Buques rusos, listos para zarpar en defensa de intereses nacionales en Siria

Las naves deben garantizar la seguridad de la base naval rusa en el puerto sirio de Tartú

Varios buques militares de la Marina rusa del mar Negro están preparados para zarpar con rumbo a Siria, según afirmaciones de una fuente del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Rusas a la agencia Itar-Tass.

“Como el mar Mediterráneo se encuentra en la zona de responsabilidad de la Marina del mar Negro, es probable que, en caso de que sea necesario, los buques de la Marina se dirijan allí para cumplir la tarea de garantizar la seguridad de la base de mantenimiento y abastecimiento técnico y material de la Marina de Guerra de Rusia que se encuentra en Tartús y que Rusia alquila a Siria”, precisó la fuente a la agencia de noticias rusa. A su vez la cadena estadounidense NBC comunicó, citando a altos cargos norteamericanos, que un grupo de militares rusos ya está en camino al puerto de Tartús a bordo de uno de los buques de la Marina rusa. La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, señaló que está al tanto del reportaje de la NBC, pero no puede confirmar la información transmitida por la cadena. Por su parte, el asesor adjunto de Seguridad Nacional para Comunicaciones Estratégicas y Discursos de Obama, Ben Rodhes, declaró que había visto los comunicados sobre el tema en los medios, pero que no está “listo para comentarlos”. “Tenemos que estudiar la información y comprender qué es lo que está pasando en realidad. Pero Rusia tiene allí un puerto [la base de mantenimiento y abastecimiento técnico y material de Tartús] que ya ha usado anteriormente”, señaló el alto funcionario norteamericano. No obstante, un alto funcionario militar ruso desmintió rotundamente la información que asegura que uno de los barcos rusos ya navega de camino a Siria. Irónicamente, añadió que o bien los servicios secretos de EE. UU. funcionan mal o bien sus empleados no estudian geografía en el colegio.

Rusia reforzará su capacidad defensiva con nuevos misiles nucleares y aviones

El premier Putin, en su condición de candidato presidencial, expuso que para 2020, las Fuerzas Armadas deberán sumar ocho nuevos submarinos cruceros estratégicos con misiles balísticos, 20 sumergibles polivalentes, 50 buques de superficie, 100 aparatos cósmicos de uso militar y más de mil helicópteros.

La Radio del Sur/ Prensa Latina

Rusia se dispone hoy a reforzar su coraza defensiva y de contención nuclear con 400 nuevos misiles intercontinentales, 600 aviones, incluidos cazas de quinta generación, y con una modernización de su Complejo Militar Industrial (CMI).

Para ello, el programa de desarrollo de las Fuerzas Armadas hasta 2020 prevé 23 billones de rublos (unos 766 mil 411 millones de dólares), mientras que para esa fecha se pretende llamar al servicio militar a solo 145 mil jóvenes en un ejército de casi un millón.

Tales perspectivas las formula el primer ministro ruso, Vladimir Putin, en su sexto artículo programático en su condición de candidato presidencial que esta vez lo publica el diario Rossiskaya Gazeta.

El anunció coincidió con los intentos de la oposición de mantener la presión sobre las aspiraciones de Putin de llegar por tercera ocasión a la jefatura del Kremlin, al organizar una caravana de autos por el centro de la ciudad para exigir elecciones limpias.

Sin embargo, la oposición dejó de estar sola en sus salidas a las calles, pues otra caravana similar fue organizada por simpatizantes de Putin en esta urbe, mientras el fin de semana se registraron decenas de mítines a favor del primer ministro en varias regiones del país.

El tema de las fuerzas armadas y del rescate del CMI es uno de los menos explotados por otros cuatro candidatos (el comunista Guennadi Ziuganov, el liberal-demócrata Vladimir Zhirinovski y el magnate Mijail Projorov).

Para el estadista ruso, en las condiciones actuales de estremecimientos económicos y de otro tipo en el orbe, siempre existe la posibilidad de resolver los problemas a costa de otros, incluido por la vía de la fuerza.

Aumentan los comentarios de que dentro de poco será obvio que la soberanía nacional no debe extenderse a los recursos de importancia global, afirma el jefe de Gobierno.

Nunca debemos dar a entender que tenemos debilidades para conservar nuestra soberanía nacional, por ello vamos a fortalecer nuestra defensa y el potencial de contención, asegura.

De ninguna forma se habla aquí de una militarización de la economía, pues solo se trata de recuperar el tiempo perdido después que por varios años nuestras Fuerzas Armadas prácticamente no recibieron ningún armamento ni condiciones para su existencia, aclara.

Ahora, será necesario ver las amenazas para el país 30 ó 40 años más adelanta, tomar en cuenta los cambios operados en la forma de hacer las guerras, el incremento del peso de las armas inteligentes y la lucha cibernética, así como el control del espacio cósmico, insiste.

Debemos tener en cuenta que surgen armamentos de una potencia y poder destructor equiparable a las armas nucleares, pero con un efecto psicológico y poco político menos irritante, explicó Putin.

El referido proceso puede llevar a la reducción gradual del carácter de monopolio de las armas atómicas como factor de contención.

La prensa local comenta que el Pentágono podría anunciar una reducción drástica de su arsenal nuclear, mientras desarrolla potentes bombas ecológicas, con el mismo poder destructivo que un artefacto nuclear, pero sin causar contaminación ambiental o radiactiva.

Aún así, Putin considera importante reforzar la triada nuclear y por ello anuncia que en próximos años se sumarán 10 regimientos coheteriles con modernos misiles Topol-M y Yars (de cabeza múltiple).

Para esta jornada, esta prevista, además, la firma de un decreto del presidente Dmitri Medvedev para la entrada oficial en las fuerzas armadas del nuevo misil balístico intercontinental de basificación naval Bulavá (Mazo), instalado en submarinos del tipo Borei.

El primer ministro destaca, además, que de la vigilancia ante cualquier posibilidad de agresión a la coraza rusa se encargarán nuevos centros de radiolocalización en Kaliningrado, Leningrado y Armavir, así como una a prueba en la región de Irkutsk.

Lo cierto es que para 2020, las Fuerzas Armadas deberán sumar ocho nuevos submarinos cruceros estratégicos con misiles balísticos, 20 sumergibles polivalentes, 50 buques de superficie, 100 aparatos cósmicos de uso militar y más de mil helicópteros.

Además, en una década Rusa deberá contar con 28 nuevos regimientos de complejos coheteriles S-400, 38 divisiones de complejos antiaéreos Vitiaz, 10 brigadas de sistemas coheteriles Iskander-M , dos mil cañones autopropulsados y 17 mil medio de transporte militar.

Todo ello necesita, considera Putin, una recuperación del estatus social de las fuerzas armadas, de su condición de vía para el ascenso en la sociedad de los ciudadanos, y de ventajas docentes para quienes pasen por el servicio militar.

El núcleo de las fuerzas armadas lo forman ahora 100 brigadas de unidades generales y especializadas, que apenas duran una hora para ponerse en plena preparación combativa y una jornada para trasladarse al teatro de operaciones militares, destacó el jefe de Gobierno.

Por otro lado, Putin subraya la importancia de elevar la base tecnológica del CMI y las condiciones para la competencia, con una mayor participación de empresas privadas que a su entender propiciarán posibles saltos tecnológicos en esa esfera.

Analistas consideran que tal formulación de la estrategia militar constituye una continuación de las principales tesis esbozadas por Medvedev en diciembre pasado en su mensaje a la nación, completado ahora con propuestas más concretas del refuerzo de la coraza rusa.

A %d blogueros les gusta esto: