Torres gemelas de EE.UU, un asesinato todavía inconcluso.

Por:  Pablo cabero Viamontes.

El ONCE de septiembre del DOS MIL UNO, DOS aviones se estrellaron contra las torres gemelas en los Estados Unidos y causaron MILES de muertos y heridos inocentes, además de incontables daños materiales, en pleno corazón de los Estados Unidos.
Ese vil asesinato es recordado cada año y aunque todavía NO están claras las causas y los cu

lpables, todas las investigaciones e indagaciones apuntan directamente al gobierno de George Bush, para inventar un nuevo enemigo para su país y tener el pretexto de organizar nuevas guerras, esta vez para apoderarse de los recursos naturales de otros países, principalmente el petróleo.
Pocos acontecimientos han tenido tanta cobertura informativa, las dantescas imágenes recorrieron el mundo, los aviones cortaron las torres como si fueran un cuchillo entrando en una barra de mantequilla, la candela lo devoro todo y después como se derrumbaron los enormes edificios.
A ONCE años del crimen horrendo, la humanidad se acerca cada vez mas a la verdad y pronto se sabrán los misterios y las mentiras que se tejieron alrededor del suceso y quienes fueron los verdaderos y únicos terroristas que organizaron el atentado.
Terminada la amenaza de la Unión de Republicas Socialistas Sovietizas y del Campo Socialista, al sector mas reaccionario y fascista de los EE,UU le hacia falta un pretexto para aplicar nuevas políticas y medidas que respondieran a sus intereses y de esa forma surgió de inmediato la Ley Patriótica y por otra parte distraía la atención de la población, respecto a la difícil situación interna del país en lo económico y social
También la ocasión fue propicia para comenzar una guerra contra el terrorismo en cualquier parte del mundo, contra minorías étnicas, países subdesarrollados, gobiernos antiimperialistas y contra todo el que se opusiera a los intereses yanquis.
De esa forma tenían la excusa perfecta fueron las victimas del brutal atentado y de inmediato pasaron a ser los paladines de la lucha contra esos hechos y fue el momento preciso para proseguir con sus guerras imperialistas de rapiña para apoderarse del petróleo y los demás recursos naturales de los demás países y seguir los recortes fiscales.
El asesinato masivo ocurrido en las torres gemelas de los Estados Unidos, seguirá siendo un hecho que marco negativamente el siglo VEINTIUNO y que es una historia inconclusa, que todavía esta por contarse, aunque todos los indicios llevan a la cúpula gobernante en aquel momento en ese país, los únicos que se beneficiaron con el hecho.

Aerolínea Delta compra una refinería de petróleo por 150 millones de dólares

Nueva York, 30 abr (EFE).- La aerolínea Delta, la segunda mayor de Estados Unidos, anunció hoy la compra por 150 millones de dólares de una refinería de petróleo a Phillips 66, recién segregada de Conoco Phillps, con lo que busca ahorrarse unos 300 millones de dólares anuales en combustible para sus aviones.

La compañía aérea detalló que el monto de la adquisición de esta refinería, localizada en Trainer (Filadelfia), incluye un subsidio de unos 30 millones de dólares que espera recibir de las autoridades de ese estado por la creación de puestos de trabajo que prevé generar.

“Adquirir la refinería de Trainer es un enfoque innovador para gestionar nuestro mayor gasto”, aseguró el consejero delegado de Delta, Richard Anderson, en un comunicado, en el que calificó la inversión de “modesta”, similar a la compra de un nuevo avión de fuselaje ancho.

La aerolínea gastará otros 100 millones de dólares en “transformar la infraestructura existente para maximizar la producción de combustible para aviones” en la refinería, que proveerá un 80% del crudo que consumen los aparatos de Delta en Estados Unidos.

La compra, que Delta ha realizado por medio de su subsidiaria Monroe Energy, incluye también acuerdos de promoción comercial con Phillips 66 y BP, así como los oleoductos que permitirán transportar el combustible hasta sus aviones en el noroeste del país, entre los que están los localizados en los aeropuertos neoyorquinos de La Guardia y John F. Kennedy.

Esta inversión busca reducir los gastos en combustible de la aerolínea en 300 millones cada año y “asegurar la disponibilidad” del mismo en el noreste de EEUU, lo que se produce en un momento en el que el encarecimiento del petróleo se ha convertido en una de las grandes dificultadas que afronta el negocio de las aerolíneas.

Según los resultados relativos al primer trimestre del año presentados la semana pasada, el gasto de Delta en combustible para sus aviones aumentó en 250 millones de dólares con respecto al mismo periodo de 2011 debido al aumento del 14% de los precios que pagó por él.

La aerolínea, que realizó el anuncio una vez cerrada la sesión en la bolsa de Nueva York, cerró el día con un ascenso del 1,29%, al tiempo que en las operaciones electrónicas posteriores al cierre se revalorizaban el 0,18%. EFE

http://www.expansion.com/

¿Por qué derribó Cuba dos aviones norteamericanos de Hermanos al Rescate?

El 24 de febrero de 1996 la Fuerza Aérea de Cuba derribó en sus aguas territoriales dos aviones piratas tipo Cessna, procedentes del aeropuerto de Oppaloka, en el Estado norteamericano de La Florida, mientras sobrevolaban el espacio aéreo. Las naves cayeron a distancias entre cinco y ocho millas al norte de Playa Baracoa, al oeste de la Ciudad de La Habana. Los pilotos pertenecían a la organización  Hermanos al Rescate.

El día del derribo, justo después que los tres aviones despegaran desde el aeropuerto de Oppa Locka, el controlador de la torre del aeropuerto se dirigió a José Basulto, presidente de Hermanos al Rescate, y dijo: “buena suerte.” y la respuesta de Mr. Basulto fue: “la necesitaremos.” la pregunta es: ¿por qué un piloto de 30 años de experiencia y una licencia profesional y miles y miles de horas en el aire necesita suerte ese día?

El presidente y fundador de “Hermanos al Rescate” tiene una larga relación con Cuba que data de 40 años atrás desde el tiempo que él era un operativo de la CIA que había sido introducido clandestinamente en cuba a finales de los años 50 y principio de los 60, para crear algunas insurrecciones armadas. Retornó a Estados Unidos pero regresó otra vez en los 60 a Cuba y llevó a cabo un ataque con un cañón a un hotel, y voló el hotel con algunas personas adentro. Él ha admitido estas cosas y está orgulloso de todo esto.

Basulto estuvo involucrado en la confección de artefactos caseros que serían dejados caer sobre Cuba para dañar personas y él le ha admitido esto al Buró Federal de Investigaciones. Consta en actas.

El objetivo de Hermanos al Rescate desde 1994 es provocar al gobierno de Cuba. Llenaban planes de vuelo diciendo que iban a buscar balseros, pero no seguían los planes de vuelo. Ellos volaban hacia cuba, penetrando su espacio aéreo una y otra vez, lo que es totalmente ilegal, violando las leyes internacionales, las leyes cubanas y las reglas de la Administración Federal de Aviación.

Dejaron caer propaganda desde los aviones, incitando a la población a sublevarse contra Fidel Castro. Dejaron caer abundantes panfletos, volando a la altura de los tejados, sobre áreas muy pobladas.

El gobierno cubano estaba obviamente alarmado por estas actividades. Cuba mostró serenidad, jamás se derribó a los violadores cuando comenzaron sus actividades. Varias notas diplomáticas muestran que el gobierno de Cuba dijo a EE.UU. “Ustedes tienen que parar a este hombre. No pueden dejarlo volar sobre La Habana, sobre Guantánamo y sobre las provincias y dejar caer panfletos y hacer lo que está haciendo. Eso es peligroso, eso está contra todas nuestras reglas, eso está prohibido, tienen que pararlo.”

¿Qué hizo EE.UU.? Asombrosamente ellos no hicieron absolutamente nada y todo vino a empeorar el 13 de julio de 1995. Fue el día de una gran flotilla que fue hacia Cuba a protestarle al gobierno. “Hermanos al Rescate” anunció que iban a salir con una escuadrilla de sus aviones y sobrevolar La Habana y áreas pobladas en los alrededores. En ese momento cuba dijo: observen, nosotros tenemos que tomar muy fuertes medidas.

Basulto y sus aviones volaban sobre La Habana a baja altura, incumpliendo con las reglas de tráfico aéreo. No es solamente el riesgo de colisión, también está el problema de que interrumpieron las frecuencias de radio de La Habana, utilizaron las frecuencias de control de trafico aéreo, para hablar todo tipo de cosas políticas, como “soy un cubano libre, mis hermanos”, y toda clase de tonterías, que desvían la atención de los controladores del tráfico aéreo, que están dirigiendo a los jumbos y deben conocer su altitud, sus rutas etc.

Los cubanos enviaron a la Administración de Aviación Federal notas de advertencia sobre Basulto y los pilotos de “Hermanos al Rescate”, para que no violaran más el espacio aéreo cubano, que está en el límite de las 12 millas fuera de cuba. Que le prohíban bajar allá y volar sobre La Habana. Hacer eso es algo peligroso. Les advirtieron que de hacerlo, corrían el riesgo de ser derribados.

¿Que hizo Basulto? Ignorarlos por completo, bajó y llevó a su escuadrilla de aviones. Se establecieron centros de mando especiales en Miami y en La Habana y les dijeron a todos los aviones comerciales que sintonizaran frecuencias diferentes ese día, para que no fueran interferidas sus comunicaciones por la interferencia de Basulto. Tuvieron que tomar medidas.

Lo sorprendente del incidente del 13 de julio es que está grabado en video. Ellos tenían una cámara de video de la NBC y reporteros dentro de sus aviones, y filmaron todo. Volaron a la altura de los techos, sobre La Habana, sobre la refinería, lo cual preocupó grandemente a los cubanos, dados los antecedentes de disparos con ametralladoras contra hoteles y otras cosas.

El video muestra a Basulto jugando al ratón y al gato con los MIGs sobre La Habana. En el video se le puede ver bajar y lanzar cosas por la ventanilla, propaganda. Ese día se mostró serenidad. No se derribó a nadie.

Una transcripción de 30 minutos de conversación de Basulto con los controladores del tráfico aéreo de La Habana revela como le comunicaban que no le garantizaban su seguridad, que la fuerza aérea cubana estaba sobre el área y que podían derribarlo. Le vuelven a repetir, no podemos garantizar su seguridad. ¿Qué hizo Basulto? Los ignoró completamente, sobrevoló La Habana cuando regresaba a EE.UU. y apareció triunfalmente en las noticias de las 6 en punto. Se vanaglorió de la forma en que entró en La Habana y no le hicieron nada. Se estaba burlando en las narices de los cubanos; ya era una humillación.

En esos momentos Cuba envió un claro aviso al Departamento de Estado, y fue personalmente entregada a Basulto. Dice el anuncio público del Departamento de Estado de EE.UU., agosto 8 de 1995: ” el Departamento de Estado avisa que la entrada en aguas territoriales cubanas o a su espacio aéreo, sin previa autorización del gobierno cubano, puede conducir a ser arrestado y sujeto a las leyes cubanas.”

En un anuncio público del 14 de julio de 1995, un día después de la flotilla, el gobierno cubano expresó su firme determinación de tomar la acción necesaria para defender la soberanía del territorio cubano y evitar las incursiones no autorizadas del espacio aéreo y las aguas cubanas.

Debido a que ellos habían dado esta alerta antes, se previene y alerta a cualquier embarcación extranjera de que puede ser hundida y cualquier aeronave derribada. El Departamento de Estado tomó este anuncio seriamente. Todos tomaron en serio este anuncio, excepto José Basulto, quien dirigió a 4 hombres a sus trágicas muertes.

Ahora, ¿qué sucedió después del 13 de julio?. Aunque había un video del Sr. Basulto envuelto en esta actividad provocativa de sobrevolar la capital de un país extranjero, nada sucedió. No le retiraron su licencia. Le permitieron continuar volando. Por tanto, lo que pasó fue que él mantuvo su actitud y continuó realizando estos vuelos no autorizados. Eran sólo misiones de provocación.

En enero 9 y 13 de 1996 vuela sobre Cuba y lanza 500 mil proclamas y después que Basulto realiza este viaje va a Radio Martí, y allí fanfarroneó sobre como violó otra vez el espacio aéreo cubano y el comentarista ridiculizó a los cubanos porque a pesar de que despegaron un MIG, no pudieron responderles a ellos. Otra burla en la cara de Cuba.

El 24 de febrero de 1996, día del derribo, Basulto y los otros aviones volaron para desafiar al gobierno cubano nuevamente, provocarlos y hacer un show. Esto es lo que ellos se proponían.

El Departamento de Estado contactó a la FAA el día antes del derribo y le envió el siguiente comunicado: “…es probable que los “Hermanos al Rescate” intenten un vuelo no autorizado dentro del espacio aéreo cubano, en desafío al gobierno de cuba…”. Al final, el Departamento de Estado “también indica que el gobierno cubano será menos tolerante con los vuelos no autorizados en su escenario, en este momento”.

Ellos sabían, todos sabían, que el derribo se produciría. Lo sabían en la FAA, en el Departamento de Estado, en Cuba lo sabían y Basulto lo sabía también. Él fue advertido por la FAA y el Departamento de Estado. Si usted sigue presionando esto podría ocurrir, y eso fue exactamente lo que sucedió. Aquel día el Sr. Basulto no siguió el plan de vuelo. Lleno un plan falso. Salió de Opa-Locka y fue recto al interior de la Florida y luego salió de los Everglades por el área de Thousand Island, cayo al sur, subió al oeste e hizo un patrón hacia La Habana.

Aquel día, justo sobre La Habana, hay un área llamada mud-9. Esa zona estaba restringida, estaba activada y el gobierno cubano había emitido una comunicación notams, que fue cursada al aeropuerto de Opa-Locka, de donde ellos despegaron. Este notams decía que habrían ejercicios militares en esa área los días 24, 25, 26, y 27 de febrero, manténgase fuera de esta área. Se desarrollarían maniobras militares y lanzamiento de misiles tierra aire.

Cuando el Sr. Basulto pasó el paralelo 24 entró en el área mud-9 y justo detrás de él los otros aviones. El controlador de tráfico aéreo de La Habana habló con Basulto y le dijo: “está corriendo un riesgo”, a lo que Basulto respondió: “conozco el peligro, soy un cubano libre y haré lo que hace un cubano libre, pero estoy prevenido del riesgo y el peligro”. Él dijo, “nosotros estamos en peligro cada vez que hacemos esta misión”. El sabía claramente lo que estaba haciendo. No es como el gobierno norteamericano ha tratado de presentarlo, como el derribo de unas personas que estaban tratando de buscar balseros en aguas internacionales. Eso es lo que alegan, pero no es lo que ocurrió.

De cualquier manera, ellos entraron en esta zona y la evidencia muestra que ningún piloto cuerdo volaría dentro de una zona militar activada, excepto Basulto y aquellos otros dos aviones, porque estaban en una misión de provocación.

¿Qué sucedió después de eso? Todo el mundo concuerda en una cosa, el gobierno, los expertos, técnicos de radar, y es que los aviones estaban dentro del espacio aéreo cubano, invocando la alerta de que los cubanos derribarían cualquier avión que penetrara en su espacio. Y fueron derribados.

En los primeros días de junio de 1996 el Consejo de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) efectuó en Montreal una sesión de trabajo para analizar el informe de la comisión encargada de investigar los hechos.

Estados Unidos no logró su propósito de imponer un acuerdo de condena contra Cuba por el derribo de los aviones piratas.

El documento de la OACI, aprobado por consenso, reafirma el principio de que cada Estado debe tomar medidas para prohibir el uso de aeronaves civiles matriculadas en su territorio con fines incompatibles con el Convenio de Aviación Civil Internacional.

La referencia es una censura implícita a la responsabilidad del gobierno norteamericano en la actividad de grupos con sede en su país e implicados en la violación del espacio aéreo de la Isla. También desestima inculpar a Cuba por las consecuencias de esa acción realizada con pleno conocimiento de causa por la organización Hermanos al Rescate.

Cinco años y unos meses después, el 11 de septiembre de 2001, los norteamericanos sufrieron en carne propia los efectos devastadores de aeronaves civiles sobrevolando su propio espacio aéreo. Toda una tragedia que lamentó el mundo entero.

Obama ha traicionado su palabra

Por: FERNANDO RAVSBERG

El presidente de EEUU acaba de autorizar la detención indefinida de sospechosos

Un prisionero es llevado al interrogatorio en Camp X-Ray, el 2 de marzo de 2002.-AFP

Hace hoy diez años desembarcaban los primeros prisioneros de la “guerra contra el terror” en el campo de reclusión de Guantánamo. Ese día, desde las montañas de Cuba, un grupo de corresponsales extranjeros contemplábamos su llegada. Vistos desde los lentes de nuestras cámaras los detenidos parecían muy pequeños, avanzando encadenados entre sus enormes custodios militares. Aún nadie sabía a ciencia cierta cuál sería el destino de aquellos hombres que veíamos bajar de los aviones.

Eran los “combatientes enemigos”, una nueva raza carente de los derechos básicos que gozamos los demás seres humanos. Ellos pueden ser capturados sin pruebas, secuestrados, trasladados clandestinamente, torturados y detenidos sin juicio por siempre. La clasificación jurídica se le ocurrió al mismo presidente que legalizó el uso de la tortura. Toda una política que el Obama candidato prometió cambiar, recibiendo el apoyo de la mayoría de los estadounidenses y de la comunidad internacional.

Desde las montañas de Cuba vimos cómo llegaba esa raza’ privada de derechos

Cuando asumió la presidencia le dijo al mundo que, en el futuro, lo que se haga en la lucha contra el terrorismo sería diferente: “Lo vamos a hacer de forma que sea consecuente con nuestros valores y nuestros ideales”. El 22 de enero de 2009, en su segundo día en la Casa Blanca, emitió una orden ejecutiva en la que decretaba el cierre definitivo del campo de prisioneros de Guantánamo en el plazo máximo de un año. Otras órdenes firmadas ese mismo día por el flamante presidente convertían en ilegal la tortura y también todo el programa de la CIA que permite retener en prisiones secretas, sin control judicial y durante años, a los sospechosos de terrorismo.

Sin embargo, el tiempo pasó y las órdenes de Obama no se cumplieron.

Es más, el presidente acaba de firmar una ley que da total libertad al Gobierno de EEUU para detener a sospechosos de forma indefinida sin importar que sean ciudadanos extranjeros o estadounidenses. Lo curioso es que Obama asegura no estar de acuerdo con aspectos claves de la ley. Declaró que la firmó “a pesar de tener importantes reservas con ciertas disposiciones que permiten la detención, interrogación y acusación de sospechosos de terrorismo”.

El 60% de los reos fueron internados en Guantánamo sin pruebas contra ellos

Los cables secretos del Pentágono revelados por Wikileaks confirman que el 60% de los arrestados fueron conducidos a Guantánamo sin pruebas concluyentes en su contra. Bastaba con que los considerasen una “probable” amenaza a EEUU, también si “quizás” pudiera serlo y a veces hasta cuando creen que es “improbable”.

Entre otros casos, detuvieron en Guantánamo como “combatientes enemigos” a un anciano de 89 años con demencia senil y depresión, cuyo único delito fue tener un teléfono satelital en su casa, a otro que tenía un primo en la Yihad y a un tercero por transitar rutas que usan los talibanes. Pero casi ninguno pudo probar su inocencia porque sólo el 1% de las 779 personas que pasaron por el campo de prisioneros fueron juzgados. Al menos una docena eran menores de edad, 8 murieron en la cárcel, seis de ellos por suicidios.

En un congreso en España, un colega de un gran medio madrileño nos dijo que le importaba más la vida de un cubano que la de cien negros. Pero según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, estos son para todos, incluso para los africanos, los indígenas, los asiáticos y los árabes.

Son también para quienes piensan diferente, para los que actúan fuera de la ley e incluso para aquellos que utilizan la violencia extrema contra civiles inocentes. Todos deberían tener derecho a un trato digno, a un juicio justo y a una verdadera defensa.

Sin embargo, parece que a los corresponsales extranjeros que teníamos la esperanza de volver a las montañas para ser testigos de la salida de los últimos presos de la base militar de EEUU nos toca esperar. Es más, con la nueva ley que el presidente Obama acaba de firmar habrá que prepararse incluso para ver cómo, en un futuro no muy lejano, los afganos comparten sus celdas en Guantánamo con ciudadanos estadounidenses.

#Libia: Usan Uranio empobresido contra Libios

Uranio empobrecido: Una extraña forma de proteger a los civiles libios

“Los misiles que llevan puntas dotadas de uranio empobrecido se ajustan a la perfección a la descripción de bomba sucia… Yo diría que es el arma perfecta para asesinar a montones de gente.” Marion Falk, experta en física química (jubilada), Laboratorio Lawrence Livermore, California, EEUU.

En las primeras veinticuatro horas del ataque contra Libia, los B-2 de EEUU arrojaron 45 bombas de 2.000 libras de peso cada una [algo menos de 1.000 kilos]. Estas enormes bombas, junto con los misiles Cruise lanzados desde aviones y barcos británicos y franceses, contenían ojivas de uranio empobrecido.

El Uranio Empobrecido es el producto de desecho del proceso de enriquecimiento de uranio. Se utiliza en las armas y reactores nucleares. Debido a que es una sustancia muy pesada, 1,7 veces más densa que el plomo, es muy valorada en el ejército por su capacidad para atravesar vehículos blindados y edificios. Cuando un arma que lleva una punta de uranio empobrecido golpea un objeto sólido, como una parte de un tanque, penetra a través de él y después explota formando una nube candente de vapor. El vapor se asienta como polvo, un polvo que no sólo es venenoso, también radioactivo.

Un misil con uranio empobrecido cuando impacta se quema a 10.000ºC. Cuando alcanza un objetivo, el 30% se fragmenta en metralla. El 70% restante se evapora en tres óxidos altamente tóxicos, incluido el óxido de uranio. Este polvo negro permanece suspendido en el aire, y dependiendo del viento y de la climatología, puede viajar sobre grandes distancias. Si Uds. piensan que Iraq y Libia están muy lejos, recuerden que la radiación de Chernobyl llegó hasta Gales.

Resulta muy fácil inhalar partículas de menos de 5 micras de diámetro, que pueden permanecer en los pulmones o en otros órganos durante años. Ese uranio empobrecido inhalado puede causar daños renales, cánceres de pulmón y huesos, trastornos en la piel, trastornos neurocognitivos, daños cromosómicos, síndromes de inmunodeficiencia y extrañas enfermedades renales e intestinales. Las mujeres embarazadas que se ven expuestas al uranio empobrecido pueden dar a luz a bebés con defectos géticos. Una vez que el polvo se vaporiza, no cabe esperar que el problema pueda desaparecer pronto. Como emisor de partículas alfa, el Uranio Empobrecido (UE) tiene una vida media de 4.500 millones de años.

En el ataque de la operación “conmoción y pavor” contra Iraq, se arrojaron, sólo sobre Bagdad, 1.500 bombas y misiles. Seymour Hersh ha afirmado que sólo la Tercera Insignia de Aviación de los Marines de EEUU arrojó más de “quinientas mil toneladas de munición”. Y todo eso llevaba puntas de uranio empobrecido.

Al Yasira informó que las fuerzas invasoras estadounidenses dispararon 200 toneladas de material radioactivo contra edificios, hogares, calles y jardines de Bagdad. Un periodista del Christian Science Monitor llevó un contador Geiger hasta zonas de la ciudad que habían sufrido una dura lluvia de artillería de las tropas estadounidenses. Encontró niveles de radiación de entre 1.000 a 1.900 veces por encima de lo normal en zonas residenciales. Con una población de 26 millones de habitantes, eso significa que EEUU arrojó una bomba de una tonelada por cada 52 ciudadanos iraquíes, es decir, unos 20 kilos de explosivo por persona.

William Hague [Secretario de Estado de Asuntos Exteriores británico] dijo que íbamos a Libia “a proteger a los civiles y a las zonas habitadas por civiles”. Uds. no tienen que mirar muy lejos para ver a quién y qué se está “protegiendo”. En las primeras 24 horas, los “Aliados gastaron” 100 millones de libras esterlinas en munición dotada de punta de uranio empobrecido. Un informe sobre control de armamento realizado en la Unión Europea afirmaba que sus estados miembros concedieron en 2009 licencias para la venta de armas y sistemas de armamento a Libia por valor de 333.657 millones de euros. Gran Bretaña concedió licencias a las firmas de armamento para la venta de armas a Libia por valor de 24.700 millones de euros y el Coronel Gadafi pagó también para que se enviara a las SAS [siglas en inglés de Servicio Especial Aéreo] a entrenar su 32ª Brigada.

Me apuesto a que en los próximos 4.500 millones de años, William Hague no va a ir de vacaciones al Norte de África.

Fuente:http://stopwar.org.uk/content/view/2321/27/

A %d blogueros les gusta esto: