Autores ven oportunidad para cambio en relaciones entre Cuba y EEUU

Por Daniel Trotta

cuba_euaLA HABANA (Reuters) – Los autores de un nuevo libro que revela 55 años de comunicaciones informales entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba ven una oportunidad única para normalizar las relaciones entre ambos países, si el presidente Barack Obama está dispuesto a aprovechar el momento.

William LeoGrande y Peter Kornbluh son coautores del libro “Back Channel to Cuba”, que oficialmente sale a la venta el lunes y explica las conversaciones informales y secretas que han utilizado La Habana y Washington para mantener contacto a pesar de más de medio siglo de hostilidades.

Basado en gran parte en documentos desclasificados, el libro causó sensación tras revelar que el ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger ordenó planes de contingencia para un ataque militar con el fin de “aplastar a Castro”, en respuesta a la decisión del ex presidente Fidel Castro de enviar tropas cubanas a Angola en 1975.

Los autores están de visita en La Habana para asistir a la presentación simultánea de su libro y otro texto de tema similar de los escritores locales Elier Ramírez y Esteban Morales, basado en documentos cubanos desclasificados.

LeoGrande es profesor en la Universidad Americana de Washington, y Kornbluh es investigador de la organización independiente Archivo de Seguridad Nacional.

Ambos autores dicen que Obama tendrá una oportunidad para sacar a la luz las relaciones bilaterales entre ambos países en abril próximo en Panamá, sede de la Cumbre de las Américas. Como país anfitrión, Panamá ha invitado verbalmente a Cuba, que participaría por primera vez de la cita.

Obama podría reunirse allí con el presidente cubano Raúl Castro, en algo que tendría un peso mayor que el apretón de manos que se dieron ambos en un breve encuentro en el funeral de Nelson Mandela en diciembre pasado.

“En los próximos meses ésta es la oportunidad para la diplomacia, dando la oportunidad a Obama de cumplir una promesa de campaña que hizo en 2008”, dijo Kornbluh en referencia a la voluntad expresada por Obama de reunirse con los líderes de adversarios estadounidenses como Irán y Cuba.

LeoGrande dijo que existe una serie de condiciones excepcionalmente favorables. Entre ellas, que Obama está en su segundo y último mandato y que la presunta principal candidata del Partido Demócrata para las elecciones de 2016, Hillary Clinton, ha abogado por un cambio en la política hacia Cuba, por lo cual Obama no la dañaría políticamente.

Lo más importante, agregó, es que las encuestas muestran que una mayoría de cubano-estadounidenses residentes en el sur de Florida ahora están a favor de un cambio.

“Soy razonablemente optimista”, dijo LeoGrande. “Obama ha estado diciendo desde que era candidato que la política (de no tener relaciones) no tiene sentido y tiene que cambiar. Y Raúl Castro ha dicho que quiere ver un cambio de política (…) Un montón de cosas que han impedido un cambio en Estados Unidos son temas viejos”, agregó el escritor.

Durante la presentación simultánea el lunes del libro “La política de Estados Unidos hacia Cuba”, sus autores coincidieron en que ambos países deben aprovechar el contexto actual.

“Hay que avanzar hacia una mejor relación, una relación civilizada, a lo mejor no una normalización en sus términos clásicos porque somos países que vamos a seguir siendo adversarios desde el punto de vista ideológico, pero tenemos que pasar a otra nueva fase de relación (…) más acorde a los tiempos que vivimos”, dijo a Reuters Elier Ramírez, co-autor del texto.

Un editorial de The New York Times del domingo instó a Obama a cambiar la política de la Guerra Fría y avanzar hacia la normalización de las relaciones y eliminar el embargo comercial impuesto a la isla. Los conservadores que se oponen al cambio critican el sistema político unipartidista de Cuba y la represión a los disidentes.

Cuba, por su parte, tiene pocas expectativas de que haya un cambio en las relaciones con Estados Unidos.

“Sigue vigente la filosofía del castigo”, dijo la pasada semana Josefina Vidal, directora de Estados Unidos en la cancillería cubana, a periodistas en La Habana.

(Reporte de Daniel Trotta, reporte adicional de Rosa Tania Valdés, editado en español por Hernán García)

Graduada de la ELAM: “La medicina en Cuba es muy humanista”

int-311153

Yahaira Torres se duerme a las tres de la mañana, porque repasa temas, debido a la variación de la epidemiología de los lugares. Las bacterias y virus son diferentes. Las enfermedades son diferentes a las de Cuba y hay que seguirse actualizando, para brindar el mejor servicio a la comunidad?

Tomado de El Diario, por Daniel Valdes

El hablar sobre su experiencia en Cuba, Yahaira comenta sobre el choque de culturas, porque en el país caribeño la medicina y la educación son gratuitas “y desde la escuela te inculcan a servir a tus semejantes”.

“La medicina es muy humanista, te enseñan a ayudar a la gente, mientras que en México está muy materializada. Cualquiera de mis maestros de Cuba, en México sería millonario. Los médicos que fueron mis profesores son unas eminencias, pertenecen a la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud y no cobran un peso por atender a los pacientes”, expresó.

Al retornar a México, el shock es tremendo, al llegar a una sociedad que está acostumbrada a materializar la medicina.

“En mi caso, por ejemplo, vienen los pacientes a mi casa y me levantan en la madrugada. Los atiendo y me preguntan ¿cuánto te debo?, y no les cobro nada, quizá algunos dicen: no cobra, es porque no sabe.

“A veces la mentalidad del ser humano es tan triste, tan pobre, que necesitas cobrar para que él se sienta que tú eres bueno. Hay personas que te subvaloran por el hecho de que no les cobras. Es la mentalidad que el mexicano se ha creado, piensan que es más bueno el médico mientras más les cobra, pero hay personas muy buenas, muy agradecidas y que yo sé que no traen para el medicamento y aún así quieren pagar”, comentó.

El consultorio del Ayuntamiento de Arteaga está bien equipado, con todo lo necesario para dar la primera atención y estabilizar al paciente, para canalizarlo a otra instancia, en caso de así requerirlo.

Además, cuenta con los medicamentos básicos y por la cantidad de pacientes que acuden, la Presidencia Municipal les surte dos veces por semana.

Ahí el costo de las medicinas es simbólico, alrededor de un 15 por ciento de lo que cuestan en cualquier farmacia.

Sólo quiere ayudar a la gente

El cambio en la personalidad de Yahaira es tal, que a pesar de tener un mes en funciones como doctora en San Antonio de las Alazanas, no ha cobrado su salario.

Además, dice que ya lo debe, porque lo va a destinar a comprar algunas medicinas y aparatos que necesitan algunos de sus pacientes.

“A veces mi mamá me dice: no debes regalar todas las medicinas, porque si sigues así, te vas a acabar todos los medicamentos del consultorio y los vas a pagar de tu bolsa”, comentó.

De eso, dijo, “lo platiqué con el alcalde, José de Jesús Durán Flores, quien me dio luz verde para ayudar a las personas, sobre todo cuando llegue alguien muy necesitada y no pueda pagar, yo le doy el medicamento y si en un futuro puede regresar a pagarme, me paga, y si no, pues es eso sale de la comunidad”.

Otro factor que tuvo que superar es que en San Antonio de las Alazanas, la mayoría de la comunidad la conoce. Ahí realizó sus estudios de primaria, secundaria y preparatoria.

Ahora que regresa ya como profesionista, dice que los primeros días, tal vez la gente no creía en su capacidad y ella tuvo que entender que para inspirar esa confianza debía asumir su rol de “la doctora Yahaira”.

Antes la gente confiaba mucho en un doctor e incluso lo esperaban tres o cuatro horas para atenderse con él y ahora ya no lo buscan, “yo le digo, no te preocupes, al rato vuelven, eso es ahora porque soy nueva”.

El sacrificio

Recuerda que fueron siete años de mucho esfuerzo para mantener un alto desempeño académico y fue de esa manera en que culminó sus estudios, con un promedio de 4.85 (en Cuba la calificación más alta es de 5) y fue el segundo mejor de su generación.

Durante ese tiempo su dieta consistió en arroz, frijoles y plátano (moros y cristianos), todos los días.

“En Cuba tienen muchas necesidades, pero cuentan con lo elemental para vivir y la gente se ayuda entre sí”, dijo.

Mientras platicamos en el comedor de su vivienda, a unos pasos su madre empieza a preparar la comida. En la cocina lava y parte un pollo, para un sustancioso caldo.

Ahí interviene la señora y platica de cuando fue a Cuba, acompañada de su esposo, para estar presentes en la graduación de su hija. Le sorprendió abrir el refrigerador en la casa de la familia, donde se asistía su hija: no había comida, puras botellas de agua.

Yahaira complementa y dice que su mamá se sorprendió la primera ocasión que le sirvieron de comer arroz con frijoles, “pues se le hizo mucho y le dije: cómetelos, porque aquí no hay tortillas y eso te va a ayudar durante todo el día”.

Nuevas experiencias

Otra anécdota fue en una de las vacaciones en que ella visitó a sus padres. A la hora de la comida, “ya ves que sobra algo de varias cacerolas y ahí lo dejas o lo guardas. En Cuba no pasa eso y algo me pasó, que me serví las lentejas que sobraron y me comí todo con cuchara. Mi mamá me dijo: vaya que sí traes hambre”.

Yahaira recuerda que nunca calzó zapatos rotos, porque su papá, Ignacio Torres, siempre estuvo atento a darle esos satisfactores.

Sin embargo, en La Habana tuvo esa primera experiencia. Un día, en el Hospital Calixto García, de repente se despegó la suela de uno de sus zapatos. Además, viste la misma ropa que se llevó desde el 2007 y todavía la usa.

Para ella eso es algo que no representa ningún problema, pues lo principal es la fortaleza de espíritu y la experiencia enriquecedora que le representó educarse con grandes especialistas y sobre todo que el sacrificio valió la pena.

A Yahaira le correspondió dar el discurso de despedida durante la ceremonia de graduación y para ello todos sus compañeros, que se prepararon en el Hospital Calixto García, debieron preparar su texto y una maestra evaluó para seleccionar al mejor.

El cuestionario

Insiste en que la medicina en Cuba es muy humanista. El paciente llega y platicas con él, te cuenta sus dificultades.

“Un profesor me decía: el 90 por ciento del diagnóstico es el interrogatorio, porque hablas con el paciente y él mismo te dice lo que tiene, porque tú ya lo estudiaste y sólo tienes que guiarlo en las preguntas.

“Yo a veces llego muy cansada y mi mamá me dice ¿qué tienes?, porque escucho 40 historias distintas, 40 problemas diferentes, pero todo eso es muy bonito. Porque eso es el servicio y lo que uno eligió. Me gusta la medicina, porque va más allá de recetar un medicamento, hay que atender al paciente y sobre todo las personas mayores, se van felices con el solo hecho de que alguien las escuche”, expresó.

Seguirá sus estudios

Ahora su meta es continuar su preparación y alcanzar la especialidad en Cirugía Ginecológica o Cirugía General, que requiere tres años de estudio.

Lo que tiene claro es que quiere estudiar en Saltillo, porque fueron siete años alejada de su familia y ahora quiere estar cerca de ellos, “es tiempo que no recuperas, que no estuviste con tus seres queridos y ahora quiero prepararme aquí. Además, de esta manera hay la oportunidad de atender, los fines de semana, a las personas de mi tierra”.

Después de la graduación ya tuvo una audiencia con el gobernador Rubén Moreira Valdez y está programada otra reunión, porque ya ofreció su apoyo para que pueda continuar con su preparación y tener una especialidad.

Los 20 pesos

Yahaira está muy agradecida por el apoyo que recibió de su comunidad para estudiar en Cuba, quizá con 20 ó 50 pesos, muchos pusieron su granito de arena.

“Nunca me olvido de un niño pequeñito, que tendría 7 años. Cuando dijeron Yahi se va a Cuba, estábamos en la iglesia y pidieron orar para que le vaya bien y el niño se levantó y me entregó 20 pesos. Era todo lo que él tenía y me lo regaló.

“Hace unos días vino a consulta, porque le dolía el estómago y le digo a mi mamá: esas son cosas que te estimulan a seguir adelante. Hay personas que esperan por ti, que tienen la confianza, y ese es el comentario que yo escucho: qué bueno que ya te tenemos aquí.

“Ya sienten que tienen a alguien que los puede atender. No importa que no traigan dinero, ellas vienen con toda confianza. Incluso duermo cerca de la ventana y en la noche me gritan: Yahi, Yahaira, porque saben que me voy a levantar a atenderlos. Es como si no pasara el tiempo, pero ya pasó”, expresó.

No es imposible

“Varios de mis profesores me alientan mucho y me dicen que soy una motivación para las nuevas generaciones, para enseñarles que no es imposible, si tú lo quieres, tú puedes. Sólo tienes que pedirle a Dios que te bendiga, que te abra las puertas de bendición y ponerle todas tus ganas”.

El dato

Como estudiante de preparatoria, Yahaira participó en el Parlamento Juvenil, representando al municipio de Arteaga. Su discurso fue uno de los mejores y eso le valió una convivencia con el entonces gobernador Humberto Moreira Valdés, quien al conocer su deseo de estudiar medicina le ofreció apoyo.

Al concluir la preparatoria obtuvo el promedio más alto, a nivel nacional, con 9.9.

Ella presentó examen, y lo aprobó, en la Facultad de Medicina de la UAdeC.

Tiempo después la buscaron de la oficina del Gobernador para decirle que había una beca para estudiar en Cuba. Para ganarla tuvo que competir con 480 aspirantes, entre ellos algunos estudiantes de medicina y otros ya eran médicos. Se le aplicó un examen de conocimientos generales y su calificación fue de 9.9.

Sus maestros de secundaria, Alejandro Gómez Millán; y de preparatoria, Jorge Alvarado Roque, la impulsaron para buscar esa beca y tener una mejor preparación.

Las cosas importantes

“Aprendí en Cuba que las cosas materiales no son lo fundamental. Las cosas más importantes de la vida no es lo que te puedas poner o usar. Incluso mi primera quincena ya llegó, ni siquiera hemos ido a cobrarla.

“Por ejemplo, este celular me lo regalaron y no sabía usarlo, porque seis años no usé celular. Son cosas que pones en segundo plano, como la satisfacción que un paciente te diga, con toda sinceridad: muchas gracias, que Dios te bendiga. Son cosas que te enriquecen mucho, eso es lo que más vale en la vida o ver sanar a un niño que estaba con mucha fiebre y convulsionando, con la mamá desesperada.

“También hay muchas cosas que te parten el alma, como un niño que falleció hace dos días. Yo lo cargué, estuve con él, le regalé un yogur. De pronto, no se pudo y son cosas que uno debe aprender a superar, porque a veces Dios dice no y no eres Dios, sólo eres un médico y tienes que tratar de dar lo mejor de ti para ayudar a las personas, pero a veces no se puede y son cosas que te entristecen”.

Ella sí es profeta en su tierra

El presidente municipal de Arteaga, José de Jesús Durán Flores, está orgulloso de Yahaira y el Ayuntamiento tiene un proyecto de salud comunitaria para ella.

Contrario a lo que dice el dicho, que “Nadie es Profeta en su Tierra”, en el caso de Yahaira no aplica, porque en apenas un mes de trabajo en el Consultorio Municipal, ya demostró su calidad y mucha gente la busca.

“Es un consultorio pequeño, pero estamos dando un servicio excelente, con tres médicos, tres enfermeras, un paramédico y una ambulancia. El proyecto es hacer una nueva construcción en ese consultorio.

“Ya platiqué con ella. Nos va a ayudar en el consultorio y en muchas más cosas… me va a ayudar en un proyecto, en el que vamos a visitar varias comunidades”, expresó.

Recordó que en el 2007, cuando fue alcalde por primera vez, la impulsó para promover una beca en el Gobierno del Estado y el Ayuntamiento también la apoyó.

Ahora que Yahaira regresó ya como profesionista, se le dio la oportunidad de trabajar en el consultorio de San Antonio de las Alazanas y como ella es de ahí, ya es muy reconocida por su calidad humana y como profesionista.

Durán dijo que la doctora Yahaira representa un gran orgullo para Arteaga y demuestra que la población de este municipio tiene capacidad y cuando un arteaguense se propone algo lo va a lograr. Es una gran motivación para los niños de la sierra.

Cuba: Falleció en Holguín Luis Miguel Arias Cala

A las 7:20 de la mañana de este 13 de octubre falleció en la Sala de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico Quirúrgico “Lucía Íñiguez Landín”, de la ciudad de Holguín, Luis Miguel Arias Cala, quien se encontraba en licencia extrapenal y desde hace varios meses presentaba un estado de coma profundo, provocado por complicaciones asociadas a daño cerebral irreversible y muerte neuronal que le causaron la muerte.

Desde mayo del presente año el ciudadano Luis Miguel Arias Cala estuvo ingresado indistintamente en instalaciones hospitalarias de la provincia Holguín, al presentar “dolor precordial con irradiación al brazo izquierdo”. Desde ese momento, el equipo médico que lo atendió le diagnosticó una cardiopatía hipertensiva y un cuadro de salud delicado, resultado de ocho inaniciones voluntarias.

Luis Miguel cumplía una Sanción Conjunta de 15 años de Privación de Libertad por la comisión de varios delitos comunes, entre ellos el de Homicidio, al causarle la muerte a un ciudadano, al que ultimó a golpes tras una discusión violenta por razones personales.

Además había sido sancionado anteriormente con diversas medidas por cuatro atentados contra funcionarios públicos, dos hechos que ocasionaron lesiones a otras personas, un Robo Con Violencia y un Hurto.

A pesar de ello, y teniendo en cuenta su delicado estado de salud, en febrero del año 2012 le fue otorgada una licencia extrapenal, la cual le fue revocada al cometer en mayo del mismo año un intento de asesinato contra otro ciudadano que logró salvar su vida a pesar de haber recibido de manos de Luis Miguel varias puñaladas.

Aun así, y ante el agravamiento de su estado de salud, nuevamente en septiembre del año 2012 le fue concedida otra licencia extrapenal, teniendo que ser revocada una vez más en noviembre por la pésima conducta que mantuvo.

Tras estas experiencias los tribunales debieron denegarle nuevas propuestas de licencia extrapenal, lo cual fue utilizado por Arias Cala como justificación para autoagredirse, ocasionarle lesiones a otros reclusos y a oficiales de prisión en varias riñas, y mantener diversos episodios de inanición que agravaron su salud, incluso una por 70 días.

Al momento de su deceso se encontraba en libertad, atendiendo a que se le había concedido nuevamente la Licencia Extrapenal desde el 27 de mayo de 2014, debido a su delicado estado de salud.

Tomado de http://visiondesdecuba.com/2014/10/13/fallecio-en-holguin-luis-miguel-arias-cala/

A %d blogueros les gusta esto: