Holguín: Se trabaja con intensidad en la recuperación tras paso del huracán Sandy (Video)

En Holguín, otro de los territorios orientales severamente afectados, se trabaja con intensidad en la recuperación. La solidaridad se impone entre los pobladores y trabajadores del resto del país.

Cuba: Huracán de Solidaridad

Cuba: Votó el 94,21 % de los electores en la primera vuelta

El 94,21 % de los electores acudieron a las urnas el pasado 21 de octubre para elegir a los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular, informó la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Ese resultado constituye una muestra de respaldo inequívoco a nuestro sistema político, consideró la CEN luego de concluir, tal como establece la Ley 72, la validación de los datos emitidos desde los colegios electorales, y de compatibilizar con el Registro de Electores la información concerniente a las inclusiones y exclusiones de electores el día de la votación.

Este último proceso —la compatibilización— permite determinar cuáles de las personas agregadas a las Listas de Electores el día de la votación constituyeron un incremento real del Registro y, asimismo, establecer claramente cuántas votaron en un lugar distinto al de su inscripción.

La validación de los datos corroboró que fueron electos 13 mil 124 delegados el pasado 21 de octubre, por lo que irán a segunda vuelta mil 413 circunscripciones que representan el 9,7 % de las 14 mil 537 existentes en el país.

Resultaron anuladas de oficio las votaciones del domingo último en cinco circunscripciones del país. En estas, así como en una sexta en la que el delegado recién electo renunció en el transcurso de la semana, los sufragios de segunda vuelta constituirán su primera vuelta.

El 90,58 % de boletas válidas refleja la calidad de estas elecciones. Las boletas depositadas en blanco representan el 4,97 %, mientras las anuladas son el 4,45 %.

Teniendo en cuenta la situación en la región oriental del país tras el paso del huracán Sandy, la situación provocada por las intensas lluvias en el centro y el estado del clima en general en todo el territorio nacional, la CEN comunicó su decisión de posponer la segunda vuelta de votación, prevista inicialmente para el próximo domingo 28 de octubre, hasta una fecha que se informará oportunamente.

En nombre de todos sus integrantes, la Comisión Electoral Nacional expresó, además, su solidaridad con todos los compatriotas afectados por el huracán y por las lluvias que ahora mismo continúan afectando la mayoría del territorio nacional.

Cuba: Guantánamo se recupera de los estragos del huracán Andy (Fotos + Video)

Por Yisell Rodríguez Milán
Fotos: Leonel Escalona Furones

Soldados de las FAR de nuevo “toman” la avenida Camilo Cienfuegos para sanearla. Esta arteria estaba casi completamente cubierta de ramas y palos de los árboles derribados por los vientos de Sandy.
FOTO: Leonel Escalona Furones

Síntomas de recuperación ya se ven por la ciudad de Guantánamo, una de las zonas más golpeadas por los vientos y las lluvias asociadas al paso del huracán Sandy por esta provincia.
Decenas de soldados de las Tropas especiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias trabajan desde las primeras horas de la mañana en la avenida Camilo Cienfuegos donde varios árboles fueron derribados y algunos arrancados de raíz, además de producirse derrumbes de paredes en algunas viviendas.
En otras partes de la ciudad, obreros de la Empresa Eléctrica laboran para restablecer cuanto antes el fluido eléctrico, ausente en varias zonas desde el miércoles, tanto en la parte urbana como en comunidades de las montañas, pues cientos de postes de madera y de hormigón cayeron al piso.
También los trabajadores d Servicios Comunales desde ayer limpian las calles cubiertas de ramas, palos, escombros y mucho fango.
Por momentos el sol sale y nos calienta y al rato se oculta y da paso a una lluvia que nos mantiene aún pendiente del escurrimiento hacia los ríos que bordean a la ciudad y de cualquier percance de que tanta agua caída del cielo puede ocasionar.

FOTO: Leonel Escalona Furones

Poco a poco este sitio vuelve a la normalidad. Aquí se derrumbó un alero que mantenía sin tránsito la calle.
FOTO: Leonel Escalona Furones

Los trabajadores de Comunales apenas descansan desde que Guantánamo fue impactado por el huracán.
FOTO: Leonel Escalona Furones

Huracán

Cuba: La muerte de Eloy Gutiérrez Menoyo

Por: Raúl Antonio Capote

Transcurría la Feria Internacional del Libro de la Habana, era una tarde nublada del mes de febrero del 2004. Luego de hacer una larga cola para entrar, estaba ya a las puertas del recinto ferial, cuando me llamó la atención un hombre alto, de unos 70 años, algo cargado de hombros, delgado, que dando largas zancadas se adelantaba a la fila de los que queríamos entrar. Los jóvenes encargados de revisar credenciales, invitaciones y tiques, le detuvieron y solicitaron ver su credencial, él los miró con autoridad, acomodó sobre la espalda el saco azul que llevaba colgado del brazo y con voz fuerte dijo “soy el Comandante de la RevoluciónEloy Gutiérrez Menoyo”, fue suficiente, los porteros le cedieron el paso.

Tras él entré yo y sin pensarlo mucho, le dije “Yo soy amigo de su hija Patricia” me tendió la mano. Caminamos un rato en silencio por las callejuelas de la Cabaña, el miraba con detenimiento cada rincón, como si buscará algo en las paredes desgastadas por el aire y el salitre. Luego indagó sobre como había conocido a su hija, le expliqué que a través de un amigo común Amir Valle, “si” dijo, “Lo conozco”, le conté que Patricia se encargaba de la publicación de una novela mía “El Adversario”.

Dimos muchas vueltas por la fortaleza, otra vez el silencio se interpuso y lo respeté, de golpe detuvo la marcha frente a una de las salas destinadas a la presentación de libros y dijo emocionado, “en este lugar estuve preso, ese fue mi calabozo”. No quiso pasar al interior.

Terminamos sentados en una cafetería, pedimos un café y Eloy comenzó a narrar la historia de su padre emigrado español, de sus hermanos muertos en combate, del heroísmo de Carlos, luego contó de su inconformidad con el régimen de Batista y de cómo el sacrificio de su hermano Carlos le había empujado a una militancia revolucionaria más activa.

Habló sin detenerse, a veces,  sentía que escudriñaba dentro de mis ojos, la palabra que brotaba como un torrente. En una pausa de sus hazañas, dijo que le gustaba el jugo de naranja y los cigarros Marlboro, que los cigarrillos se los traían de España todas las semanas.

Encendió un cigarro y se puso de pie, miró a su alrededor y preguntó si no temía buscarme un problema por conversar con él, pedimos la cuenta y nos dirigimos al muro de la fortaleza, desde donde se puede contemplar la Habana en toda su belleza, “aquella es la comandancia del Ché” le mencioné provocador, señalando la casa cercana que sirvió para esos fines al Guerrillero Heroico, se quitó el saco de los hombros y lo dobló acomodándolo parsimoniosamente sobre sus rodillas, no dijo una palabra, pero la molestia era visible, se controló y retomó la conversación sobre su vida guerrillera..

Sobre al Segundo Frente argumentó que era un grupo guerrillero injustamente calumniado, que había llevado el peso principal de la lucha en la Sierra del Escambray, narró batallas, combates, escaramuzas donde siempre era el protagonista principal. Tomó pueblos y ciudades en enfrentamientos épicos, de novela. Le miré fijo e insinué una protesta, pero no prestó atención, alzando un poco más la   voz dije “MI padre era del Directorio” y “soy historiador no quiero irrespetarlo”.

Comencé a darle mi opinión de aquellos acontecimientos, a narrarle lo que conocía de oídas, eso que tuve la oportunidad de escuchar de boca de los protagonistas, lo que sabía del estudio de aquellos hechos, comencé a preguntarle sobre las armas del directorio de las que se había apropiado al inicio del alzamiento en las montañas, del daño que le había hecho su postura divisionista a la lucha contra Batista, -él me escuchaba en silencio-, de su posición frente al Ché, de la corrida hacia la Habana para llegar primero que el 26 y el 13 de Marzo y finalmente me atreví a preguntar por qué el pueblo le decía a sus hombres los “come vacas”.

No llegué a hablar de traiciones, de flaquezas, de mentiras más culpables, de alianzas con el enemigo, de la fundación de Alpha 66, de sus vínculos con al CIA. Menoyo no decía nada, encendió otro cigarro, miro hacia la ciudad cubierta de nubes y casi en un murmullo, en cuanto hice silencio, pronunció “era un grupo muy heterogéneo” lo repitió unas tres veces “muy heterogéneo” “lo integraban personas de diferentes creencias y afiliación política, allí había de todo, era imposible tener control de todo lo que sucedía”

“Pero usted era el comandante” apunté, no respondió. Cambió el tema y trató de hilvanar de nuevo la conversación, llevándola esta vez hasta su nueva organización “Cambio cubano”, pero implacable le pedí que me contara sobre la llegada del Ché a la zona ocupada por sus hombres en 1958. “Un desastre” dijo “ese argentino comunista lo echó todo a perder, no voy a hablar de él, no me gusta hablar ni mal ni bien de los muertos, mucho menos de muertos como ese”

Nos despedimos casi de noche, a la salida del complejo Morro Cabaña, nos volvimos a encontrar meses más tarde en una reunión a la que me citó para organizar en La Habana al grupo contrarrevolucionario que dirigía, no acepté. Al año siguiente viajaría en su auto a una embajada europea, para asistir a una reunión a la que acudieron “ilustres” personajes como Elizardo Sánchez y Martha Beatriz.

Durante el trayecto  a la embajada habló horrores de la contrarrevolución interna, de los grupos de  “exiliados”, de las “estupideces que cometía el gobierno de los EEUU en su guerra contra el sistema comunista de la isla”

Eloy Gutiérrez Menoyo acaba de fallecer en La Habana a los 77 años. Su padre fue jefe médico del Ejército de la Segunda República. Tras la Guerra Civil en España, la familia se exilió primero en Francia y en 1948 en Cuba. Su hermano mayor, José Antonio, murió a los dieciséis años en la batalla de Majadahonda. Otro de los hermanos, Carlos Gutiérrez Menoyo, murió heroicamente en asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957 en Cuba.

Hermano de héroes, fue comandante y jefe del Segundo Frente Nacional del Escambray,  organización esta de pésima reputación entre el pueblo cubano, por los desmanes que algunos de sus miembros cometieron en la zona donde estaba ubicada la base guerrillera, por el daño que le hicieron a la unidad revolucionaria y otras cosas que no es necesario mencionar hoy.

A %d blogueros les gusta esto: