Tribunal de EEUU afirma que arsenal multimillonario de armas para matar a Fidel debe ser confiscado

Imagen de la operación del FBI que arrestó a Robert Ferro y decomisó el enorme arsenal de armas en mayo de 2006

Armas y municiones por valor de 2,5 millones de dólares, en poder de un cubano emigrado residente en California, están sujetas a normas de confiscación del gobierno, a pesar de que el hombre había transferido la propiedad de todo el arsenal a su esposa, dictaminó este lunes un tribunal federal de apelaciones.

El emigrante Robert Ferro quien fue sentenciado en el 2007 a 65 meses en una prisión federal por posesión ilegal de armas, dijo que eran para un atentado contra Fidel Castro o su gobierno en La Habana, aseguró el fallo del Tribunal. El reporte de prensa aparece hoy en el diario de San Bernardino, California,The Press Enterprise.

Por supuesto, el Tribunal de EEUU no evaluó las declaraciones a favor del magnicidio contra el entonces Presidente Fidel Castro, sino la pertinencia de que Ferro, o su esposa, pudieran almacenar tal cantidad de armas en una casa en California.

El panel de tres jueces de la Corte del 9 º Circuito de Apelaciones de EEUU también dijo el lunes, 11 de junio, que María Ferro, esposa de Robert Ferro, debe ser interrogada para saber si es responsable del uso excesivo de esas armas.

El lenguaje de la sentencia parece alterar la forma en que jueces revisarán en el futuro los procesos de incautaciones excesivas de armas, cuya tenencia es legal en California. Los jueces devolvieron el caso a un tribunal inferior para su revisión y, específicamente, no hicieron ningún comentario acerca de lo que debería ser el resultado.

En el fallo combinado de los casos, en que los acusados aparecen con “1.679 armas de fuego; 87,983 unidades de munición, 3 cohetes y numerosos fusibles”, los jueces reconocieron que este es “lo que entendemos como el más grande decomiso civil de armas de fuego en la historia estadounidense… en posesión ilegal de un delincuente convicto. Esta es una orden de decomiso en contra de cientos de armas coleccionables (sic) por valor de $ 2,55 millones. ”

“Algunas de las armas de fuego están chapadas en oro, mientras que otras son de principios del siglo XX, rarezas, algunas valorados en 10.000 dólares o más”, dijo el fallo, y agregó que la Agencia de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de EEUU pondrá algunas de las armas en su museo, en lugar de destruirlas.

Las armas y municiones fueron incautadas durante la investigación y el caso penal contra Robert Ferro, quien fue sentenciado en agosto de 2007.

Ferro reclamó las armas con el argumento de que eran para atacar a Fidel Castro y declaró que era miembro de Alpha 66, un grupo terrorista radicado en EEUU célebre por sus actos violentos contra Cuba.

La organización desconoció cualquier vínculo con él, y durante la sentencia Ferro dijo que no se había asociado con el grupo durante 30 años. Pero Ferro mantuvo en su declaración, y así se recoge en la sentencia de la Corte Federal de Riverside ante la Jueza Virginia Phillios que las armas “se iban a utilizar en Cuba, en La Habana”.

Junto con las armas convencionales, había otras ilegales: 35 ametralladoras, 130 silenciadores y dos rifles de cañón corto, junto con una granada de mano, tubos de lanzacohetes militares y piezas de granadas.

Ferro ya había sido declarado culpable en un tribunal estatal en 1991 por posesión ilegal de explosivos, de manera que él no podía tener bajo su custodia ese arsenal, aseguró la decisión del Tribunal.

El Tribunal de Apelaciones también dijo que Ferro había transferido la propiedad de las armas a María. El panel dijo que el tribunal de primera instancia se centró sólo en la conducta de Robert Ferro y no en culpabilidad de María Ferro, o falta de ella, respecto a la recolección ilegal de armas.

(Con información de The Press Enterprise, California. Traducido por Cubadebate)

Tomado de Cubadebate.cu 

Cuba: La guerra de la CIA contra la juventud cubana II

 Por: Raúl Antonio Capote de los Estados Unidos dedica incalculables recursos a la guerra cultural. Sus especialistas, altamente calificados, provienen de las mejores universidades del país y son cuidadosamente seleccionados. El equipo que trabaja en la guerra contra Cuba cuenta además con una basta experiencia, muchos de ellos son veteranos de la Guerra Fría, la mayoría  participaron en operaciones contra los países ex socialistas de Europa del Este.

Cuba  enfrenta hoy a ese temible arsenal de recursos humanos y materiales, inmersa en una difícil lucha por renovar el modelo económico, en medio de una profunda crisis del capitalismo a escala global que afecta  a la ´economía cubana, agredida su población por una cruel guerra económica, que no respeta límites ni fronteras, guerra llevada a cabo por la potencia capitalista más poderosa de la tierra.

Los efectos de esa guerra sin cuartel contra la economía  causa escases y penurias, que no son mayores gracias a la voluntad política del gobierno cubano y a la efectividad de un modelo económico social basado en la planificación y no en las leyes ciegas e injustas del mercado,  en la distribución justa de las riquezas, en la igualdad, modelo que no deja desamparado a nadie y que garantiza niveles de atención de salud y educación comparables a los países más desarrollados del mundo.

Los efectos del bloqueo sobre el pueblo cubanos son presentados sin recato de ninguna clase, como errores del socialismo, como prueba del fracaso de la Revolución, nuestros enemigos no tienen escrúpulos de ninguna clase cuando mienten y manipulan la información.

La formidable maquinaria de propaganda de la CIA, que cuenta con centenares de  revistas, periódicos y canales de TV, que se presentan como completamente privadas y libres, más el dominio del ciber espacio controlado por las compañías a su servicio, más la acción de cientos de mercenarios de la información y sus lacayos dentro de la isla, es utilizada en la guerra contra Cuba, en especial, los mensajes manipulados, la información tergiversada debidamente presentada a partir de un cuidadoso estudio de márquetin, construida de modo que resulte atractiva y fácilmente asimilable es dirigida contra la juventud cubana.

La CIA trabaja fundamentalmente hacia los jóvenes, intentando penetrar los centros culturales, religiosos, estudiantiles o sociales y los grupos informales, su propaganda está dirigida, amparados en una imagen progresista, rebelde y externamente atractiva, al sobredimensionamiento de los “fracasos” económicos del socialismo, a divulgar la “poca actualidad” del pensamiento marxista, a desinformar, denigrar las ideas revolucionarias, mentir, popularizar “las ventajas” de las sociedades de consumo.

Organizan conferencias internacionales, brindan becas, premios y proyectan su influencia a través del cine, la TV, la prensa y la literatura. En películas, series televisivas, magazines, libros, se idealizan los mercenarios, se llama terroristas a los revolucionarios, se propagan criterios “novedosos” sobre la libertad sexual, los derechos humanos, el conflicto existencial, se distorsionan los conceptos de patria y nacionalidad.

Dentro del país intentan crear proyectos supuestamente alternativos, que son financiados y monitoreados a través de la Sección de  Intereses de los Estados Unidos o directamente desde organizaciones que sirven de fachada a la CIA como la USAID, el Instituto Republicano Internacional (IRI), la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD) y otras.

El fracaso reiterativo de sus planes les ha llevado a perfeccionar su estrategia de guerra cultural, a desarrollar nuevas acciones, dirigidas a confundir, a engañar a los incautos.Nuevos personeros simulan pertenecer a una izquierda que odian en lo más intimo de sus almas, han cambiado el lenguaje, ahora dicen ser revolucionarios, dicen trabajar por el bien de Cuba, dicen estar interesados en el futuro del país.

Dentro de esta estrategia se encontraba Génesis un proyecto dirigido especialmente a los nietos de la Revolución, sobre este proyecto y su progresión actual hablaremos en próximos artículos.

(Tomado de: El Adversario Cubano)

A %d blogueros les gusta esto: