El Peso inconvertible, el dólar paralelo y los “subsidios” estatales al sector privado

Por: Eddy (@eddyElGallo Especial para Pensando Américas)

De pelota como de economía, en Cuba, todos son expertos. O al menos creen serlo. Innumerables son los debates que empiezan con las inquisidoras frases: “en cualquier lugar del mundo…”, “eso pasa porque en este país…”, “lo que hay que hacer es…”. Frases proféticas que anuncian tajantemente que los problemas económicos de Cuba se resuelven haciendo esto o aquello, casi siempre algo bien simple. ¿Será que durante tantos años a ningún dirigente político y/o económico en Cuba se le habrá ocurrido implementar tan evidentes y geniales ideas?

Desgraciadamente en la mayoría de las profecías subyace un gran desconocimiento de las normas básicas que rigen la economía en general y de aquellas normas particulares que solo se aplican en Cuba por aquello de ser un país bloqueado por el mayor imperio que haya existido en la historia de la humanidad. Tema, este último, siempre ausente de los más acalorados debates, que coincidentemente suelen ser los más errados. Con este post en tres tomas no pretendo dar una clase de economía, pero si quisiera dar mi opinión sobre tres temas que considero son muy importantes y necesarios de estudiar bien antes de iniciar cualquier debate que pretenda ser medianamente serio sobre la economía cubana.

Toma I: El peso inconvertible

En Cuba todos saben que circulan dos monedas, el peso cubano o CUP y el peso cubano convertible, conocido como CUC. No ahondaré en la historia de ambos, solo diré que el origen de esta bicefalia monetaria no fue un capricho de algún economista, ni fue un sueño trasnochado. Fue el resultado de un análisis bien profundo de las alternativas políticas y económicas existentes en la Cuba de 1993. Una década, la de los noventa, que todos recuerdan con tristeza pero que nunca ha sido fielmente descrita, ni tampoco correctamente analizados los milagros económicos que se realizaron en aquellos tiempos titánicos de resistencia de todo un pueblo. Solo gracias a aquellos milagros económicos (el CUC incluido), diseñados por brillantes economistas liderados por un gigante, nuestro querido Fidel, se puede explicar el hecho que hayamos resistido y que aún estemos aquí, frase esta última que se repite bastante y con orgullo, pero muchas veces sin entender realmente cómo fue posible. Quien diga lo contrario insulta la inteligencia colectiva.

No obstante, lo cierto entonces y ahora es que ni el CUP ni el CUC eran, ni son, convertibles internacionalmente. O sea cualquier entidad cubana, sea estatal o privada, que desee importar algún producto del mundo para venderlo luego en Cuba, no puede hacerlo con CUP o CUC.

Un pequeño ejercicio mental sobre el ciclo importador nos ilustra fácilmente como cualquier entidad cubana sea estatal o privada compra fuera en divisas y luego vende en Cuba en monedas inconvertibles. La única forma de repetir ese proceso y hacerlo rentable es cambiando sus ganancias en CUC y CUP por divisas realmente convertibles. Este simple y último paso es clave para entender la trampa del importador: el importador nunca genera divisas sino que las extrae del sistema. O lo que es lo mismo, el importador, en dependencia de sus prioridades y sus intereses, usa las divisas que generó otro para traer algo que puede ser útil o no, que puede ser prioritario o no para el país. O sea la disyuntiva en la que se encuentra el gobierno cubano es permitir que las pocas divisas que generan sus empresas estatales se usen para importar ropa, zapatos, gafas y cuanta gangarria de marca “Supreme” exista desde Haití, Guyana o Panamá o que se usen para importar comida, medicinas, guaguas y petróleo desde Vietnam, China y Venezuela.

La trampa del importador es tan generalizada como países existen en el mundo dado que monedas inconvertibles son la mayoría. Es inconvertible el peso argentino, es inconvertible el real brasileño, es inconvertible la lira turca, es inconvertible el rand sudafricano, es inconvertible el rublo ruso, es inconvertible won sudcoreano y muchas monedas más que harían muy largo este párrafo. Solo alrededor de 10 miembros tiene el selecto club de monedas convertibles internacionales.

Entonces si es tan común este problema ¿cómo funcionan otros países con monedas inconvertibles? La respuesta es muy sencilla, la mayoría de los gobiernos del mundo solo se preocupan por el 1% de su población, así es muy fácil gobernar. Son bien conocidas las mafias importadoras que explotan a los países de América Latina y se dedican a aplastar el desarrollo de la industria nacional por mezquinos intereses privados. Muchos de esos países están quebrados debiéndole al FMI o a otros más del 100% de su PIB. La mayoría de los gobiernos del mundo no podrían gobernar si les tocara ocuparse del desarrollo de sus países y del bienestar del 100% de su población como hace Cuba.

Los pocos países responsables del mundo, como Cuba, que se preocupan por el 100% de su población deben, casi siempre enfrentando además una guerra económica impuesta por EE.UU., implementar medidas que impidan una fuga descontrolada de capitales, de acuerdo a su situación concreta. El control y equilibrio del flujo de divisas que salen y entran de un país es vital para mantener la salud de cualquier economía. Gracias a ello se pueden utilizar esas divisas para satisfacer las necesidades básicas y crecientes de la población. En el caso de Cuba comprar gangarrias marca “Supreme” es lo menos importante.

Desconocer o negar esta verdad económica absoluta no es síntoma de agudeza o brillantes, sino más bien de todo lo contario. Plantear que una de las soluciones mágicas para Cuba o para cualquier país es permitir la salida libre de las divisas para comprar cualquier cosa, es tan absurdo como pretender apagar el fuego con gasolina. Permitir una fuga de capitales descontrolada equivale a quebrar al país, cualquier país. Los ejemplos sobran pero el caso de Argentina es tan gráfico que no es necesario poner otro.

El componente político de estas “brillantes ideas” no es menor pues la implementación de alguna de ellas significa un retroceso en el camino hacia  la construcción de esa sociedad mejor por la que tanto se ha luchado. Propuestas tan “visionarias” como privatizar el comercio, tanto interno y externo, han sido históricamente rechazadas puesto que el consenso popular y político existente  en cada momento ha determinado que están fuera de los límites de lo que concebimos por Socialismo.

La Habana no es Cuba y Cuba funciona por consenso, por lo tanto antes de implementar cualquier medida, primero hay que crear el consenso. Las propuestas del párrafo anterior les pueden gustar a algunos pero son rechazadas por gran parte del pueblo cubano.

La podredumbre que rodea a Trump

Por: AMANDA MARS/ El País (España)

Un consejero de Seguridad Nacional que piensa que la ONU “no existe” y defiende el derecho a un ataque preventivo de contra de Corea del Norte; un secretario de Estado que pide la pena de muerte para Edward Snowden y se pregunta en público si Dios escogió a Donald Trump “como a la reina Esther para ayudar a salvar a los judíos de la amenaza iraní”; un representante para el conflicto de Venezuela que se define como un “gladiador” de la era Reagan o un asesor para asuntos cubanos detractor a ultranza de la política de deshielo del Gobierno anterior. Estados Unidos ha entrado en una escalada de tensión en múltiples frentes de la mano de viejos y nuevos neoconservadores.


Mike Pompeo (delante) y John Bolton. NICHOLAS KAMM (AFP/GETTY IMAGES)

El coro de voces que modela la actual política exterior estadounidense está formado por una cuadrilla de nuevos y viejos halcones más que dispuestos a ejercer el viejo papel de policía del mundo. Hay que regresar a la era de George W. Bush para encontrar una influencia comparable del movimiento neoconservador en la Administración. El oído al que ahora susurran sus apóstoles, sin embargo, es el de un presidente que supuestamente defendía un giro aislacionista. Corren tiempos extraños en Washington.

El regreso del ardor guerrero se encarna muy especialmente en John Bolton,consejero de Seguridad Nacional y miembro de la Administración de Bush hijo. Firme defensor de la invasión de Irak y convencido en 2002 –equivocadamente- de que Cuba estaba fabricando armas biológicas, es ahora la voz de fuego de EEUU en el conflicto de Venezuela. Un día amenaza con enviar a Nicolás Maduro a Guantánamo, otro deja ver -supuestamente por accidente- unas notas en las que habla de enviar tropas a Colombia, y otro señala con nombres y apellidos a tres miembros del régimen chavista que supuestamente estaban conspirando con la oposición.

Bolton llegó a la Casa Blanca para sustituir al más moderado general H. R. McMaster hace un año, cuando, además, Mike Pompeo, entonces director de la CIA, se convirtió en secretario de Estado. Pompeo es un destacado militar, primero de promoción por West Point y muy religioso, que se convirtió en congresista por Kansas aupado por la ola ultraconservadora del Tea Party. Fue de los primeros detractores del acuerdo nuclear con Irán, del que se retiró Trump, reforzó las operaciones encubiertas en Afganistán durante su breve mandato en Inteligencia y considera que habría que ejecutar al exanalista de seguridad Snowden.

La línea dura se reforzó en los meses posteriores con la incorporación de Mauricio Claver Carone, un abogado cubanoamericano criado en España, que se destaca entre las voces más duras del anticastrismo. Y la elección de Elliott Abrams, el gladiador de la doctrina reaganiana para Centroamérica, como nuevo enviado especial para Venezuela, marcó la pauta final en el caso latinoamericano. A esta corriente ha contribuido el vicepresidente, Mike Pence, muy centrado en los asuntos latinoamericanos y cercano a los legisladores de Florida como el senador Marco Rubio y el congresista Mario Díaz Balart.

“La diferencia con la época de Bush, [Dick] Cheney o [Donald] Rumsfeld es que ahora ves que es el presidente quien les está parado los pies a ellos. Al principio de esta Administración, eran los otros tipos –asesores, generales- los que, digamos, frenaban a Trump en muchas cosas, pero ahora estos han sido reemplazados por neoconservadores, con verdaderos halcones, y parece que él les está diciendo algo así como: ‘Un momento, no quiero empezar una nueva guerra”, reflexiona Fernando Cutz, que fue asesor senior del Consejo de Seguridad Nacional con Barack Obama y ahora trabaja como consultor estratégico en Cohen Group. Esta tensión ha estallado en el caso venezolano con la queja de Trump, tal y como avanzó esta semana The Washington Post, cuestionando la estrategia tras la fallida operación del 30 de abril, en la que fue liberado Leopoldo López pero el ejército siguió bajo control de Maduro.

El Trump candidato encajaba bien con el neoconservadurismo antiglobalista, reacio a la cooperación multilateral, pero no tanto con el dispuesto a empuñar el fusil –metafórico o literal- ante ciertas tiranías con las que el magnate neoyorquino ha mostrado comprensión o viejos enemigos de la Guerra Fría como Rusia. Para el historiador de Columbia Stephen Wertheim, estudioso de la supremacía global estadounidense a partir de la Segunda Guerra Mundial, Trump le ha dado su particular vuelta de tuerca a esta corriente neocon: la de caracterizar a Estados Unidos como “una víctima global”.

El difícil equilibrio entre el antiglobalismo conservador y el intervencionismo cristalizó en la crisis que llevó a la sonada dimisión del jefe del Pentágono, Jim Mattis, el pasado diciembre. Para Mattis, un general del cuerpo de marines muy duro con Irán, la gota que colmó el vaso fue la retirada de tropas de Siria anunciada por Trump, que el militar consideró una traición a los aliados.

La escalada de tensión con Irán, Venezuela o Cuba está inquietando a loa aliados de EE UU

Wertheim, que no ve a Trump como un detractor del intervencionismo, cree que su política exterior se asemeja a la que hubiese llevado a cabo “un Dick Cheney presidente”. “Es verdad que la generación previa de neoconservadores favoreció guerras en Oriente Próximo en nombre de la transformación de la región en democracias, pero incluso entonces muchas gente de la órbita neoconservadora, como el propio Cheney [vicepresidente con Bush hijo], estaba menos interesada en la promoción de la democracia que en el castigo de los enemigos de EE UU, promocionar su fuerza militar y alinearse con Israel y otros aliados”, señala. A su juicio, “la Administración de Trump está revitalizando el nuevo conservadurismo, solo que está restando énfasis a la retórica de la democracia y elevando el ‘globalismo’ como su enemigo”.

La escalada de tensión con Irán, Venezuela o Cuba está inquietando a los aliados de EE UU. La Unión Europea denunció la ruptura del pacto nuclear por parte de Trump y ha advertido de que habrá represalias por las sanciones a empresas europeas en la isla caribeña. Y España, por ejemplo, ya ha alzado la voz públicamente contra la actitud estadounidense en la crisis venezolana, pese a que se encuentran en el mismo bando: reclaman la salida de Maduro y reconocen a Juan Guaidó como presidente interino. El ministro de Exteriores, Josep Borrell, se quejó de que Washington actúa “como el cowboy del oeste, diciendo ‘miren que desenfundo”. Los tipos duros también regentan los frentes comerciales con China y la Unión europea, de la mano de veteranos como Bob Lighthizer o Peter Navarro. Los cowboys también cabalgan en Bolsa.

Tomado de El País

Declaración del Ministerio de Salud Pública: Cuba ha tomado la decisión de no continuar participando en el Programa Más Médicos

El Ministerio de Salud Pública de la República de Cuba, comprometido con los principios solidarios y humanistas que durante 55 años han guiado la cooperación médica cubana, participa desde sus inicios en agosto de 2013 en el Programa Más Médicos para Brasil. La iniciativa de Dilma Rousseff, en ese momento presidenta de la República Federativa de Brasil, tenía el noble propósito de asegurar la atención médica a la mayor cantidad de la población brasileña, en correspondencia con el principio de cobertura sanitaria universal que promueve la Organización Mundial de la Salud.

Este programa previó la presencia de médicos brasileños y extranjeros para trabajar en zonas pobres y apartadas de ese país.

La participación cubana en el mismo se realiza a través de la Organización Panamericana de la Salud y se ha distinguido por ocupar plazas no cubiertas por médicos brasileños ni de otras nacionalidades.

En estos cinco años de trabajo, cerca de 20 mil colaboradores cubanos atendieron a 113 millones 359 mil pacientes, en más de 3 mil 600 municipios, llegando a cubrirse por ellos un universo de hasta 60 millones de brasileños en el momento en que constituían el 80 por cientode todos los médicos participantes en el programa. Más de 700 municipios tuvieron un médico por primera vez en la historia.

La labor de los médicos cubanos en lugares de pobreza extrema, en favelas de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahía, en los 34 Distritos Especiales Indígenas, sobre todo en la Amazonía, fue ampliamente reconocida por los gobiernos federal, estaduales y municipales de ese país y por su población, que le otorgó un 95 por ciento de aceptación, según estudio encargado por el Ministerio de Salud de Brasil a la Universidad Federal de Minas Gerais.

El 27 de septiembre de 2016 el Ministerio de Salud Pública, en declaración oficial, informó próximo a la fecha de vencimiento del convenio y en medio de los acontecimientos en torno al golpe de estado legislativo-judicial contra la presidenta Dilma Rousseff que Cuba “continuará participando en el acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud para la aplicación del Programa Más Médicos, mientras se mantengan las garantías ofrecidas por las autoridades locales”, lo cual se ha respetado hasta este momento.

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos y condicionar su permanencia en el programa a la reválida del título y como única vía la contratación individual.

Las modificaciones anunciadas imponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio del Programa, que fueron ratificadas en el año 2016 con la renegociación del Término de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud de Brasil y el Convenio de Cooperación entre la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud Pública de Cuba. Estas inadmisibles condiciones hacen imposible mantener la presencia de profesionales cubanos en el Programa.

Por tanto, ante esta lamentable realidad, el Ministerio de Salud Pública de Cuba ha tomado la decisión de no continuar participando en el Programa Más Médicos y así lo ha comunicado a la Directora de la Organización Panamericana de la Salud y a los líderes políticos brasileños que fundaron y defendieron esta iniciativa.

No es aceptable que se cuestione la dignidad, la profesionalidad y el altruismo de los colaboradores cubanos que, con el apoyo de sus familias, prestan actualmente servicios en 67 países. En 55 años se han cumplido 600 mil misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 mil trabajadores de la salud, que en no pocos casos han cumplido esta honrosa tarea en más de una ocasión. Se destacan las hazañas de la lucha contra el ébola en África, la ceguera en América Latina y el Caribe, el cólera en Haití y la participación de 26 brigadas del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Desastres y Grandes Epidemias “Henry Reeve” en Pakistán, Indonesia, México, Ecuador, Perú, Chile y Venezuela, entre otros países.

En la abrumadora mayoría de las misiones cumplidas los gastos han sido asumidos por el gobierno cubano. Igualmente, en Cuba se han formado de manera gratuita 35 mil 613 profesionales de la salud de 138 países, como expresión de nuestra vocación solidaria e internacionalista.

A los colaboradores se les ha mantenido en todo momento el puesto de trabajo y el 100 por ciento de su salario en Cuba, con todas las garantías laborales y sociales, como al resto de los trabajadores del Sistema Nacional de Salud.

La experiencia del Programa Más Médicos para Brasil y la participación cubana en el mismo demuestra que sí se puede estructurar un programa de cooperación Sur-Sur bajo el auspicio de la Organización Panamericana de la Salud, para impulsar sus metas en nuestra región. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Organización Mundial de la Salud lo califican como el principal ejemplo de buenas prácticas en cooperación triangular y la implementación de la Agenda 2030 con sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los pueblos de Nuestra América y del resto del mundo conocen que siempre podrán contar con la vocación humanista y solidaria de nuestros profesionales.

El pueblo brasileño, que hizo del Programa Más Médicos una conquista social, que confió desde el primer momento en los médicos cubanos, aprecia sus virtudes y agradece el respeto, sensibilidad y profesionalidad con que le atendieron, podrá comprender sobre quién cae la responsabilidad de que nuestros médicos no puedan continuar prestando su aporte solidario en ese país. 

La Habana, 14 de noviembre de 2018

Comparación mediática: El trato de la prensa a Leopoldo López y a Jorge Glas

leopoldo-lopez-comparacion-mediática-jorge-glas-1

La lucha de clases es cosa del pasado. Por eso cuando se trata de informar sobre el trato que se dispensa a un político de derechas, es el mismo que el que se le da a uno de izquierdas. Porque los medios de comunicación, en su mayoría, no están en manos de la clase explotadora (grandes empresarios y banqueros), ya que ya no existe esa arcaica división de la sociedad. Ahora los medios de comunicación no responden a intereses de clase, sino a estar a la altura de la más neutral objetividad.

Como somos cada vez menos ingenuos vamos a comprobarlo. No porque no creamos en el sistema capitalista en fase neoliberal, ¡Adam Smith nos libre de todo pecado rojo! No se asusten, nadie va a nacionalizar nada por aquí ni vamos a aumentar el Impuesto al Patrimonio, simplemente vamos a pasar el rato.

Leopoldo López es un político venezolano que aboga por derrocar al gobierno electo en las urnas mediante la violencia, para privatizar el petróleo, el agua, el oro, los diamantes y el coltán para permitir su explotación a empresas privadas de Estados Unidos (EEUU). Propone acabar con las misiones sociales que mantienen estables los niveles de pobreza, reducidos en más de la mitad desde que se comenzaron a aplicar en 2003. En resumen, el regreso del neoliberalismo a su país, Venezuela.

Jorge Glas es un político ecuatoriano que desde diferentes cargos en la administración de Rafael Correa ha luchado precisamente por lo contrario que Leopoldo López: para erradicar el neoliberalismo de Ecuador. Esa gestión le ha valido al pueblo ecuatoriano para alcanzar el fin del analfabetismo y reducir la pobreza de manera sostenida desde el comienzo de la Revolución Ciudadana, de la que Jorge Glas es uno de los principales dirigentes.

Ambos están en la cárcel –Leopoldo López en arresto domiciliario-. ¿Cómo han tratado los grandes medios de comunicación cada caso? ¡Vamos a verlo!

El País

  • Noticias sobre Leopoldo López durante el primer año de su arresto: 37
  • Noticias sobre Jorge Glas durante el primer año de su arresto: 9
  • Noticias sobre la huelga de hambre de Leopoldo López: 5.
  • Noticias sobre la huelga de hambre de Jorge Glas: 0. En una noticia contra Fernando Alvarado, se nombra de pasada.
  • Noticias sobre Leopoldo López en total: 247
  • Noticias Sobre Jorge Glas en total: 9
  • El País dice que Leopoldo López está en la cárcel por: Persecución política por parte del chavismo.
  • Y en realidad está por: Ser el autor intelectual de las guarimbas, terrorismo fascista que se cobró cientos de vidas, ocasionó miles de heridos y pérdidas millonarias, tanto al sector público como al privado.
  • El País dice que Jorge Glas está en la cárcel por: Corrupción del caso Odebrecht.
  • Y en realidad está por: Persecución política por no compartir el giro hacia la derecha de Lenín Moreno.

BBC

  • Noticias sobre Leopoldo López durante el primer año de su arresto: 37.
  • Noticias sobre Jorge Glas durante el primer año de su arresto: 7, de las cuales 3 tienen como protagonista al expresidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski.
  • Noticias sobre la huelga de hambre de Leopoldo López: 1.
  • Noticias sobre la huelga de hambre de Jorge Glas: 0.
  • Noticias sobre Leopoldo López en total: 93.
  • Noticias Sobre Jorge Glas en total: 8.
  • La BBC dice que Leopoldo López está en la cárcel por: Persecución política por parte del chavismo.
  • Y en realidad está por: Ser el autor intelectual de las guarimbas, terrorismo fascista que se cobró cientos de vidas, ocasionó miles de heridos y pérdidas millonarias, tanto al sector público como al privado.
  • La BBN dice que Jorge Glas está en la cárcel por: Corrupción del caso Odebrecht.
  • Y en realidad está por: Persecución política por no compartir el giro hacia la derecha de Lenín Moreno.

CNN en Español

  • Noticias sobre Leopoldo López durante el primer año de su arresto: 48.
  • Noticias sobre Jorge Glas durante el primer año de su arresto: 4.
  • Noticias sobre la huelga de hambre de Leopoldo López: 13.
  • Noticias sobre la huelga de hambre de Jorge Glas: 0.
  • Noticias sobre Leopoldo López en total: 330.
  • Noticias Sobre Jorge Glas en total: 60.
  • CNN dice que Leopoldo López está en la cárcel por: Persecución política por parte del chavismo.
  • Y en realidad está por: Ser el autor intelectual de las guarimbas, terrorismo fascista que se cobró cientos de vidas, ocasionó miles de heridos y pérdidas millonarias, tanto al sector público como al privado.
  • CNN dice que Jorge Glas está en la cárcel por: Corrupción del caso Odebrecht.
  • Y en realidad está por: Persecución política por no compartir el giro hacia la derecha de Lenín Moreno.

No solo los grandes medios de comunicación han silenciado la huelga de hambre del político de izquierda Jorge Glas mientras han dedicado muchos recursos a informar sobre la del político de derechas, sino que la cantidad de noticias sobre Leopoldo López ha permitido crear una matriz de opinión totalmente parcial, ya que solo ofrecen el punto de vista de la derecha venezolana, creando una realidad paralela que no se corresponde con el acontecer de la vida en ese país, al no contar con la otra visión de los hechos, asumiendo claro que no existe una única verdad.

Los dueños de esos grandes medios de comunicación han informado en base a sus intereses de clase, que no son otros que asegurar a sus empresas accionistas la caída o el apuntalamiento de gobiernos según si la ideología de los mismos les va a permitir entrar a explotar los recursos de los países que dirigen. La prueba está en el apoyo que el Grupo Prisa -del que forma parte El País-, dio al golpismo hondureño y al brasileño, que hoy han abierto sus recursos de agua dulce, la gestión de la sanidad y la explotación de sus Recursos Naturales a las grandes empresas privadas.

El silencio que rodea la persecución política de Jorge Glas responde al mismo motivo. Lenín Moreno ha comenzado la privatización del petróleo y, desde ese momento, el antiguo dirigente de la Revolución Ciudadana ha obtenido el favor de esos medios de comunicación que antes o lo silenciaban o manipulaban en su contra.

(Tomado de “El Estado”)

Cuba como destino turístico arriba a la cifra de 4 millones de visitantes internacionales

Hoy 10 de noviembre de 2018, Cuba como destino turístico arriba a la cifra de cuatro millones de visitantes internacionales, lo que ocurre cuatro días posteriores a la fecha en que se alcanzó el pasado año.

Turismo Cuba

FOTO: Roberto Suárez/Juventud Rebelde

Estos resultados se obtienen a pesar de las campañas mediáticas para desacreditar al turismo cubano y en medio de las medidas de recrudecimiento del bloqueo contra Cuba por parte del Gobierno de los Estados Unidos, siendo éste el único País del Mundo cuyos ciudadanos por Ley, no pueden viajar libremente como turistas a nuestra Isla.

Constituye además una demostración de la confianza hacia nuestro País como Destino Turístico, por su seguridad, por la hospitalidad de nuestro pueblo y por los atributos naturales y culturales, así como por la preservación y belleza de nuestras azules playas.

Se proyecta crecimientos en lo que resta del trimestre, lo que permitirá sobrepasar la cifra alcanzada el año anterior.

 

Ministerio de Turismo de Cuba

A %d blogueros les gusta esto: