Alan Gross no es inocente

Uno de los documentos entregados por USAID a Eaton, muy censurado.

Uno de los documentos entregados por USAID a Eaton, muy censurado.

Por. Iroel Sánchez

Todavía hay medios de comunicación que insisten en que el “contratista” Alan Gross, preso en Cuba por actividades subversivas, es inocente y que venía a dar Internet  a los judíos cubanos, quienes por cierto ya la tenían antes de que él llegara. 

El periodista estadounidense Tracey Eatonlogró que, después de varias negativas, la Agencia de Estados Unidos para la Ayuda al Desarrollo (USAID) le diera acceso a algunos de los documentos relacionados con el caso aunque muy censurados. 

Etaon acaba de publicar en su blog Along the malecón esa información que deja muy mal parados a quienes siguen defendiendo una inocencia imposible. Esta es la versión en español que hace el bloguero de Miami Emilio Ichikawa de lo que publicó Eaton en su blog en inglés:   

Para convencer (nuevamente) a la USAID de que él era la persona adecuada para hacer determinado trabajo en Cuba, el subcontratista Alan Gross tuvo al menos una reunión con la agencia de los EEUU en el año 2008, donde le expuso el siguiente razonamiento:

1-EEUU ha asumido (como “obligación” o deber) que tiene que propiciar un cambio democrático en la isla

2-Una de las principales razones es que si no propicia ese cambio a una democracia solvente se puede crear una catástrofe humanitaria masiva (“massive humanitarian catastrophe”) en la ancha frontera marítima con Cuba.

3-Pero hay un problema: Los activistas (opositores y disidentes) cubanos no tienen la capacidad para impulsar ese cambio democrático.

Contundente: Si hay cosas de tal rango que los activistas anticastristas cubanos no pueden hacer, ahí está Alan Gross (y la agencia que lo acredita) para asumir la tarea. De manera que Gross es (re)enviado a Cuba, detenido en el 2009, juzgado y condenado a 15 años de cárcel.

En el 2010, bajo la “Freedom of Information Act”, el periodista Tracey Eaton presentó una solicitud de los documentos con la propuesta de Gross, y otros relacionados con la USAID.

La solicitud fue denegada en el 2011.

Eaton volvió a la carga. Apeló y el martes 30 de septiembre (2014) recibió una comunicación de la USAID reconsiderando la negativa. La agencia estaba liberando información relacionada con los argumentos “técnicos” de Gross. La USAID fue amable y le explicó al periodista que el problema estuvo en que tenía muchas solicitudes acumuladas.

La DAI (Development Alternatives Inc), la compañía en Bethesda (Maryland) que subcontrató a Alan Gross, escribió para persuadir a la USAID un proyecto titulado “Cuba Democracy and Contingency Planning Program” con el que iba a competir en la licitación contra otro solicitante: elManagement Systems International (MSI), en Arlington, Virginia.

Sobre el proyecto de la DAI la USAID liberó información parcial; y sobre el proyecto de MSI no soltó prenda. Aunque consta en record que el MSI ha recibido 223 millones de dólares de la USAID desde el año 1988. Menos que la DAI, que anda por los mil millones recibidos de la USAID para unos 72 proyectos.

La tesis de la DAI para sostener el tumbe a la USAID es que en Cuba, de hecho, la transición se está produciendo ya; pero hacen falta algunos retoques: Pulir los nuevos líderes, desarrollar la sociedad civil, apoyar los nuevos partidos políticos, producir ciudadanos, etc.

Los listísimos licitadores de la DAI le dijeron a la USAID que si algunos de estos puntos faltaran, Cuba podría “regresar” o derivar a otra forma de autoritarismo; con la consecuente pérdida de tiempo y recursos.

La picarona DAI le dice a la USAID que ya tiene sus “reformistas” identificados (“identified reformers”); aunque por supuesto insistió en que dichos reformistas no pueden manejarse por sí solos ni están preparados para liderar la propuesta democratizadora; al menos por el momento.

Ichikawa llama “tumbe” (engaño) al modo en que este documento demuestra se obtiene el dinero del gobierno estadounidense para derrocar la Revolución cubana y por esta vez lleva razón. 

( Tomado de La Pupila Insomne )

Una pregunta…¿puede ser independiente alguien que es premiado solo si dice cosas malas de su país?

Esta persona llamada Yusnaby Pérez ha dicho, entre otras barbaridades, que “en el caso de medicina (como carrera universitaria), es especial, porque ahí entran los peores. Los que no obtienen otras carreras, entran en medicina”. Con una sonrisa, añadió “Si…en Cuba la medicina se usa como exportación. Mientras más médicos, pues más mandan para Brasil, más mandan para Venezuela”.

Esta persona llamada Yusnaby Pérez ha dicho, entre otras barbaridades, que “en el caso de medicina (como carrera universitaria), es especial, porque ahí entran los peores. Los que no obtienen otras carreras, entran en medicina”. Con una sonrisa, añadió “Si…en Cuba la medicina se usa como exportación. Mientras más médicos, pues más mandan para Brasil, más mandan para Venezuela”.

Por: Yadira Escobar

Hoy vi la entrevista que le hizo Infobae-TV (en Argentina) a un bloguero cubano al servicio de Cubanet, y me ha parecido una barbaridad que un joven cubano diga tantas mentiras juntas con tal de agradar a sus patrocinadores y empleadores. Me hubiera gustado escucharle decir cosas objetivas, y aunque criticara al gobierno cubano, que mostrara respeto por su país, pero lo que vi fue un espectáculo lamentable de propaganda idéntica a la que se produce en Miami.

Cubanet lleva años recibiendo mucho dinero del gobierno norteamericano para provocar el derrumbe del estado cubano. Uno de sus métodos permanentes es reproducir y promover todo el trabajo subversivo que se produzca en la isla bajo la forma de “periodismo independiente”.

Una pregunta…¿puede ser independiente alguien que es premiado solo si dice cosas malas de su país?

Por ejemplo, yo no creo que Cubanet pague por un periodismo que explique los daños que producen las sanciones económicas contra Cuba en su sociedad civil. No, eso se sale del guión, solo se pueden repetir lo mismo de siempre y está prohibido ignorar el libreto.

Esta persona llamada Yusnaby Pérez ha dicho, entre otras barbaridades, que “en el caso de medicina (como carrera universitaria), es especial, porque ahí entran los peores. Los que no obtienen otras carreras, entran en medicina”. Con una sonrisa, añadió “Si…en Cuba la medicina se usa como exportación. Mientras más médicos, pues más mandan para Brasil, más mandan para Venezuela”.

Bueno, la falta de patriotismo es una señal más que abundante en esta época, y este bloguero se sumó a la campaña por desacreditar a los médicos cubanos en América Latina sobre todo por falta de solidaridad con los suyos. El, que dice ser graduado de Ingeniería en Telecomunicaciones del Instituto Politécnico de La Habana (CUJAE), debería apreciar un poquito la política educativa de su país, o al menos ser más objetivo a la hora de explicar como funcionan las universidades cubanas, sin miedo a que lo tilden de simpatizante del gobierno cubano.

Es como oír decir a un argentino que los mejores deportistas son los de Uruguay. Un mínimo de nacionalismo no viene mal a la hora de hablar del propio país. Hasta ahora para mi, los médicos cubanos son muy buenos. Me dió la impresión de que al entrevistador, al que vi conducirse con decencia, no le agradó el extremismo con el cual el muchacho critico a su país natal.

El joven se burló cantidad del cuentapropismo cubano, y se refirió en específico a los herreros, desmochadores de palma, y forradores de botones como si se tratara de oficios indignos. También se rió de los botones forrados, algo que es considerado un detalle fino y de alta costura, un favorito de la industria clásica del buen vestir. Quizás eso explica el silencio incómodo del entrevistador haciendo distancia ante lo absurdo.

Yusnaby Pérez ha dicho literalmente que el régimen cada vez está más débil. Ahh, eso se anda diciendo acá en Miami desde el 59. Quizás el cree que está ahora a tono perfecto con la extrema derecha en Miami a la cual trata de complacer, pero la verdad es que nuestra época no necesita otra cosa que nuevos valores para luchar contra la pobreza de manera eficaz. Esos nuevos valores mientras más lejos estén de las ideologías ya gastadas de la guerra fría son más apreciados por todos los pueblos. La propaganda subversiva es un traje que le queda mal a cualquiera que se aspira a que le tomen en serio.

A %d blogueros les gusta esto: