EVA GOLINGER: “EL CASO DE ASSANGE ES UNA PERSECUCIÓN POLÍTICA”

Eva-y-Julian

La confirmación este miércoles por un tribunal sueco de la orden internacional de detención a Julian Assange demuestra que “no se trata de una investigación policial, sino una persecución política”, opina la abogada y escritora Eva Golinger.

“Hay mucha evidencia de que quienes están detrás de esta persecución política no son suecos, sino más bien estadounidenses”, enfatiza Eva Golinger, explicando que la justicia estadounidense ha abierto un caso contra el fundador del portal WikiLeaks y que “están esperando que sea extraditado a su territorio para enjuiciarlo”.

Según ella, es “realmente injusto” que las personas que hacen denuncias sobre violaciones cometidas por gobiernos, centros de poder o grupos de poder, experimentan este tipo de persecución.

“Denuncian violaciones de derechos humanos y luego tienen sus propios derechos violados”, dice, subrayando que “es una muestra de que el sistema judicial dentro de la democracia estadounidense no funciona de igual manera para todas las personas”.

“Algunos son tratados de manera diferente cuando el caso es muy político y cuando ha tocado los intereses más poderosos y más profundos del poder estadounidense”, concluye.

Este miércoles un tribunal del distrito de Estocolmo ha confirmado la orden internacional de detención del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, expedido por las autoridades de Suecia, donde está siendo investigado por presuntos delitos sexuales que él niega. “La Corte considera que existe cierto riesgo de que Assange pueda huir y, por tanto, considera que la orden debe permanecer en vigor”, comentó la decisión la jueza Lena Egelin. La Fiscalía también se expresó en esa misma línea durante la vista del caso.

Por su parte, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, escribió en su cuenta de Twitter que su país “no abandonará su compromiso de salvaguardar los derechos humanos de Julian Assange hasta que llegue a lugar seguro”. Asimismo, agregó que “Ecuador quierecooperar con la justicia sueca: tomen declaración a Julian Assange en la embajada o por videoconferencia, no más dilaciones”.

El fundador de WikiLeaks se refugió en la Embajada ecuatoriana en Londres el 19 de junio de 2012 para evitar ser extraditado a Suecia, temiendo que pueda ser entregado a EE.UU., donde podría afrontar pena de muerte por supuesto espionaje y por revelar miles de despachos diplomáticos confidenciales.

Pese a recibir asilo, no puede salir de la embajada, ya que sigue a la espera de que Reino Unido le otorgue un salvoconducto que le permita hacer valer el asilo diplomático otorgado por Ecuador.

( Tomado de El Monitor 1867 )

Assange anuncia aparición de nuevos documentos secretos en WikiLeaks

jullian_assangeLondres, 20 dic (PL) El activista australiano Julian Assange, fundador de WikiLeaks, anunció hoy la próxima publicación de un millón de documentos que afectan a todos los países del mundo, durante una comparecencia pública desde la embajada de Ecuador en Londres.

Cuando se cumplen seis meses de su llegada a la legación ecuatoriana, el periodista hizo un llamado a la libertad de prensa y expresión, y manifestó que su portal digital continuará en 2013 las labores de investigación a pesar de los obstáculos impuestos por Estados Unidos y las naciones europeas.

De acuerdo con Assange, el propósito de WikiLeaks es dar a conocer al mundo los hechos verdaderos, pues si no revelaran las mentiras, la civilización nunca tendría acceso a esas informaciones.

Nuestras sociedades, nuestra creencia sobre el mundo y sobre los demás, señaló, han sido creadas por el mismo sistema que nos ha llevado a confrontarnos en guerras donde han muerto millones de personas.

Tenemos que educarnos los unos a los otros, tenemos que celebrar a todos aquellos que revelan la verdad y que nos ayudan a comprender de una mejor manera el mundo en el que estamos viviendo, pues el impedimento de este derecho sería limitar a nuestra civilización, apuntó.

Assange agradeció a Ecuador por haberle otorgado asilo político y resaltó que el gobierno del país latinoamericano ha mantenido sus valores y su autodeterminación, con principios que no están a la venta.

En ese sentido, criticó las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos a la nación sudamericana y llamó a los ecuatorianos a defender su economía en las elecciones del próximo año.

El periodista australiano manifestó que el trabajo de WikiLeaks ha sido reconocido por el gobierno de Ecuador y muchos otros países en Latinoamérica.

En sus declaraciones de este jueves, destacó que la verdadera democracia no es la de la Casa Blanca, sino la resistencia de las personas, de aquellas que se oponen a las mentiras y defienden la libertad de expresión.

No debemos rendirnos, porque si sacrificamos nuestra independencia nos convertimos en personas controladas sin la posibilidad de defendernos, debemos aprender cómo funciona el mundo y cuáles son las intenciones de quiénes quieren controlarnos tras la máscara de la democracia y la monarquía, expresó.

Assange ya realizó una aparición pública en el balcón de la embajada en agosto, cuando Ecuador le concedió asilo político tras dos meses de estar refugiado en la legación diplomática, aunque el Reino Unido mantiene su intención de entregarlo a Suecia.

El activista es reclamado por ese país escandinavo para un interrogatorio por supuestos delitos sexuales, pero sus abogados y el gobierno ecuatoriano temen una extradición a Estados Unidos, donde enfrentaría cargos por la publicación en WikiLeaks de miles de cables sobre Washington.

http://www.prensa-latina.cu/

Assange dice estar convencido de que acabará viajando a Ecuador

Imagen de archivo del fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, el 4 de noviembre de 2010 en Ginebra. (AFP/Archivo, Fabrice Coffrini)

LONDRES — El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, dijo estar convencido de que acabará viajando a Ecuador, en una entrevista concedida desde la embajada ecuatoriana en Londres, donde permanece refugiado desde el pasado 19 de junio y vive como en una “estación espacial”.

“Creo que es inevitable”, declaró a una periodista del Mail On Sunday, en respuesta a su pregunta sobre su eventual partida a Ecuador. “No me van a abandonar aquí. Desde Ecuador, mi equipo y yo podremos hacer viajes a países amigos”.

Por otro lado, Assange considera que las acusaciones de agresiones sexuales lanzadas por dos ciudadanas suecas, origen de la orden de arresto que Estocolmo emitió contra él, caerán: “puede llevar tres meses, puede ir más rápido”, explicó.

Mientras espera, la vida que lleva en la embajada, en una sola habitación con un colchón en el suelo, según la descripción del diario, “se parece a la vida en una estación espacial”.

Assange hace regularmente ejercicio con un entrenador (un militante) y corre en una cinta cada día, pero “su salud se deteriora lentamente”, asegura refiriéndose a problemas de tos.

Posee una lámpara que imita la luz del día y otra broncearse y paliar la falta de sol, que utilizó antes de realizar su aparición pública en un balcón de la embajada en agosto.

“La conecté para no estar tan pálido. Después de una hora y media, alguien de mi equipo me dijo: ‘tienes la mitad de la cara roja y el cuello también’. Parecía una langosta hervida”, cuenta el australiano. Quiso exponer el resto de su cara a la lámpara, pero su piel empezó a pelarse y tuvieron que maquillarle “para no parecer una víctima de Chernobyl”.

Assange dice trabajar “17 horas por día, siete días sobre siete” para su sitio web. “Los dos primeros meses en la embajada fueron positivos. Estaba la lucha política, la necesidad diaria de construirse una vida aquí y el entrenamiento para utilizar los equipos de urgencia”, enumera, sin más explicaciones.

“Ahora las cosas se estabilizaron y esta estabilidad se hace aburrida”.

Assange, de 41 años, dice temer que su extradición a Suecia acabe con su envío desde allí a Estados Unidos para ser juzgado por la difusión que WikiLeaks hizo de los 250.000 cables diplomáticos norteamericanos.

Ecuador concedió el asilo a Assange pero Gran Bretaña tiene intención de aplicar la orden de arresto sueco. Por el momento, las negociaciones entre los dos países no desembocaron en ninguna solución.

(AFP)

Assange pide en ONU fin de persecución

Julian Assange desde el balcón de la embajada de Ecuador / Foto: AP

El caso de Julian Assange se coló en la ONU durante un acto organizado por Ecuador en el que el fundador de WikiLeaks pidió que se ponga fin a su persecución, mientras que el Gobierno de Quito abrió por primera vez la puerta a acudir a la Justicia internacional.

“El tiempo de las palabras se ha terminado. Ha llegado la hora de que Estados Unidos cese la persecución a WikiLeaks, a nuestra gente y nuestras fuentes”, dijo Assange a través de videoconferencia desde la embajada ecuatoriana en Londres, donde lleva refugiado tres meses a la espera de un salvoconducto para poder abandonar Reino Unido.

El australiano volvió a reclamar garantías tanto a Londres como a Estocolmo de que no será extraditado a Estados Unidos, país donde ha sido declarado “enemigo de Estado”, algo que para el fundador de WikiLeaks es “absolutamente absurdo” pero que demuestra que su vida podría correr peligro si es entregado a Washington.

Assange aprovechó el altavoz que supone hablar en Naciones Unidas para denunciar, por un lado, de la persecución política que asegura estar sufriendo y, por otro, de las torturas y vejaciones a Bradley Manning, el soldado estadounidense acusado por EE.UU. de haber filtrado miles de documentos secretos a WikiLeaks.

Nueva York será precisamente mañana el escenario de un nuevo acercamiento entre las autoridades ecuatorianas y británicas para tratar de encontrar solución “a través del diálogo” a un conflicto diplomático que sigue sin resolverse después de tres meses y que amenaza con enquistarse en el tiempo.

Los ministros de Exteriores de Ecuador y Reino Unido, Ricardo Patiño y William Hague, respectivamente, se entrevistarán a partir de las 10.00 hora local (14.00 GMT) en un hotel de la Gran Manzana, donde volverá a estar encima de la mesa el salvoconducto que pide Quito para que Assange pueda abandonar Londres.

En declaraciones a Efe, el jefe de la diplomacia ecuatoriana dijo que su Gobierno está dispuesto a agotar la vía diplomática para resolver el caso, aunque admitió por primera vez que no descartan la posibilidad de poner fin al diálogo y optar por la vía judicial, llevando el conflicto ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“Si después de un tiempo razonable los diálogos políticos y diplomáticos no avanzan, no nos quedará otra alternativa más que recurrir a las instancias judiciales, a la Corte Internacional de Justicia de La Haya”, afirmó el canciller, quien en todo caso no quiere fijar plazos ni ponerse una “camisa de fuerza”.

Patiño confía en que el diálogo con su homólogo británico sea “constructivo” y adelantó a Efe que presentará a Hague una copia de un acuerdo de extradición firmado por ambos países hace 142 años en el que reconocen que no se puede extraditar a un ciudadano si una de las partes cree que hay motivaciones políticas.

“No tienen otra alternativa. Qué quieren, ¿que el señor Assange esté 15 años confinado en nuestra sede diplomática?”, se preguntó Patiño, quien dijo que “ni los dictadores de América Latina se atrevieron a poner en duda” la figura del asilo político” y confió en que Londres termine entrando en razón.

El Gobierno de Ecuador ha pedido un salvoconducto para que Assange pueda salir sin problemas de su embajada en Londres y acogerse a los beneficios del asilo concedido, aunque Reino Unido asegura que lo detendrá porque tiene la obligación de extraditarlo a Suecia.

La Justicia sueca investiga al exhácker por denuncias de abusos sexuales que él niega y teme que si es trasladado a Suecia ese país lo extradite a Estados Unidos para que sea juzgado por la filtración de secretos en cables diplomáticos difundidos por WikiLeaks, y por tanto, se arriesgaría a una durísima condena.

EFE

Assange: “No tengo miedo de ir a la cárcel”

Imagen: AFP.

Por Santiago O’Donnell

–¿Cómo aguanta el encierro?

–Bastante bien. Quizás no está bien que me haya acostumbrado a vivir bajo arresto domiciliario y ahora bajo arresto diplomático en una embajada. No es algo demasiado bueno acostumbrarse, pero para bien o para mal me acostumbré. Sí extraño mucho a mi familia, ver el amanecer y ver cosas físicas. Pero esto es así para cualquier prisionero.

–¿Tiene miedo de volver a la cárcel?

–No, pero me preocupa que pueda estar en un lugar donde no pueda trabajar. No tengo miedo para nada de ir a la cárcel. Tenía… miedo es quizás una palabra demasiado fuerte, pero estaba preocupado antes de pasar cuatro días en una celda de aislamiento (durante su detención en Gran Bretaña a pedido de Suecia el año pasado) pero después de eso aprendí que puedo sobrevivir.

–¿Se juró no volver nunca más a prisión?

–No, para nada. Es más, durante mi tiempo en la celda de aislamiento me preguntaba: ¿Cometí un error? ¿Me equivoqué en esta suerte de partida de ajedrez, no anticipé la jugada del contrario? ¿Volvería a correr el riesgo? ¿Valió la pena? Y sí, totalmente, completamente. No es que no haya pagado un precio. Otros miembros de Wikileaks lo pagaron también y otros lo pagarán más adelante. Tenemos presuntas fuentes encarceladas, gente investigada, gente detenida, trabajos perdidos, bloqueos financieros y por supuesto mi propia situación. Pagamos un precio. Pero siempre se paga un precio cuando algo vale la pena. Por supuesto que es una injusticia, pero ganamos mucho. Por eso estaba completamente contento y confiado cuando estaba en la celda de aislamiento, porque al final era un precio pequeño que tuve que pagar por algo en lo que realmente creo y lo mismo con mi situación acá. Y, por supuesto, no puedo ponerme en el lugar de los demás ni hablar por ellos y decir que también están contentos de haber pagado un precio, pero el hecho de que han permanecido leales a Wikileaks demuestra que piensan parecido a mí.

–Usted fue a Suecia porque dijo que Suecia tiene un gran Poder Judicial y buenas leyes, pero cuando se le volvieron en contra se fue a Gran Bretaña y peleó para quedarse aquí. Y cuando piden su extradición le promete a un juez británico que respetará su prisión domiciliaria, pero cuando le fallan en contra se refugia en una embajada extranjera. ¿No es el zorro y las uvas?

–No creo que… me parece que el zorro y las uvas es ir demasiado lejos. Fue un proceso educativo para mí y otra gente. No es el caso de que haya pensado que Suecia tenía un gran sistema legal. Solo pensaba quedarme en Suecia una semana.

–Pero pensaba abrir una sede de Wikileaks en ese país y había elogiado su sistema legal.

–Cuando querés que alguien haga algo lo elogiás diciendo que ya lo está haciendo, aun antes de que lo haga. Le das a alguien una reputación para que se la gane. Entonces las declaraciones que hice en Suecia diciendo que la libertad de prensa ahí es importante y algo bueno, no fueron porque pensaba que Suecia estaba a la altura de lo que decía, sino más bien porque temía que no lo estuviera. Pero quería darle todas las oportunidades para que alcance ese nivel.

–En los ranking internacionales la Justicia de Suecia siempre ocupa los primeros lugares.

–Ya le contestaré eso. Yo fui a Suecia a tratar de activar un ingrediente legal necesario para proteger a nuestros servidores en ese país porque predije que serían atacados y sin esa protección legal adicional no sobrevivirían fácilmente a esos ataques. El sistema legal sueco se parece bastante al de Estados Unidos. Nadie se fijó en esos valores, incluyendo la primera enmienda de la Constitución, que garantiza la libertad de expresión hasta después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se centralizó el poder en Washington a tal punto que el presidente dijo que la Constitución federal tenía precedencia sobre las constituciones de los estados. Durante la Guerra Fría la libertad de expresión se usaba para comparar con la Unión Soviética, no porque el complejo militar industrial creyera en ella, al contrario, sino porque era un matrimonio de conveniencia para atacar a los soviéticos. En ese tiempo los editores también alentaron el uso de la primera enmienda porque querían más libertad a nivel doméstico. Así que tenías esta alianza inusual entre halcones, los hijos del iluminismo liberal y los medios de comunicación. Suecia siguió el mismo proceso. Tras la caída de la Unión Soviética esa inusual alianza empezó a quebrarse. La neutralidad sueca desapareció. Pero dos generaciones de inercia cultural se habían acumulado y se decía que la libertad de expresión era un concepto estadounidense muy importante, un concepto sueco muy importante. Esa inercia cultural todavía existe en alguna gente y en unos pocos legisladores, pero a la mayoría de la gente en Suecia y Estados Unidos ya no le importa. Entonces en Suecia tenemos apoyo, por eso la libertad de expresión tiene apoyo entre cierta gente por inercia cultural, por eso el sitio The Pirate Bay fue fundado por suecos. Sin embargo es instructivo ver lo que sucedió con ellos. En 2006 Estados Unidos presionó a Suecia y The Pirate Bay tuvo que irse de Suecia, los cuatro fundadores fueron condenados a un año de cárcel y multas multimillonarias y tuvieron que irse del país. Uno de ellos, que es mi amigo, acaba de ser extraditado desde Camboya la semana pasada y está detenido incomunicado. Entonces, uno no debería confundirse: la falta de quejas en contra de un sistema no significa que el sistema sea libre. El sistema sueco no es tan controlante en cuanto a que la policía no golpea la puerta de la gente. Es controlante en cuanto al clientelismo que existe en Estocolmo. Entonces hay muchas cosas que no se pueden decir de ninguna manera en la prensa sueca. Tiene que ver con que el 60 por ciento de los medios suecos están controlados por el grupo Bonnier y la red de periodistas se fusionó con la red de políticos y empresarios. Así que cuando ves esas listas de libertad de expresión, depende de lo que estás midiendo. Algo puede ser controlado antes de llegar a una causa judicial. Así trabaja la censura en Occidente, se controla a través del clientelismo. Me gusta el chiste que dice que la libertad de prensa en Suecia es tan buena en el papel que nadie la usa. Si los suecos realmente usaran esa libertad el establishment cambiaría para frenarla. Pero nadie la usa, o se usa rara vez porque otras presiones hacen que los periodistas no sigan ese sendero. Lo que es muy interesante es que Suecia es un ejemplo fascinante de cooptación de un país por parte de los Estados Unidos. Siempre estuvo cooptada aún durante la presidencia radical de Olof Palme, asesinado en 1986. Suecia es vecino de Rusia y es natural que busque la alianza de Estados Unidos para protegerse. Lo que es inusual es que haya pretendido ser un país neutral.

–Pero ahora participa en la guerra de Afganistán…

–Sus fuerzas están bajo control estadounidense en Afganistán desde 2003. Suecia es el principal fabricante de armas per cápita del mundo, era el principal exportador de armas a los Estados Unidos durante la guerra de Irak, fue el quinto país en entrar en Libia. En los cables (diplomáticos filtrados por Wikileaks) se demuestra que Suecia exigió que sus aviones de guerra fueran usados en Afganistán como estrategia de marketing. En 2007 la embajada de Estados Unidos en Suecia mandó un cable que decía que Suecia tiró la neutralidad a la basura y colabora en armar a Arabia Saudita, lo cual generó un gran escándalo. Todo esto es bien conocido dentro del ambiente político europeo. Nunca vas a ver a los suecos y los británicos en un mismo comité porque ambos son grandes aliados europeos de Estados Unidos.

–¿Entonces usted piensa que Estados Unidos está presionando en el caso de sus presuntos crímenes sexuales en Suecia?

–No es como suceden las cosas, aunque el diario The Independent informó que desde diciembre de 2010 hay conversaciones informales entre Suecia y Estados Unidos en relación a mi extradición. Lo que pasa en mi caso es que simplemente un país ya sabe lo que sus amigos quieren, entonces hace lo que les gusta y recibe una palmadita en la espalda.

–Entonces lucha para quedarse en Gran Bretaña y cuando pierde la batalla legal se escapa.

–Nunca luché para quedarme en Gran Bretaña. Luché para irme de Gran Bretaña y no me lo permitieron por el caso de la extradición.

http://www.pagina12.com.ar/

El plan secreto de la captura de Assange, al descubierto por ‘accidente’

Un policía británico avergonzó a Scotland Yard, al revelar accidentalmente el plan secreto de la detención de Julian Assange, quien será arrestado “bajo cualquier circunstancia”, en caso de que ponga un pie fuera de la Embajada de Ecuador en Londres.

El agente acusado de meter la pata fue fotografiado sosteniendo una nota, escrita a mano, que detalla todas las maneras posibles a las que puede recurrir Assange en busca de escapar del edificio en el que lleva refugiado los últimos dos meses. El fotógrafo Lewis Whyld, de la Press Association (PA), captó la imagen al pie de las escaleras exteriores de la Embajada este viernes por la tarde, cuando se dio cuenta de que el destino de Assange estaba, literalmente, en las manos de uno de los agentes que estaba a su lado. Policía británica, dispuesta a violar la ley Pese a que el documento secreto estaba tapado con la mano del agente, en la nota se lee claramente que si Assange intenta abandonar la Embajada, sea en un vehículo diplomático, algún recipiente o una valija, debe ser detenido inmediatamente. “Assange. Acción requerida para ser arrestado bajo cualquier circunstancia. Sale inmune [inmunidad diplomática] en una valija diplomática, en un vehículo diplomático ARRESTADO. Discutir las posibilidades de distracción… “, indica la parte visible del “documento restringido oficial”. A pesar de que las valijas, contenedores y vehículos diplomáticos legalmente mantienen la misma categoría de inmunidad que las embajadas, el documento da a entender que en caso de un intento de escape la Policía británica violaría la ley. Los oficiales también parecen estar preparados para cualquier cortina de humo, teniendo en cuenta que la nota implora a los oficiales a estar atentos a “la posibilidad de distracción”. Assange se encuentra refugiado en la Embajada de Ecuador después de que el máximo tribunal británico diera luz verde para su extradición a Suecia.  La semana pasada el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, concedió el asilo diplomático al fundador de WikiLeaks, hecho que provocó la ira del Reino Unido, que incluso llegó a amenazar con asaltar la Embajada. Por otra parte, este mismo viernes los cancilleres y representantes reunidos en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobaron por consenso una resolución que muestra su “solidaridad y respaldo” a Ecuador ante lo que ese Gobierno definió como “amenazas” del Reino Unido de entrar en su Embajada en Londres.

http://actualidad.rt.com/

Discurso íntegro de Julián Assange este domingo en la Embajada de Ecuador

Julian Assange. Foto: AFP

Palabras de Julian Assange en la Embajada de Ecuador en Londres, este domingo 19 de agosto de 2012.

Estoy aquí porque no puedo estar más cerca de ustedes. Les doy las gracias por estar aquí. Gracias a ustedes por su determinación y su generosidad de espíritu.

El miércoles por la noche, después de que se enviara una amenaza a esta embajada y la policía descendiera sobre el edificio, vinieron en mitad de la noche para vigilar lo que sucedía, y trajeron con ustedes a los ojos del mundo.

Dentro de la embajada, después de la oscuridad, pude escuchar un enjambre de equipos de la policía entrando en el edificio a través de la salida interna de incendios. Pero supe que habrían testigos. Y eso es gracias a ustedes.

Si el Reino Unido no tiró por la borda aquella noche las Convenciones de Viena, fue porque el mundo estaba observando.
Y el mundo estaba observando porque ustedes estaban observando.

La próxima vez que alguien les diga que es inútil defender aquellos derechos que tenemos en mayor estima, recuérdenles su vigilia en la oscuridad ante la Embajada de Ecuador y cómo, por la mañana, salió el Sol en un mundo distinto, y una nación de América Latina con coraje tomó posiciones en favor de la justicia. Y así pues, a esta gente valiente…

Agradezco al Presidente Correa por el coraje que ha mostrado al considerar y otorgarme asilo político. Y también agradezco al gobierno, y al Ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, quien ha defendido en su consideración de mi caso la Constitución ecuatoriana y la noción que esta posee de los derechos universales.

También a las gentes del Ecuador por apoyar y defender esta Constitución.

Y tengo una deuda de gratitud hacia el personal de esta embajada, cuyas familias viven en Londres, y que me han mostrado hospitalidad y amabilidad a pesar de las amenazas que han recibido.

Este Viernes habrá una reunión de emergencia de los ministros de exteriores de América Latina en Washington DC, para tratar esta situación.

Así, estoy profundamente agradecido a las gentes y gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Honduras, México, Nicaragua, Brasil, Perú, Venezuela, y a todos los demás países de América Latina que han venido a defender el derecho de asilo.

A las gentes de los Estados Unidos, del Reino Unido, Suecia y Australia, que me han apoyado con fuerza, incluso cuando sus gobiernos no lo han hecho. Y a todas las cabezas más sabias en los gobiernos que todavía luchan por la justicia. Vuestro día llegará.

Al personal de Wikileaks, a la gente que lo apoya y a sus fuentes, cuyo coraje, dedicación y lealtad no han conocido igual.
A mi familia y a mis hijos a quienes se les ha negado estar cerca de su padre. Perdonadme. Nos reuniremos pronto.
Con Wikileaks bajo amenaza, también lo están la libertad de expresión y la salud de nuestras sociedades.

Debemos utilizar este momento para articular la elección ante la que se encuentra el gobierno de los Estados Unidos de América. ¿Regresará a los valores sobre los que fue fundada su nación y los reafirmará? ¿O se tambaleará hasta caer por el precipicio, arrastrándonos a todos a un mundo peligroso y opresivo, en el que los periodistas guardan silencio por miedo a ser perseguidos, y los ciudadanos deben susurrar en la oscuridad?

Digo que deben echarse atrás.

Le pido al Presidente Obama que haga lo correcto.

Estados Unidos debe renunciar a su caza de brujas contra Wikileaks.

Estados Unidos debe disolver su investigación a cargo del FBI.

Estados Unidos debe jurar que no perseguirá a nuestra gente ni a quienes nos apoyan.

Estados Unidos debe dar su palabra ante el mundo de que no perseguirá a periodistas por arrojar luz sobre los crímenes secretos de los poderosos.

No debe continuar la absurda retórica para perseguir a ningún medio de comunicación, ya sea Wikileaks o el New York Times.

La guerra de las administraciones de EEUU contra quienes filtran información debe acabar.

Thomas Drake, y William Binney, y John Kirakou y otros heroicos ‘chivatos’ en EEUU deben ser perdonados y compensados por las dificultades que han tenido que soportar como servidores públicos.

Y el Soldado de la Armada que permanece en una prisión militar en Fort Leavenwroth, Kansas, que determinó la ONU que había sufrido meses de detención y torturas en Quantico, Virginia, y que todavía -tras dos años de prisión- ni siquiera ha sido sometido a un juicio, debe ser liberado.

Y si Bradley Manning realmente hizo aquello de lo que se le acusa, es un héroe, es un ejemplo para todos nosotros, y uno de los más importantes prisioneros políticos del mundo.

Bradley Manning debe ser liberado.

El miércoles, Bradley Manning pasó su día 815 en prisión sin juicio. El máximo legal son 120 días.

El jueves, mi amigo Nabeel Rajab, fue sentenciado a 3 años por un tweet.

El viernes, un grupo musical ruso fue sentenciado a 2 años en la cárcel por una performance política.
Hay unidad en la opresión.

Debe haber absoluta unidad y determinación en la respuesta.

(Fuente original: The Telegraph. Traducido por Pensando en el 15M)

Las declaraciones de Julian Assange (Video)

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, ha pedido al Presidente de los EEUU Barack Obama que termine con “la caza de brujas contra Wikileaks”, y que libere a Bradley Manning, el soldado que filtró documentos confidenciales y es procesado en ese país.

Assange habló en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres, desde donde agradeció al Gobierno de Correa el asilo diplomático que le ha concedido pese a las amenazas de Reino Unido, que quiere extraditarlo a Suecia. “A mi familia y a mis hijos les digo que pronto nos reuniremos”, dijo.

Assange también dio las gracias a los cancilleres y Gobiernos de América Latina por defender el derecho internacional de asilo. También agradeció a Estados Unidos, Reino Unido y Australia “la fortaleza que me han dado”.

Assange le dedicó unas palabras al presidente estadounidense. “Pido al presidente Obama que haga lo correcto: Estados Unidos debe renunciar a la caza de brujas sobre Wikileaks”, dijo.

Assange mencionó a Bradley Manning, el soldado estadounidense que filtró documentos confidenciales sobre Estados Unidos, y pidió que fuera “liberado”.

ALBA: Rechaza las amenazas intimidatorias proferidas por el Reino Unido contra Ecuador

FOTO: REUTER

El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) resolvió este sábado, durante una reunión sostenida en Guayaquil, apoyar al gobierno ecuatoriano tras las amenazas recibidas por Reino Unido por su decisión de otorgar asilo a Julian Assange.

El canciller de Venezuela Nicolás Maduro fue el encargado de leer la Declaración final del IX consejo político extraordinario de la ALBA en apoyo al Ecuador, aprobado por unanimidad y que contiene 8 puntos.

1.- Rechaza las amenazas intimidatorias proferidas por el Reino Unido contra Ecuador

2.- Ratifica el respaldo categórico al derecho soberano del gobierno de Ecuador de otorgar asilo diplomático a Julian Assange

3.- Expresa su rechazo a la posición de ReinoUnido de pretende resolver de manera contraía al derecho internacional las controversias

4.- Apoya la solicitud de convocatoria por parte de la Unasur, para debatir acerca de la posición hostil del gobierno de ReinoUnido

5.- Considera pertinente promover en la ONU un amplio debate acerca de la inviolabilidad de las sedes diplomáticas

6.- Advierte al gobierno de ReinoUnido acerca de las consecuencias que se desencadenarían en caso de una agresión a la integridad territorial de Ecuador

7.- Hace un llamado a los gobiernos del mundo, a los movimientos sociales y a la intelectualidad, a oponerse a esta actitud de ReinoUnido

8.- Se compromete en hacer el mayor esfuerzo para dar la mayor difusión y publicidad a la presente declaración

Nicolás Maduro declaró un firme apoyo “a todo el pueblo ecuatoriano y además toda nuestra disposición para acompañar en los distintos organismos regionales, supraregionales y el sistema multilateral en la lucha porque se respete el derecho internacional”.

Explica que esta respuesta de los países aliados se da porque “Ecuador es nuestro hermano y cuando en la familia un hermano tiene dificultades, y en este caso un hermano es amenazado, lo que cabe es reaccionar de manera inmediata para protegernos conjuntamente y hacer valer en términos prácticos la palabra solidaridad”.

El Consejo contó con la presencia de los cancilleres de Bolivia, David Choquehuanca; de Venezuela, Nicolás Maduro; y de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla; así como el vicecanciller de Nicaragua, Valdrack Jaentschke.

Este domingo la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur) tiene previsto realizar una reunión extraordinaria de ministros de Relaciones Exteriores para tratar el tema Assange en Guayaquil.

(Tomado de Cubadebate)

Declaración del Gobierno de la República del Ecuador sobre la solicitud de asilo de Julian Assange

El 19 de junio de 2012, el ciudadano de nacionalidad australiana Julian Assange, se presentó en el local de la Embajada del Ecuador en Londres, a fin de solicitar la protección diplomática del Estado ecuatoriano, acogiéndose a las normas sobre Asilo Diplomático vigentes. El requirente ha basado su pedido en el temor que le produce la eventual persecución política que podría sufrir en un tercer Estado, el mismo que podría valerse de su extradición al Reino de Suecia para obtener a su vez la extradición ulterior a aquel país.

El Gobierno del Ecuador, fiel al procedimiento del Asilo, y atribuyendo la máxima seriedad a este caso, ha examinado y evaluado todos los aspectos implicados en el mismo, particularmente los argumentos presentados por el señor Assange para respaldar el temor que siente ante una situación que esta persona percibe como un peligro para su vida, su seguridad personal y su libertad.

Es importante señalar que el señor Assange ha tomado la decisión de solicitar el asilo y protección del Ecuador por las acusaciones que, según manifiesta, le han sido formuladas por supuesto “espionaje y traición”, con lo cual este ciudadano expone el temor que le infunde la posibilidad de ser entregado a las autoridades de los Estados Unidos de América por las autoridades británicas, suecas o australianas, pues aquel es un país, señala el señor Assange, que lo persigue debido a la desclasificación de información comprometedora para el Gobierno estadounidense. Manifiesta, asimismo, el solicitante, que “es víctima de una persecución en distintos países, la cual deriva no solo de sus ideas y sus acciones, sino de su trabajo al publicar información que compromete a los poderosos, de publicar la verdad y, con ello, desenmascarar la corrupción y graves abusos a los derechos humanos de ciudadanos alrededor del mundo”.

Por lo tanto, para el solicitante, la imputación de delitos de carácter político es lo que fundamenta su pedido de asilo, pues en su criterio, se encuentra ante una situación que supone para él un peligro inminente que no puede resistir. A fin de explicar el temor que le infunde una posible persecución política, y que esta posibilidad termine convirtiéndose en una situación de menoscabo y violación de sus derechos, con riesgo para su integridad y seguridad personal, y su libertad, el Gobierno del Ecuador consideró lo siguiente:

  1. Que Julian Assange es un profesional de la comunicación galardonado internacionalmente por su lucha a favor de la libertad de expresión, la libertad de prensa y de los derechos humanos en general;
  2. Que el señor Assange compartió con el público global información documental privilegiada que fue generada por diversas fuentes, y que afectó a funcionarios, países y organizaciones;
  3. Que existen serios indicios de retaliación por parte del país o los países que produjeron la información divulgada por el señor Assange, represalia que puede poner en riesgo su seguridad, integridad, e incluso su vida;
  4. Que, a pesar de las gestiones diplomáticas realizadas por el Estado ecuatoriano, los países de los cuales se han requerido garantías suficientes para proteger la seguridad y la vida del señor Assange, se han negado a facilitarlas;
  5. Que, existe la certeza de las autoridades ecuatorianas de que es factible la extradición del señor Assange a un tercer país fuera de la Unión Europea sin las debidas garantías para su seguridad e integridad personal;
  6. Que la evidencia jurídica muestra claramente que, de darse una extradición a los Estados Unidos de América, el señor Assange no tendría un juicio justo, podría ser juzgado por tribunales especiales o militares, y no es inverosímil que se le aplique un trato cruel y degradante, y se le condene a cadena perpetua o a la pena capital, con lo cual no serían respetados sus derechos humanos;
  7. Que, si bien el señor Assange debe responder por la investigación abierta en Suecia, el Ecuador está consciente que la fiscalía sueca ha tenido una actitud contradictoria que impidió al señor Assange el total ejercicio del legítimo derecho a la defensa;
  8. Que el Ecuador está convencido de que se han menoscabado los derechos procesales del señor Assange durante dicha investigación;
  9. Que el Ecuador ha constatado que el señor Assange se encuentra sin la debida protección y auxilio que debía recibir de parte del Estado del cual es ciudadano;
  10. Que, al tenor de varias declaraciones públicas y comunicaciones diplomáticas realizadas por funcionarios de Gran Bretaña, Suecia y Estados Unidos de América, se infiere que dichos gobiernos no respetarían las convenciones y tratados internacionales, y darían prioridad a leyes internas de jerarquía secundaria, contraviniendo normas expresas de aplicación universal; y,
  11. Que, si el señor Assange es reducido a prisión preventiva en Suecia (tal y como es costumbre en este país), se iniciaría una cadena de sucesos que impediría que se tomen medidas de protección ulterior para evitar la posible extradición a un tercer país.

De esta forma, el Gobierno del Ecuador considera que estos argumentos  dan sustento a los temores de Julian Assange, en tanto este puede ser víctima de una persecución política, como consecuencia de su defensa decidida a favor de la libertad de expresión y de la libertad de prensa, así como de su posición de repudio a los abusos en que suele incurrir el poder en determinados países, aspectos que hacen pensar al señor Assange que, en cualquier momento, puede presentarse una situación susceptible de poner en peligro su vida, seguridad o integridad personal. Este temor le ha conminado a ejercer su derecho humano de buscar y recibir asilo en la Embajada del Ecuador en el Reino Unido.

El Artículo 41 de la Constitución de la República del Ecuador define claramente el derecho de asilar. En virtud de esta disposición, en el Ecuador están plenamente reconocidos los derechos de asilo y refugio, de acuerdo con la ley y los instrumentos internacionales de derechos humanos. Según dicha norma constitucional:

“las personas que se encuentran en situación de asilo y refugio gozarán de protección especial que garantice el pleno ejercicio de sus derechos. El Estado respetará y garantizará el principio de no devolución, además de la asistencia humanitaria y jurídica de emergencia”.

Asimismo, el derecho de asilo se encuentra reconocido en el Artículo 4.7 de la Ley Orgánica del Servicio Exterior de 2006, que determina la facultad del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración del Ecuador para conocer los casos de asilo diplomático, de acuerdo con las leyes, los tratados, el derecho y la práctica internacional.

Cabe subrayar que nuestro país se ha destacado en los últimos años por acoger a un gran número de personas que han solicitado asilo territorial o refugio, habiendo respetado irrestrictamente el principio de no devolución y de no discriminación, al tiempo que ha adoptado medidas encaminadas a otorgar el estatuto de refugiado de una manera expedita, teniendo en cuenta las circunstancias de los solicitantes, en su gran mayoría colombianos que huyen del conflicto armado en su país. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ha elogiado la política de refugio del Ecuador, y ha resaltado el hecho significativo de que en el país no se haya confinado en campamentos a estas personas, sino que han sido integradas a la sociedad, en pleno goce de sus derechos humanos y garantías.

El Ecuador sitúa el derecho de asilo en el catálogo universal de los derechos humanos y cree, por tanto, que la aplicación efectiva de este derecho requiere de la cooperación internacional que puedan prestarse nuestros países, sin la cual resultaría infructuoso su enunciado, y la institución sería del todo ineficaz. Por estos motivos, y recordando la obligación que han asumido todos los Estados para colaborar en la protección y promoción de los Derechos Humanos, tal como lo dispone la Carta de las Naciones Unidas, invita al Gobierno británico a brindar su contingente para alcanzar este propósito.

Para estos efectos, el Ecuador ha podido constatar, en el transcurso del análisis de las instituciones jurídicas vinculadas al asilo, que a la conformación de este derecho concurren principios fundamentales del derecho internacional general, los mismos que por su importancia tienen valor y alcance universal, por cuanto guardan consonancia con el interés general de la comunidad internacional en su conjunto, y cuentan con el pleno reconocimiento por parte de todos los Estados. Dichos principios, que se encuentran contemplados en diversos instrumentos internacionales, son los siguientes:

a) El asilo, en todas sus modalidades, es un derecho humano fundamental que crea obligacioneserga omnes, es decir, “para todos” los Estados.

b) El asilo diplomático, el refugio (o asilo territorial), y los derechos a no ser extraditado, expulsado, entregado o transferido, son derechos humanos equiparables, ya que se basan en los mismos principios de protección humana: no devolución y no discriminación sin ninguna distinción de carácter desfavorable por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión o creencia, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, fortuna, nacimiento u otra condición o cualquier otro criterio análogo.

c) Todas estas formas de protección están regidas por los principios pro homine (es decir, más favorable a la persona humana), igualdad, universalidad, indivisibilidad, complementariedad e interdependencia.

d) La protección se produce cuando el Estado asilante, de refugio o requerido, o la potencia protectora, consideran que existe el riesgo o el temor de que la persona protegida pueda ser víctima de persecución política, o se le imputan delitos políticos.

e) Corresponde al Estado asilante calificar las causas del asilo, y en caso de extradición, valorar las pruebas.

f) Sin importar en cuál de sus modalidades o formas se presente, el asilo tiene siempre la misma causa y el mismo objeto lícitos, es decir, la persecución política, que es su causa lícita; y salvaguardar la vida, seguridad personal y libertad de la persona protegida, que es el objeto lícito.

g) El derecho de asilo es un derecho humano fundamental, por tanto, pertenece al ius cogens, es decir, al sistema de normas imperativas de derecho reconocidas por la comunidad internacional en su conjunto, que no admiten acuerdo en contrario, siendo nulos los tratados y disposiciones del derecho internacional que se les opongan.

h) En los casos no previstos en el derecho vigente, la persona humana queda bajo la salvaguardia de los principios de humanidad y de las exigencias de la conciencia pública, o están bajo la protección y el imperio de los principios del derecho de gentes derivados de los usos establecidos, de los principios de humanidad y de los dictados de la conciencia pública.

i) La falta de convención internacional o de legislación interna de los Estados no puede alegarse legítimamente para limitar, menoscabar o denegar el derecho al asilo.

j) Las normas y principios que rigen los derechos de asilo, refugio, no extradición, no entrega, no expulsión y no transferencia son convergentes, en la medida que sea necesario para perfeccionar la protección y dotarle de la máxima eficiencia. En este sentido, son complementarios el derecho internacional de los derechos humanos, el derecho de asilo y de los refugiados, y el derecho humanitario.

k) Los derechos de protección de la persona humana se basan en principios y valores éticos universalmente admitidos y, por tanto, tienen un carácter humanístico, social, solidario, asistencial, pacífico y humanitario.

l) Todos los Estados tienen el deber de promover el desarrollo progresivo del derecho internacional de los derechos humanos mediante acciones nacionales e internacionales efectivas.

El Ecuador considera que el derecho aplicable al caso de asilo del señor Julian Assange está integrado por todo el conjunto de principios, normas, mecanismos y procedimientos previstos en los instrumentos internacionales de derechos humanos (sean de carácter regional o universal), que contemplan entre sus disposiciones el derecho de buscar, recibir y disfrutar del asilo por motivos políticos; las Convenciones que regulan el derecho de asilo y el derecho de los refugiados, y que reconocen el derecho a no ser entregado, devuelto, o expulsado cuando hay fundados temores de persecución política; las Convenciones que regulan el derecho de extradición y que reconocen el derecho a no ser extraditado cuando esta medida pueda encubrir persecución política; y las Convenciones que regulan el derecho humanitario, y que reconocen el derecho a no ser transferido cuando exista riesgo de persecución política. Todas estas modalidades de asilo y de protección internacional están justificadas por la necesidad de proteger a esta persona de una eventual persecución política, o de una posible imputación de delitos políticos y/o delitos conexos a estos últimos, lo cual, a juicio del Ecuador, no solamente pondría en peligro al señor Assange, sino que además representaría una grave injusticia cometida en su contra.

Es innegable que los Estados, al haber contraído en tan numerosos y sustantivos instrumentos internacionales -muchos de ellos jurídicamente vinculantes- la obligación de brindar protección o asilo a las personas perseguidas por motivos políticos, han expresado su voluntad de establecer una institución jurídica de protección de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, fundada en una práctica generalmente aceptada como derecho, lo que atribuye a dichas obligaciones un carácter imperativo, erga omnes que, por estar vinculadas al respeto, protección y desarrollo progresivo de los derechos humanos y libertades fundamentales, forman parte del ius cogens. Algunos de dichos instrumentos se mencionan a continuación:

a) Carta de las Naciones Unidas de 1945, Propósitos y Principios de las Naciones Unidas: obligación de todos los miembros de cooperar en la promoción y protección de los derechos humanos;

b) Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948: derecho de buscar y disfrutar del asilo en cualquier país, por motivos políticos (Artículo 14);

c) Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre de 1948: derecho de buscar y recibir asilo, por motivos políticos (Artículo 27);

d) Convenio de Ginebra de 12 de agosto de 1949, relativo a la Protección Debida a las Personas Civiles en Tiempos de Guerra: en ningún caso se puede transferir a la persona protegida a un país donde pueda temer persecuciones a causa de sus opiniones políticas (Artículo 45);

e) Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, y su Protocolo de Nueva York de 1967: prohíbe devolver o expulsar a los refugiados a países donde su vida y libertad peligren (Artículo. 33.1);

f) Convención sobre Asilo Diplomático de 1954: el Estado tiene derecho de conceder asilo y calificar la naturaleza del delito o de los motivos de la persecución (Artículo 4);

g) Convención sobre Asilo Territorial de 1954: el Estado tiene derecho a admitir en su territorio a las personas que juzgue conveniente (Artículo 1), cuando sean perseguidas por sus creencias, opiniones o filiación política, o por actos que puedan considerarse delitos políticos (Artículo 2), no pudiendo el Estado asilante devolver o expulsar al asilado que es perseguido por motivos o delitos políticos (Artículo 3); asimismo, la extradición no procede cuando se trata de personas que, según el Estado requerido, sean perseguidas por delitos políticos, o por delitos comunes cometidos con fines políticos, ni cuando la extradición se solicita obedeciendo a móviles políticos (Artículo 4);

h) Convenio Europeo de Extradición de 1957: prohíbe la extradición si la Parte requerida considera que el delito imputado es de carácter político (Artículo 3.1);

i) Declaración 2312 sobre Asilo Territorial de 1967: establece la concesión de asilo a las personas que tengan ese derecho en virtud del Artículo 14 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, incluidas las personas que luchan contra el colonialismo (Artículo 1.1). Se prohíbe la negativa de admisión, la expulsión y devolución a cualquier Estado donde pueda ser objeto de persecución (Artículo 3.1);

j) Convención de Viena sobre Derecho de los Tratados de 1969: establece que las normas y principios imperativos de derecho internacional general no admiten acuerdo en contrario, siendo nulo el tratado que al momento de su conclusión entra en conflicto con una de estas normas (Artículo 53), y si surge una nueva norma perentoria de este mismo carácter, todo tratado existente que entre en conflicto con dicha norma es nulo y se da por terminado (Artículo 64). En cuanto a la aplicación de estos artículos, la Convención autoriza a los Estados a demandar su cumplimiento ante la Corte Internacional de Justicia, sin que se requiera la conformidad del Estado demandado, aceptando la jurisdicción del tribunal (Artículo 66.b). Los derechos humanos son normas del ius cogens.

k) Convención Americana sobre Derechos Humanos de 1969: derecho de buscar y recibir asilo, por motivos políticos (Artículo 22.7);

l) Convenio Europeo para la Represión del Terrorismo de 1977: el Estado requerido está facultado para negar la extradición cuando existan el peligro de que la persona sea perseguida o castigada por sus opiniones políticas (Artículo 5);

m) Convención Interamericana sobre Extradición de 1981: la extradición no es procedente cuando el reclamado haya sido juzgado o condenado, o vaya a ser juzgado ante un tribunal de excepción o ad hoc en el Estado requirente (Artículo 4.3); cuando, con arreglo a la calificación del Estado requerido, se trate de delitos políticos, o de delitos conexos o de delitos comunes perseguidos con una finalidad política; cuando, de las circunstancias del caso, pueda inferirse que media propósito persecutorio por consideraciones de raza, religión o nacionalidad, o que la situación de la persona corra el riesgo de verse agravada por alguno de tales motivos (Artículo 4.5). El Artículo 6 dispone, en referencia al Derecho de Asilo, que “nada de lo dispuesto en la presente Convención podrá ser interpretado como limitación del derecho de asilo, cuando éste proceda”.

n) Carta Africana de Derechos del Hombre y de los Pueblos de 1981: derecho del individuo perseguido a buscar y obtener asilo en otros países (Artículo 12.3);

o) Declaración de Cartagena de 1984: reconoce el derecho a refugiarse, a no ser rechazado en frontera y a no ser devuelto.

p) Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea de 2000: establece el derecho de protección diplomática y consular. Todo ciudadano de la Unión podrá acogerse, en el territorio de un tercer país en el que no esté representado el Estado miembro del que sea nacional, a la protección de las autoridades diplomáticas y consulares de cualquier Estado miembro, en las mismas condiciones que los nacionales de este Estado (Artículo 46).

El Gobierno del Ecuador considera importante destacar que las normas y principios reconocidos en los instrumentos internacionales citados, y en otros acuerdos multilaterales, tienen preeminencia sobre el derecho interno de los Estados, pues dichos tratados se basan en una normativa universalizadora orientada por principios intangibles, de lo cual se deriva un mayor respeto, garantía y protección de los derechos humanos en contra de actitudes unilaterales de los mismos Estados. Esto restaría eficacia al derecho internacional, el cual debe más bien ser fortalecido, de tal manera que el respeto de los derechos fundamentales se consolide en función de su integración y carácter ecuménico.

Por otro lado, desde que Julian Assange solicitó asilo político al Ecuador, se han mantenido diálogos de alto nivel diplomático, con Reino Unido, Suecia y Estados Unidos.

En el trascurso de estas conversaciones, nuestro país ha apelado a obtener de Reino Unido las garantías más estrictas para que Julian Assange enfrente, sin obstáculos, el proceso jurídico abierto en Suecia. Dichas garantías incluyen que, una vez ventiladas sus responsabilidades legales en Suecia, no sea extraditado a un tercer país; esto es, la garantía de que no se aplique la figura de la especialidad. Por desgracia, y a pesar de los repetidos intercambios de textos, el Reino Unido en ningún momento dio muestras de querer alcanzar compromisos políticos, limitándose a repetir el contenido de los textos legales.

Los abogados de Julian Assange solicitaron a la justicia sueca que tome las declaraciones de Julian Assange en el local de la Embajada de Ecuador en Londres. El Ecuador trasladó oficialmente a las autoridades suecas su voluntad de facilitar esta entrevista con la intención de no interferir ni obstaculizar el proceso jurídico que se sigue en Suecia. Esta medida es perfecta y legalmente posible. Suecia no lo aceptó.

Por otro lado, el Ecuador auscultó la posibilidad de que el Gobierno sueco estableciera garantías para que no se extraditara en secuencia a Assange a los Estados Unidos. De nuevo, el Gobierno sueco rechazó cualquier compromiso en este sentido.

Finalmente, el Ecuador dirigió una comunicación al Gobierno de Estados Unidos para conocer oficialmente su posición sobre el caso Assange. Las consultas se referían a lo siguiente:

  1. Si existe un proceso legal en curso o la intención de llevar a cabo tal proceso en contra de Julian Assange y/o los fundadores de la organización Wikileaks;
  2. En caso de ser cierto lo anterior, qué tipo de legislación, en qué condiciones y bajo qué penas máximas estarían sujetas tales personas;
  3. Si existe la intención de solicitar la extradición de Julian Assange a los Estados Unidos.

La respuesta de los Estados Unidos ha consistido en que no puede ofrecer información al respecto del caso Assange, alegando que es un asunto bilateral entre Ecuador y Reino Unido.

Con estos antecedentes, el Gobierno del Ecuador, fiel a su tradición de proteger a quienes buscan amparo en su territorio o en los locales de sus misiones diplomáticas, ha decidido conceder asilo diplomático al ciudadano Julian Assange, en base a la solicitud presentada al señor Presidente de la República, mediante comunicación escrita, fechada en Londres, el 19 de junio de 2012, y complementada mediante comunicación fechada en Londres, el 25 de junio de 2012, para lo cual el Gobierno ecuatoriano, tras realizar una justa y objetiva valoración de la situación expuesta por el señor Assange, atendiendo a sus propios dichos y argumentaciones, hace suyos los temores del recurrente, y asume que existen indicios que permiten presumir que puede haber persecución política, o podría producirse tal persecución si no se toman las medidas oportunas y necesarias para evitarla.

El Gobierno del Ecuador tiene la certeza de que el Gobierno Británico sabrá valorar la justicia y rectitud de la posición ecuatoriana, y en consonancia con estos argumentos, confía en que el Reino Unido ofrecerá lo antes posible las garantías o el salvoconducto necesarios y pertinentes a la situación del asilado, de tal manera que sus Gobiernos puedan honrar con sus actos la fidelidad que le deben al derecho y a las instituciones internacionales que ambas naciones han contribuido a forjar a lo largo de su historia común.

También confía en mantener inalterables los excelentes lazos de amistad y respeto mutuo que unen al Ecuador y al Reino Unido y a sus respectivos pueblos, empeñados como están en la promoción y defensa de los mismos principios y valores, y por cuanto comparten similares preocupaciones acerca de la democracia, la paz, el Buen Vivir, que sólo son posibles si se respetan los derechos fundamentales de todos.

COMUNICADO No. 042

http://www.mmrree.gob.ec/

 

A %d blogueros les gusta esto: