Hijo de Gadafi requiere amputación de dedos gangrenados

Las heridas que Saif al-Islam sufrió en los dedos pulgar, índice y medio de su mano derecha, no fueron tratadas de forma adecuada ni oportunamente, explicó el servicio médico.

Roma • Saif al-Islam, hijo del extinto líder libio Muamar Gadafi, requiere de una cirugía para remover la gangrena de los dedos lesionados de su mano derecha, producto de un bombardeo hace varias semanas, reportó hoy el canal árabe de noticias Al Arabiya.

“Si el vástago de Gadafi no es tratado podría ser fatal para él”, advirtió un médico que examinó su estado de salud en la ciudad libia de Zintan, donde se encuentra arrestado desde su captura el pasado sábado en una región desértica al sur de Trípoli.

Las heridas que Saif al-Islam sufrió en los dedos pulgar, índice y medio de su mano derecha, no fueron tratadas de forma adecuada ni oportunamente, “las heridas no están en buenas condiciones y requieren amputación”, explicó el doctor, citado por Al Arabiya.

Las lesiones están cubiertas con tejido gangrenoso y necrótico, indicó a la prensa internacional y precisó que sólo el dedo medio de su mano no requiere cirugía, pues los otros dos fueron cercenados hasta el nivel de la falange media y tienen pus.

Cuando Saif al-Islam fue capturado tenía esos tres dedos vendados, por lo que surgieron especulaciones referentes a que sus captores se los habían cortado en venganza por las amenazas -haciendo señas con la mano- que lanzó contra los combatientes antiGadafi.

Sin embargo, el médico citado por Al Arabiya afirmó que las lesiones fueron producto de una “cierta clase de explosión”.

De acuerdo con el galeno, el procedimiento quirúrgico “no es tan urgente”, pero sí debe hacerse pronto para evitar que la gangrena se extienda y resulte mortal para Saif, a quien se consideraba sería el sucesor de su padre.

El gobierno provisional de Libia se ha comprometido a tratarlo bien y someterlo a un juicio justo en el país, sin embargo por ahora Saif al-Islam -acusado de crímenes contra la humanidad- sigue en manos de las autoridades de Zintan.

A %d blogueros les gusta esto: