El peligro de ponerse la foto de perfil con el filtro de la bandera francesa

captura-de-pantalla-2015-11-14-a-les-18-58-49

A raíz del atentado de este viernes en París, Facebook ha impulsado un filtro opcional para todos los usuarios de la red. En esta ocasión, el filtro pretende solidarizarse con las víctimas del atentado convirtiendo tu foto de perfil en una imagen que funde la original con los colores de la bandera de Francia. Por supuesto, minuto tras minuto los usuarios van utilizando la herramienta, llevados por el choque emocional que suponen los ataques en la capital francesa. Es evidente (aunque no creo que sea deseable) que en el mundo hay muertos de primera y muertos de segunda, incluso de tercera y cuarta. Es hasta cierto punto entendible que a un ciudadano europeo le aflija más un atentado en París que otro en Beirut. De hecho, si tenemos en cuenta la cobertura mediática que se hace de uno y de otro sería de extrañar que a un ciudadano del Estado español, por ejemplo, le afectara más un ataque terrorista en Líbano que uno en Francia.

La manipulación colectiva por parte de los grandes medios de comunicación es evidente. El silencio que impera o la frialdad a la hora de exponer cifras de muertos cuando se trata de un atentado que ha tenido lugar en el conocido como Mundo Árabe contrasta con el dramatismo de la exposición cuando se trata de un atentado en territorio europeo o norteamericano. Y aunque esta estrategia comunicativa es un modelo de éxito a la hora de crear ciudadanos y sociedades de primera y de segunda, cada vez son más los europeos que entienden que están siendo manipulados y que tratan de apartarse de la influencia de los grandes medios que con su acción o inacción construyen muros entre sociedades que parecen infranqueables. No obstante, al tratarse de una novedad, el filtro de Facebook supone un peligro que coge a la mayoría de internautas con las defensas especialmente bajas.

Utilizar el filtro de Facebook para solidarizarse con las víctimas de los atentados en París es apoyar una visión del mundo en la que sólo preocupan las muertes de ciudadanos occidentales. Mediante este pequeño gesto se construye un muro más en esta fortaleza del siglo XXI que es Europa, llena de súbditos muertos de miedo que regalan su sentido crítico a empresas e instituciones públicas a cambio de un poco de sensación de seguridad. En el Líbano, el Iraq, en Irán y en cualquier lugar del mundo, cuando estalla una bomba o cae un misil hay hermanos que sufren, padres y madres que se desmayan al conocer la noticia, amigos que buscan desesperados pistas para encontrar a compañeros de instituto o del trabajo. Es entendible (aunque no creo que sea deseable) que a un ciudadano europeo le aflija más un atentado en París que otro en Beirut. Muchos tenemos amigos en París o hemos visitado la ciudad una o varias ocasiones. Pero Facebook es una empresa global y con gestos como este lo único que hace es establecer una estructura hegemónica de prioridades en la que los muertos occidentales preocupan y movilizan y las víctimas, por ejemplo, del atentado en Beirut de hace dos días, simplemente no cuentan. ¿O es que nos dieron la opción del filtro con la bandera del Líbano? Validar esta visión del mundo me parece extremadamente peligroso. Más si lo hacemos sin ni siquiera darnos cuenta.

Èric Lluent, periodista (Barcelona, 1986)

Cuba: Tras Kerry, La Habana espera al Papa

papa-francisco“Agradezco al Sagrado Padre el Papa Francisco y al Vaticano por respaldar el comienzo” del deshielo entre ambos países, destacó el enviado especial de la administración de Barack Obama en su discurso en la capital cubana, donde encabezó el izamiento de la bandera como acto oficial de apertura a la embajada de su país.

“Pienso que no es accidental que el Pontífice venga a Cuba y después viaje a Washington, a Estados Unidos en este momento”, subrayó en su discurso.

Kerry se encontró además en La Habana con el cardenal Jaime Ortega, quien encabeza la Iglesia Católica local, quien estuvo entre los invitados a la ceremonia de izamiento de la bandera, la primera en la recién abierta embajada de Estados Unidos en Cuba tras 54 años de cierre.

“El encuentro privado” con Kerry fue “muy bueno”, comentó a su vez el cardenal. “Es histórico lo vivido en La Habana y en Washington hace unos días con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la reapertura de las legaciones”, expuso el prelado a la Agencia de Información Nacional AIN.

Ortega recordó, por otra parte, la importancia de la visita de Bergoglio y el papel del Obispo de Roma en las conversaciones que “personalmente el Papa llevó desde el principio y de forma discreta” sobre el proceso del “deshielo”.

La visita de Francisco a Cuba, la tercera de un pontífice desde la realizada en enero de 1998 por Juan Pablo II, será los días 19, 20,21 y 22 de septiembre.

El viaje ha sido minuciosamente preparado en La Habana por la Iglesia cubana, el Vaticano y las autoridades gubernamentales. El 18 de mayo pasado se divulgó que el canciller cubano, Bruno Rodríguez, participaba en esos preparativos. Esta semana la cancillería publicó, por otra parte, una página permanente en Internet dedicada a la visita del papa Francisco que presenta en su espacio más relevante los puntos de vista de Fidel Castro sobre la religión.

El sitio web se titula “Visita apostólica 2015. El Papa en Cuba”, está encabezado por una imagen del Pontífice e inserta además una foto del expresidente cubano Castro. La página publica artículos sobre la historia de la religión católica en Cuba, y otros titulados “Cinco preguntas sobre el Vaticano”, “Vaticano y la Santa Sede” y “La religión y la identidad cubana”.

Restablecen Cuba y Estados Unidos relaciones diplomáticas con apertura de embajadas

542742400

Cuba y Estados Unidos restablecieron este lunes sus relaciones diplomáticas, de manera oficial, después de 54 años de interrupción, proceso que incluye la reapertura de la embajada de la isla en Washington, según lo acordado por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama en su intercambio de cartas del 1 de julio. Como parte de este proceso, la bandera cubana fue izada en la sede del Departamento de Estado. El pabellón de la estrella solitaria se suma así a los más de 150 ubicados de manera alfabética en la recepción del ente federal responsable de las relaciones internacionales. La enseña nacional también ondeará en la embajada de la mayor de las Antillas, para oficializar la reanudación de los nexos. Justo a las 10 y 33 de la mañana se escuchará la voz marcial de un joven oficial de la Unidad de Ceremonia del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba y, tras el protocolo de rigor, se izará en el jardín de la embajada cubana la enseña patria y se escucharán las notas del himno nacional. Momentos después, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla se dirigirá al salón de actos de la casona marcada con el número 2630 de la calle 16, a unas cuadras de la Casa Blanca, para ofrecer su discurso ante unos 700 invitados. Los jefes actuales de las secciones de intereses, José Ramón Cabañas, por Cuba y Jeffrey DeLaurentis, por Estados Unidos, se convierten automáticamente en la máxima autoridad, pero bajo el título de Encargados de Negocios. Como resultado del restablecimiento de los vínculos rotos por Washington hace 54 años 6 meses y 17 días, quedarán sin efecto los acuerdos entre ambos países y Suiza, para el papel de potencia protectora. El artista Alexis Leiva Machado, Kcho, quien viajó a esta capital como parte de la delegación oficial, dijo que está feliz de ser parte de un momento histórico en el que los “moncadistas” han logrado lo increíble. “Más de seis décadas después de las acciones del 26 de julio, es una victoria única para los luchadores de esa gesta que el enemigo reconozca que han sido años de una política equivocada”, aseguró. Para el presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Joel Ortega Dopico, testimoniar el restablecimiento de los vínculos diplomáticos es, en términos religiosos, asistir a un milagro verdadero. Gran destaque han dado los principales medios de comunicación estadounidenses al hecho, en especial a la apertura de la embajada y al recibimiento que realizará el secretario de Estado John Kerry al canciller Bruno Rodríguez en la tarde de hoy lunes. Será la primera ocasión, desde 1959, en que un ministro de Relaciones Exteriores de la isla visite oficialmente la nación norteña. Lo acontecido este lunes constituye un importante paso de cara a la normalización. En ese sentido, Cuba recuerda la necesidad de lograr relaciones respetuosas y constructivas entre las dos naciones vecinas, las cuales pasan por el fin del aún vigente bloqueo económico, comercial y financiero, y a la usurpación de territorio (la Base Naval de Guantánamo). También exige el cese de las transmisiones ilegales de radio y televisión, y de los planes subversivos dirigidos al cambio de gobierno. A partir del anuncio hechos por los presidentes de Cuba y Estados Unidos, el pasado 17 de diciembre, de avanzar en el acercamiento bilateral, se activó un proceso de negociaciones y contactos por los canales existentes, liderado por la directora general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, y la secretaria asistente de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson. Por su parte, el gobierno de Estados Unidos informó que la reapertura de su sede diplomática en La Habana tendrá lugar este lunes sin eventos significativos. La ceremonia oficial sucederá “próximamente” con un viaje del secretario de Estado, John Kerry, a la capital cubana para el izado de la bandera de ese país. En declaraciones a periodistas, el actual jefe de la Sección de Intereses del país caribeño y encargado de negocios una vez reactivada la embajada, José Ramón Cabañas, destacó el paso dado por las dos naciones y la importancia de mantener el clima de respeto y profesionalidad mostrado hasta el momento. Cabañas señaló la necesidad de superar los obstáculos en el camino de la normalización, como el bloqueo, además de impulsarse el trabajo en los temas de interés común “que son muchos y variados”. Philip Peters, analista e investigador estadounidense, apuntó lo necesario de estimular relaciones integrales que permitan impedir retrocesos hacia el pasado, construir mejores nexos y buscar vías de colaboración.

(Tomado de Trabajadores.cu)

Hinchas del Peñarol presentan la ‘bandera más grande del mundo’

Hinchas del equipo uruguayo de fútbol Peñarol desplegaron en la noche del martes la que aspiran sea la “bandera más grande del mundo”, una gigantesca enseña que ocupa una superficie de más de 15.000 metros cuadrados, y mide 309 metros de largo por 50 de ancho.

La bandera fue desplegada desde arriba hacia abajo durante un par de minutos antes de iniciarse el primer y segundo tiempo a lo largo de dos tribunas del estadio, abarrotado con más de 62.000 espectadores, y cubrió más de la mitad de su circunferencia.

Hace cuatro meses que un pequeño grupo de hinchas comenzó con la titánica tarea de fabricar la enorme bandera, para lo cual promocionaron rifas y vendieron camisetas hasta recaudar los 35.500 dólares necesarios.

Más de 350 personas fueron necesarias para transportar el martes la bandera, de 1.880 kilos, desde un edificio cuya ubicación fue mantenida en secreto “por seguridad”, dijo a AFP Alexis Spinelli, uno de los organizadores de la iniciativa.

Los hinchas de Peñarol agotaron el lunes las entradas populares para presenciar el choque entre Peñarol y el argentino Independiente, pero también el despliegue de la bandera, que consideran un momento “histórico”, que no saben cuándo se repetirá.

Spinelli admitió que será difícil volver a llevarla al estadio, dado que para desplegarla fue necesario sacar un tejido de alambre que separa las tribunas Ámsterdam de la Olímpica.

“Después del martes, la vamos a guardar, ya va a haber otra oportunidad para llevarla”, confió.

A %d blogueros les gusta esto: