Lavrov: “Rusia no entiende qué hace EE.UU. en Siria”

Moscú no entiende qué hace exactamente EE.UU. en Siria y por qué los resultados de su actividad son tan insignificantes, ha admitido el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov / RIA NOVOSTI / Kiril Kallinikov

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov / RIA NOVOSTI / Kiril Kallinikov

“Vemos muy pocos detalles que expliquen qué están haciendo exactamente los estadounidenses en Siria y por qué los resultados de tantos vuelos militares son tan poco significativos (…) En mi opinión, con 25.000 incursiones se puede destruir toda Siria”, ha indicado el canciller en una entrevista a la cadena rusa NTV.

El Derecho internacional permite el uso de la fuerza en un Estado extranjero si existe una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU, en defensa propia o a petición de las autoridades de dicho Estado. Desde septiembre de 2014, la coalición liderada por EE.UU. ataca las posiciones del Estado Islámico en Siria sin un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU y sin coordinar sus actividades con el Gobierno sirio.

Rusia, dispuesta a dialogar

Lavrov indicó que EE.UU. se niega a formar una coalición en contra del Estado Islámico con la ayuda de las Naciones Unidas por razones políticas, pero que su decisión traerá consecuencias negativas. Por su parte, Rusia está dispuesta a coordinar sus acciones con los norteamericanos a través del centro de Bagdad o en cualquier otro país de la región.

“Si [a EE.UU.] no le conviene que colaboremos desde Bagdad, podemos reunirnos en cualquier otra ciudad o país de la región. Nosotros estamos dispuestos a trabajar con todos los miembros de la coalición occidental”, recordó el ministro ruso.

El Gobierno ruso ya ofreció a EE.UU. coordinar sus respectivos ataques aéreos contra el grupo terrorista en Siria, pero hasta el momento Wasington ha descartado esta idea.

“Hemos ofrecido a los colegas estadounidenses no solo interactuar a través del Pentágono y el Ministerio ruso de Defensa con el fin de evitar incidentes en el aire, sino que también hemos propuesto cooperar en la coordinación de nuestras acciones”, ha anunciado Lavrov.

Sin respuesta de Washington

“Los estadounidenses sólo critican nuestra postura y, cuando les solicitamos que nos proporcionen datos sobre ‘los objetivos correctos’ en Siria, no nos responden”, añadió el ministro.

“EE.UU. critica nuestra operación militar y declara que nuestros ataques no pretenden derrotar a los terroristas, sino debilitar a la denominada ‘oposición moderada’ siria, pero se olvida de que le pedimos que compartiera sus estimaciones sobre cuáles son los objetivos que causarían el mayor daño a los terroristas en Siria y no nos respondió”, indicó Lavrov.

“El problema de la propagación del terrorismo en Oriente Medio es que está vinculada con la destrucción de la noción de Estado”, destacó el canciller ruso, quien opina que la posible causa de que los países no se quieran asociar con Rusia consiste en que los objetivos de la coalición internacional en Siria “no fueron anunciados de manera muy honesta. ¿Es que el objetivo final es el derrocamiento de Al Assad?”.

“Razones políticas”

Lavrov aduce que los países occidentales se niegan a cooperar con Rusia para crear una coalición contra el Estado Islámico por razones políticas. El canciller indicó que a finales de septiembre Rusia celebró una reunión entre ministros de Relaciones Exteriores en el marco del Consejo de Seguridad, en la que se debatió la lucha contra la amenaza terrorista.

“Durante ese encuentro presentamos un proyecto de resolución que, precisamente, busca crear una coalición bajo los auspicios del Consejo de Seguridad, se base en la Carta de las Naciones Unidas y funcione con el consentimiento de los países en cuyo territorio se tomarían medidas de carácter militar”, continuó el ministro.

“Aunque dan a entender que en el documento todo está escrito correctamente, nuestros socios occidentales están evitando cooperar en este asunto por razones políticas. Estos países piensan que la coalición existente está legitimada para combatir a los terroristas en Irak debido a que el Gobierno del país lo había solicitado, pero que sus actividades resultan ilegítimas en Siria. De este modo, estiman que no necesitan al Consejo de Seguridad, porque allí están Rusia, China, Venezuela y otros países que no siempre saludan sus ideas. Esta tendencia es muy peligrosa y va a terminar mal”, concluyó Lavrov.

(Tomado de https://actualidad.rt.com/)

¿SABIAS ESTO DE SIRIA?

La familia Al Assad pertenece a la tolerante orientación alawí del Islam.
Las mujeres sirias tienen los mismos derechos que los hombres al estudio, salud y educación.
En Siria las mujeres no tienen la obligación de llevar el Burga. La Sharia (ley Islámica) es inconstitucional.
Siria es el único país árabe con una Constitución Laica y no tolera los movimientos extremistas islamistas.
Alrededor del 10% de la población siria pertenece a alguna de las muchas ramas cristianas presentes desde siempre en la vida política y social.
En otros países árabes la población cristiana no llega al 1% debido al hostigamiento sufrido.
Siria es el único país del Mediterráneo que sigue siendo propietario de su empresa petrolera, que no la ha querido privatizar.
Siria tiene una apertura hacia la sociedad y cultura occidental como ningún otro país árabe.
A lo largo de la historia 5 Papas fueron de origen sirio. La tolerancia religiosa es única en la zona.
Antes de la guerra civil Siria era el único país pacífico en la zona sin guerras ni conflictos internos.
Siria es el único país árabe que no tiene deudas con el Fondo Monetario Internacional.
Siria es el único país del mundo que ha admitido refugiados iraquíes sin ninguna discriminación social, política o religiosa.
Bashar Al Assad tiene una aprobación extremadamente popular.
Sabías qué Siria posee unas reservas de petróleo de 2.500 millones de barriles, cuya explotación está reservada a las empresas estatales.

Tal vez ahora puedas comprender porque Estados Unidos tiene tanto intere$$$ en Siria….

Desaforada campaña de desinformación de “El País” para defender los intereses occidentales en la guerra de Siria

Sabemos que en Siria hay una guerra. Hay un importante ejército opositor levantado en solo seis meses, financiado, entrenado y armado con un éxito tal que está poniendo en jaque al ejército regular sirio, uno de los más potentes de la región.

Ni una palabra en El País (ni en el resto de medios como Antena 3, TVE etc.) acerca de quién lo financia, quién lo integra o de cómo es posible que los países vecinos (Turquía, e Iraq principalmente, con los que Siria tiene la mayor parte de su frontera) le permitan entrenar, recibir integrantes, suministros y utilizar sus propios territorios como base de las ofensivas, situación sin la cual resultaría de todo punto inviable el desarrollo bélico de esta crisis.

Ni una palabra sobre la campaña militar bélica (hace mucho tiempo quedó claro que no eran civiles realizando resistencia pasiva al régimen) que ha llevado a este ejército a formidables ofensivas en las que ha conseguido hacerse con el control de ciudades importantes y llevar la guerra al mismo corazón de las dos capitales del país, Damasco y Alepo.

Ni una palabra en El País sobre la situación política de Alepo, ciudad en la que no hubo protestas anti Al Assad en ningún momento pero que ahora, tras ser conquistada militarmente por el ejército opositor y controlada parcialmente, es señalada por este medio como la nueva Bengasi desde donde debe partir la “liberación” de Siria.

Aunque todos los días nos hablan de masacres de civiles perpetradas por “la represión del régimen” no hay ni una sola palabra sobre consecuencias entre la población de las ofensivas militares, con invasión de ciudades, ocupación de las mismas y defensa militar de los barrios conquistados por parte del ejército opositor.

Ni una palabra en cada batalla sobre quien atacó primero, sobre quién la provocó.

Ni una palabra de crítica o condena hacia acciones de tipo terrorista (colocaciones de bombas y coches bomba en el centro de las ciudades, con víctimas civiles) perpetradas por la formación militar opositora.

Ni una palabra sobre qué tipo de apoyo ciudadano tiene el gobierno sirio, sobre manifestaciones multitudinarias en su apoyo en las principales ciudades a lo largo de todas las fases del conflicto.

De todas estas cosas no se dice nada en El País y en cambio ayer mismo se ofrecían en portada las afirmaciones que recogemos en una lista a continuación para que uds. mismos puedan ver el alto grado de polarización de la información que ofrece este medio.

Y quede claro que ninguna opinión buena tenemos del gobierno sirio, de su estado, su ejército y su policía. Pero nos parece que es conveniente explicar esta batalla mediática en la que los gobiernos occidentales y sus medios de comunicación desvirtúan las cosas a gran escala, siempre a su interés. Ayer Libia, hoy Siria y mañana probablemente Irán.

http://grupotortuga.com/

Siria: La batalla de Damasco ha comenzado

por Thierry Meyssan

Los potencias occidentales y los países del Golfo han emprendido la operación de guerra secreta más importante que se haya visto desde la de los Contras, en Nicaragua. El objetivo de la batalla de Damasco no es el derrocamiento del presidente Bachar al-Assad sino quebrar el Ejército Árabe Sirio para garantizar la dominación de Israel y Estados Unidos en el Medio Oriente. Mientras la ciudad se prepara para un nuevo asalto de los mercenarios extranjeros, Thierry Meyssan pasa en revista la situación.

Provenientes del extranjero, los Contras tomaron varios puestos fronterizos al comienzo de su invasión contra Siria.

Hace ya 5 días que Washington y París dieron inicio a la operación «Volcán de Damasco y terremoto de Siria». No se trata esta vez de una campaña de bombardeos aéreos sino de una operación de guerra secreta comparable a desarrollada en Centroamérica en tiempos de la administración Reagan.

Entre 40 y 60,000 Contras, principalmente libios, han entrado en el país en varios días, esencialmente a través de la frontera jordana. La mayoría están vinculados con el Ejército «Sirio» Libre, estructurado bajo las órdenes de Turquía para servir de pantalla a las operaciones secretas de la OTAN. Algunos son miembros de grupos de fanáticos, entre ellos al-Qaeda, creados bajos las órdenes de Qatar y de una facción de la familia real de Arabia Saudita: los Sudairis. Se apoderaron a su paso de varios puestos fronterizos, antes de llegar a la capital, donde sembraron la confusión atacando al azar los objetivos que encontraban a su paso: como grupos aislados de policías o de militares.

Los generales Hassan Turkmani, Daud Rajha y Assef Chawkat, muertos en un atentado el 18 de julio de 2012.

En la mañana del miércoles, una explosión destruyó la sede de la Seguridad Nacional, donde se reunían varios miembros del Consejo de Seguridad Nacional. La explosión costó la vida al general Daud Rajha, ministro de Defensa; al general Assef Chawkat, ministro adjunto; y al general Hassan Turkmani, adjunto del vicepresidente de la República. Se desconoce aún el modo exacto en que fue realizada la operación. Podría tratarse de un atentado suicida o de un ataque realizado con un avión sin piloto.

Washington esperaba que la decapitación parcial del aparato militar sirio condujese a varios oficiales superiores a desertar con sus tropas, o sea a volverse contra el gobierno civil. Pero no ha sido así. El presidente Bachar al-Assad firmó inmediatamente las nominaciones de los sucesores de los fallecidos, garantizando así a la perfección la continuidad del Estado.

En París, Berlín y Washington, los mismos que ordenaron la operación se han entregado además a una sucia maniobra que consiste en condenar el acto terrorista a la vez que confirman su apoyo político y logístico militar a los terroristas que lo cometieron. De forma totalmente desvergonzada concluyeron que los responsables de los asesinatos no son los realizadores del atentado sino las propias víctimas, por haberse negado a dimitir bajo la presión de esos mismos gobiernos y por no haber aceptado entregar su patria a los apetitos occidentales.

Caracas y Teherán han expresado sus condolencias a Siria, subrayando que el ataque fue ordenado y financiado por las potencias occidentales y los países del Golfo. Moscú también expresó sus condolencias y observó que el pedido de sanciones contra Siria en el Consejo de Seguridad de la ONU constituye un respaldo político a los terroristas que atacan ese país.

El ministro de Información, Omran al-Zou’bi, se expresa ante las cámaras de la televisión siria después del atentado que decapitó parcialmente el Ejército Árabe Sirio.

Los canales de la televisión siria comenzaron a transmitir cantos patrióticos e imágenes del ejército. Interrumpiendo la programación, el ministro de Información, Omran al-Zou’bi, lanzó un llamado a la movilización de toda la ciudadanía. No es momento para querellas entre gobierno y oposición. La Nación está enfrentando una agresión externa. Recordando el artículo que publiqué en Komsomolskaya Pravda, donde describía la operación mediática de desmoralización preparada por los canales occidentales y del Golfo [1], el ministro alertó a sus conciudadanos sobre el inminente comienzo de dicha operación. Posteriormente desmintió las falacias de los canales del Golfo sobre un supuesto motín en la 4ª división y sobre una serie de explosiones que habrían destruido el cuartel principal de dicha división.

Los canales nacionales sirios han transmitido varias veces por hora las indicaciones necesarias para que los telespectadores sirios puedan captar sus programas a través del satélite Atlantic Bird, en caso de que se interrumpiera su transmisión a través de los satélites ArabSat y NileSat.

En Líbano, Hassan Nasrallah recordó la hermandad de armas existente entre el Hezbollah y Siria, forjada en la lucha contra el expansionismo sionista, y garantizó su respaldo al Ejército Árabe Sirio.

El atentado fue la señal de inicio para la segunda parte de la operación. Los grupos armados infiltrados en la capital se lanzaron al ataque de diversos objetivos, de forma más o menos selectiva. Por ejemplo, un centenar de Contras atacaron la casa próxima a mi apartamento al grito de ¡Alá Akbar! Un alto responsable militar reside en el lugar. Hubo 10 horas de combate ininterrumpido.

Al caer la noche, el ejército respondía con discreción a los ataques de los Contras. Posteriormente, se dio la orden de responder a los atacantes lo más enérgicamente posible. No se trataba ya de luchar contra terroristas que venían a desestabilizar Siria. La nueva misión era enfrentar una inconfesable invasión extranjera y proteger la patria en peligro.

La aviación entró entonces en acción para destruir las columnas de mercenarios que tratan de alcanzar la capital.

Al final de la mañana, la calma se restablecía progresivamente en la ciudad. Los Contras y sus colaboradores se veían obligados a retirarse. Se restablecía la circulación en las carreteras y las grandes arterias y se instalaban barreras para filtrar el tránsito en el centro de la ciudad. La vida volvía a su curso cotidiano, aunque aún podían escucharse disparos aislados en diversos lugares. La mayoría de los comercios permanecían cerrados y largas colas podían verse ante las panaderías.

Se piensa que el asalto final puede tener lugar durante la noche del jueves al viernes y durante la jornada del propio viernes. Es indudable que el ejército nacional sirio saldrá nuevamente victorioso ya que tiene a su favor la correlación de fuerzas. Se trata además de un ejército de reclutas que goza del apoyo de la población, e inclusive el respaldo de la oposición política interna.

Conforme a lo previsto, los satélites ArabSat y NileSat desconectaron durante la tarde la señal del canal sirio de televisión Ad-Dounia. La CIA pirateó la cuenta de Ad-Douni en Twitter para transmitir mensajes falsos que anunciaban una retirada del ejército nacional sirio.

Los canales de televisión del Golfo anunciaron un derrumbe de la moneda siria, como preludio de la supuesta caída del Estado. El gobernador del Banco Central, Adib Mayaleh, se presentó ante las cámaras de la televisión siria para desmentir la nueva intoxicación y confirmar que la tasa de cambio sigue siendo de 68,30 libras sirias por un dólar estadounidense.

Conferencia de prensa del general Robert Mood sobre la batalla de Damasco, que él mismo observa desde… las ventanas de su hotel.

Se desplegaron refuerzos en los alrededores de la plaza de los Omeyas, para proteger los estudios de la televisión estatal, que todos los enemigos de la libertad consideran un objetivo prioritario. Se han instalado estudios auxiliares en el hotel Rosa de Damasco, donde pasan cómodamente su tiempo los observadores de la ONU. La presencia de estos observadores militares de la ONU, que no han permitido que el ataque contra la capital interrumpa su farniente, sirve de facto de protección a los periodistas sirios que arriesgan sus vidas para mantener informados a sus conciudadanos.

En el Consejo de Seguridad de la ONU, la Federación Rusa y China recurrieron por tercera vez al veto ante una proposición de resolución en la que los países occidentales y las monarquías del Golfo trataban de abrir el camino a una intervención militar internacional. Los representantes de Rusia y China ante el Consejo de Seguridad han denunciado incansablemente la propaganda tendiente a presentar como una revuelta ahogada en sangre lo que en realidad es una agresión exterior contra el Estado sirio.

Se estima que la batalla de Damasco puede reanudarse esta noche.

A %d blogueros les gusta esto: