Cuba: Anuncian próxima normalización en la distribución de la carbamazepina

Por el elevado número de personas que en nuestro país consumen el medicamento carbamazepina, que se emplea para varios tipos de tratamientos médicos, se consumen aproximadamente 5,7 millones de tabletas mensuales, lo que equivale a más de 68 millones de tabletas al año. Desde el mes de julio hasta la fecha se han distribuido en el país más de 19 millones de tabletas, que al estar por debajo de la demanda habitual han sido insuficientes para cubrir las necesidades de todos los pacientes que la necesitan.

La producción de medicamentos es un proceso complejo de lograr, pues es una mezcla armónica de múltiples elementos en una tableta, como es el caso de la carbamazepina, para que cada uno de ellos logre que el medicamento sea asimilado por el organismo de la forma adecuada, en el tiempo adecuado y con el efecto adecuado, parámetros que en ocasiones se ven afectados por variaciones en las características de las materias primas que recibimos de los proveedores, en cuyo caso se requiere de investigaciones para determinar si la materia prima es aceptable y si con modificaciones dentro de los límites permitidos, un ajuste en el proceso puede aprobar su uso o es necesario rechazarla y reclamar al proveedor.

Teniendo en cuenta que nuestras materias primas provienen en muchos casos de China, India o Europa, se comprende que cualquier reclamación de este tipo implica un retraso en la disponibilidad de esa materia prima, cuyo costo es de millones de dólares y sus condiciones de transportación y almacenamiento especiales.

La producción de medicamentos en el mundo entero y por supuesto en Cuba está estrictamente regulada y nuestra autoridad regulatoria, celosa de la custodia de la salud de nuestro pueblo y por lo tanto de la calidad de los medicamentos, establece numerosos parámetros que deben cumplir los medicamentos, incluyendo para el caso de las tabletas, el color exacto registrado, la homogeneidad de este color, el olor del medicamento, la dureza de la tableta y otros que, aunque aparentemente y en muchos casos no afecta el efecto del medicamento, no se pueden suministrar a la población, bajo el estricto principio de que la calidad del medicamento que consume nuestro pueblo es la premisa esencial y “regla de oro” tanto de la industria como de la autoridad regulatoria cubana.

En el caso de la carbamazepina, se han unido varios de estos aspectos relacionados con determinadas características químicas de las materias primas recibidas de dos proveedores diferentes, que modifican el tiempo de disolución de las tabletas y algunos otros elementos de propiedades aparentes del producto terminado, que aunque definitivamente no afectan su funcionamiento, no cumplen cabalmente con las características aprobadas y por lo tanto no se ha autorizado su distribución.

La industria y las autoridades regulatorias trabajan intensamente en la investigación, aclaración y/o solución de cada uno de estos aspectos para poder liberar las cantidades suficientes de carbamazepina que puedan satisfacer completamente la tan sentida necesidad de este producto que tiene nuestra población.

Esta dificultad transitoria está en vías de solución y en las próximas semanas se comenzará a normalizar la distribución.

OSDE BioCubaFarma

Anuncios

Acerca de Cubanito en Cuba
Cubano residente en La Habana Cuba. La verdad por delante de todo.

COMENTARIOS

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: