Cuba: Rebajar los precios de los productos del agro: ¿Quién le pone el cascabel al gato?

21ya-el-trigal

Lissett Izquierdo Ferrer / AIN

Aunque algunos productores cubanos consideran que las condiciones climatológicas influyen en el aumento desmedido de los precios de alimentos como el tomate, otros señalan como causas del fenómeno la insuficiencia de insumos y las bajas producciones, esta al parecer la de mayor incidencia.

Lo cierto es que a más de un mes de haber comenzado nuevas fórmulas de comercialización de productos agrícolas en La Habana, Artemisa y Mayabeque, aún la población de la capital espera por su impacto en la disminución de los precios, pues el efecto ha sido todo lo contrario.

En aras de indagar sobre tal contradicción, la AIN visitó El Trigal, primer mercado mayorista de abasto de los alimentos del campo en Cuba, el cual abrió sus puertas desde el 18 de diciembre.

A la instalación, ubicada en el capitalino municipio de Boyeros, han llegado de lunes a viernes, de 70 a 85 camiones surtidos con variedad de productos de casi todas las provincias del país, dijo Carlos Rafael Sablón Sosa, presidente de la cooperativa que está al frente de la gestión del centro.

No obstante la competencia que debe existir, todavía no se percibe allí una distinción entre los precios, más cuando pueden concurrir con sus mercancías varias formas productivas como empresas y granjas estatales, Cooperativas de Créditos y Servicios (CCS) y de Producción Agropecuaria (CPA), agricultores pequeños y la nueva figura de vendedor mayorista, solo presente en los tres territorios occidentales.

Yordanis García Silva, vendedor mayorista de la provincia de Mayabeque, tenía por ejemplo los tomates a igual suma de quienes no son intermediarios como él, pues los traen directo del surco.

“Nosotros hemos venido más de 10 veces y hasta ahora establecemos los precios según estén aquí, acorde con la oferta y la demanda”, comentó Lázaro Luis Torres Cruz, representante de la CPA 17 de Mayo, del municipio de San Cristóbal, Artemisa.

Si la mayoría de los comerciantes que asisten al mercado son pequeños agricultores y precisamente en esto consiste la diferencia con la forma de comercialización que existía en el área de la calle 114, en el municipio habanero de Marianao, donde más de la mitad eran revendedores, ¿por qué los compradores coinciden en que los precios han aumentado en correspondencia a como estaban en aquel solar yermo? ¿No debían ser los campesinos quienes fijen los montos de los productos y por ende sean más baratos?

Asombrado luego de comprar tomates a 300 pesos la caja, Yunior Navarrete Calderín, perteneciente a un punto de venta, señaló: “En 114 no había nada de organización ni existían las condiciones mínimas, pero los productos poseían mejores precios. Tal vez está influyendo el pago por el espacio”.

En tal sentido, Sablón Sosa explicó que la entrega de 120 pesos (en caso de utilizar el área del andén) no puede constituir una justificación. Hasta la fecha las cargas de los camiones han sido de tres toneladas (seis mil 600 libras) como promedio, lo cual equivale a adicionar 0, 01 centavos por cada libra respecto al precio que establecían en 114.

Para Ramón Yánez Díaz, campesino del municipio de Quivicán, Mayabeque, las bajas producciones han afectado, pues durante los últimos meses muchos se dedicaron a la siembra de frijoles y menos a cosechar el tomate. “Otro motivo -añadió- es que los insumos están muy caros”.

Resultó sintomático que los precios de ese producto variaron acorde al día de la semana. Por ejemplo, el lunes (13 de diciembre) fluctuó de 280 a 300 pesos la caja, y el viernes siguiente de 140 a 250.

Según corroboró el carretillero Juan Bautista Soler Aguilera, “por lo general a principios de semana las cosas están más caras, no así el último día”.

Luego, ¿el costo de producción no debe ser el mismo en ambas ocasiones? ¿Por qué cambian los montos de un mismo producto a solo cuatro días de diferencia?

Una cuestión contradictoria con la esencia del mercado de abasto se corresponde a las escasas ventas que se suscitan realmente de forma mayorista, aunque los precios resulten menores que en los establecimientos minoristas.

Eduardo García, de una CCS de Villa Clara, se dedica junto a otros cooperativistas a comercializar pimiento. “Es lo mismo si me compran uno o 10 sacos. El costo de producción está muy elevado, el abono es bien caro”, afirmó.

“Si toda la mercancía se adquiere al mismo valor, entonces cuando pasen los días y esta pierda calidad, los precios no podrán bajar en los puntos de ventas abastecidos aquí, pues no será factible y al final quien sale perdiendo es la población”, subrayó el presidente de la cooperativa de El Trigal.

Con respecto al funcionamiento del mercado, los vendedores y compradores entrevistados consideraron que la experiencia ha sido favorable, aunque debe mejorar en cuanto a cuestiones organizativas como aumentar el espacio del parqueo, agilizar la entrada a la instalación, y otras dificultades.

Fuera de El Trigal

Aunque en los últimos días, según informó Jorge García Trujillo, director de la Empresa Provincial de Mercado, han ascendido a 553 los establecimientos arrendados por formas productoras de La Habana, Artemisa y Mayabeque, los bolsillos de los capitalinos no han apreciado cambio alguno.

Es notable como desde el primero de diciembre -fecha que comenzó la medida en casi 300 placitas- proliferó el abastecimiento directo a los mercados habaneros por cooperativas agrícolas de esas tres provincias, en aras de eliminar las estructuras intermedias que entorpecen la dinámica de comercialización de los productos del campo y así estos lleguen a los consumidores con mayor calidad.

En un recorrido por Plaza de la Revolución, Playa y Cerro, la opinión mayoritaria de la población fue que en tales mercados ciertamente los precios están un poco más baratos, pero no todos los productos gozan de este beneficio.

“¿Por qué compro aquí? Es más económico que en otras placitas, aunque la diferencia no es abismal. Por ejemplo, la piña está a 10 pesos, igual que en los mercados de las cooperativas no agropecuarias que se surten en El Trigal”, refirió Silvio Mora Collazo, cliente fijo del punto de venta de 86, entre 13 y 13A, Playa.

Enrique Díaz Velázquez, administrador de esa unidad, explicó: “La CCS Niceto Pérez, de Güira de Melena, nos provee tres veces a la semana. Algunos productos si están más caros, pero acorde con el margen comercial que hace la cooperativa. Según el presidente los costos de producción son muy altos”.

A su vez, existen establecimientos gestionados por cooperativas no agropecuarias que tras el ánimo de adquirir también de forma directa los alimentos del campo, realizaron contratos con distintas CPA y CCS.

Tal es el caso de La Granjita, ubicada en el municipio del Cerro. Su presidenta, Emiliana Núñez Reyes, manifestó: “La posibilidad de establecer acuerdos con distintas formas productivas, de cualquier provincia del país, ha resultado un beneficio desde nuestra creación en julio de 2013, pues podemos ofertar con variedad y a menos precios”.

“Sin embargo, -prosiguió- no sé por qué a inicios de este año las mercancías han estado tan caras”.

Sobre tales razones, Lázaro Núñez, presidente de la CPA Frank País, de Alquizar, explicó que el abastecimiento de fertilizantes ha sido insuficiente. “Además, influye que las cooperativas no venden sus propios productos. Nosotros arrendamos cuatro mercados en Plaza de la Revolución, pues contamos con bastante mercancía para ello”, dijo.

Organizar la comercialización resulta necesario en la disminución de los precios de los alimentos del campo, en aras de que estos lleguen sin intermediarios, pero a todas luces se evidencia como la génesis del problema continúa en hacer producir la tierra con eficiencia, tarea tan compleja como ponerle el cascabel al gato.

Cuba: Entran en vigor medidas sobre ventas directas al turismo

20ya-produccion-arroz-AIN

Nuevas resoluciones emitidas por los ministerios de la Agricultura (MINAG), Finanzas y Precios y Turismo entrarán en vigor este lunes para flexibilizar las ventas directas de productos agropecuarios al turismo en moneda nacional.

Desde ese día se podrán realizar contratos entre los establecimientos hoteleros y gastronómicos del sector turístico y las empresas estatales que tienen organopónicos.

Igualmente, se permite el establecimiento de relaciones contractuales con todas las cooperativas agropecuarias y los agricultores pequeños, incluyendo los usufructuarios de tierra, vinculados o no a cooperativas o entidades estatales.

Teresa Suárez Rey, especialista de la Dirección de Comercialización del MINAG, aseveró que la medida posibilita que flores frescas, plantas ornamentales, arroz para el consumo, carbón vegetal, arreglos florales, servicios de jardinería, especias y condimentos secos, huevos de gallina y de codorniz se puedan contratar entre las partes.

Explicó que los precios se fijan en pesos cubanos, considerando que el volumen de productos a comprar se enmarque en el aprobado en su presupuesto de gastos de las entidades.

 

Precisó que los productos de la minindustria no se han incluido en esta lista debido a los requerimientos establecidos en las normas internacionales. Las agencias que aseguran al turista exigen registros de trazabilidad de los productos que se consumen, los cuales no están establecidos en todas las minindustrias del país.

Las nuevas medidas están respaldada por la Resolución número 581/2013, emitida por el MINAG, la cual se hace acompañar de las resoluciones 352 y 137 de ese año, procedentes de los ministerios de Finanzas y Precios, y de Turismo, respectivamente.

Hasta agosto último, 187 cooperativas habían participado a través de 403 contratos en las ventas directas al turismo, de ellos 249 con hoteles y 61 con restaurantes, fundamentalmente de la red extrahotelera Palmares.

Tomado de la AIN

Rousseff viajará a Cuba y Haití a fines de enero

Brasilia, 8 ene (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, viajará a fines de mes a Cuba y posteriormente se desplazará a Haití con el objetivo de estrechar la cooperación bilateral, anunciaron hoy fuentes oficiales.

Según las fuentes, citadas por la estatal Agencia Brasil, Rousseff se prepara para visitar La Habana el próximo 31 de enero, desde donde se dirigirá a Puerto Príncipe al día siguiente.

De acuerdo con esta versión, Rousseff manifestará su interés en reforzar la cooperación con Haití en las áreas de agricultura, formación profesional y energía hidroeléctrica.

Además expresará su intención de que la cooperación trascienda el ámbito militar y abarque proyectos sociales en el país, el más pobre de América.

Brasil, que aporta 2.200 soldados a la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), encabeza ese contingente militar de la ONU desplegado en el país en 2004.

La Minustah cuenta actualmente con 8.915 soldados de 19 nacionalidades, 3.637 policías de 50 países, 572 miembros del personal civil internacional, 1.345 civiles locales y 238 voluntarios de Naciones Unidas.

Cuba: Autorizan venta directa de los productores agrícolas a las entidades turísticas

El próximo primero de diciembre entrarán en vigor las disposiciones legales correspondientes

Con el propósito de autorizar que las diferentes formas productivas del país —Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA), Cooperativas de Crédito y Servicios (CCS), Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) y empresas estatales que tienen en su patrimonio organopónicos— puedan vender productos agrícolas no industrializados, arroz consumo y carbón vegetal directamente a las entidades turísticas sin necesidad de comercializarlos a través de una empresa estatal, el próximo primero de diciembre entrarán en vigor las disposiciones legales correspondientes.

Tales resoluciones —del Banco Central de Cuba y de los ministerios de Finanzas y Precios, la Agricultura y el Turismo—, se publican en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 38, del 15 de noviembre del 2011, y permiten avanzar en el cumplimiento de los Lineamientos 183 y 263 aprobados por el VI Congreso del Partido.

Las nuevas normativas están encaminadas, entre otros elementos, a transformar el sistema de acopio y comercialización de las producciones agropecuarias mediante mecanismos de gestión que contribuyan a reducir las pérdidas al simplificar los vínculos entre la producción primaria y el consumidor final, incluyendo la posibilidad de que el productor concurra al mercado con sus propios medios; así como a desarrollar mecanismos de abastecimiento a las entidades turísticas que permitan aprovechar mejor las potencialidades de todas las formas productivas a escala local.

De acuerdo con lo regulado en las nuevas disposiciones, el mecanismo de ventas directas no sustituye el ya existente, si no que es una opción adicional con el fin de alcanzar mayor dinamismo, variedad y calidad en el suministro de estos productos al turismo, reducir los gastos de transportación y las mermas.

Los precios se establecerán por acuerdo entre las partes y siempre en pesos cubanos (CUP). Igualmente, al pactar los horarios de abastecimiento, debe tenerse en cuenta que estos no afecten el desempeño de las instalaciones turísticas.

 

Cuba: Lechuga en pleno verano

En Cuba, para llevar lechugas a la mesa, mejor visitar los huertos urbanos

Llevar lechugas a la mesa en Cuba en temporada de verano es una quimera solo posible si se visitan los huertos urbanos, los populares “organopónicos”, una red de más de 10.000 hectáreas de tierras y puntos de venta que entregan un millón de toneladas de hortalizas, vegetales y condimentos al año.

La agricultura urbana es, desde hace unos años, una alternativa a la crónica insuficiencia de la producción rural que ha hecho que Cuba deba importar alimentos en grandes cantidades.

“El programa nacional de agricultura urbana ha tenido una gran repercusión en todo el país, no solo para garantizar alimentos; ha sido importante además para elevar la cultura agraria, alimentaria y medioambiental de la población”, dijo en entrevista con Efe el director de agricultura urbana del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical (INIFAT), Nelso Companioni.

Unas 10.000 hectáreas están dedicadas a la producción de vegetales y hortalizas con un rendimiento promedio de unos 10 kilogramos por metro cuadrado por año, explicó el directivo.

Haciendo un recuento de esta experiencia, recordó que la isla la inició en 1987, pero tuvo su mayor impulso a partir de 1994, en pleno “Período Especial” -de crisis económica- después de que Cuba había perdido a sus principales aliados económicos con el derrumbe del bloque socialista europeo.

En la actualidad, cerca del 80 por ciento de los vegetales de hojas incluidos en la dieta de los cubanos se recibe por esta vía que, según sus promotores, tiene entre sus retos “estabilizar” todo el año las producciones que ya suman 56 especies cultivadas de manera natural sin el empleo de abonos químicos.

Pero además de proporcionar alimentos frescos y ampliar la cultura culinaria, este movimiento ha generado más de 1.000 pequeñas industrias de conservas y se ha convertido en una fuente “amplia y segura” de trabajo que ocupa a más de 380.000 personas en la isla, de ellos, más de 10.000 profesionales, precisó Companioni.

Este sistema, que también incluye un programa de agricultura suburbana, ha entrado de lleno en el plan de reformas que impulsa el Gobierno del general Raúl Castro con el propósito de “actualizar” el modelo económico” de la isla.

En La Habana, donde radican más de mil puntos de venta, las ofertas también incluyen desde algunas frutas tropicales, como guayaba, limones, plátanos y aguacates, hasta exóticas, como maracuyá y melocotones.

Pero responsables de las producciones de estos centros reconocen que “están por debajo de la demanda” debido fundamentalmente a la mala calidad de las semillas y la escasez de materia orgánica para abonar las tierras.

Sin embargo, aseguran que “la clientela nunca baja” y en uno de ellos su administrador, Pablo Frías, dijo a Efe que ofrecen en verano un muestrario de entre 14 y 18 productos, entre los que citó la habichuela, el cilantro, el perejil, el apio y la albahaca.

Para sembrar 28 cultivos en los canteros alineados en una hectárea de tierras, unos 29.000 metros cuadrados proporcionan una producción permanente.

Ernesto, un joven estudiante universitario, resume las ventajas que aprecia en el “organopónico” que más visita: “está cerca de mi casa, el precio de los productos es asequible y sus productos se encuentran en muy pocos mercados agropecuarios”.

Natacha, otra vecina de la zona, asegura que las verduras prefiere “comprarlas aquí y si son las lechugas, mejor, porque tienen mejor sabor y son frescas”.

( Agencia EFE )

Cuba aspira a recuperar producción de café

La Habana, 8 ago. Gustavo Rodríguez, ministro de la Agricultura, aseveró en esta capital que la producción de café, seriamente afectada por bajos rendimientos en los últimos años, se recuperará paulatinamente y llegará a ser un rubro exportable.
En declaraciones a la AIN, Rodríguez mencionó como una de las medidas aplicadas dentro de la estrategia del cultivo, hasta el 2015, la renovación de las plantaciones y la elevación del precio de la lata (envase) al productor.

Reconoció que todavía entre quienes cosechan el grano existen insatisfacciones respecto al precio y el suministro de insumos y fertilizantes, cuestiones en las que se trabaja, acotó..

Puso de ejemplo la entrega de bolsas para los viveros, con lo cual se logran posturas de mayor calidad, así como de algunos niveles de fertilizantes, renglón que no se recibía en la base productiva desde hace más de 10 años.

Para garantizar la nutrición del suelo de las montañas a partir de abonos naturales, los productores han creado cámaras de lombricultura y compost en sus fincas, donde producen actualmente unas 150 toneladas de materia, refieren especialistas del sector.

Este 2011 pretendemos organizar mejor el trabajo para evitar pérdidas de calidad, por demoras en el traslado a las despulpadoras, una deficiencia que nos golpeó el año pasado y que no podemos repetir nuevamente, señaló el ministro de la Agricultura.

Otras de las medidas a largo y mediano plazos es la recuperación de áreas ubicadas en los macizos montañosos, que tradicionalmente producían el grano.

Entre ellas se encuentra la localidad de Maisí, en la provincia de Guantánamo, donde está prevista la siembra de 15 millones de plantas en los próximos cuatro años, para recuperar progresivamente los niveles de cosecha.

Datos aportados por el organismo indican que la producción de café en el primer semestre del año se sobrecumplió en un 6,6 por ciento, al acopiarse tres mil 200 toneladas de las tres mil planificadas. (Por William Fernández / AIN)

Publican lista oficial de precios de implementos para la agricultura (+ Documento)

Tal como se anunciara en el programa Mesa Redonda de la Televisión Cubana, el Ministerio de Comercio Interior aprobó una nueva lista oficial de precios minoristas para productos del Programa Campesino, tras ser acordado en la última reunión del Consejo de Ministros.

La Gaceta Oficial de Cuba publicó la Resolución 319, en vigor desde esta semana, y Cubadebate la comparte con sus lectores.

Cuba: mayoría tierras en usufructo dedicadas a ganadería

La Habana, 16 jul (PL) Las áreas concedidas en virtud del Decreto – Ley 259, del Ministerio de la Agricultura abarcan en primer lugar la ganadería, con el 52,7 por ciento, declaró una fuente de ese organismo a Prensa Latina.

Anibal Núñez, director adjunto del Centro Nacional de Control de la Tierra, precisó además, que por líneas fundamentales de producción y la proporción de los terrenos, le siguen cultivos varios, arroz, ganado menor, caña, café, tabaco y frutales.

Al brindar una caracterización de los usufructuarios, dijo que 153 mil 557 son hombres, y mujeres, 15 mil 448, quienes representan el 9,3 por ciento, lo que expresa creciente incorporación de las féminas a ese proceso, comento.

También aumenta la presencia de jóvenes, ya que cerca de la cuarta parte de la cantidad que recibió tierras para explotarlas son menores de 35 años, fundamentalmente hijos de campesinos.

Precisó que aproximadamente el 30,3 por ciento de las personas que trabajan mediante esta modalidad posee experiencia previa en labores agrícolas, mientras el resto recibe preparación y capacitación.

Aseguró que el proceso de concesión de terrenos ociosos avanza en el país, y en lo que va de año el promedio de aprobados mensualmente sobrepasa los dos mil 500, mientras se acrecienta el uso de las áreas entregadas.

De enero a junio del año en curso se tramitaron 15 mil 975 nuevos expedientes, para un promedio mensual de tres mil 195, precisó

En la actualidad, el fondo de áreas ociosas es de un millón 868 mil 210 hectáreas, de las que se concedió el 67,7 por ciento, y ya se utiliza de esa cifra el 77,1.

Núñez indicó que de más de 173 mil solicitudes se aprobaron, 145 mil 684 fueron aprobadas, nueve mil 511 denegadas mientras hay 18 mil 289 pendientes.

Señaló que existen dificultades con el cumplimiento de los plazos estipulados en la tramitación de las solicitudes, que no siempre están dentro de los 105 días establecidos.

A juicio del directivo, el proceso ha favorecido el aumento de la producción de alimentos y significa un paso importante en la erradicación del marabú, que debe ser eliminado para el aprovechamiento de las tierras cultivables.

Cuba: Banca cubana otorga créditos a productores agropecuarios

FOTO: Roberto Suárez

FOTO: Roberto Suárez

Prensa Latina.- La banca corporativa cubana otorgó créditos a unos 15 mil productores agropecuarios, el 10,27 por ciento de todos los que recibieron tierras en usufructo desde 2008, destacó hoy la prensa.

Se han dado montos millonarios, explicó la presidenta del Banco de Crédito y Comercio (Bandec), Ileana Estévez, en una entrevista con el diario Juventud Rebelde.

Destacó que aunque se han producido incrementos en ese tipo de créditos, solo representan el dos o tres por ciento de los volúmenes manejados por Bandec, creado en 1997.

Los financiamientos del banco pueden brindarse tanto para cubrir el ciclo natural de los cultivos como para inversiones, aclaró Estévez, quien dijo que un productor debe acreditar la legalidad del terreno para ser beneficiario.

Al referirse a los plazos, la directiva explicó que pueden tardar entre una semana y 21 días después que visitan las fincas, pues se apoyan en técnicos agropecuarios para determinar si la tierra puede producir lo que estiman los productores.

“Se trata de una negociación. Y en una negociación esa persona que está pidiendo dinero tiene que demostrar que lo puede devolver, y esa demostración pasa por determinado nivel de documentos y muestra de legalidad”, afirmó.

La protección del banco está en documentos y compromisos, añadió Estévez al recordar que en Cuba ninguna institución de ese tipo puede despojar al propietario de sus bienes por falta de pagos.

A %d blogueros les gusta esto: