Rubén Blades y los Van Van de Cuba cantarán en el 475 cumpleaños de Bogotá

El músico panameño Rubén Blades / EFE

El músico panameño Rubén Blades / EFE

EFE- El Festival Salsa al Parque iniciará el próximo 16 de agosto hacia las 12:00 hora local en la céntrica Plaza de Bolívar con la presencia del cantante panameño

 

El cantautor panameño Rubén Blades y la banda los Van Van de Cuba se presentarán en la XVI edición del Festival Salsa al Parque en Bogotá por la celebración de los 475 años de la capital colombiana que comienza hoy.

Para cerrar con “broche de oro” el cumpleaños de Bogotá, este año se darán cita invitados nacionales y orquestas distritales además de los tres invitados internacionales confirmados: Rubén Blades, el panameño Juan Formell y los Van Van de Cuba, explicó a Efe Santiago Trujillo, director del Instituto Distrital de las Artes de Bogotá.

El Festival Salsa al Parque iniciará el próximo 16 de agosto hacia las 12:00 hora local en la céntrica Plaza de Bolívar con la presencia del cantante panameño Rubén Blades.

El 17 de agosto, en el mismo lugar, cantarán Juan Formell y los Van Van de Cuba.

El domingo 18 de agosto en la mañana, se reunirán los coleccionistas de vinilos de música en el teatro La Media Torta, en el centro de la ciudad, y hacia las 14:00 horas  empezará la versión Salsa al Sur en el parque El Tunal.

Entre las orquestas distritales se encuentran Toño Barrio Latin Groove, Yorubá D.C. y Orquesta Sabor Capital, y como artistas invitados nacionales están Integración Casanova, El Callegüeso y la Mambanegra, Orquesta D? Caché y La República.

Durante el festival, “se dictarán talleres instrumentales, encuentros y foros entorno a la cultura salsera y la música afrocaribeña”, agregó Trujillo.

http://www.el-nacional.com/

Colombia: Presidente colombiano dice que trabajará todos los días por la paz

Juan-Manuel-Santos

Bogotá, 13 feb (PL) El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, manifestó hoy que mientras dure su mandato buscará la paz del país, “es lo que haré todos los días, durante 24 horas”, aseguró.

El poder es efímero, añadió, pero mientras lo tenga hay que aprovecharlo y trabajar por el bien de todos los colombianos.

Es lo que haré, reiteró, para que podamos decir que fui “el presidente de la paz, el presidente de las fronteras y el presidente de lo social”, subrayó durante una visita al sureño departamento de Nariño.

Santos recordó las obras que se construyen en esa región colombiana, con la ayuda del gobierno de Ecuador, y deseó una campaña transparente en el vecino país, donde el domingo se realizarán los comicios presidenciales.

Futuro de conflicto armado en Colombia, reacciones cruzadas

Bogotá, 5 nov (PL) La muerte de Alfonso Cano, máximo jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), significa para unos un camino hacia la paz y para otros la posibilidad del recrudecimiento del conflicto interno.

El jefe de Estado, Juan Manuel Santos, quien llegó hoy a la ciudad de Popayán, en el departamento del Cauca (suroccidente), para verificar el cadáver del líder guerrillero, instó a miembros de las FARC a desmovilizarse como vía para dejar a un lado los enfrentamientos en esta nación.

De igual modo, para el presidente del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Iván Cepeda, se abre “una nueva etapa” que podría “conducir hacia la salida definitiva del conflicto armado” en ese país.

Sin embargo, en declaraciones a la cadena multinacional Telesur, Cepeda alertó que ahora pudiera propiciarse un “recrudecimiento de las operaciones militares”.

De hecho, las Fuerzas Militares colombianas se encuentran en alerta, con el pretexto de una eventual reacción de las FARC por la muerte de su líder.

Cepeda señaló que “este golpe implica la desaparición de un líder que tenía un perfil más político” y era la figura “más proclive” para iniciar el proceso de negociación y diálogo.

Alfonco Cano, antropólogo de profesión y antiguo militante de la Juventud Comunista de Colombia, era considerado dentro y fuera de la FARC figura clave en un eventual escenario de negociación política para finalizar el conflicto interno colombiano.

En 1991, en la delegación negociadora de paz por parte de las FARC, en Caracas (Venezuela) y Tlaxcala (México) en 1992, jugó un importante papel, pese a que fue un fracaso.

También estuvo en varias ocasiones en el frustrado proceso de paz 1999-2002 con el gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002).

Durante ese episodio la guerrilla liberó a decenas de prisioneros de guerra, sin embargo, Pastrana no cedió nunca ante las demandas de la agrupación.

En las negociaciones con Pastrana, las FARC exigieron al gobierno el desmonte de los grupos paramilitares los cuales existían -según denuncias de la propia guerrilla- como expresión de una política oficial de guerra sucia.

Paralelamente a la negociación con las FARC, Pastrana selló la polémica alianza militar con el gobierno estadounidense, en 1999, conocido como el Plan Colombia, que proporcionó millonarios recursos para fortalecer las Fuerzas Armadas so pretexto de combatir las guerrillas y el narcotráfico.

El plan llevó a la agudización de la guerra interna en Colombia, el incremento de las violaciones a los derechos humanos, pues el equipo militar proveído por Estados Unidos ha sido utilizado en masacres de civiles y el desplazamiento forzado de miles de personas, según organizacionres de Derechos Humanos.

La Operación Odiseo donde murió anoche Alfonso Cano se desarrolló en Suárez entre las poblaciones de Jambaló y Toribío, Cauca.

El senador Cepeda dijo a Telesur que Colombia lleva más de medio siglo en este enfrentamiento y urge buscar la salida.

En esta nación suramericana se contabiliza más de 45 mil muertes por motivos políticos en la última década, y más de dos millones de desplazados internos.

Organizaciones sociales colombianas e internacionales atribuyen un 85 por ciento de las muertes al paramilitarismo y han señalado que un 97 por ciento de ellas quedan impunes.

Las FARC han denunciado que la oligarquía política y financiera impide que por la vía del diálogo se hagan los cambios estructurales, económicos, políticos, sociales y militares que requiere Colombia para salir de la profunda crisis en la que la han sumido históricamente los gobiernos liberal y conservador.

A %d blogueros les gusta esto: