La Florida ocultó brote de tuberculosis porque solo morían negros

JEAN-GUY ALLARD – El peor brote de tuberculosis en los Estados Unidos en veinte años que el estado de Florida trató de ocultar, ha sido ignorado por las autoridades por afectar principalmente a pobres hombres negros, diez de los cuales sólo se enteraron de su enfermedad cuando ya era tarde para su curación.

Alertado, el gobernador de Florida, Rick Scott, hizo caso omiso de la situación de la misma forma que lo hace hoy la prensa internacional que oculta, por lo menos hasta ahora, la tragedia.

Según según el Palm Beach Post que reveló el escándalo, ya en abril último el brote había sido vinculado a la muerte de 13 personas, con 99 personas infectadas, entre ellas seis niños.

A principios de este mismo mes, se había aprobado un recorte propuesto por Scott en el departamento de salud del estado que incluía el cierre del Hospital AG Holley, donde la tuberculosis se curaba por más de medio siglo.

El 14 de abril el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) presentó un informe alertando las autoridades de la epidemia. Pero Scott no valoró necesario, cuando informado, de suspender la decisión.
Se estima que hasta 3.000 personas podrían haber estado expuestos a la cepa en los últimos dos años, “sobre todo en refugios para desamparados de Jacksonville, cárceles, y una clínica de salud mental”, precisa el Post. Sólo 253 de ellos han sido encontrados, de los cuales un tercio ha sido dado positivo.
“El elevado número de muertes en este brote pone de relieve la necesidad de la búsqueda activa de casos, una mejor información del público sobre la tuberculosis, y la evaluación de todos los sitios con casos de contagión”, instó el informe del  CDC, obtenido por el Post.

Aunque un informe del CDC circulo entre los funcionarios de salud pública  en abril último no han sido tomadas medidas concertadas, el aviso pasó inadvertido y nada se ha hecho.

Cuenta el Post: “Fue cuando funcionarios del Departamento de Salud del Condado de Duval se sintieron desbordado por el súbito aumento de la tuberculosis que avisaron a los Centros de EE.UU. para el Control y Prevención de Enfermedades. Creyendo que el brote afectaba sólo la clase inferior (sic), los funcionarios de salud tomaron la decisión consciente de no decirle a la gente, repitiendo una decisión que habían hecho en 2008, cuando la misma cepa había aparecido en una casa de acogida para las personas con esquizofrenia”.

Según el sitio web http://www.rawstory.com el público se  enteró de la epidemia solo en junio, después de que un hombre con un caso activo de tuberculosis fue descubierto en un comedor de beneficencia de Jacksonville.
En la Florida, los medicamentos para el tratamiento de un simple caso de la tuberculosis cuesta $ 500, pero si el paciente no los tome regularmente y la enfermedad resiste a los medicamentos, el costo se dispara a $ 275.000.

Señala el Post: “los ambulantes sin hogar, drogadictos, personas con enfermedades mentales” son la mayoría de los enfermos de Jacksonville y es casi imposible que se mantengan tomando sus medicamentos.”

En la Florida, los medicamentos para el tratamiento de un simple caso de la tuberculosis cuesta $ 500, pero si el paciente no los tome regularmente y la enfermedad resiste a los medicamentos, el costo se dispara a $ 275.000.

Señala el Post: “los ambulantes sin hogar, drogadictos, personas con enfermedades mentales” son la mayoría de los enfermos de Jacksonville y es casi imposible que se mantengan tomando sus medicamentos.” Con dos años de tratamiento y decenas de pastillas al día, los costos médicos podrían llegar a 275.000 dólares para cada enfermo.

http://www.contrainjerencia.com/

A %d blogueros les gusta esto: