Cuba: Amanecer en La Habana

A quién lo le gustaria amanecer en La Habana, con estos cielos seguro que muchos quisieran despertar en la capital de todos los cubanos.

07112015-_DSC4653

Estos son los amaneceres que me hacen comenzar un buen día.

Un amanecer lunar sobre las mañanas de Tycho

Orbitando por encima de la superficie de la Luna, el Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA (LRO) tomó esta espectacular fotografía oblicua del interior del famoso cráter de Tycho el 10 de junio. Descansando en el centro del “joven” cráter de 110 millones de años, la cámara del LRO capturó la salida del sol sobre la escarpada región montañosa que sobresale de la superficie lunar, recordándonos a una foto en blanco y negro de una escena más terrestre.

Sin embargo, algo muy interesante puede apreciarse en la parte superior de la imagen: una cordillera montañosa de dos kilómetros de altura. Una roca, del tamaño de un campo de fútbol (de 120 metros de ancho), se encuentra en su cumbre (imagen de abajo) a la espera de rodar los 2.000 metros que la separan del suelo del cráter.

Aunque las montañas parecen fuertes y angulares ahora, en cientos de millones de años serán eventualmente desgastadas por meteoritos y micro-meteoritos que suavizarán y erosionarán los picos. En algún momento, suponiendo que la roca todavía no se haya convertido en polvo, el pico de la montaña se erosionará, provocando que las condiciones de la base de la roca sean menos seguras.

Curiosamente, la pregunta de cómo las montañas llegaron allí en primer lugar se ha convertido en un tema de debate. “¿Fueron estas distintivas formaciones el resultado del aplastamiento y la deformación de la roca mientras el pico crecía”, se pregunta Mark Robinson, principal investigador de la cámara del LRO. “¿O representan capas de rocas pre-existentes que fueron llevadas intactas hasta la superficie?”

Por desgracia, para que estas preguntas obtengan una respuesta, tendremos que esperar hasta que los astronautas puedan escalar las montañas de Tycho para recoger algunas muestras.  

Por Ian O’Neill

A %d blogueros les gusta esto: