El Diferendo Cuba-EUA contado para niños

Por: Rouslyn Navia Jordán

Un lector me propone casi un pie forzado con un texto que me hizo llegar luego de un artículo que escribí sobre el bloqueo que Estados Unidos impone a Cuba desde hace más de medio siglo:

“Imagina que tu amiga te ha ayudado mucho, te ha prestado dinero, te ha regalado electrodomésticos o vendido a buen precio, con la oportunidad de pagarlo a muy largo plazo…la economía de tu casa ha prosperado gracias a ella, pero de repente un día tu cerebro hace una Revolución y decides no pagarle nada y los bienes de su propiedad que están en tu poder pasan a ser tuyos…a tu amiga la hechas de tu casa, en medio de gran algarabía en el barrio…la lógica indica que tu amiga esta muy molesta y como es conocida y respetada, le resulta muy fácil hacerte la vida un yogurt!! Habla mal de ti, te entorpece los negocios, boicotea quien te visita y te compra y te vende…te margina!! Por qué crees que después de algo así ella simplemente volvería a tomarse un café contigo como si nada? La molestaste y ahora lo peor de todo es que has privado a tus hijos de una vida mejor…tu amiga sigue teniéndolo todo y tu cada día peor…”

Su manera de plantear el tema me pareció aprovechable, así que lo que hice fue mirarlo desde otro ángulo:

Toda tu vida, desde que tienes uso de razón, has vivido en tu casa tranquilamente, de repente un día llega un vecino de la otra cuadra y se declara dueño de tu casa, empieza a llevarse tus muebles y todo lo que tienes de valor allí, te margina, te convierte en su esclavo, masacra sin miramientos a tus familiares. Hasta que un día te cansas de ser aplastado y decides que vas a armar la gran bronca con ese abusador, empiezas una batalla campal por recuperar tu derecho a vivir tranquilo en tu casa. Cuando ya casi estás ganando, aparece el vecino de al lado que, con sonrisitas y mucha hipocresía te dice que te va a ayudar a librarte de ese incordio y se mete en tu guerra contra el vecino de la otra cuadra.

Claro, el vecino de al lado es muy astuto y a tus espaldas hace un trato con el de la otra cuadra para que se vaya y no moleste más, pero con la condición de que firme la paz con él y no contigo. De paso, te dice que no estás listo para vivir solo, que él se va a ocupar de asesorarte mientras creces y te recuperas de tus pérdidas.

Te fuerza a firmar un tratado que le da derechos sobre tu casa, te dice que tienes que darle una llave para que entre cada vez que lo considere necesario y además, que tienes que alquilarle un cuarto permanentemente para que haga una base de operaciones para sus guerras personales con otros vecinos de la cuadra.

Como no te queda más remedio firmas (en contra de la opinión de muchos de tus familiares) y durante más de 50 años ese vecino de al lado se la pasa armando pachangas en tu casa, llenándola de mafiosos y prostitutas mientras tu familia se va quedando a la zaga, casi sin poder alimentarse, sin estudiar ni recibir asistencia médica de calidad.

La familia enorme del vecino ha convertido tu casa en su centro de operaciones ilegales y su patio de recreo. Finalmente te cansas y decides que se acabó lo que se daba, mandas al vecino de al lado a freír espárragos y le cierras la puerta en las narices.

Te quedas con lo que te toca, porque para eso es tu casa. Indemnizaste las propiedades de todos los vecinos, y te ofreces a indemnizar también las del vecino de al lado, pero él no consintió en llegar a un acuerdo porque estaba convencido de que recuperaría el control de tu casa y tú, te encogiste de hombros “allá él”…

Al vecino de al lado le duele en el alma que se le acabase la pachanga y arma una pataleta, llama a todos los vecinos de la cuadra para pedirles que no permitan tamaña injusticia (“Me botó de su casa, el muy malvado”, les dice llorando a moco tendido y los vecinos se miran entre sonrisitas burlonas) y les fuerza a dejarte de hablar porque, de algún modo, él se ha autodeclarado el dueño y jefe del barrio.

Como los demás vecinos le tienen miedo por su tendencia a abusar de los más débiles y su manía de ir por el barrio tomando a la fuerza todo lo que puede, algunos para evitar represalias te retiran el saludo y dejan de visitarte, pero de vez en cuando, a escondidas, pasan frente a tu puerta y te hacen una seña de aprobación, agradeciendo tu valentía y sobre todo porque eres de los primeros en sacar la cara por ellos cuando están siendo abusados, en ayudarlos cuando tienen un problema…

Para colmo, tu vecino se las agencia para urdir un plan y una madrugada intenta tomar por asalto tu casa, asesinando sin piedad a muchos de tus familiares. Por suerte eres lo suficientemente rápido como para cortar su plan de raíz y darle un puntapiés tan sonoro que todos los vecinos de la cuadra se enteraron. Fue muy humillante para el vecino de al lado, que continuó urdiendo planes para poner bombas en tu cuarto tratando de librarse de ti o al menos hacer daño a quienes te rodean, infectar con plagas tu jardín, matar a tus animales de cría, pincharte las ruedas del carro para que pases más trabajo de lo normal (eres pobre, siempre lo fuiste), habla con los del mercado para que no te vendan alimentos o cualquier cosa que necesites…en fin, usa su poder para intimidar a quienes intenten ayudarte, juega sucio.

Otro día le da por hacer propaganda y decir que tú vas a hacer algo muy malo con los niños en tu casa, y le ofrece refugio seguro en la suya. Muchos padres, atolondrados por la noticia, creen en él y mandan a sus hijos a vivir allá con la esperanza de reunirse más adelante. Así se fueron de tu casa 14 mil niños…casi ninguno volvió a ver a sus padres porque, como siempre, el mal vecino había mentido.

Evidentemente a ti no te interesa tomarte un café con tu vecino de al lado después de todo lo que te hizo, pero no tienes nada en contra de sus familiares, que no tienen la culpa de que su cabeza de familia sea tan caprichoso y malcriado. Reconoces que la vida te sería mucho más sencilla si no se la pasara boicotéandote cualquier negocio, atacándote cada vez que tiene un chance…pero igual sigues tu vida, libre, independiente y feliz. Vas despacio pero avanzas, a fin de cuentas tienes lo más importante: tu casa es eso, tuya.

http://www.giron.co.cu/Articulo.aspx?Idn=15771&lang=es

Acerca de Cubanito en Cuba
Cubano residente en La Habana Cuba. La verdad por delante de todo.

2 Responses to El Diferendo Cuba-EUA contado para niños

  1. dayron garcia says:

    Muy bueno, me fusto, acordemonos de la Fatalidad geografica y la fruta madura.

    Me gusta

  2. Aprendes rapido “cubanitoencuba”, tratando a tus lectores como si fueran menores de edad y escondiendote en amistades ficticias, pero olvidaste decir que tu personaje se fue al otro barrio a sugerirle a un grandulon que “le hiciera un ataque preventivo nuclear” al guapo de tu barrio que te tiene cogida la baja…..no creo que alguien se quiera tomar un cafe contigo en TU casa despues de eso.

    Me gusta

COMENTARIOS

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: