¡Alerta Costa Rica! Planes en marcha para crear incidente en embajada cubana

Cubanos-Costa-Rica2

Por Percy Francisco Alvarado Godoy

Fuentes confiables me han comunicado que representantes de grupos extremistas radicados en Miami se están trasladando hacia Costa Rica en las últimas horas con el objetivo de de estimular y crear desórdenes e incidentes contra la sede diplomática cubana en ese país, con vistas a aumentar las tensiones actuales con respecto a la crisis migratoria de los cubanos concentrados en ese país.

Son varios los involucrados en esta conspiración. Por un lado la Fundación Nacional Cubano Americana, el ex congresista Lincoln Díaz-Balart, así como otros representantes de la mafia anticubana en el Congreso, están realizando gestiones tras bambalinas para manipular el tema de los migrantes cubanos en ese país, con vistas a crear incidentes diplomáticos entre varias naciones centroamericanas, así como afectar directamente el proceso de normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los EEUU. Todo se resume a ganar visibilidad mediática y entorpecer las conversaciones sobre temas migratorios entre ambas naciones.

Uno de los grupúsculos más comprometidos en la provocación contra la embajada cubana en San José es el llamado partido Cuba Independiente y Democrática (CID), de amplios antecedentes terroristas, el que se encuentra representada en Costa Rica por Huber Matos Araluce. Se sabe que ha llegado a ese país Karel Becerra, representante del CID en Argentina, quienes se hallan conspirando con vistas a alentar a los cubanos retenidos en Costa Rica para que asalten la embajada cubana, en un intento de presionar para lograr el paso deseado en su recorrido hacia la frontera norteamericana.

Para ello, además de los contactos directos con migrantes cubanos, están empleando las redes sociales como Twitter para alentar dicha provocación. Uno de los propósitos de dicho asalto es lograr que Nicaragua cambie su postura soberana sobre impedir el paso de dichos migrantes, dada su estrecha relación con Cuba. No se descarta tampoco un asalto contra la sede diplomática de ese país en Costa Rica y acciones contra la sede diplomática cubana en Washington.

Dentro de las personas que se han movido hacia Costa Rica destaca la presencia de la seudo artista y provocadora Tania Bruguera, miembro de la organización contrarrevolucionaria “Plataforma Despierta Cuba”, quien se sabe ha establecido contactos en Costa Rica para preparar una provocación contra la embajada cubana en ese país centroamericano.

Por Otra parte, el provocador grupúsculo “Democracia” dirigido por el terrorista Saúl Ramón Sánchez Rizo está desarrollando serias y peligrosas provocaciones frente al consulado de Nicaragua en Miami, planeando retomar estas acciones provocadoras frente a las constas cubanas el venidero 10 de diciembre.

Alertamos al gobierno de Costa Rica, así como a las instituciones públicas gubernamentales, también a los amigos de Cuba, a poner freno de inmediato a esta provocación en marcha contra la sede diplomática cubana en ese país.  Nuestra sede diplomática debe ser respetada.

Congresistas reaccionarios tratan de eliminar viajes desde los EEUU hacia Cuba

 

Grupos a favor de suavizar el bloqueo contra Cuba mantienen desde hoy una férrea campaña de presión para que el Congreso de EE.UU. no revierta la flexibilización de los viajes y remesas a Cuba, como buscan algunos republicanos en el debate presupuestario actual.

A principios de este año, el presidente de EE.UU., Barack Obama, firmó una orden ejecutiva que flexibilizó las restricciones de viajes y remesas a Cuba impuestas por su antecesor, George W. Bush.

Sin embargo, varios líderes republicanos en la Cámara de Representantes promueven esta semana una enmienda, propuesta a mediados de julio pasado por el legislador de Florida Mario Díaz Balart, que permitiría a los cubanoamericanos en EE.UU. sólo una visita cada tres años a la isla, sin excepciones.

En esa ocasión, la Casa Blanca dejó claro que Obama vetaría la legislación si ésta revierte los cambios hacia Cuba, aún si se tratara de fondos para las agencias federales.

La polémica medida es tan sólo una de varias que negocian demócratas y republicanos de la Cámara de Representantes en el marco del debate sobre los presupuestos para nueve agencias de la burocracia federal.

La medida de Díaz Balart, de origen cubano, está incluida en el presupuesto para el Departamento del Tesoro de EE.UU., que es el encargado de hacer cumplir el bloqueo contra Cuba.

Si el Congreso no aprueba el proyecto presupuestario para este próximo viernes, las autoridades federales nuevamente corren el riesgo de un cierre parcial del Gobierno.

Según fuentes legislativas demócratas, los legisladores continuarán puliendo la versión final del proyecto de ley de gastos y cabe la posibilidad de que dejen intacta la polémica medida sobre Cuba.

Pero esa versión tendrá que ser armonizada con la que salga del Senado, bajo control demócrata.

“Realmente todo depende de la señal que envíe la Casa Blanca al Congreso, porque este proyecto presupuestario incluye otras enmiendas que la Casa Blanca no querrá”, dijo a Efe Tomás Bilbao, director ejecutivo del Grupo de Estudio sobre Cuba.

“Tendremos que ver si la Casa Blanca está dispuesta a forzar un cierre del Gobierno o si el Congreso termina eliminando enmiendas que de otra manera no serían aprobadas”, agregó.

Su grupo, partidario de flexibilizar el embargo contra Cuba, dijo posteriormente en un comunicado que “condena las acciones de ciertos miembros del Congreso dirigidas a revertir las políticas que han contribuido a reunificar a las familias cubanas, rompiendo el aislamiento impuesto sobre el pueblo cubano”.

Por su parte, el Grupo de Trabajo para América Latina (LAWG, por su sigla en inglés) ha puesto en marcha una campaña de presión para que el público estadounidense envíe cartas a la Casa Blanca e indique su apoyo “a viajes de las familias cubanoamericanas sin restricciones”.

En un mensaje dirigido a Obama, el grupo instó al presidente a que mantenga la promesa electoral que hizo en 2008 y “no limite el derecho de estas familias a viajar libremente a Cuba”.

El grupo Testigos por La Paz también se ha sumado a esa campaña de presión, porque considera que la enmienda de Díaz Balart es muy “punitiva contra las familias cubanoamericanas”.

Aunque Obama dejó en pie el embargo unilateral de EE.UU. contra Cuba, vigente desde 1962, sí flexibilizó los viajes de grupos académicos, religiosos y culturales, además de que amplió el número de aeropuertos en este país con servicio al mercado cubano.

Se calcula que en los últimos doce meses unos 300.000 cubanoamericanos han viajado a la isla y que para el próximo año esa cifra alcance al menos el medio millón de personas.

A %d blogueros les gusta esto: