Unidad Nacional Operativa: OJALÁ QUE SOLO SEA UN HASTA LUEGO

Escrito por PAQUITA ARMAS FONSECA

uno_1Acabando el capítulo 10 u 11 de UNO (Unidad Nacional Operativa) llamé a Roly Peña para felicitarlo.  Carlos Luis González, el instructor,  y Ullyk Anello, el delincuente, protagonizaron una escena que me hizo recordar momentos estelares de los policiacos cubanos.

Carlos Luis movió la entrevista con ironía, sonriente, como debe hacer quien tiene “la sartén por el mango”,  pero su contrincante, un inteligente estafador, que pensaba salir ileso, no era menos irónico, seguro, agradable ¿por qué no?.

Hace muchos años le comenté a Sergio Corrieri que lo que más me gustó de En silencio ha tenido que ser… fue que los agentes de la seguridad del estado vencían a brillantes oficiales de la CIA. ¿Qué mérito tiene ganarle a un enemigo tonto, incapaz y casi siempre iletrado?

El guión de UNO, la dirección de actores, y por supuesto su papel, hacen de Ullyk Anello un  delincuente con dominio del idioma, atractivo, bien vestido como son los buenos transgresores de la ley. A su vez, el instructor goza, como el gato con el ratón, y así el televidente disfruta más el enfrentamiento de la ley y el desorden.

Esta es una de las tantas escenas de UNO que he disfrutado mucho, como las del “salsoso” Tomás Cao,  el oficial operativo y la convincente Yuni Bolaños como instructora. Han  estado bien  las actrices Keni Cobos e Iris Abreu  que representan a dos peritos.

Dejo a Tamara Morales, la jefa, para último porque si al principio pensé que su dureza estaba justificada, en el transcurso de la serie mantuvo demasiadas actuaciones teatrales, muy poco televisivas, aunque de vez en vez dulcificó su proceder. Habría que ver cómo le hubiera ido a Yipsia Torres en este papel y que no pudo hacer por razones personales.

Pero en general, incluidos los delincuentes, testigos, extras, han estado bien. Ese es un mérito de Roly y Albertico Luberta que dirigió una buena parte de los capítulos.

Poco habrían hecho los dos directores si ellos mismos junto a Eduardo Vázquez y Amílkar Salatti, en un largo trabajo de mesa dieran cuerpo a un buen guion. Al final Albertico escribió nueve capítulos, Amilkar siete y Eduardo dos, pero lo interesante es que si Eduardo fungió como asesor de toda la serie, en el caso de sus piezas los asesores fueron los otros dos, además de otra especialista con la que pudo contar en la escritura de sus segmentos. Durante el proceso siempre discutieron, sobre la base de una tormenta de ideas, desde cada palabra hasta la imagen que deseaban conseguir.

La fotografía de Juan Feria Estopiñán  es una muestra que se pueden lograr buenas imágenes en diferentes conflictos humanos como enDuaba, la odisea del honor, lleno de maniguas y UNO, con escenas citadinas.

Con  UNO, si se realiza otra temporada, se debe tener en cuenta que los actores y actrices, especialmente los protagonistas, aparezcan un martes o jueves como policías y el domingo, contradictoriamente, sean delincuentes en Tras las huellas.

La serie que termina es también otro logro, no sólo de los artistas y técnicos que la concibieron e hicieron, sino de la forma de trabajo de la empresa RTV Comercial que posibilita la creación, no la complica. Para el equipo y los productores felicidades.

Por suerte, los martes, a la hora en la que se ha transmitido esta propuesta empezará  Con dos que se quieran…que si no es un policiaco, su conductor Amaury Pérez Vidal devela para quienes lo vean aspectos pocos conocidos de sus invitados. Estoy segura que él sería un buen instructor policial, todavía recuerdo una receta de cocina que “le sacó” a una gran artista cubana. Así que no creo que salgamos tan mal.

( Tomado de Televisión Cubana )

Dictan sentencia contra responsables del asesinato de cuatro personas tras intento de salida ilegal

JusticiaLa Sala de lo Penal del Tribunal Provincial Popular de Artemisa, después de valorar las pruebas practicadas en el juicio oral celebrado en días recientes, acordó sancionar a siete personas vinculadas a un presunto plan de salida ilegal del país, en el que como se informó, fueron ultimadas de forma violenta cuatro personas.

Durante el desarrollo del juicio oral se demostró que los acusados Jorge Luis Salazar Ricardo, Reinier Armas García, Yassel Montero Vázquez, Jorge Ramón Suárez León, Yusniel Grimont Sánchez y Michel Luis García Urgellés, puestos de común acuerdo, decidieron concebir y ejecutar un plan, en el que simulaban la organización de una salida ilegal del territorio nacional hacia los Estados Unidos de América por vía marítima, con el propósito de apropiarse del dinero que los interesados en abandonar el país, le pagarían para llevar a vías de hecho su viaje.

Los citados encausados lograron enrolar a once personas, mediante el engaño de emigrar de forma segura, y se cercioraron que el día previsto para la salida llevaran consigo la cifra acordada.

De esta forma, el Tribunal pudo dar por probado, que el 7 de junio aproximadamente a las 9:00 de la noche los encartados Jorge Luis Salazar Ricardo y Reinier Armas García contactaron telefónicamente con el ciudadano Orlando Gutiérrez Padilla, quien desconocía las verdaderas intenciones de los acusados, con el objetivo de que éste en su bicitaxi, fuera trasladando individualmente a las personas que querían salir del país, hasta uno de los refugios ubicados en el potrero de la finca de desarrollo 603 de la Vaquería “Niña Bonita”, sitio donde por sorpresa, y aprovechándose de la superioridad numérica, oscuridad y condiciones del terreno, procedieron a agredir premeditadamente a cinco de ellas, logrando privar de la vida a cuatro.

Como resultado de las investigaciones también se demostró que dos años antes los acusados Yassel Montero Vazquez, Jorge Luis Salazar Ricardo, Rafael Sanchez Hernandez y Reinier Armas García, con similar modus operandi lograron adueñarse violentamente del dinero de otra persona bajo la falsa creencia de una salida ilegal del país.

La Sala en atención a la gravedad de los hechos narrados, a la conducta de los imputados, quienes actuaron de forma inescrupulosa con el único fin de obtener beneficios personales, y al grado de participación de cada uno de ellos, acordó sancionar a:

1).- JORGE LUIS SALAZAR RICARDO, como autor de los delitos de asesinato en grado de tentativa, robo con violencia o intimidación en las personas y falsificación de carné de identidad a privación perpetua de libertad.

2).- REINIER ARMAS GARCÍA, como autor de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y robo con violencia o intimidación en las personas a privación perpetua de libertad.

3).- RAFAEL SANCHEZ HERNANDEZ, como autor de un delito de robo con violencia o intimidación en las personas a 25 años de privación de libertad.

4).- YASSEL MONTERO VAZQUEZ, como autor de un delito de robo con violencia o intimidación en las personas a 22 años de privación de libertad.

5).- MICHEL LUIS GARCIA URGELLES, como autor de un delito de tráfico de personas a 10 años de privación de libertad.

6).- YUSNIEL GRIMONT SANCHEZ y JORGE RAMON SUAREZ LEON, como autores de un delito de tráfico de personas a 8 años de privación de libertad para cada uno.

El tribunal impuso además a los encausados las sanciones accesorias de privación de derechos consistentes en la pérdida del derecho al sufragio activo y pasivo, así como de ocupar cargos de dirección en los órganos estatales y en organizaciones de masas y sociales; y dispuso las prohibiciones migratorias pertinentes.

Asimismo, los acusados JORGE LUIS SALAZAR RICARDO y REINIER ARMAS GARCIAfueron declarados responsables civilmente por los hechos cometidos y deberán indemnizar a los familiares de las víctimas.

Contra la sentencia dictada tanto los acusados, como el Fiscal, tendrán el derecho de establecer recurso de casación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular.

( Tomado de Cubadebate )

Historia de Cuba: La explosión del Maine y la intervención norteamericana

Por Israel Valdés Rodríguez*

La explosión del Maine y la intervención norteamericana en Cuba

La explosión del Maine y la intervención norteamericana en Cuba

A finales del año 1897 era evidente el accionar combativo del Ejército Libertador, la balanza de la contienda bélica se inclinaba, cada vez más, a favor de los mambises. El envío a Cuba de más de 200 000 efectivos del ejército español, más la reconcentración de la población, no lograron la anhelada pacificación. La ofensiva del general Ramón Blanco contra el legendario jefe mambí Calixto García en Oriente, también concluyó en un rotundo fracaso.

El 6 de diciembre de 1897 el presidente de los Estados Unidos, William Mckinley, en su mensaje anual al Congreso sobre el estado de la Unión, hizo marcada alusión al tema de Cuba y proyectó sus ideas injerencistas al respecto.

El 1ro de enero de 1898, Blanco instaura el régimen autonómico en Cuba lo que permitió cierta y limitada libertad de prensa. Entonces, el diario habanero “El Reconcentrado” publica un editorial con el título: “Fuga de Pícaros”, que exaltó los ánimos proespañoles y antiautonomistas de una turba reaccionaria que asaltó el local del diario y provocó una pequeña manifestación callejera, en la que se dieron vivas a Weyler y gritos contra Blanco. Este alboroto fue suficiente, para que el cónsul general norteamericano, Fitzhugh Lee, de manera oportunista magnificara los hechos y enviara un cable a su país solicitando se enviasen buques de guerra a la capital cubana en previsión de posibles ataques a los residentes estadounidenses en la isla o a sus propiedades.

El 24 de enero, el presidente de los Estados Unidos decidió enviar un buque de guerra, invocando las buenas relaciones entre ambos países, como un gesto de amistad, pero lo cierto es, que constituyó el inicio de un plan intimidatorio con que McKinley pretendía hacer un verdadera demostración de fuerza y marcaría sus proyecciones futuras de ingerencismo.

A las 11 de la mañana del 25 de enero de 1898, el acorazado de segunda clase, Maine, hacía su entrada en la rada de la Bahía de La Habana. A las 9:40 de la noche del 15 de febrero explotaba misteriosamente, pereciendo 266 de sus tripulantes, de los cuales una gran parte eran negros. La explosión fue en la proa donde la marinería tenía su dormitorio y seguidamente el fuego alumbraba un trágico espectáculo de muerte y horror. España y los Estados Unidos se incriminarían recíprocamente por este hecho, el cual ha sido objeto de reiteradas investigaciones a lo largo de más de un siglo, dirigidas primero a determinar las causas de la explosión y más tarde a establecer su relación con el proceso que condujo a la declaración de guerra por parte de los Estados Unidos a España.

Este triste episodio y la forma en que fue utilizado por la prensa norteamericana, con el fin de enardecer los ánimos de su pueblo, fueron signos evidentes, de la posterior ruptura de relaciones y el desencadenamiento de las hostilidades. Fue el pretexto para la intervención en la contienda y la declaración de guerra a España.

La intervención armada norteamericana.

Después de un proceso de gestiones diplomáticas y de intensa campaña propagandística destinada a preparar las condiciones necesarias para la intervención armada en Cuba, le sucedió un período de movilización y tensión de todas las fuerzas militares y navales de los Estados Unidos. La superioridad naval norteamericana les permitió destruir la escuadra en Manila y la de Cervera frente a Santiago de Cuba en un verdadero tiro al blanco; sin embargo, en tierra, las tropas norteamericanas demostraron poseer marcadas deficiencias en la instrucción y la dirección de las acciones combativas y gracias a la cooperación y apoyo de las fuerzas mambisas pudieron obtener la victoria. Entonces, la manera en que los cubanos serían tratados se puso de manifiesto inmediatamente al impedir la entrada del insigne general Calixto García y sus compañeros en la capital oriental, bajo el pretexto de “posibles represalias” por parte de los cubanos. La dignidad e hidalguía del patriota holguinero se puso de manifiesto en la rotunda respuesta que le escribiera al general William Shafter, comandante supremo del ejército norteamericano destinado a Cuba.

En resumen, la política puesta en práctica fue un acuerdo del gobierno de los Estados Unidos. Sus proyectos y procedimientos marcaron el derrotero previsto en el plan injerencista. La explosión del Maine, la guerra con España, la ocupación de las colonias de estas, entre ellas Cuba, formaban parte del objetivo de rapiña del imperialismo. El plan completo implicaba la exportación de capitales para asegurar la esclavitud económica de América Latina y su conversión en mercado de productos industriales y fuente de materias primas.

* (San Antonio de los Baños, 1952) profesor e historiador, miembro del secretariado permanente de la Unión de Historiadores  de Cuba.

( Tomado del Blog: Cuba por Siempre )

¿Quién mató al Che?: Fue el Gobierno de EE.UU. el que ordenó el asesinato

En un nuevo libro con el titular ‘¿Quién mató al Che?’, dos investigadores estadounidenses ofrecen la respuesta que muchos sospechaban y que está reflejada en varios documentos secretos: fue el Gobierno de EE.UU. el que ordenó el asesinato de Ernesto Che Guevara.

WIKIPEDIA

WIKIPEDIA

En su libro, los autores Michael Ratner y Michael Steven Smith ponen de relieve el papel de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el asesinato del líder guerrillero en 1967.

Lea también: Revelan fotografías inéditas del asesinato de Ernesto Che Guevara

Los investigadores ofrecen evidencias que desmienten la versión imperante según la cual el mítico revolucionario fue ejecutado unilateralmente por orden del entonces presidente de Bolivia, René Barrientos Ortuño, cuyo Gobierno respondía a los intereses de EE.UU.

“A pesar de los tachones, la documentación revelada demuestra que el Che fueapresado, herido y asesinado por la CIA, un crimen de guerra aprobado por el Gobierno de EE.UU.”, enfatizó Smith.

Sepa más: Localizan al hombre que mató al Che Guevara

(Tomado de RT Noticias)

A %d blogueros les gusta esto: