Una de las cabezas decapitadas en Juego de Tronos es la de George Bush

La aparición de la edición en DVD de la primera temporada de la serie ha sido el detonante de la polémica. Ante las quejas del partido republicano, los creadores de ‘Juego de Tronos’ y la cadena HBO se han visto obligados a pedir disculpas.

La escena en cuestión tiene lugar en uno de los últimos episodios de la primera temporada de ‘Juego de Tronos’, es el momento en el que Joffrey Baratheon obliga a su pometida, Sansa Stark, a contemplar unas cabezas que había mandado cortar y empalar. Entre ellas se encuentran la de su padre en la ficción televisiva y también la de un rostro muy conocido, el del expresidente de los USA, George Bush.

Se da el caso que nadie, salvo sus creadores, se dio cuenta en el momento de la emisión (finales del año pasado) y ha sido ahora, que ya se ha emitido la segunda temporada, que se ha descubierto la escena en su edición en DVD. Por un lado, los creadores de la serie David Benioff y D.B. Weiss se han visto obligados a excusarse: “Usamos muchas prótesis en la serie: cabezas, brazos, etc. No podemos permitirnos el lujo de hacer todas desde cero, especialmente en las escenas en que necesitamos muchas, así que las alquilamos”. Ellos eran totalmente conscientes del parecido, tanto que incluso le dedican su propio audiocomentario: “En los comentarios del DVD hacemos una mención a esto, aunque no deberíamos haberlo hecho. No es una muestra de falta de respeto hacia el expresidente y nos disculpamos si algo de lo que dijimos o hicimos sugirió lo contrario”.

La cadena HBO también se ha disculpado por la polémica: “Estamos profundamente consternados tras ver la cabeza del expresidente George Bush en ‘Juego de Tronos’ y lo encontramos inaceptable, irrespetuoso y de muy mal gusto”. La escena será eliminada de las siguientes ediciones en DVD. Nos quedaremos sin saber si todo ha respondido a una táctica de marketing para vender más DVD o tan sólo se trata de un divertimento acabado en polémica.

 

http://www.fotogramas.es/Noticias/HBO-pide-disculpas-por-la-cabeza-de-Bush-en-Juego-de-Tronos/

Comandante Ernesto Che Guevara

He nacido en la Argentina; no es un secreto para nadie. Soy cubano y también soy argentino y, si no se ofenden las ilustrísimas señorías de Latinoamérica, me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie
Che

Ernesto Guevara de la Serna nace el 14 de junio de 1928 en Rosario, Argentina. A los dos años de edad sufre su primer ataque de asma. La familia se muda en 1932 a la ciudad de Altagracia por recomendación médica.

En diciembre de 1947 ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Durante 1952 viaja por Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela en compañía de Alberto Granados. El 12 de junio de 1953 recibe el título de médico. El 6 de julio parte rumbo a Venezuela, pero la situación que encuentra en Bolivia y su posterior contacto con exiliados latinoamericanos en Perú le hace cambiar de idea.

En diciembre de 1953 llega a Guatemala. En enero de 1954 conoce a Antonio Ñico López, participante del asalto al Cuartel Moncada, con el que entabla amistad. Después del golpe de estado que culmina con el derrocamiento del gobierno democrático de Jacobo Arbenz, el Che parte rumbo a México.

En julio de 1955 conoce a Fidel Castro y se enlista como médico de la futura expedición del Granma. El 25 de noviembre de 1956 los combatientes revolucionarios parten del puerto de Tuxpan con rumbo a Cuba. El desembarco se produce el 2 de diciembre y los rebeldes son sorprendidos pocos días después en Alegría de Pío por el ejército de Batista.

El 17 de enero de 1957 participa en el primer combate victorioso de los rebeldes en La Plata. El 28 de mayo se obtiene una importante victoria en el ataque al cuartel del Uvero. Según el Che, este combate marca la mayoría de edad del Ejército Rebelde.

El 30 de junio de 1963 viaja a Argelia para participar en las actividades por el aniversario de la independencia.

El 17 de marzo de 1964 parte con rumbo a Ginebra para participar en la Conferencia Mundial de Comercio y Desarrollo.

El 12 de marzo de 1965 el semanario uruguayo Marcha publica el artículo del Che titulado “El socialismo y el hombre en Cuba”.

El 3 de octubre, en el acto de constitución del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Fidel lee la carta de despedida del Che.

El 3 de noviembre de 1966 llega a La Paz, Bolivia, con el nombre de Adolfo Mena González y pasaporte uruguayo. El 7 de noviembre se incorpora a la guerrilla.

El 18 de abril de 1967 se publica en Cuba su “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental”.

El 8 de octubre es herido en combate en la Quebrada del Yuro. El 9 de octubre es asesinado en el pueblo de Higuera.

El 28 de junio de 1997 un grupo de expertos cubanos y argentinos descubre una fosa común en Vallegrande con los restos del Che y de otros 6 guerrilleros.

El 12 de julio es recibido en el aeropuerto de San Antonio de los Baños por su familia y compañeros. Los restos del Che descansan en el mausoleo de la Plaza Ernesto Che Guevara en Santa Clara, Cuba.

http://fidelernestovasquez.wordpress.com/

Teófilo Stevenson y el rídiculo ‘obituario político’ de los medios internacionales

El absurdo no encuentra limitaciones. La ridiculez no conoce vergüenza. La muerte del boxeador cubano Teófilo Stevenson -el sencillo y eterno deportista amateur que rechazó ricas ofertas profesionales- acogida con mucho pésame por la comunidad deportiva internacional, se ha convertito en un pretexto, para los periodistas de muchos medios, para llevar adelante su habitual campaña anticubana.
Muchos insípidos artículos internacionales representan un triste, mezquino y estéril intento de los periodistas de sacar política donde no hay, con un resultado evidentemente insignificante.
El extremo absurdo lo llegaba a tocar el diario conservador español ABC que titulaba: “Teófilo Stevenson, la leyenda del boxeo cubano que prefirió ser «rojo que rico»” y añadía que “muere el hombre que pudo retar a Alí y Frazier a cambio de una millonaria bolsa de dólares y eligió ser fiel al régimen de Castro”. Otro diario español, El País, subrayaba que “su excepcional carrera deportiva corrió en paralelo a su adscripción incondicional al régimen cubano de Fidel Castro” y calificaba al boxeador como “consecuente con sus ideas y proselitista del régimen cubano toda su vida”.
Escribía ABC que “El «enemigo americano» le puso muchos cheques en blanco a lo largo de su vida” pero “cualquiera de las ofertas que recibió exigía abandonar Cuba” y el hecho de que Teófilo no quiso emigrar por amor a su patria, rechazando ofertas millonarias en Estados Unidos y afirmando “Prefiero el cariño de 8 millones de cubanos” se convertía para el diario español en “Stevenson se quedó con el régimen, con su «amigo» Fidel Castro, con su familia. «Antes rojo que rico»”.
El diario digial anticubano Cubanet, enseñando su tradicional incapacidad analítica, escribía: “Su extracción humilde fue manipulada sentimentalmente para utilizarlo a fin de justificar la política del gobierno cubano de impedir a los deportistas contratarse en el extranjero. Su declaración de que “no cambiaría un pedazo de la tierra de Cuba por todo el dinero que podrían darme”, ha sido enarbolada como ejemplo de dignidad patriótica y desinterés material. Seguramente, él habría tenido una vida más plena, si no hubiera llevado esas pesadas cargas” y concluía afirmando que “no vale encumbrar a los muertos, que fueron relegados en vida. Probablemente, a partir de ahora, Stevenson será mentado mucho más, pero otras glorias del deporte cubano aun continuarán siendo excluidas injustamente en su Patria”.
Así ABC comentaba esta foto de Stevenson con Fidel Castro: “Teófilo Stevenson tenía en su casa una foto. Fidel Castro levantaba la mano enguantada del boxeador triunfante. El dictador se apropiaba de su éxito”.

Concluía el mismo artículo: “El mejor boxeador amateur de la historia forma parte de una escuela prolífica y mimada por el régimen. La dictadura castrista ha cuidado mucho que los boxeadores no escaparan a Estados Unidos, al olor de las bolsas del deporte profesional. Con Stevenson lo tuvo fácil. Siempre decía que su religión era Cuba”. Como siempre la repetición de los tópicos es el telón de fondo de esos medios que convierten a una decisión humana y entrañable de un deportivo en una patraña de un ‘régimen’.
En esos casos los comentarios son innecesarios. La ironía sería fuera de lugar. La simple reproducción de unas pocas líneas, de unos cuantos textos, es suficientes para entender -una vez más- la completa falta de ética periodística de esos diarios y el continuo intento manipulativo que los acompaña.
Tomado de http://capitulocubano.blogspot.it/

Reflexiones de Fidel: Alberto Juantorena

Crece con fuerza su nombre como ejemplo de la gloria deportiva cubana. Su edad y su salud lo presentan como prototipo ideal para presidir el Comité Olímpico Cubano.

¡Tales predicciones parecen correctas!

Fidel Castro Ruz
Junio 13 de 2012
1 y 55 p.m.

A %d blogueros les gusta esto: