Crónica sobre un debate equivocado y unas cartas marcadas. Por Justo Cruz

La pupila insomne

Hace unos días me llamaron para preguntarme si yo estaba en la lista de los fans de Fernando Ravsberg, esos que según el aludido no se cansan de escribir artículos sobre su persona desde otra página de la blogosfera cubana.

Ver la entrada original 1.392 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: