Cuba: Bacardí vs. Havana Club: una historia de bloqueo

Durante casi un siglo la compañía Bacardí había fundado un imperio ronero en Santiago de Cuba. La caña de azúcar cultivada en Cuba proporcionaba la materia prima –alcoholes y mieles- para destilar aguardiantes y producir licores de la más alta calidad. Pero la otra parte de los negocios del clan Bacardí estaban comprometidos con la corrupta política cubana de los años 50 y con el régimen que enlutó a la nación asesinando a 20 mil cubanos. Por esa razón, los dueños de Bacardí huyeron junto con la cúpula de la tiranía en 1959, retirando la marca y todos sus derechos de Cuba.

Havana Club, marca de rones cubanos propiedad de la familia Arrechavala, producida en el occidente del país y tradicional competidora de Bacardí, asumió el liderazgo internacional y la personalidad del ron cubano, el mejor del mundo, levantándose de la ruina y el abandono en que la dejaron sus antiguos propietarios, y del cerco y acoso que el bloqueo y la hoy compañía Bacardí-Martini le tendieron desde todas partes del orbe, para imponer su elevada calidad y competitividad en un mercado mundial cada vez más exigente.

El necesario despegue del Havana Club necesitó financiamiento, tecnología y experiencia para conquistar mercados, todo lo que vino de la mano de la compañía francesa Pernod-Ricard. El crecimiento de las ventas, el desplazamiento de Bacardí de los mercados, sus fallidos intentos de apropiarse de la marca, el compromiso de los directivos de la empresa con la ultraderecha conservadora estadounidense y con la mafia anticubana, sus cuantiosos aportes financieros a las campañas republicanas en la Florida, su participación en la gestión de la Ley Helms-Burton dieron lugar a esta historia del bloqueo.

Acerca de Cubanito en Cuba
Cubano residente en La Habana Cuba. La verdad por delante de todo.

2 Responses to Cuba: Bacardí vs. Havana Club: una historia de bloqueo

  1. No hubo veinte mil muertos durante la lucha contra Batista, esa fue una cifra inventada por Carlos Franqui, el director del Periódico Revolución y que después se largó de Cuba por conveniencias personales.
    Además, los dueños de Arrechabala y Bacardí no abandonaron sus propiedades, fue Fidel Castro que en su política de pillajes y robos sistemáticos confiscó todos los negocios existentes dizque nacionalizándolos y por supuesto los dueños se fueron porque peligraban.
    En esa época se fusilaba y encarcelaba muy alegremente.
    Además, en una mis visitas al congreso norteamericano en Washington, conversando con ciertas personas, estas me revelaron que doña Vilma Espín Guillois, siempre estuvo en las nóminas de Bacardí y que todos los años ella cobraba un cheque de varios millones de dólares, que recibía por el concepto ese y que ese dinero se depositaba en sus cuentas de bancos, por supuesto fuera de Cuba. Tal vez en Estados Unidos.

    Me gusta

  2. Freedom-Hank says:

    Hemos festejado 53 años de progreso, de bienestar, de libertades y de derechos humanos y civiles. Eso es prueba de que la revolución SOLO funcionó para quienes están fuera de Cuba, para los EXILIADOS!
    Te gusta el mazoqueo y le das tribuna a la izquierda mononeurónica que reaccionan como papagayos y responden como muñecos de ventrilocuo. Solo la enagenación de la realidad y la ignorancia total permiten justificar al siniestro, jurásico, fracasado y trasnochado régimen castrista.

    Me gusta

COMENTARIOS

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: