Un boom inmobiliario se registra en Cuba

Las reformas económicas del Gobierno de Raúl Castro dan sus primeros frutos: se disparan las operaciones de compra-venta de viviendas por particulares

En Cuba se vive un verdadero boom en el mercado inmobiliario. El número de viviendas registradas en los primeros meses de 2012 bate todos los récords y llega casi a compararse con los índices que normalmente reflejan los balances de fin de año.

Las operaciones más populares son las permutas, las donaciones y la compra-venta de casas entre particulares. Los empleados del sector del registro de propiedades cubano no esconden su asombro. “Desde el mes de enero hasta el cierre del mes de abril se han inscrito un total aproximado de 92. 500 inmuebles. Cifra que si la comparamos con la de igual período del año anterior, supera con creces este número”, señala Aniuska Fuentes, especialista del Ministerio de Justicia en el área del registro de propiedades.

El crecimiento de las operaciones en el rubro inmuebles se debe a los cambios en la legislación cubana registrados el año pasado. Así, por primera vez en las últimas cinco décadas, los cubanos pueden comprar y vender casas sin la intervención del Estado. También se flexibilizaron otras formas de transmisión, tal como el sistema de donaciones e intercambios.

Según el Instituto Nacional de Vivienda, en Cuba hay cerca de 3,7 millones de inmuebles y un 85% de ellos se encuentra en régimen de propiedad particular. Antes de la entrada en vigor de la nueva ley, la mayor parte de las casas no estaban inscritas en el registro oficial. Ahora la situación está cambiando. En la actualidad, para realizar cualquier operación con una propiedad, el ciudadano cubano tiene que cumplir con el requisito indispensable de registrarla. Según diversos expertos, la nueva ley de Vivienda es una de las reformas clave que se realizan en el marco de la actualización del modelo económico del país y abre un amplio abanico de oportunidades a la población de la isla.

Mientras tanto, en el ciberespacio cubano aparecen numerosas páginas web en las que se pueden publicar anuncios sobre la compra-venta de viviendas. Esto se debe a que la reciente modificación de las reglas para realizar las operaciones con inmuebles era un hecho muy esperado por los isleños. Ahora se pueden contar por miles los habitantes de este país que han podido aprovecharla y mejorar así sus condiciones de vida.

https://actualidad.rt.com/

Limitan más los derechos de los cubanos a visitar a su familia en la isla.

Arthur González.

Mientras en Cuba sea estudia una nueva “Ley Migratoria” para flexibilizar la política, en EE.UU. se le pretende dar una vuelta más a la tuerca que aprieta a los cubanos en sus contactos familiares.

Los supuestos “campeones de los derechos humanos” ahora no quieren que los cubanos residentes en Miami visiten a los familiares en la Isla y estudian la formula de impedirlo, como lo hizo durante años el ex presidente George W. Bush. El nuevo proyecto en manos de un subcomité del Congreso de EE.UU., pretende penalizar a los amparados por la “Ley de Ajuste Cubano“, que regresen a Cuba antes de haber obtenido la ciudadanía estadounidense, algo que no se aplica a ningún extranjero que sea residente permanente en ese país.

El verdadero motivo radica en que Cuba estudia ampliar el permiso de estancia en el exterior a mas de 11 meses, sin necesidad de regresar a la Isla, lo cual permitirá a los cubanos aplicar para residentes permanentes allá, y no convertirse en emigrados como hasta ahora, por lo cual podrán residir con todos sus derechos en ambos países.

Según las actuales regulaciones norteamericanas, todo cubano que arribe a los Estados Unidos y solicite protección, ajusta de inmediato para residente permanente, por obra y gracias de la llamada “Ley de Ajuste Cubano”, aplicable solo a los cubanos y a los vietnamitas que tienen una regulación de ajuste migratorio. A los 366 días de haber llegado, tiene el derecho de solicitar su “Resident Alien“, lo que es igual a su residencia, y desde esa fecha en menos de 90 días la obtiene.

Por supuesto que si Cuba les permite estar fuera del país 24 meses les posibilita aplicar para residentes en Norteamérica y regresar nuevamente a Cuba sin dificultades migratorias en ambos países. Este nuevo estatus no le conviene a la mafia anticubana, pues de facto se les acaba el cartel de “exiliados políticos” y haría peligrar parte de los fondos del gobierno para sus campañas políticas.

Los que viven del negocio de ser contrarrevolucionarios desde hace medio siglo, no pueden permitir que se les escape el dinero tan fácilmente, por tanto van a condenar a los cubanos que arriban a los EE.UU. en los últimos años por motivos económicos, a que no puedan visitar a sus familiares hasta que no sean declarados emigrados para la parte cubana, pierdan sus derechos en el territorio nacional e ingresen en la nomina que ellos desean, al calificarlos, como exiliados.

Pero de lo que no se da cuenta el legislador republicano por Florida, David Rivera, es que al hacer ciudadanos norteamericanos a todos los cubanos que están llegando hoy a los EE.UU, que por supuesto no ven a Cuba como los mafiosos del año 59, pueden convertirlos en una fuerza política que no vote por él, ni por Ileana Ros, ni por Mario Díaz Balart, ni por Marcos Rubio y por tanto se van a transformar en una fuerza política que destronará la bancada mafiosa batistiana que ha gobernado a la Florida por 50 años, iniciando una nueva era en la cual los cubanos podrán diseñar nuevas políticas hacia su país de nacimiento, con un criterio más ajustado a sus sentimientos patrios.

Ante esta nueva idea, yo le diría a David Rivera lo mismo que dijo Jesucristo en el calvario, “Dios mío perdónalo que no sabe lo que hace”. Al final la mafia está cavando su propia tumba.

http://heraldocubano.wordpress.com/2012/06/02/limitan-mas-los-derechos-de-los-cubanos-a-visitar-a-su-familia-en-la-isla/

Cuba: NOTA INFORMATIVA DE LA ADUANA GENERAL DE LA REPÚBLICA

 

Estimados pasajeros:

 Desde el año 2008, como consecuencia de los daños y pérdidas ocasionados por los ciclones que azotaron nuestro país y su incidencia en lo económico y social, se autorizó temporalmente y de manera excepcional a los pasajeros cubanos residentes o no, la importación de alimentos exentos de pago de los derechos de aduana establecidos (arancel), lo que se ha mantenido hasta la fecha.

Teniendo en cuenta que próximamente se cumplirán 4 años de esta medida, resulta necesario restablecer y exigir, a partir del 18 de junio del presente año 2012, el pago de los derechos de aduana para la importación de alimentos por la vía de pasajeros, de acuerdo a lo regulado en el Decreto Ley No. 22, del 16 de abril de 1979 sobre el ¨Arancel de Aduanas de la República de Cuba, para las importaciones sin Carácter Comercial¨.

De igual forma, en aras de mantener la agilidad, la eficiencia y el buen trato de los pasajeros, durante el despacho aduanero, es importante destacar que la Resolución No. 11 del 2007 de la Aduana General de la República, en su resuelvo tercero establece que los alimentos son considerados misceláneas, procediendo el pago del arancel correspondiente, además en su resuelvo 5to, inciso c, se establece la exención de 10 kg de medicamentos a condición de que lo traiga separado del resto de los artículos.

La Aduana General de la República mantendrá informados a los pasajeros sobre cualquier otra indicación específica que se emita con relación a la importación de alimentos.

Para cualquier aclaración o información que se necesite, puede contactar a través de los siguientes teléfonos:

883-8282, 883-7575 y el 881-9732 (La Habana).

247015 Extensión 2265 (Ciudad de Matanzas).

513965 Extensión 119 (Ciudad de Cienfuegos).

227525 Extensión 220 (Ciudad de Villa Clara).

223613, 222951 Extensión 120 (Ciudad de Ciego de Ávila).

211809, 211303, 211504 Extensión 109 (Ciudad de Camagüey).

481801, 468594 (Ciudad de Holguín).

628991 Extensión 124 (Ciudad de Santiago de Cuba).

A %d blogueros les gusta esto: