo ponga en duda. De lo que hay que recelar es del medio para alcanzar ese fin.

Obviamente, la solución no es suprimir el trabajo por cuenta propia, sino que acelerar la implementación de su basamento, como la única forma de hacerlas duraderas y sostenibles. El argumento de que el Estado no está en condiciones de asumir mercados mayoristas se viene abajo todos los días, porque la realidad está gritando lo contrario y, lo que es peor, sin ganancias para el proveedor. Quizás, antes que importar mayores volúmenes, lo primero sea reorganizar, fiscalizar y decidir dónde son más necesarias y productivas las materias primas.

Nunca un edificio se construyó comenzando por la azotea. Solo los pozos se hacen de arriba para abajo y, si no se estudia bien el suelo, a veces, no dan agua.

http://lajovencuba.wordpress.com/

Historiador de La Habana cree cambios económicos en Cuba son irreversibles

El historiador de La Habana, Eusebio Leal, durante una conferencia de prensa en La Habana (AFP, adalberto roque)

WASHINGTON — El Historiador de La Habana, Eusebio Leal, expresó su esperanza este viernes en Washington de que los cambios económicos emprendidos en Cuba sean irreversibles, y pidió que Estados Unidos se abra también políticamente a la isla.

Leal, que obtuvo una visa para poder dar conferencias y mantener reuniones en Nueva York y Washington, se mostró contrario sin embargo a que algún día puedan devolverse los bienes expropiados a cubanos que tuvieron que abandonar la isla.

“Sería como pedirle a la Revolución Francesa que devolviera la cabeza del rey Luis XVI”, contestó Leal a la pregunta de un exiliado cubano tras pronunciar una conferencia en el centro de análisis Brookings en la capital.

Leal presentó un resumen de los trabajos de recuperación del casco histórico de La Habana, una zona designada patrimonio cultural de la Humanidad por la Unesco en 1982.

“La ciudad está venida a menos, hay ruinas evidentes”, reconoció Leal, quien sin embargo se mostró alentado por las perspectivas de cambio interno.

“Estas nuevas iniciativas que estamos viendo, no podemos satanizar(las)”, dijo Leal.

“Son por su naturaleza irreversibles. A mi juicio no hay tiempo para cambiar ninguna de estas nuevas formas económicas, pero además, hay otra cosa más importante; tienen que ser profundizadas, y tienen que ir hacia adelante. No debe excluirse en el futuro ninguna posibilidad”, añadió.

“Yo creo que el momento es de apertura, relación, diálogo, construcción y en el futuro veo con gran esperanza que los cubanos (emigrados) puedan reinvertir en el país, que puedan aportar su experiencia”, añadió.

El presidente Raúl Castro, hermano del líder histórico de la Revolución Fidel, al que sustituyó a partir de 2006, ha impulsado gradualmente reformas para liberalizar la economía devastada de la isla.

Entre ellas se cuenta la legalización del trabajo privado o por cuenta propia, la compraventa de casas y autos y el despido oficialmente previsto de centenares de miles de funcionarios.

La propia autoridad del Historiador de La Habana fue ampliada, por ejemplo con el permiso de alquileres de habitaciones en el casco antiguo.

Leal explicó ante un público muy atento que del millón de dólares inicial de inversiones que se logró recaudar cuando arrancó su trabajo, en 1994, ha pasado a generar 120 millones en actividad económica el año pasado, y 24 millones de dólares en inversión.

Pero además de rechazar la posible devolución de propiedades a exiliados, Leal no quiso responder a las preguntas sobre si esos nuevos aires económicos deben implicar cambios en la inversión extranjera, por ejemplo si los hoteles en el casco viejo pueden contribuir a la restauración de edificios.

“Muchas de las cuestiones tendríamos que plantearlas en una situación de absoluta normalidad en las relaciones entre EEUU y Cuba”, aseveró Leal.

En Cuba y en Estados Unidos “hay algunos que quieren la quietud, otros la transformación”, dijo el historiador.

“No podemos ser (Estados Unidos y Cuba) los últimos bastiones de la guerra fría”, añadió.

La concesión de visas a intelectuales y responsables del régimen cubano en las últimas semanas ha generado controversia en Washington, con vivas protestas de legisladores cubanoestadounidenses ante el Departamento de Estado.

Estados Unidos autorizó hasta el momento a 60 académicos cubanos a participar en una conferencia sobre América Latina a celebrarse la semana que viene en San Francisco, de 77 solicitudes presentadas.

Once fueron denegadas y aún quedan seis por revisar, informó este viernes la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Entre las personas autorizadas a participar en la XXX conferencia de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, del 23 al 26 de mayo, se encuentra la hija del presidente Raúl Castro, Mariela Castro, sexóloga y activista de los derechos de los homosexuales, que ya viajó en el pasado a Estados Unidos.

Cuba: Repsol no encuentra petróleo en su primer pozo perforado en aguas de Cuba

Alejandro Ernesto / EFE

La Habana, 18 may (EFE).- Repsol no ha tenido éxito en la primera perforación petrolífera que ha realizado en aguas profundas de Cuba con la plataforma Scarabeo-9 ya que el pozo practicado en la zona “está seco”, según fuentes de la compañía española.

“El pozo que hemos perforado en Cuba no ha sido exitoso”, declaró hoy a Efe un portavoz de Repsol.

Tras este resultado fallido, Repsol lleva a cabo las correspondientes operaciones de cerramiento del pozo para dejar la zona en “perfecto” estado, añadió.

El equipo de geólogos de la empresa española analizará ahora los pasos a seguir por la compañía en relación con otras perforaciones.

A finales de enero pasado llegó a Cuba una plataforma petrolera contratada por Repsol para realizar trabajos de perforación en aguas ultraprofundas de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) que la isla dispone en el golfo de México y cuya extensión ronda los 112.000 kilómetros cuadrados.

La ZEE de Cuba está dividida en 59 bloques, de los que 22 están contratados por varias petroleras extranjeras como Repsol-YPF, la venezolana Pdvsa y PetroVietnam.

Cuba calcula que las reservas de petróleo de las que dispone en su Zona Económica Exclusiva es de 20.000 millones de barriles, mientras que otras estimaciones sitúan la cifra entre 5.000 y 9.000 millones.

Desde hace unos cinco años la producción petrolera de Cuba se sitúa en unos cuatro millones de toneladas anuales.

La isla completa su demanda con los más de 100.000 barriles diarios de crudo y derivados que le suministra Venezuela, su principal aliado y socio comercial, a cambio de servicios médicos, maestros, entrenadores deportivos y asesores en otras áreas. EFE

Jueza Lenard suave y conciliadora con persona vinculada al narcotráfico, dura y cruel con los cinco antiterroristas cubanos

Por Edmundo García

A mi regreso este martes de un viaje a La Habana, como es costumbre, me puse a revisar la prensa que tenía acumulada para ponerme al día. Fue así que encontré un artículo del periodista Jay Weaver aparecido este mismo martes 15 de mayo, tanto en The Miami Herald como en El Nuevo Herald, titulado en este último “Jueza anula condena de cadena perpetua”. Dicho artículo trata sobre uno de los tantos hechos delictivos vinculados al tráfico de drogas, particularmente de cocaína, que hizo ola en Miami en décadas pasadas; pero me permitirá hacer una analogía o comparación que creo importante y reveladora de los desiguales estándares con que puede impartirse la justicia en los Estados Unidos y mucho más en una ciudad como Miami.

En el mencionado artículo Jay Weaver cuenta la historia de Yuby Ramírez, una ciudadana colombiana de 41 años condenada a cadena perpetua en el 2001 por el delito de “conspiración para cometer asesinato”. El objetivo de esta conspiración era eliminar a un testigo del gobierno que iba a declarar contra los narcotraficantes Willie Falcón y Sal Magluta, connotados narcotraficantes de la llamada era de los “cocaine cowboys”, condenados a largas condenas por ese delito. Todo parecía indicar que Yuby Ramírez iba a estar encerrada el resto de sus días, pero una jueza federal admitió que había sido mal asesorada por sus antiguos abogados y, acompañándose de nuevos defensores, logró hacer un trato judicial que le bajó la condena a 10 años; saliendo inmediatamente en libertad, pues al estar presa desde el 2001 el tiempo pasado en prisión le cubría la nueva sentencia. A Yuby Ramírez no solo se le probó el cargo de “conspiración para cometer asesinato”, sino que además ella misma acabó confesando su culpabilidad.

Les decía que esta historia me iba a permitir manejar una comparación, porque precisamente ese cargo de “conspirar para cometer asesinato” que se le imputó a la ciudadana colombiana Yuby Ramírez, y del que acaba de salir en libertad, es el mismo que se le imputa al luchador antiterrorista Gerardo Hernández Nordelo, y por el que se le condenó no a una sino a dos cadenas perpetuas, más quince años. Solo que a Gerardo no se le pudo probar en corte y mucho menos reconoció o confesó haber tenido algo que ver con el intento de actuar contra la vida de alguna persona.

El cargo de “conspirar para cometer asesinato” era tan insostenible en el caso de Gerardo Hernández Nordelo que la misma fiscalía, o sea el gobierno de los Estados Unidos, quiso desestimarlo porque temía que junto a él se le cayera el caso completo. Como se supo después por documentos desclasificados, el FBI monitoreaba a Gerardo Hernández desde años antes de su detención y precisamente por eso el gobierno norteamericano sabía perfectamente que Gerardo era inocente del cargo de conspirar para derribar las avionetas de Hermanos al Rescate. Sabían lo que hacía Gerardo, escuchaban lo que hablaba Gerardo, así que nadie mejor que ellos mismos para saber que el cargo de “conspiración para asesinar” era improcedente en su contra. ¿Cómo fue que de todas formas esa acusación persistió contra Gerardo? ¿Cómo fue que la jueza la mantuvo aún pidiendo la fiscalía su eliminación para no quedarse con nada? Es algo que todavía nadie puede explicar.

Se suele afirmar que en el sistema judicial norteamericano los jueces pueden impartir justicia según criterio y autoridad propia. Aunque la historia está llena de ejemplos que demuestran lo contrario, cualquiera pude pensar que juezas distintas pudieron llegar también a distintas conclusiones; pero: ¿Cómo se llama la jueza que condenó a Gerardo Hernández Nordelo a dos cadenas perpetuas y quince años por supuestamente “conspirar para cometer asesinato”, sin que se hubiera probado en corte o él lo hubiera confesado? Pues esa jueza se llama Joan Lenard. ¿Y quién es la jueza que acaba de anular la cadena perpetua a Yuby Ramírez por el delito probado, declarado y confeso de “conspirar para cometer asesinato”? Pues es la jueza Joan Lenard. Es decir, la misma jueza federal en ambos casos, anula la sentencia por un lado y la multiplica por el otro.

No hacía falta otra evidencia para concluir lo que todo el mundo sabe: que el juicio en Miami contra los cinco luchadores antiterroristas cubanos fue un juicio político, parcializado por la influencia de los grupos de la derecha cubanoamericana y la presión de una prensa rendida a sus intereses. Aquí está otra prueba de los diferentes estándares con que se aplica la justicia en los Estados Unidos y, a la vez, un antecedente para que la misma jueza Joan Lenard reconsidere las injustas condenas dictadas contra nuestros cinco héroes. 

A %d blogueros les gusta esto: