Fuerzas armadas rusas en Cuba, otro cuento más

Las agencias de noticias casi siempre observan los temas cubanos con una lupa sucia. Por esa razón a menudo sus informaciones vienen sesgadas e incluyen no pocos bodrios hipertrofiados y desenfocados. Quien en cualquier oscuro rincón del mundo haga una declaración sobre Cuba debe saber que ha de contar con una regla para medir sus palabras o puede verse envuelto, sin muchas contemplaciones, en un chanchullo internacional.

Así le sucedió recientemente al Comandante de la Armada rusa, vicealmirante Víctor Chirkov, quien hace tres días anunció que su país estudiaba crear puntos de mantenimiento y abastecimiento en Cuba, Seychelles y Vietnam para la flota rusa, lo que fue aprovechado por las agencias occidentales para formar un revoltillo informativo y publicar algo completamente distinto:

Moscú, 27 jul (EFE).-Rusia anunció hoy que negocia el retorno de sus buques a territorio de sus antiguos aliados comunistas de Cuba y Vietnam para reabrir las bases navales cerradas tras la caída de la Unión Soviética.

Dejando entrever, además, que durante la visita del presidente cubano Raúl Castro a Rusia en días pasados, él y Vladimir Putin habían tomado alguna clase de acuerdo al respecto.

Sobre lo que hablaron Raúl y Putin no tengo la más Putin idea. Sólo sé lo que he leído en la prensa que, como es habitual, es poco y empapillado; pero dudo mucho que tenga que ver con la reapertura de alguna base soviética en Cuba, cuando fue precisamente Putin, quien recién llegado al poder en 2001, retiró la última rémora de la Guerra Fría que quedaba en la Isla, el Centro Radioelectrónico de  Lourdes.

El canciller ruso ha tenido que salir a hacer control de daños y poner los puntos sobre las íes para parar el brete y la histeria que ha generado en los medios proOTAN la falsa alarma de que la Federación Rusa podría reabrir alguna de las viejas instalaciones militares de la era soviética en el territorio de sus antiguos aliados. Algo que debe resultar muy “estresante” cuando se sabe que Rusia, fuera de las naciones fronterizas, cuenta con la cantidad fabulosa de UNA base militar, la Estación de Soporte Técnico de Tartus en Siria – a la que por cierto, el Ejército Libre Sirio ha amenazado con pasarle la cuenta, después o durante la guerra.

En lo que a nosotros nos compete: Serguei Lavrov ha desmentido la supuesta apertura de bases militares rusas en Cuba:

No se trata de ninguna base. Entrar en un puerto, reponer víveres y facilitar el descanso a la tripulación es una necesidad absolutamente natural. Hemos hablado de esta posibilidad con nuestros amigos cubanos. El punto está operativo.

Pero, en todo caso, y ya se ha visto que no es el caso, si Cuba y la Federación Rusa decidieran la apertura o reapertura de alguna base militar sería un asunto bilateral en el que las opiniones de terceros seguramente les importarían un pepino.

http://elcolimador.cubava.cu/2012/07/31/fuerzas-armadas-rusas-en-cuba-otro-cuento-mas/

Cuba: Carromero sobre la muerte de Payá: ‘Ningún coche nos golpeó por detrás’

El español Ángel Carromero, dirigente local de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Madrid, y el sueco Jens Aron Modig han confirmado que sufrieron un accidente de coche. Y que ésa fue la causa de la muerte del disidente cubano Oswaldo Payá y del activista Harold Cepero.

“Ningún otro vehículo nos golpeó por detrás. Yo estaba conduciendo y entramos en una zona que se encontraba en muy mal estado. Tomé las precauciones que todo conductor hubiese tomado”, ha declarado Carromero en un vídeo que se ha presentado en una rueda de prensa organizada por las autoridades cubanas.

“No miré el cuentakilómetros. No puedo garantizar a qué velocidad iba. Al entrar en el terraplén perdí el control del coche y la dirección dejó de funcionar”, ha expresado Carromero en el citado vídeo, mostrado a la prensa extranjera por el Ministerio del Interior de la isla.

Modig, en la rueda de prensa.| Efe

El joven ha pedido a la comunidad internacional que “se centre” en sacarle de la isla y no utilice este trágico incidente “con fines políticos. “Le pido a la comunidad internacional que por favor se centre en sacarme de aquí y no en utilizar un accidente de tránsito, que podría haberle pasado a cualquier otra persona, con fines políticos”, ha dicho.

Por su parte, el sueco Jens Aron Modig, que también sale en el vídeo y que sí ha asistido en persona a la mencionada rueda de prensa, ha explicado que viajó a la isla siguiendo instrucciones de su partido, la Liga Juvenil Cristianodemócrata (KDU). Su objetivo era reunirse con Oswaldo Payá y con miembros de su grupo y entregarles dinero.

Esperando la repatriación

En cuanto a la situación en la que se encuentra Carromero, al que Cuba culpa del accidente, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que España tiene toda la información necesaria. Y ha insistido en la necesidad de mantener la máxima discreción para no dificultar la repatriación más rápida posible.

Carromero, de 27 años, permanece retenido en La Habana a la espera de que concluya la investigación del accidente. Y las autoridades cubanas no han presentado hasta ahora formalmente cargos contra él.

En este sentido, García-Margallo ha informado de que esta misma mañana ha hablado sobre su situación con el embajador de España en Cuba.

Asimismo, ha explicado que el objetivo es que, mientras esté en curso la investigación, Carromero se encuentre en las mejores condiciones posibles. Y ha insistido en que se trata de conseguir “ante todo y sobre todo”, su “rápida y feliz repatriación”.

A %d blogueros les gusta esto: