Cuba: Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, debates sobre el papel de la prensa en los momentos actuales de transformación del país

Por: Margarita Barrios y Amaury E. del Valle

La necesidad de una prensa que ponga por delante en su trabajo siempre la pasión por la verdad, como dice el lema del noveno Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), fue uno de los reclamos más acentuados de los miembros del sector, reunidos sábado y domingo en el capitalino Palacio de Convenciones.

Intervenciones especiales como las de Rosa Miriam Elizalde o Raúl Garcés, dieron paso a un debate que tuvo como eje central a la prensa como sistema, y las aspiraciones y escenarios en los cuales se desenvuelve actualmente. En ese sentido, la periodista Rosa Miriam Elizalde, explicó cómo factores entre los cuales se encuentran las complejidades materiales en las que se desenvuelve la labor periodística, así como las excesivas regulaciones externas a los medios influyen en la desprofesionalización del sector, así como en el no abordaje de temas sustanciales y críticos para la sociedad cubana.

Existen problemas muy complejos acumulados por mucho tiempo, y entre todos debemos encontrar las respuestas, señaló el colega Raúl Garcés, quien ratificó la importancia de trabajar a la vez en el ámbito de la realidad y las percepciones sobre la sociedad cubana actual y los cambios que en ella están ocurriendo.

Muchas veces somos capaces de mirar a lo lejos y no a lo cerca, explicó, y por ello en algunas ocasiones hacemos un eufemismo de lo foráneo mientras hablamos de un paraíso doméstico, acotó. En una sociedad que tiene cada vez una mirada más aguda, más culta e instruida, las regulaciones externas a la prensa que impiden cumplir con su rol de situar temas al debate público y buscar consensos entre todos, nos hace ser como periodistas cada día menos creíbles, y esa situación no solo complica el accionar de la prensa, sino también la credibilidad del Estado, del Gobierno, de las autoridades, de la propia Revolución, reafirmó.

Por su parte, el periodista radial de Villa Clara, Abel Falcón, expresó su convicción de que solo será fértil una resolución sobre el carácter de la prensa, si cambia el pensamiento y la actuación de todos los decisores en los procesos de comunicación, pues por momentos parece que hay más secreto que nunca después de un Congreso del Partido y de una Conferencia Nacional del Partido que se pronunció en contra de ello.

Es importante, añadió, que la prensa logre jerarquizar los temas de la sociedad cubana porque lo que no hacemos nosotros otros lo harán y no con buenas intenciones. «Una prensa transparente refuerza la transparencia del Estado», añadió.

Igualmente, Yosvany Albelo, de la televisión matancera, llamó a crear ambientes creativos de trabajo, a que las direcciones de los medios se organicen adecuadamente, así como a cambios en las políticas editoriales, la demasiada verticalidad y el esperar por las orientaciones de arriba para abordar un tema o definir una cobertura.

Ana Teresa Badía, reportera radial, señaló que el contexto en el que se desenvuelve la prensa cubana es muy diferente, ya que el mundo ha cambiado mucho desde que en 1996 Gabriel García Márquez dijera que el periodismo es el mejor oficio del mundo. A contraposición, citó un estudio que afirma que el oficio periodístico está considerado mundialmente como uno de los «peores» incluso por debajo de labores como las del leñador, militar, los trabajadores de una plataforma de petróleo.

Las razones a nivel mundial para ello, explicó, son la retribución salarial, el stress, la amplia jornada laboral sin horarios fijos, por lo cual lo que estamos discutiendo actualmente en Cuba sobre la labor periodística no se aleja de la problemática mundial, expresó.

Hay que transformar el sistema de prensa en Cuba como garantía de lealtad al ciudadano común que cada día necesita más explicaciones, dijo, y añadió que el periodismo cubano tiene que denunciar y exigir responsabilidades, ponderar la crítica, la que lleva al mejoramiento del entorno, y seguir corrigiendo el rumbo para perfeccionar el papel de los medios como productos y reproductores de ideología.

La definición de nuestra agenda no es una fiesta colectiva, sino que muchas veces está hecha por actores extramediáticos, por unos cuantos jefes encerrados en una oficina, y por ello en no pocas ocasiones las buenas noticias se quedan en notas oficiales que opacan la posibilidad de la prensa, del reportero, en el lugar de los hechos.

La credibilidad, continuó, solo la lograremos si la prensa se parece cada vez más a la gente, con multiplicidad de fuentes periodísticas y de géneros. Y no solo precisamos una ley de prensa, sino cambiar manuales de redacción que pertenecen a épocas pasadas, pues la inmovilidad comunicacional provoca la exclusión por parte de las audiencias.

Nuestro periodismo tiene que contar historias, se hace necesaria la participación ciudadana, no solo en cartas y correos a los medios, sino ubicar a la ciudadanía como centro de la gestión mediática a la altura de los nuevos tiempos, puntualizó.

A su vez, Omar George, llamó a facilitar que la prensa cubana acompañe de manera más eficiente la lucha contra la corrupción, y a su vez a divulgar los hechos que pueden coadyuvar a la prevención de estos fenómenos.

No solo se precisan medidas judiciales o administrativas, hay que apelar más a la participación popular, a reflejarlos públicamente, y no esperar a enterarse de los casos de corrupción porque pasan de memoria en memoria, lo cual irrita y ofende.

En ese sentido, Enrique Ojito, del periódico Escambray, fue medular cuando llamó a que los periodistas cubanos se desprendan definitivamente de la condición de divulgadores, de repetidores de los intereses comunicativos de instituciones y organismos, y ubiquen los intereses informativos que precisa el pueblo como la brújula fundamental que guíe su trabajo.

http://www.juventudrebelde.cu/

Paraguay: Periodista del diario ABC Color fue despedido por negarse a manipular discurso de Raúl Castro

Paulo López, periodista despedido de ABC Color.

Paulo López, periodista despedido de ABC Color.

El periodista , recientemente despedido del diario , denuncia en esta entrevista que lo echaron por negarse a manipular una información sobre un discurso del presidente cubano Raúl Castro. López afirma que la orden de poner en boca de Castro lo que nunca dijo partió del propio director del diario, Aldo Zuccolillo.

Paulo López, quien ejerciera el trabajo de periodista redactor de la sección internacionales del diario Abc Color hasta el lunes pasado, fue despedido “sin causa justificada”.

López, quien trabajó durante cinco años en ABC, narra en las líneas que siguen que el texto original de una información proporcionada por una agencia de noticias internacional que él editó, nada tenía que ver con el título y el texto de tapa que apareció en el diario impreso el lunes pasado, cuyo título fue “Castro reconoce vicios y defectos del comunismo”.   

La denuncia de López pone en el tapete los casos de que ocurren al interior de las redacciones de los medios de comunicación en Paraguay, e invita al debate sobre la libertad de expresión y el derecho a la objeción de conciencia de los periodistas, establecidos en la Constitución Nacional, y los excesos de los empresarios de la comunicación. 

–Contanos lo que pasó la noche del pasado domingo hasta la llamada que recibiste para volver al diario…

–Desde la Secretaría de Redacción se me informó sobre una llamada del director Aldo Zuccolillo, quien pedía que se dé destaque y se lleve a título principal de tapa unas supuestas declaraciones de Raúl Castro en que admitía el fracaso del sistema cubano. Busqué la información, pero no había grabación ni transcripción alguna que indicara que Castro haya afirmado tal cosa.

Es cierto que el discurso tenía un contenido de autocrítica en el que se hablaba de algunas indisciplinas que frenaban los cambios e incluso se reproducían entrecomilladas unas declaraciones sobre robos al Estado. Como sé de la obsesión de Zuccolillo con estos temas y la habitual práctica del diario de tergiversar de acuerdo a su visión de extrema derecha, busqué vídeos y grabaciones para hacer una nota eminentemente informativa sin hacer juicios de valor, pues así como en el diario no me permiten publicar mis opiniones de ningún modo iba a prestarme a ser instrumentalizado por las fobias ideológicas del director de ABC. Consideré también necesarias conseguir las grabaciones, ya que las agencias de prensa saben muy bien quiénes son sus clientes y qué desean.

Por eso, por ejemplo, las agencias informaron muy tímidamente sobre un audio en que la diputada opositora venezolana Corina Machado reconocía que Guillermo Aveledo, secretario general de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), fue a reunirse con el Departamento de Estado norteamericano a plantear que la única manera de librarse de Nicolás Maduro era con un golpe de Estado, un autogolpe o el boicoteo constante. ¡La oposición venezolana compareciendo ante EE.UU. pidiendo auspicio para un golpe de Estado! Eso daba al menos para cinco tapas, pero nada. Yo asumí el riesgo y puse la noticia, aunque quedó reducida a un espacio marginal en medio del maremágnum.

–¿Qué decía la noticia de las agencias sobre Castro y Cuba originalmente?

–Como te decía –y eso no es novedad, ya que Raúl Castro ha hecho autocrítica de manera muy frecuente– el presidente cubano hacía referencia a prácticas de la burocracia que frenaban los cambios. Castro siempre fue firme en ese sentido al punto de haber hecho observaciones tajantes hacia la prensa cubana diciendo que su triunfalismo y falta de crítica impiden corregir los errores. De eso también hablaban los despachos de las agencias, pero nada respecto al supuesto reconocimiento del fracaso del sistema. Al contrario, Castro hablaba de los avances a partir de los cambios en las formas de gestión de la propiedad, pero nada que indicara lo que intentaron forzarme a hacer. Decía sí que algunas de las reformas avanzaban lentamente.

El texto finalmente publicado fue menos informativo y más valorativo, pero tampoco reproducía en ninguna parte las declaraciones que indicaran el reconocimiento de un fracaso. Y esto por la simple razón de que tales declaraciones jamás existieron. De hecho, uno se da cuenta que lo que se anuncia en la tapa tiene un tono diferente a lo que se desarrolla en el texto. No es la primera vez que ocurre.

El jefe de redacción Armando Rivarola muchas veces hace retornar al diario a los periodistas para que acomoden el texto a lo que él quiere poner en la tapa. O directamente en la tapa se dice una cosa que no se encuentra en el cuerpo de la noticia. Total en los noticieros televisivos y radiales solo se leen las portadas. Y así esas ideas distorsionadas se fijan y se multiplican construyendo el imperio de la desinformación que rige en este país, en que los medios empresariales son prácticamente los actores solitarios. Por eso la ley mordaza contra las radios comunitarias y el odio hacia la TV Pública en la época del gobierno de Fernando Lugo. Por algo también el golpismo, en su afán de congraciarse con sus benefactores, redujo prácticamente a la irrelevancia el que fue en su momento el mejor canal del país.

Aldo Zuccolillo, propietario del diario ABC Color, y Armando Rivarola, jefe de redacción adjunto.

Aldo Zuccolillo, propietario del diario ABC Color, y Armando Rivarola, jefe de redacción adjunto.

–Reiterame la razones formales que te dieron los responsables del diario ABC para tu

–Por la vía administrativa me dijeron que se ponía fin al contrato unilateralmente. Me dijeron que leyeron mi descargo pero era una decisión tomada por la redacción. Aquí me habían dicho que nosotros debíamos comparecer cuando ellos lo deseaban y que si el dueño del diario había llamado a pedir una cosa debíamos cumplir. Claro, será el dueño del diario, pero no de nuestras vidas, al menos no de la mía.

–Decime la razón por la que vos crees que te despidieron… 

–Creo que este último episodio solo fue una trampa para formalizar lo que ya estaba decidido de antemano, pues no es la primera vez que me niego a que me direccionen los textos que elaboro. Incluso pretendieron dictarme artículos firmados y en el caso de una entrevista dijeron que yo debía enviar  las preguntas para que sean reelaboradas y aprobadas por la jefatura de redacción y la dirección. El colmo del ridículo.

Escuché unas declaraciones radiales de Zuccolillo en que decía que los titulares de la libertad de expresión no son los periodistas ni la prensa, sino el público. Por lo que veo al menos leyó la entrevista que le envié antes de que lo rechacen. (La entrevista a la que se refiere fue publicada por E’a y está disponible en el siguiente enlace: http://bit.ly/156hmfB).

En ABC Color se vive un clima de censura y persecución. No se admite el disenso. Podrán desmentirme los periodistas que piensan igual que Zuccolillo, pero me estoy refiriendo a los que discrepamos con la línea del diario en cuestiones de fondo. Para justificar el veto decretado en mi contra, el jefe de redacción Armando Rivarola pretendió degradarme diciéndome que yo era un “buche” y que solo escribo tonterías. La descalificación fácil es el único recurso que posee este señor frente a los que se atreven a no comulgar con sus ideas. No me toca a mí confirmar o desmentir eso, pero queda a consideración del público comparar el nivel de mis textos con lo que ABC Color publica a diario. No sé si es necesario que diga más.

http://ea.com.py/en-abc-color-se-vive-un-clima-de-censura-y-persecucion/

Cuba: Anuncian preselección cubana de béisbol para tope con EE.UU.

cuba-beisbol-vmesaCon la inclusión de ocho de los peloteros que estuvieron en el torneo de la ciudad holandesa de Rotterdam, quedó en 32 la preselección cubana que a partir del próximo jueves enfrentará a la selección universitaria de Estados Unidos.

A los 24 peloteros que ya estaban entrenando en el estadio Latinoamericano de esta capital se unieron los jugadores de cuadro José Dariel Abreu, Yulieski Gourriel, Erisbel Arruebarruena y José Miguel Fernández.

Igualmente se incorporaron el jardinero Yasmani Tomás y los lanzadores Ismel Jiménez, Raicel Iglesias y Noelvis Entenza.

El cuerpo técnico está encabezado por el director Víctor Mesa e incluye, además, a Lázaro López, Jesús Manso, Alexis Garro, José Ramón Riscart, Víctor Figueroa y Ramón Moré, éste último ganador del título nacional con Villa Clara.

La nómina final del conjunto (24 integrantes), que jugará cinco desafíos en suelo norteño, se conocerá el próximo lunes, fecha en que partirán hacia esa nación.

Este será el duodécimo encuentro entre conjuntos beisboleros de ambas naciones, una tradición que se rescató el pasado año cuando viajó a La Habana un equipo norteamericano.

En conferencia de prensa también se informó que el plantel de Ciego de Ávila, campeón de la campaña doméstica 2011-2012, representará a Cuba en el Torneo Challenger, en Canadá.

Preselección completa al tope con Estados Unidos:

Receptores (4):

Lázaro Herrera, Lednier Ricardo, Lorenzo Quintana y Luis Castro.

Jugadores de cuadro (8):

Andy Sarduy, Yordan Manduley, Yunior Paumier, Yurisbel Gracial, José Dariel Abreu, Yulieski Gourriel, Erisbel Arruebarruena y José Miguel Fernández.

Jardineros (8):

Yasmani Tomás, Rusney Castillo, William Luis Campillo, Edilse Silva, Maikel Cáceres, Dayron Varona, Ariel Sánchez e Irait Chirino.

Lanzadores (12):

Jonder Martínez, Vladimir García, Ismel Jiménez, Freddy Asiel Álvarez, Yander Guevara, Joel Suárez, Norge Luis Ruiz, Diosdani Castillo, Misael Siverio y Ariel Miranda, Raicel Iglesias y Noelvis Entenza.

http://www.prensa-latina.cu/

A %d blogueros les gusta esto: