Hallan féretro con las iniciales M.C: ¿Será el féretro de Miguel de Cervantes?

Especialistas usan un radar para buscar los restos de Miguel de Cervantes en una iglesia en el centro de Madrid. Imagen de archivo, 8 abril, 2014. Un grupo de expertos halló un féretro con las iniciales M.C. en la pequeña iglesia madrileña del siglo XVII donde se buscan los restos de Miguel de Cervantes, lo que brinda esperanzas de que puedan encontrarse ante la tumba del autor de El Quijote, dijo el lunes un antropólogo que trabaja en el equipo de búsqueda. REUTERS/Sergio Perez

Especialistas usan un radar para buscar los restos de Miguel de Cervantes en una iglesia en el centro de Madrid. Imagen de archivo, 8 abril, 2014. Un grupo de expertos halló un féretro con las iniciales M.C. en la pequeña iglesia madrileña del siglo XVII donde se buscan los restos de Miguel de Cervantes, lo que brinda esperanzas de que puedan encontrarse ante la tumba del autor de El Quijote, dijo el lunes un antropólogo que trabaja en el equipo de búsqueda.
REUTERS/Sergio Perez

Un grupo de expertos halló un féretro con las iniciales M.C. en la pequeña iglesia madrileña del siglo XVII donde se buscan los restos de Miguel de Cervantes, lo que brinda esperanzas de que puedan encontrarse ante la tumba del autor de El Quijote, dijo el lunes un antropólogo que trabaja en el equipo de búsqueda.

En el convento de las Trinitarias, en pleno centro de la capital española, forenses, historiadores y antropólogos trabajan desde abril del año pasado para tratar de determinar el lugar donde fue enterrado el autor español más universal, fallecido en 1616.

“Uno de los fragmentos de tabla de uno de los féretros tiene unas tachuelas con las letras M.C.”, dijo el antropólogo forense Francisco Etxeberria, de la Sociedad Científica Aranzadi, en una rueda de prensa realizada junto al convento de las Trinitarias.

A pesar de asegurar que se sienten “emocionados”, el experto se mostró cauto y pidió esperar a los resultados de las pruebas antropológicas, para los que no hay un plazo determinado.

“No podemos confirmar absolutamente nada de que hayamos encontrado a Cervantes, no podemos asegurar que éste sea el féretro de Cervantes tampoco, pero la realidad es que sí ha aparecido un féretro muy estropeado, muy degradado, y también con algunos huesos que están muy estropeados en ese nicho de la cripta”, agregó sobre el descubrimiento del fin de semana.

A diferencia de otros genios literarios, como su coetáneo británico William Shakespeare, el alemán Göthe o el francés Molière, Cervantes carece de una tumba que recuerde al autor más insigne de la literatura española.

Según Almudena García Rubio, osteoarqueóloga que trabaja en las excavaciones, en la cripta hay un mínimo de siete sepulturas y por el momento sólo se han abierto las dos primeras.

En las sepulturas se han encontrado también restos infantiles y el esqueleto de una mujer, algo que es habitual en este tipo de criptas, afirmó. Los cadáveres conservan también restos de alguna vestimenta y del calzado de cuero.

“Por el momento no se contempla hacer pruebas de ADN, el primer paso es el estudio osteológico de los restos”, dijo García Rubio en la rueda de prensa.

Dos placas – una colocada en 1870 por la Real Academia Española (RAE) en el exterior del recinto y otra en el interior de la iglesia – afirman que ahí se encuentra el antiguo soldado, cuyas heridas en la batalla de Lepanto de 1571 entre otomanos y cristianos le dejaron inmovilizado el brazo izquierdo, lo que debería facilitar su identificación.

Cervantes pidió ser enterrado en esa iglesia por una vinculación con los trinitarios que nació cuando le ayudaron a salir de un cautiverio de cinco años en Argel con su hermano.

Casi cuatro siglos después de la publicación de la segunda parte de “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”, en abril de 2014, los expertos comenzaron los trabajos de localización a partir de las hipótesis de que los restos de Cervantes pudieran encontrarse en su tumba original, o que hubieran sido trasladados cuando se hicieron las obras de la nueva iglesia en 1673.

En el Convento de las Trinitarias Descalzas, de estilo barroco, residen actualmente alrededor de una docena de monjas de clausura, casi todas octogenarias.

(Información de Reuters)

Descubiertos los procesos que dañan el ADN y conducen al cáncer

Equipos científicos de 14 países han estudiado más de 7.000 genomas tumorales y han descrito más de 20 procesos diferentes que causan las mutaciones de los 30 tipos de cáncer más comunes. La aportación del grupo español al estudio general ha consistido en la identificación de dos mecanismos fundamentales que causan mutaciones en la leucemia linfática crónica: uno de ellos está relacionado con la edad y el segundo con la reparación del daño en el ADN.

Representación gráfica de la doble hélice del ADN. / National Human Genome Res.

Representación gráfica de la doble hélice del ADN. / National Human Genome Res.

Una investigación del Consorcio Internacional del Genoma del Cáncer, publicado por la revista Nature, recoge el primer compendio exhaustivo de los procesos de mutación que generan el desarrollo de tumores. Estos procesos explican la mayoría de las mutaciones encontradas en los 30 tipos decáncer más comunes. Este nuevo conocimiento de los mecanismos moleculares responsables de esta patología podría ayudar a prevenir una amplia gama de cánceres.

Este importante hallazgo es el resultado de la colaboración internacional de equipos de investigadores de 14 países, entre ellos España, y ha estado coordinado por el Michael Stratton del Sanger Institute (Cambridge, Reino Unido).

Todos los cánceres se originan por mutaciones en el ADN de las células del organismo durante la vida de una persona, de tal forma que dependiendo de los factores causantes, cada proceso mutacional deja un patrón particular, una firma distintiva de mutaciones, en el genoma de cada tumor.

Se conocían las firmas mutacionales del tabaco y la luz ultravioleta, pero se desconocían los mecanismos de la mayoría de los tumores

Hasta ahora se conocían las firmas mutacionales producidas por agentes como el tabaco o la luz ultravioleta, responsables del desarrollo de ciertos cánceres, pero se desconocían los mecanismos implicados en la generación de la mayoría de los tumores.

El equipo que trabaja en el proyecto en España está liderado por el Elías Campo, del Hospital Clínic–IDIBAPS y la Universidad de Barcelona y el Carlos López-Otín, del Instituto Universitario de Oncología de la Universidad de Oviedo. Sus aportaciones al estudio han consistido en la identificación de dos mecanismos fundamentales que causan mutaciones en la Leucemia Linfática Crónica: uno de ellos está relacionado con la edad y el segundo con la reparación del daño en el ADN.

Secuenciación masiva

“Se han identificado la mayoría de las firmas de mutaciones que explican el desarrollo genético y la historia de los cánceres analizados. Estamos ante uno de los primeros ejemplos de la nueva visión que puede ofrecer la secuenciación masiva y coordinada de genomas de diversos tipos de cáncer a través del Consorcio Internacional del Genoma del Cáncer”, explica Elías Campo.

En total, el equipo científico español ha estudiado en detalle las firmas mutacionales de más de 100 genomas de pacientes con este tipo de leucemia, a cuyo análisis también han contribuido los Xose S. Puente y Rafael Valdés.

En total se han investigado 7.042 genomas de pacientes con los tipos de cáncer más frecuentes y se han descubierto más de 20 firmas moleculares entre las mutaciones del material genético. Además, se han identificado los procesos biológicos subyacentes al desarrollo de la mayoría de estos procesos mutacionales.

“Algunas de estas firmas mutacionales están presentes en muchos tumores de distintos tipos, indicando que en todos ellos actúa un proceso biológico común, pero otras firmas son muy específicas de determinados tipos de cáncer. Curiosamente, algunos tumores sólo presentan dos firmas mutacionales, lo cual sugiere que son causados por un número limitado de mecanismos. Sin embargo, otro tipos de cáncer tienen hasta 6 firmas mutacionales distintas, indicando que los mecanismos que los generan son mas complejos”, apunta el estudio.

En palabras de Carlos López-Otín, “sin la estrecha colaboración internacional de todos los grupos de trabajo implicados en este proyecto habría sido imposible obtener estos importantes resultados. El análisis detallado de la información ahora generada va a permitir desarrollar nuevas aproximaciones al estudio de los mecanismos moleculares que generan los distintos tumores”.

“La definición de este mapa de procesos mutacionales -añaden los responsables del proyecto en España- supone un paso importante para descubrir el cómo y el porqué de la formación del cáncer. Este compendio de firmas de mutaciones y las consiguientes perspectivas en los procesos mutacionales subyacentes, tiene profundas implicaciones para la comprensión del desarrollo del cáncer con aplicaciones potenciales en la prevención y tratamiento de la enfermedad”.

El Consorcio Español para el Estudio del Genoma de la Leucemia Linfática Crónica está financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad a través del Instituto de Salud Carlos III, y se enmarca dentro del Consorcio Internacional de los Genomas del Cáncer (ICGC).

http://agenciasinc.es/

Confirman el hallazgo de tejido orgánico de dinosaurio

En una investigación publicada hace unas horas en la revista Bone y llevada a cabo por científicos de Palo Alto Research Center y la Universidad de Carolina del Norte, se confirma la presencia de células de hueso de dinosaurios de tejido ósea (osteocitos). Un hallazgo que confirma la posibilidad de preservación de las células orgánicas durante decenas de millones de años.

El análisis se ha obtenido de las células de hueso originales que se extrajeron del tejido óseo conservado de unTyrannosaurus Rex de 67 millones de años en el 2005 y de unBrachylophosaurus canadensis de 80 millones de años en el 2007.

Un estudio que se ha logrado tras varios estudios inmunológicos y de espectrometría donde los investigadores aplicaron una serie de anticuerpos especiales con la capacidad de “ignorar” las bacterias extrañas aunque pudiendo interactuar con moléculas de proteína Phex en las células de los dinosaurios. Además, el estudio de espectrometría permitió a la investigación acceder a la secuencia de aminoácidos que se da en las proteínas como la tubulina o la actina.

Según la doctora Mary Schweitzer, de la Universidad de Carolina del Norte, la investigación ha determinado que las células de la médula ósea son realmente las células reales y no el resultado de contaminantes. Un descubrimiento que ha llegado acompañado de la presencia de ADN, aunque como dicen los científicos, noo hay secuencias de ADN de dinosaurio para poder compararlo.

Un hallazgo que evidencia la posibilidad de preservación de las células orgánicas durante millones de años y que ayudará en el futuro en la búsqueda de nuevas fórmulas para la preservación de tejidos de organismos vivos.

Dinosaurios no pueden ‘resucitar’ a través de su ADN

Científicos australianos descubrieron que el ADN no sobrevive más de 6,8 millones de años y por eso es “sumamente improbable” la extracción de material genético de los dinosaurios, que desaparecieron hace 65 millones de años.

“Hemos estado permanentemente afligidos por el mito creado por ‘Parque Jurásico’ (filme de Steven Spielberg) desde principios de 1990”, dijo Mike Bunce, uno de los científicos que participaron en esta investigación al diario ‘Sydney Morning Herald’ al comentar el estudio que derriba estas creencias.

La película de Spielberg avivó la creencia de que el ADN de los dinosaurios se podía extraer de mosquitos preservados durante millones de años en el ámbar y reconstruir así los cromosomas para reproducir a los grandes reptiles de la era mesozoica.

Para conocer la viabilidad del experimento, Bunce y su colega Morten Allentoft decidieron estudiar el periodo de supervivencia del ADN a partir de los restos de 158 moas, unas aves gigantes neozelandesas extintas. Los investigadores descubrieron que el total del ADN de los restos de los moa se redujeron a la mitad en un período de 521 años cuando se conservaron a una temperatura de 13,1 grados, según la fuente.

Este dato fue extrapolado posteriormente con otros lugares, tomando en cuenta la variación de la temperatura, para analizar “qué sucedería en un ambiente gélido o ligeramente más cálido”, explicó Bunce, cuya investigación fue publicada en la revista científica Proceedings of the Royal Society B.

De ese modo, los científicos hallaron que el ADN sobrevive en fragmentos óseos durante 6,8 millones de años si se conservan a una temperatura de cinco grados bajo cero, lo que hace inviable resucitar a los dinosaurios.

Sin embargo, el científico australiano acotó que es probable que se pueda extraer una pequeña cantidad significativa de ADN de restos de alrededor de un millón de años de antigüedad conservados en ambientes gélidos y “hacer algo con ellos”.

Por otra parte, existen otras dificultades para extraer el ADN de insectos conservados en ámbar. Por una parte, los insectos tienden a desintegrarse por su estado de descomposición y el ADN suele estar contaminado e incompleto.

Científicos rusos descubren el secreto de la longevidad

Investigadores rusos probaron exitosamente en los insectos de laboratorio una nueva tecnología genética que en el futuro podría ayudar a los humanos a vivir una vida más larga.

Los estudios genéticos que sirvieron de base para la nueva tecnología fueron impulsados por el fondo ruso La ciencia por la prolongación de la vida, creado hace cuatro años para el desarrollo de las investigaciones destinadas a la elaboración de métodos para prolongar la vida.

Los fundadores de la organización están seguros de que la vida humana puede durar entre 140 y 150 años. Los estudios se desarrollan en varias direcciones, desde la creación de pastillas que podrían suministrar a las células envejecidas las sustancias necesarias para rejuvenecerlas, hasta la manipulación del genoma, que con la edad requiere ser reparado.

“El organismo vivo es capaz de reparar él mismo el ADN, pero con la edad las alteraciones se acumulan y provocan varias enfermedades asociadas con la vejez”, explica Alexéi Moskalióv, especialista del Instituto de Biología del Departamento de los Urales de la Academia de Ciencias de Rusia.

Los investigadores suponen que se puede localizar a las proteínas que son responsables de la reparación del ADN y estimular su producción por el organismo. Moskaliov, junto con un grupo de científicos, experimentó con uno de esos ‘ladrillos de la juventud’, la proteína D-GADD45.

La mosca Drosophila, uno de los animales favoritos de los científicos para sus experimentos, tiene esa proteína, que se produce intensamente hasta el 28.º día de su vida, que normalmente dura dos meses. En el 56.º día de vida de la mosca la síntesis del D-GADD45 se reduce más de 10 veces y el insecto muere al poco tiempo.

Los investigadores crearon moscas genéticamente modificados, con ADN que dispone de una copia adicional del gen responsable de la síntesis de la proteína D-GADD45. El gen aumentaba 10 veces su producción en machos y 3 veces en hembras. Como resultado, cuando los insectos del grupo de control ya empezaban a morir, las moscas genéticamente modificadas eran todavía bastante activas.

Incluso al alcanzar una edad muy avanzada (algunas moscas vivieron hasta 90 días, es decir, superaron su longevidad normal en un 59%), los insectos no dejaban de reproducirse. Los autores del estudio dedujeron que una gran cantidad de la proteína D-GADD45 frena el envejecimiento de los organismos adultos. En los machos el gen es más activo, lo que les da alguna preeminencia en la esperanza de vida.

En un futuro próximo los científicos del Instituto de Biología planean repetir el experimento con ratones.

Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/ciencia_y_tecnica/inventos/issue_34783.html

Asegura médico panameño virus VIH ha sido inactivado completamente

El resultado de su trabajo y sus colegas se centra en que lograron inactivar la transcriptasa inversa, enzima que permite la replicación de la molécula de ADN.Al evitar esa replicación, se logra impedir que el material genético del virus se integre a las células humanas

El virus del VIH ha sido inactivado completamente y ahora lo que nos queda es demostrar que se puede estimular la respuesta inmunológica protectora, aseguró el médico panameño Adán Ríos.

Aunque los medios de comunicación se hacen eco este domingo de la afirmación de Ríos, ésta fue revelada por el científico la noche del viernes 28 de octubre en el Paraninfo de la Universidad de Panamá al recibir un premio de esa institución.

En la ceremonia de recibimiento del Premio Universidad 2011, Ríos explicó los resultados de su investigación para crear una vacuna preventiva contra el VIH.

El resultado de su trabajo y sus colegas -que comenzó hace 20 años con un grupo de investigadores al que perteneció Jonas Salk (1914-1995), el descubridor de la vacuna contra la polio- se centra en que lograron inactivar la transcriptasa inversa, enzima que permite la replicación de la molécula de ADN.

Al evitar esa replicación, se logra impedir que el material genético del virus se integre a las células humanas, indica el investigador.

En un principio trataron de lograr dicha inactivación con un compuesto químico llamado formalina (como en el caso de la vacuna contra la polio), pero no funcionó porque esta no solo destruía la enzima, sino que no permitía que se diera la respuesta protectora del sistema inmune.

El éxito de su búsqueda se logró con otro compuesto de sustancias fotoactivas, que reacciona ante la luz ultravioleta e inactiva a la enzima pero no afecta la estructura del virus, lo que permite que se de una respuesta inmunológica por parte del organismo humano.

Explicó que el reconocimiento inmunológico debe ocurrir porque la partícula en su superficie está intacta y al producirse el reconocimiento inmunológico se da la respuesta protectora que estamos buscando.

La investigación ya había sido publicada el 10 de octubre de 2010 en el volumen 155 de la revista Virus Reaserch donde en la hoja de la investigación aparece su nombre como el primero de los siete autores del trabajo.

«El primer autor, en ciencia, es el más importante, es el que ha hecho las cosas. No he venido a farolear, he venido a rendir cuentas, y este papel que tanto me ha costado resume la historia. La enzima ha sido inactivada completamente», dijo mostrando el escrito impreso.

Lo que falta ahora por demostrar es que, en efecto, se puede dar una respuesta protectora, algo en lo que Ríos ve un futuro esperanzador.

«Estamos explorando una avenida que tiene también un valor muy importante, y es que una de las vacunas más exitosas ha sido una de inactivación de un virus, como lo es la vacuna de la polio», comentó Ríos.

( Tomado de Juventud Rebelde )

#España: Investigadores españoles descubren una sustancia que frena el crecimiento del #cáncer

Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) han identificado una sustancia –llamada ‘enoxacina’– que inhibe el crecimiento del cáncer mediante su acción en la parte del ADN que no codifica proteínas.

El estudio, que publica la revista ‘Proceedings of the National Academy of Science’, demuestra que la molécula que recibe este nombre, utilizada en compuestos antibacterianos, se une a la proteína que construye los microARN para estimular la actividad inhibidora del crecimiento del tumor.

El investigador Manel Esteller ha señalado que la eficacia de la ‘enoxacina’ se ha demostrado tanto en células de laboratorio como en modelos experimentales de animales, por lo que ahora debe probarse en humanos, ha señalado el Idibell en un comunicado.

El hallazgo abre la puerta al diseño de nuevos fármacos que tengan como diana terapéutica los microARN y muestra a la industria farmacéutica “una nueva dirección hacia donde dirigir sus esfuerzos”, ha precisado Esteller.

En concreto, la sustancia identificada actúa sobre el 95% del ‘ADN oscuro’, aquel que no codifica proteínas y cuya función es en gran parte desconocida.

Sólo un 5% del ADN del genoma codifica proteínas, como la queratina de la piel o la hemoglobina de la sangre.

Una parte del ADN oscuro es el encargado de producir las moléculas microARN, que a su vez se dedican a la activación de los genes, y los científicos han comprobado como la ‘enoxacina’ se alía con estos microARN para inhibir el crecimiento de los tumores.

A %d blogueros les gusta esto: