La OEA y las negociaciones Cuba-EE.UU.

logo-final-hd-685x342
La Casa Blanca está tratando de manera desesperada de preservar a la Organización de Estados Americanos (OEA) como su formación primaria para manejar los Asuntos del Hemisferio Occidental. Después de todo, la OEA tiene su sede en Washington y trabaja para la Casa Blanca. Aunque nominalmente incluye a las 35 naciones del Hemisferio Occidental, la administración Kennedy, preparándose para la Operación Mangosta, urdió la suspensión de Cuba en 1962. Luego de eso, el presidente de EE.UU. nunca tuvo que encontrarse cara a cara con el primer ministro cubano o con el presidente de ese país en la Cumbre de la OEA.Pero en 2009 tuvo lugar un importante cambio: la OEA votó a favor de finalizar la suspensión de Cuba. El presidente Obama dejó en claro que no asistiría a la próxima cumbre, en 2012, si asistía el presidente de Cuba.

Mientras tanto, los estados latinoamericanos y caribeños estaban creando un modelo diferente para el hemisferio –la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe. La CELAC fue establecida formalmente en 2011 en Venezuela, con la iniciativa del difunto presidente venezolano Hugo Chávez. La CELAC incluye a los 33 países de Latinoamérica y el Caribe, Cuba uno de ellos, y excluye a Estados Unidos y Canadá.

En la Cumbre de 2012 de la OEA, la Declaración Final exigía terminar con el embargo de EE.UU. contra Cuba y con la expulsión de Cuba. Estados Unidos y Canadá la vetaron, por lo que la cumbre de la OEA terminó sin declaración final. Cuando varios países planearon boicotear la Cumbre de 2015 si Cuba no estaba presente, al presidente Obama le quedaron dos opciones: podía rehusar asistir y por lo tanto quedaría aislado, o podía ser un estadista y unirse a la bienvenida a Cuba por su regreso a la OEA.

Su decisión de tratar de convertirse en un estadista contribuyó a las negociaciones secretas entre Estados Unidos y Cuba que comenzaron hace casi dos años y desembocaron en el anuncio del pasado 17 de diciembre,  que incluyó un plan para restablecer las relaciones entre los dos países y liberar ese mismo día a los tres miembros de los Cinco de Cuba que aún estaban en prisión, conjuntamente con la liberación de Alan Gross, el operativo secreto del Departamento de Estado que guardaba prisión en Cuba. Adicionalmente, Cuba liberaría a algunas otras personas que cumplían condenas por espionaje.

El presidente Obama quiso que esos anuncios llevaran a la creación de embajadas en La Habana y Washington antes de la Cumbre de la OEA en abril, lo que prepararía el terreno para actuar como un estadista. Pero hay evidentes y grandes obstáculos para el establecimiento de relaciones diplomáticas cuando Estados Unidos continúa con el embargo comercial contra Cuba, mantiene a Cuba en su lista de estados patrocinadores del terrorismo y ocupa el territorio cubano de Guantánamo. Sin embargo, parecía que se lograba algún progreso en las dos primeras sesiones de negociaciones.

Pero Washington es Washington y el imperialismo es el imperialismo. Y el 9 de marzo, una semana antes de la tercera ronda de negociaciones,el presidente Obama declaró que Venezuela es una amenaza extraordinaria a la seguridad nacional. Este bumerán regresó a su fuente de manera más rápida que lo acostumbrado. El mundo entero pudo ver con claridad que es Estados Unidos quien amenaza la seguridad nacional de Venezuela, en vez de Venezuela amenazar la seguridad nacional de Estados Unidos. Quizás la Casa Blanca supuso que las mejoradas relaciones con Cuba acallarían la reacción a la amenaza contra Venezuela.

Por el contrario, el presidente Raúl Castro acudió a Venezuela para unirse a los líderes del ALBA en apoyo al presidente venezolano Nicolás Maduro. La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América es otra organización del siglo XXI cuyo objetivo es la cooperación entre naciones latinoamericanas y caribeñas, utilizando el trueque y la ayuda económica mutua. Por ejemplo, Venezuela suministra petróleo a algunos países a precios subsidiados. El presidente Obama sabe muy bien que el derrocamiento del actual gobierno venezolano afectaría adversamente a esas naciones.

The New York Times sabe esto también, por lo cual prefiere no mencionar la palabra ALBA. The Times reportó que el presidente Castro había llegado a Venezuela “para una reunión de naciones izquierdistas”, sin ni siquiera mencionar el ALBA y mucho menos lo que significa.

Mientras tanto, la tercera ronda de negociaciones terminó rápidamente después de solo un día –el día antes de que el presidente Castro partiera para Venezuela–. En su discurso en la Cumbre del Alba en Caracas, el presidente Castro dijo: “Estados Unidos debiera comprender de una vez por todas que es imposible seducir o comprar a Cuba”.

La reunión de la Cumbre de la OEA en abril en Panamá será interesante.

Fuente: http://progresosemanal.us/20150403/la-oea-y-las-negociaciones-cuba-ee-uu/

Instalarán pista de patinaje sobre hielo en Malecón Habanero

El artista newyorkino Duke Riley instalará una pista de patinaje sobre hielo en Belascoaín y Malecón, que se abrirá el 24 de mayo próximo durante la XII Bienal de La Habana.

Por estos días en la capital cubana, Riley declaró en exclusiva a la AIN que le encanta estar aquí en la ciudad, con sus personas, y le interesa mucho cómo se interactúa en los espacios públicos.

Por eso pondrá esa pista de unos 8.5 metros por 25 –tentativamente aunque puede variar su tamaño según las circunstancias- de unas láminas de un material que tiene las mismas características del hielo, pero no se derrite con el calor.

Mientras dure toda la Bienal piensa hacer varios eventos como un partido de jockey o una discoteca de patinaje porque traerá unos 200 pares de patines y los pondrá a disposición de niños y adultos.

Su obra siempre está vinculada a la historia, para reflejarla o crear otras nuevas y por esa razón realizó una investigación sobre las pistas de hielo en Cuba.

Encontró que entre 1933 y los años 50 hubo una en el Palacio de Los Deportes, donde antes estuvieron las Playitas de Carneado, en la zona donde hoy existe la Fuente de la Juventud .

También supo que existió un equipo cubano de hockey nombrado Los Tropicales, el cual llegó a competir en una liga en Miami.

Como artista le gusta lidiar con lo absurdo y por ello trae esa idea surrealista para La Habana porque aquí se conocieron y quedaron en la práctica deportes como el béisbol y, el fútbol y el jockey, pero el patinaje sobre hielo no pegó y quizá ahora lo haga.

También en los años 40 y 50 la Condesa de Revilla Camargo, en su palacete de El Vedado, durante las fiestas que organizaba con la nobleza local y europea, contrataba compañías estadounidenses de patinaje sobre hielo.

Considerado uno de los colombófilos mejores de Brooklyn, también informa que piensa hacer unos espectáculos con palomas y luces, que nunca antes ha realizado porque es muy difícil entrenar esas aves para que vuelen de noche.

En 2014 Riley realizó Comercio con el enemigo, consistente en una bandada de 50 palomas que volaron de La Habana a Cayo hueso, burlando la llamada Trading with the Enemy Act (Acta de Comercio con el Enemigo), con unos arreos en los que llevaban tabacos Cohíba y cámaras ligeras de video que testimoniaron todo el vuelo.

Sobre Cuba afirma que su relación será muy larga porque le gusta el lugar y sus personas.

Este artista ha realizado sus obras en muy diversos países y entre ellas sobresalen la réplica del submarino que mandó a construir George Washington para atacar a los barcos ingleses en Brooklyn.

Para el futuro tiene varios proyectos con el Queen Museum, Brooklyn Museum y en el Museo de Cleveland, entre otros.

( Tomado de la AIN )

A %d blogueros les gusta esto: