Cubanos emigrados en EE.UU apoyan restablecimiento de relaciones

cubaeua_raul_obamaUna reciente encuesta demostró que el 58 por ciento de los emigrados cubanos residentes en Miami de 50 a 64 años apoya los planteamientos del presidente Barack Obama de restablecer las relaciones entre Cuba y Estados Unidos

La pesquisa, realizada por la firma Bendixen & Amandi International y divulgada por varios medios de prensa en el sur de Florida, demostró que las nuevas acciones ejecutivas de Obama cuentan con un mayor apoyo entre las generaciones más jóvenes de cubanos emigrados, incluso de nacidos en Estados Unidos de padres procedentes de la isla.

Según la encuesta, 53 por ciento de jóvenes de 18 a 29 años dijeron estar de acuerdo con un acercamiento a su país de origen, mientras que el 47 por ciento de 30 a 49 años también apoyan las recientes medidas adoptadas por Obama.

La investigación demostró que la brecha no es solo generacional, sino también por fecha de llegada a Estados Unidos, reflejda en un 45 por ciento de apoyo al restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana de personas llegadas procedentes de Cuba después de 1980.

Una encuesta realizada por la Florida Internacional University a mediados de este año demostró que una amplia mayoría de emigrados cubanos y sus descendientes apoyaba un acercamiento entre ambas naciones.

The New York Times: Obama prepara nuevas acciones para mejorar relación con Cuba

Nota de prensa de la Sección de Intereses de Cuba en Washington

Nota de prensa de la Sección de Intereses de Cuba en Washington

Nuevas medidas ejecutivas vinculadas a mejorar las relaciones entre Cuba y Estados Unidos serán emitidas el próximo mes por el presidente estadounidense Barack Obama, indicaron funcionarios de la Casa Blanca citados este viernes por el diario The New York Times.

Según esas fuentes, las medidas tendrán como propósito aliviar la presión del bloqueo económico impuesto a la isla desde 1962.

Esos funcionarios del gobierno confirmaron anoche que el mandatario utilizará su poder ejecutivo para levantar las restricciones a los viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba, así como el mejoramiento del comercio y las actividades financieras, añade The New York Times.

Las acciones de Obama hacia Cuba serán solo el comienzo de lo que algunos miembros del equipo de la Casa Blanca y expertos en política exterior describen como un amplio conjunto de cambios, que el presidente puede hacer por su cuenta para restablecer los lazos comerciales y diplomáticos con La Habana.

El Times destaca además que el Departamento del Tesoro emitirá una serie de regulaciones para facilitar las exportaciones agrícolas y establecer relaciones bancarias.

También el Departamento de Comercio dará pasos para que empresas de Estados Unidos puedan exportar equipos de construcción y telecomunicaciones, entre otras inversiones.

The New York Times confirmó además que el Departamento de Estado comenzó una revisión que podría llevar a la eliminación de Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo, despejando un obstáculo importante para que La Habana pueda acceder a servicios comerciales y bancarios en todo el mundo.

La secretaria de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Roberta S. Jacobson, encabezará un equipo de funcionarios estadounidenses que visitarán La Habana casi al final de enero, para discutir el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, así como cuestiones vinculadas a los acuerdos migratorios de 1995.

Por su parte, funcionarios del Departamento del Tesoro y del Departamento de Comercio se están moviendo rápidamente para derribar los obstáculos reglamentarios que limitan la capacidad de los ciudadanos estadounidenses a viajar y realizar transacciones financieras en Cuba.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro desechará una medida que requiere que los estadounidenses elegibles para viajar a Cuba deban recibir un permiso especial del Gobierno que justifique las visitas familiares, programas profesionales, religiosos o culturales y proyectos humanitarios.

Otra de las medidas estará en manos del Departamento del Tesoro, que aumentó el monto de las remesas trimestrales que pueden ser enviadas a los cubanos, de 500 a dos mil dólares.

Muchas de estas medidas adoptadas por el presidente Barack Obama, constituyen un claro desafío a sus opositores en el Congreso estadounidense sobre el tema cubano.

(Con información de Prensa Latina)

Kerry destaca importancia de cambios de política EE.UU. hacia Cuba

kerryEl secretario de Estado, John Kerry, destacó hoy la importancia de la decisión del presidente Barack Obama de restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba, tras más de 50 años de aislamiento a la isla.

Ahora es el momento de trabajar con el pueblo cubano, porque esta política lo que hizo fue aislar más a Washington, añadió Kerry, quien anunció que una delegación del Departamento de Estado viajará en enero a la isla -para participar en las conversaciones migratorias- presidida por la secretaria asistente del Departamento de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson,

El jefe de la diplomacia estadounidense refirió además que ordenó a su equipo de trabajo presentarle una propuesta sobre la posible eliminación de Cuba de la lista unilateral de países que auspician el terrorismo, y agregó que espera ser el primer secretario de Estado en 60 años que visite la Mayor de las Antillas.

Durante más de medio siglo, nuestra política hacia La Habana ha permanecido virtualmente congelada y fracasó en avanzar los objetivos de Estados Unidos en el continente, agregó el funcionario.

Kerry señaló que desde 2009 Obama ha hecho algunos cambios en nuestras relaciones mediante la flexibilización de las restricciones en el envío de remesas y de viajes a los cubanoamericanos, pero la nueva apertura anunciada hoy compromete a Washington a una política mucho más ambiciosa.

El secretario de Estado aclaró que los cambios en los vínculos con Cuba requerirán una inversión de tiempo, energía y recursos pero el paso anunciado este miércoles por el jefe de la Casa Blanca refleja nuestra firme convicción de que el riesgo y el costo de estos cambios es mucho menor de lo que significa permanecer inactivos en el tema.

Esta es la mejor manera de promover los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos en el Hemisferio Occidental, incluyendo una mayor estabilidad y oportunidades económicas para las compañías estadounidenses, concluyó el funcionario.

Obama anunció hoy cambios significativos en la política estadounidense hacia Cuba, que incluyen el restablecimiento de relaciones diplomáticas, el posible incremento del intercambio comercial, la posibilidad de realizar transacciones financieras y la flexibilización de la prohibición de viajes de los norteamericanos a la isla caribeña.

Sin embargo, aún se mantienen intactas provisiones clave del bloqueo económico, comercial y financiero que la Casa Blanca mantiene contra la isla desde hace más de 50 años, aunque el gobernante aclaró que su administración acogerá con beneplácito una acción del Congreso para relajar o levantar esas sanciones unilaterales.

( Tomado de Prensa Latina )

Bloqueo contra Cuba: Una porquería que EEUU debe eliminar

cuba-estados-unidos-bloqueo

Por: Leonardo Padura

Más de 50 años de bloqueo no han logrado el objetivo de acabar con el sistema cubano y los norteamericanos deberían tener el derecho de visitar Cuba libremente.

Una enorme marina, capaz de albergar unas mil embarcaciones de recreo, se ha construido en el extremo de la península de Hicacos, donde señorea la playa de Varadero y, gracias a ella, el polo turístico más importante de Cuba por la cantidad de hoteles y habitaciones que posee.

A unos 200 kilómetros al este del balneario, en la bahía de El Mariel, se ha inaugurado un puerto para supertanqueros y manejo de grandes contenedores, en cuyo entorno se ha creado una “Zona Especial de Desarrollo” en la que, se espera, funcione una zona franca que albergará incluso diversas industrias.

Mientras, un poco más al norte, en la redacción del influyente The New York Times, casi con una frecuencia semanal han ido saliendo editoriales –no artículos, sino editoriales– en los que se forma directa o indirecta, convincente o contradictoria, el gran tema es la necesidad de que termine o se flexibilice el embargo decretado por Estados Unidos sobre Cuba, convertido incluso en Ley desde la década de 1990. El reclamo al presidente Barack Obama de que haga algo respecto al viejo instrumento de presión creado para terminar con el proyecto socialista cubano tiene un argumento fundamental: más de 50 años de bloqueo no han logrado el objetivo de acabar con el sistema cubano y los norteamericanos deberían tener el derecho de visitar Cuba libremente.

Desde que asumiera la presidencia, hace ya seis años, Obama derogó toda una serie de restricciones que impedían la más fluida relación personal y hasta económica entre las familias cubanas ubicadas a uno y otro lado del Estrecho de la Florida, y se incrementó el número de visados concedidos a los moradores de la isla. Pero, al mismo tiempo, durante su gobierno ciertos instrumentos del embargo (algunos de carácter extraterritorial estadounidense) se han hecho aún más activos, especialmente en el terreno de las finanzas y las bancas, con multas aplicadas y amenazas de las cuales se cuidan incluso los comerciantes chinos, que están entre los más cercanos a Cuba y entre los más interesados en explotar las posibilidades que la isla pueda ofrecer: ahora y mañana.

En el mundo de la opinión sobre la relaciones Cuba/EEUU todo el mundo tiene una conjetura respecto a lo que está ocurriendo y respecto a lo que pueda ocurrir. Pero las opiniones y especulaciones no cambian la realidad, aunque en la realidad ya se advierten señales de que se espera que algo ocurra en el proceso de deshielo de los vínculos comerciales y financieros entre los dos países, incluso en los diplomáticos. Y por el lado cubano ahí está el puerto del Mariel y su Zona Especial de Desarrollo, pero, sobre todo, los atraques ahora (todavía) vacíos de la gran marina construida en Varadero para ¿recibir a quién?

Aunque el destino final del embargo parece decretado –no es para nada casual esa andanada de editoriales de The New York Times– su desmontaje no resulta fácil para el presidente norteamericano, pues la decisión final no es solo suya, por tratarse de una ley del país. Pero, dentro de ese marco legal, sí son suyas determinadas prerrogativas que podrían quitar algunos de los ladrillos del muro, y por ello casi todos los analistas coinciden en que el primer paso podría ser, precisamente, el levantamiento de la prohibición de viajar a Cuba que pesa sobre los ciudadanos norteamericanos –además de otras tan agresivas como la inclusión de Cuba en la lista de los países promotores del terrorismo.

De producirse esa decisión por parte de Obama, el flujo de norteamericanos que por deseos, curiosidad y hasta morbo puedan viajar a Cuba deberá contarse en millones. Además de toda la carga histórica, cultural y política que movería esa avalancha, está el hecho cierto de que Cuba es, a no dudarlo, el país más seguro de América Latina para cualquier visitante y ese es un valor turístico de los más apreciados.

¿Y Cuba está realmente preparada para un movimiento así? En las últimas dos décadas el desarrollo de las instalaciones turísticas cubanas ha sido exponencial en cuanto a cantidad de habitaciones y opciones. Pero, a la vez, la calidad de la oferta turística de la isla aún dista bastante de la que ofrecen otros países del área y que suelen exigir los norteamericanos (entre otras razones por el 10-15% que por concepto de propina añaden a los servicios que reciben). Y el problema no está en el factor humano, pues el empleado de turismo cubano es, posiblemente, uno de los más instruidos del mundo, ya que muchos profesionales han emigrado a este sector atraídos por las ganancias individuales que reportan, sin duda mayores que las ofrecidas por los salarios oficiales cubanos. El quid de la cuestión parece estar en la calidad de lo material: alimentos, bebidas, comodidades (aire acondicionado, ascensores, etc.) que muchas veces están muy por debajo de los estándares admisibles.

Pero, como un ejército silencioso, también el sector privado cubano, especialmente el relacionado con la gastronomía y el alojamiento parece prepararse para la posible avalancha. Por ello, en los lugares privilegiados de ciudades como La Habana crecen y se multiplican restaurantes que, sencillamente, no están diseñados para los consumidores cubanos –en primer lugar en virtud de sus precios y, a simple vista, por las inversiones que sus propietarios han realizado en ellos. Al mismo tiempo se preparan y abren hostales o apartamentos para la renta, que esperan realizar su gran cosecha con una multiplicación del número de visitantes a Cuba que podría provocar el levantamiento de las restricciones norteamericanas a los viajes de sus ciudadanos.

¿Todos esos preparativos, todos esos editoriales, todos los reclamos históricos del gobierno cubano y hasta de la comunidad internacional tendrán al fin una recompensa? El aire que se respira parece decir que sí. El silencio presidencial norteamericano –un gobierno enfrentado a otros muchos y muy complejos desafíos– alimenta la duda. Por lo pronto el embargo/bloqueo sigue en pie, aunque no se detengan los preparativos ni se pierdan las esperanzas de ver el fin de algo que, para los cubanos de a pie, ha sido una de sus pesadillas más dilatadas en el tiempo.

*Leonardo Padura, uno de los novelistas escritores más prometedores e internacionales de la lengua española. La obra de este escritor y periodista cubano ha sido traducida a más de una decena de idiomas. Premios Hammett, Nacional de Literatura de Cuba, Raymond Chandler, Orden de las Artes y las Letras (Francia) 2013.

EEUU: En lugar de imputar a los torturadores, Obama acusa a quien puso al descubierto el programa

El gobierno de Obama ha tenido otra actitud cuando se trata de personas que revelan la existencia de el programa de torturas de la CIA. | Foto: Archivo

El gobierno de Obama ha tenido otra actitud cuando se trata de personas que revelan la existencia de el programa de torturas de la CIA. | Foto: Archivo

Esto parece ser cónsono con la opinión de Obama sobre el tema.

Los detalles del informe del Senado sobre torturas realizadas por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) son impactantes. Pero no esperes que alguien sea señalado como responsable. A la única persona que el gobierno de Obama ha imputado por este programa de torturas, es a un hombre que reveló ante los medios la existencia del mismo.

Mucha información revelada en el informe es nueva para el público, pero en su mayoría esta información habría estado dentro de la detallada investigación realizada por el fiscal Eric Holder durante el primer término del presidente Obama. Luego de revisar exhaustivamente la evidencia, Holder decidió no imputar a nadie relacionado con los casos de tortura por parte de la CIA. “El departamento ha decidido no imputar debido a que la evidencia no es suficiente para obtener y sustentar una condena más allá de cualquiera duda razonable”, indicó Holder luego de investigar dos muertes relacionadas con torturas en el año 2012.

Esto parece ser cónsono con la opinión de Obama sobre el tema. Cuando Obama  fue consultado sobre la investigación de torturas llevadas a cabo por la CIA en el 2009, argumentó que “es más importante ver hacia el futuro y no hacia el pasado”. Obama admitió que “torturamos a algunos” a principios del año, pero no imputó a ninguno de los responsables de estos hechos.

Sin embargo, el gobierno de Obama ha tenido otra actitud cuando se trata de personas que revelan la existencia de el programa de torturas de la CIA. En el 2012 el gobierno de Obama presentó cargos contra John Kiriakou, oficial de la CIA, por filtrar a la prensa información clasificada relacionada con el programa de torturas. Kiriakou, amenazado con décadas de cárcel, fue forzado a declararse culpable y aceptar una condena de 30 meses. Actualmente está cumpliendo esta condena.
Obama ha jurado: “usaré mi autoridad como presidente para asegurarme de que no recurriremos nuevamente a estos métodos”. Pero imputar a las personas que revelaron el programa, en lugar de a los responsables, contribuye a que abusos como este continúen ocurriendo.

http://www.vox.com/xpress/2014/12/9/7361667/senate-torture-report-kiriakou

Todo indica que Obama y Raúl Castro se verán las caras en la Cumbre de las Américas de Panamá

Por: Ángel Guerra Cabrera
Las elecciones parciales del 4 de noviembre en el imperio en decadencia han confirmado el rechazo a la gestión del presidente Barack Obama, al sistema de partidos políticos dominantes y, también, que el dinero es el que compra los cargos políticos en el país de la democracia. Nada menos que 4 mil millones de dólares costaron los comicios.

Pero en América Latina y el Caribe la pregunta que cabía hacerse desde antes de conocer los resultados era la que da título a este artículo. Aún en la descabellada hipótesis de que el Partido Demócrata hubiera recuperado el control de la Cámara de Diputados y retenido el Senado, muy poco es lo que podía haber cambiado en cuanto a la política estadounidense hacia nuestra región.

Sin embargo, existen condiciones políticas propiciatorias para que Obama pueda dar pasos de avance en cuanto a dos cuestiones de interés latino-caribeño utilizando sus inmensas facultades ejecutivas en materias que no está obligado a pedir la autorización del Congreso. Una es la migración, respecto de la cual puede tomar algunas medidas de cierta importancia como disminuir las deportaciones al mínimo.

Curiosamente, la otra es la hasta hace poco tan espinosa cuestión de la normalización de las relaciones con Cuba, asunto en el que la ecuación de política interna ha cambiado de manera sustancial. Una mayoría de estadounidenses está a favor de levantar el bloqueo y de normalizar las relaciones con Cuba. Igualmente ocurre entre los cubanos del sur de Florida, donde únicamente una minoría mantiene las tradicionales posturas intransigentes y es cada vez más grande e influyente el sector que anhela una relación normal con su país de origen y la posibilidad de cultivar sin cortapisas los vínculos con los familiares de allá. También existe un consenso muy favorable a una apertura hacia Cuba entre el empresariado, incluyendo a la poderosa Cámara de Comercio y a grandes y emblemáticas empresas.

En el campo internacional Estados Unidos está aislado en su conducta hacia Cuba pese al carácter trasnacional de su política de castigo al comercio con la isla, que ha implicado el pago de multimillonarias multas por varias empresas y bancos de sus aliados, como el caso del banco francés BNP Paribas. Esto lo confirman las abrumadoras votaciones contra el bloqueo en la Asamblea General de la ONU y que hasta sus aliados más cercanos, como Inglaterra, han expresado recientemente la decisión de comerciar e invertir en la isla.

El periódico más importante e influyente del país, The New York Timesha publicado cuatro editoriales en las últimas cuatro semanas exigiendo la normalización de relaciones con Cuba. En ellos esgrime varios de los argumentos que he citado, verdades tan evidentes que nadie puede cuestionar desde una postura simplemente objetiva. Ese diario expresa la opinión de parte muy importante del establishment y no desplegaría una artillería periodística de semejante magnitud si no es obedeciendo a un frío cálculo de costo-beneficio de lo que significaría la normalización de relaciones con Cuba. Por eso, el momento para que Obama actúe es este. Justamente después de las elecciones intermedias.

La destacada actuación de Cuba en la lucha contra el ébola en África occidental ha venido también a abonar a favor de lo mismo, ha hecho al secretario de Estado Kerry encomiar el esfuerzo de la isla y colocado a La Habana y Washington hombro con hombro como declaró Samantha Powers, embajadora de Estados Unidos ante la ONU.

Aquel nuevo comienzo con América Latina que prometió Obama en la Cumbre de las Américas (CA) de Trinidad y Tobago (2009) y todavía estamos esperando se concretaría ahora con el considerable relajamiento del bloqueo que le permiten sus facultades ejecutivas y el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba.

Y es que accedería a un reclamo unánime de todos los países de América Latina y el Caribe que ven la política hostil y excluyente contra Cuba como una grave ofensa a la soberanía de la región. Introduciría, además, por primera vez en largo tiempo, un importante elemento de distensión en la crispada y tensa escena mundial, que procuraría a Obama y a Estados Unidos el reconocimiento internacional.

Dado el prestigio de Cuba en la región y que todo indica que Obama y el presidente Raúl Castro se verán las caras en la próxima CA de Panamá, en abril de 2015, Estados Unidos obtendría enormes réditos políticos si para entonces estas medidas se han puesto en marcha.

( Tomado de “La Jornada” )

Autores ven oportunidad para cambio en relaciones entre Cuba y EEUU

Por Daniel Trotta

cuba_euaLA HABANA (Reuters) – Los autores de un nuevo libro que revela 55 años de comunicaciones informales entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba ven una oportunidad única para normalizar las relaciones entre ambos países, si el presidente Barack Obama está dispuesto a aprovechar el momento.

William LeoGrande y Peter Kornbluh son coautores del libro “Back Channel to Cuba”, que oficialmente sale a la venta el lunes y explica las conversaciones informales y secretas que han utilizado La Habana y Washington para mantener contacto a pesar de más de medio siglo de hostilidades.

Basado en gran parte en documentos desclasificados, el libro causó sensación tras revelar que el ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger ordenó planes de contingencia para un ataque militar con el fin de “aplastar a Castro”, en respuesta a la decisión del ex presidente Fidel Castro de enviar tropas cubanas a Angola en 1975.

Los autores están de visita en La Habana para asistir a la presentación simultánea de su libro y otro texto de tema similar de los escritores locales Elier Ramírez y Esteban Morales, basado en documentos cubanos desclasificados.

LeoGrande es profesor en la Universidad Americana de Washington, y Kornbluh es investigador de la organización independiente Archivo de Seguridad Nacional.

Ambos autores dicen que Obama tendrá una oportunidad para sacar a la luz las relaciones bilaterales entre ambos países en abril próximo en Panamá, sede de la Cumbre de las Américas. Como país anfitrión, Panamá ha invitado verbalmente a Cuba, que participaría por primera vez de la cita.

Obama podría reunirse allí con el presidente cubano Raúl Castro, en algo que tendría un peso mayor que el apretón de manos que se dieron ambos en un breve encuentro en el funeral de Nelson Mandela en diciembre pasado.

“En los próximos meses ésta es la oportunidad para la diplomacia, dando la oportunidad a Obama de cumplir una promesa de campaña que hizo en 2008”, dijo Kornbluh en referencia a la voluntad expresada por Obama de reunirse con los líderes de adversarios estadounidenses como Irán y Cuba.

LeoGrande dijo que existe una serie de condiciones excepcionalmente favorables. Entre ellas, que Obama está en su segundo y último mandato y que la presunta principal candidata del Partido Demócrata para las elecciones de 2016, Hillary Clinton, ha abogado por un cambio en la política hacia Cuba, por lo cual Obama no la dañaría políticamente.

Lo más importante, agregó, es que las encuestas muestran que una mayoría de cubano-estadounidenses residentes en el sur de Florida ahora están a favor de un cambio.

“Soy razonablemente optimista”, dijo LeoGrande. “Obama ha estado diciendo desde que era candidato que la política (de no tener relaciones) no tiene sentido y tiene que cambiar. Y Raúl Castro ha dicho que quiere ver un cambio de política (…) Un montón de cosas que han impedido un cambio en Estados Unidos son temas viejos”, agregó el escritor.

Durante la presentación simultánea el lunes del libro “La política de Estados Unidos hacia Cuba”, sus autores coincidieron en que ambos países deben aprovechar el contexto actual.

“Hay que avanzar hacia una mejor relación, una relación civilizada, a lo mejor no una normalización en sus términos clásicos porque somos países que vamos a seguir siendo adversarios desde el punto de vista ideológico, pero tenemos que pasar a otra nueva fase de relación (…) más acorde a los tiempos que vivimos”, dijo a Reuters Elier Ramírez, co-autor del texto.

Un editorial de The New York Times del domingo instó a Obama a cambiar la política de la Guerra Fría y avanzar hacia la normalización de las relaciones y eliminar el embargo comercial impuesto a la isla. Los conservadores que se oponen al cambio critican el sistema político unipartidista de Cuba y la represión a los disidentes.

Cuba, por su parte, tiene pocas expectativas de que haya un cambio en las relaciones con Estados Unidos.

“Sigue vigente la filosofía del castigo”, dijo la pasada semana Josefina Vidal, directora de Estados Unidos en la cancillería cubana, a periodistas en La Habana.

(Reporte de Daniel Trotta, reporte adicional de Rosa Tania Valdés, editado en español por Hernán García)

Cuba: Semanario dice que Mujica le dio a Castro mensaje de Obama

Por EFE

Mujica2Semanario dice que Mujica le dio a Castro mensaje de Obama en pro de diálogo El presidente uruguayo, José Mujica, transmitió el pasado fin de semana al gobernante cubano, Raúl Castro, un mensaje del mandatario de Estados Unidos, Barack Obama, en el que muestra su voluntad de dialogar para resolver, entre otras cuestiones, el embargo comercial a Cuba, informó el jueves un medio uruguayo.

Según una extensa nota que publica el semanario Búsqueda, reconocido por manejar fuentes muy próximas al gobierno, el mensaje de Obama fue transmitido por Mujica a Castro durante un encuentro que sostuvieron el 14 de junio en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), al margen de la Cumbre del Grupo de los 77 más China.

El mensaje de Obama para el líder cubano era la disposición del Gobierno de Estados Unidos de llegar a “un acuerdo” con Cuba para, entre otras cosas, levantar el embargo comercial que desde hace 54 años su país impone a la isla, dice el semanario.

Citando fuentes oficiales, Búsqueda relata que Castro “se mostró muy interesado por la propuesta” y el propio Mujica salió del encuentro “bastante optimista”.

Según señalaron las mismas fuentes, Mujica encontró a Castro con una posición “favorable” a la distensión entre La Habana y Washington bajo la “condición” de que no haya “imposiciones” del Gobierno de Obama.

El pasado mes de mayo Mujica, un ex guerrillero tupamaro de 79 años y uno de los líderes más destacados de la izquierda latinoamericana, realizó una visita oficial a Estados Unidos en donde fue recibido con todos los honores por el presidente Obama y por importantes miembros de su gobierno.

Allí, Obama reconoció a Mujica como un hombre con “una extraordinaria credibilidad en asuntos de democracia y derechos humanos” y como “un líder en estos asuntos en todo el hemisferio”.

cumbre-g77+china

Fue en dicha reunión, según Búsqueda, cuando Obama le dijo a Mujica que es el momento de llegar a un acuerdo con Cuba, ya que a él quedan tan solo dos años de mandato antes de haya un nuevo presidente en la Casa Blanca.

Hace un año, Mujica viajó también a La Habana, en donde se reunió con Raúl y Fidel Castro y, además de tratar el proceso de paz en Colombia entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), habló con ellos de la posibilidad de un acercamiento con Washington.

Nuevo tuitazo mundial por la liberación de antiterroristas cubanos

redes-sociales-twitter1El Comité Internacional por la Libertad de los antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos convocó hoy a internautas de diferentes latitudes a publicar el domingo mensajes en la red social Twitter para exigir la liberación de esos hombres.

La cita virtual se realizará durante todo el día 5 con las etiquetas #ObamaLiberalos5Ya!; #ObamaFreetheFiveNow!; #ObamaGivemeFive y #ObamaGestoHumanitarioxlos5! y será la primera iniciativa global de 2014 en solidaridad con Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González.

Esos hombres y su compatriota René González, ya liberado, fueron arrestados el 12 de septiembre de 1998 mientras daban seguimiento a las acciones de grupos violentos en el sur de Florida, desde donde planifican hechos como los que en los últimos 53 años dejaron más de tres mil 400 víctimas en Cuba.

René González salió de prisión en octubre de 2011 después de cumplir su condena y regresó a su patria en mayo pasado donde renunció a la ciudadanía estadounidense, para terminar un castigo adicional de tres años bajo libertad supervisada

El Comité también llama a la comunidad internacional a comunicarse por teléfono, fax o enviar correos electrónicos y postales a la Casa Blanca para presionar al presidente Barack Obama a liberar los luchadores cubanos y permitirles regresar a su tierra natal.

El tuitazo del año pasado sumó las voces de miles de personas, partidos políticos, medios de prensa y organizaciones sociales de naciones como Brasil, Colombia, Canadá, España, Bolivia, Alemania y Venezuela, entre otros.

Muchos de los comentarios insistieron en que si Obama quisiera, los antiterroristas estarían libres y podrían retornar a su tierra natal. Otros instaron al mandatario estadounidense a honrar al menos una vez el premio Nobel de la Paz que obtuvo y poner fin al encierro así como también a las violaciones de los derechos humanos de esos hombres.

La ultraderechista Ileana Ross-Lehtinen arremete contra Obama

1470142_688053194562751_1827857201_nLa congresista republicana, Ileana Ross-Lehtinen, conocida en Cuba como la loba feroz, arremetió este martes contra el presidente Barack Obama, por saludar al mandatario cubano Raúl Castro.
La legisladora, tristemente célebre por sus posiciones extremistas hacia Cuba, interrumpió al secretario de Estado, John Kerry, durante una audiencia sobre Irán en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, para reprocharle al diplomático la actitud de Obama.
Según Ross-Lehtinen, el saludo es un “golpe de propaganda” para el gobierno cubano.
Kerry, por su parte, alegó que “Hoy era un día para homenajear a Nelson Mandela. El presidente estuvo en un funeral internacional y no eligió quién asistía”.
(Con información de agencias)

A %d blogueros les gusta esto: