Hallan pieza clave del cáncer y cómo bloquearla

La proteí­na Galectina-1 tiene un papel protagónico en el crecimiento de los tumores y en la formación de metástasis

Esta herramienta mantiene a raya al tumor ya que suprime su crecimiento. (Foto: ARCHIVO )

Esta herramienta mantiene a raya al tumor ya que suprime su crecimiento. (Foto: ARCHIVO )

Sin emigrar, combinando creatividad y perseverancia, Gabriel Rabinovich está logrando una infrecuente proeza en estas latitudes: no sólo está terminando de cercar una pieza clave del cáncer, sino también cerrando el ciclo que va desde la mesada del laboratorio a la cama del paciente.

La pieza clave del rompecabezas de procesos fisiológicos que desembocan en un tumor es una proteína, la Galectina-1 (o Gal-1). Rabinovich y su grupo del Instituto de Biología Experimental del Conicet descubrieron que tiene un papel protagónico en el crecimiento de los tumores y la formación de metástasis. Por un lado, neutraliza la respuesta del organismo e impide el ataque del sistema inmune y , por el otro, promueve la formación de vasos sanguíneos (angiogénesis) que le aseguran al tumor un suministro abundante de oxígeno y nutrientes para seguir creciendo.

Llegar a estas conclusiones demandó casi 20 años de investigaciones que dieron lugar a decenas de trabajos publicados en las mejores revistas, pero la buena noticia es que ese conocimiento íntimo del modus operandi de la Gal-1 dio lugar al desarrollo de un anticuerpo monoclonal que, por lo menos en un modelo animal, la bloquea: “Resultados preliminares en sarcoma de Kaposi, un cáncer de piel muy agresivo, muestran que esta herramienta mantiene a raya al tumor, suprime su crecimiento e inhibe el de los vasos sanguíneos en un 85% de los casos”, detalla Rabinovich, que en breve será incorporado a la Academia Nacional de Ciencias y es una de las personalidades de la ciencia distinguidas por el Premio Konex.

Es más, este avance fue motivo de una patente compartida entre el Conicet y el Instituto Dana Farber, de la Universidad de Harvard, y ya despertó el interés de varios laboratorios. “En los últimos meses publicamos tres trabajos importantes -cuenta, entusiasmado, el científico-. Uno salió en la tapa del Journal of Experimental Medicine. Por un lado, finaliza el ciclo que comenzó en estudios de ciencia básica con una aplicación terapéutica. Y, por otro, contesta una pregunta que hasta ahora permanecía sin respuesta.”

En 2004, Rabinovich y colegas ya habían demostrado que los tumores secretaban Gal-1 en niveles hasta diez veces superiores a los de las células normales, y que la proteína les permite eludir al sistema inmune uniéndose a los azúcares de la superficie de las células que deberían atacarlo (los linfocitos T y las células dendríticas) .

“En ese momento -explica el científico-, planteamos que lo ideal era bloquear la producción de esta proteína. Pensamos en una estrategia, pero no se nos ocurría bien cómo hacerlo.” Pero entonces repararon en un hecho singular: cuando los científicos mandaban a evaluar los cortes de tumores que estaban estudiando, los patólogos les hacían notar que había menos vasos sanguíneos que en el tejido sano. “Diego Croci llegó a trabajar conmigo desde Río Cuarto -recuerda- y me dijo que quería estudiar la angiogénesis. Así, nos propusimos investigar si Gal-1, además de bloquear las defensas, estaba involucrada en promover la formación de vasos sanguíneos.” Se sabía que el tumor crece en un ambiente de hipoxia (falta de oxígeno).

Lo que luego descubrió Croci es que uno de los genes cuya expresión crece más durante el avance del tumor es precisamente el de la Gal-1, y que ésta genera vasos sanguíneos en gran cantidad. Por ejemplo, en el sarcoma de Kaposi, el virus que lo causa, el Herpes 8, regula la transcripción del gen de Gal-1. Aumenta la síntesis de la proteína, y ésta a su vez aumenta la producción de vasos sanguíneos. “Es decir, que la Gal-1 no sólo hace que el tumor sea invisible para nuestro sistema inmune, sino que también genera vasos sanguíneos -explica Rabinovich-. Entonces nos dijimos: “Hagamos una herramienta terapéutica para bloquearla”.

Los científicos empezaron probando con inhibidores de carbohidratos (azúcares) , pero no tuvieron mucho éxito, porque hay 15 galectinas diferentes y se encontraron con que bloqueaban funciones no deseadas. “Fue entonces cuando, en nuestra colaboración con el Dana Farber Institute, se nos ocurrió hacer un anticuerpo monoclonal”, dice Rabinovich.

Estos estudios se confirmaron con otros dos trabajos de su equipo en cáncer de mama y próstata, firmados por Mariana Salatino, Diego Laderach, Tomás Dalotto, Lucas Gentilini y Daniel Compagno.Para Silvio Gutkind, científico argentino que dirige el departamento de cáncer oral y faríngeo de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, estos anticuerpos abren la posibilidad de un avance terapéutico: por un lado inhibirían la angiogénesis y, por otro, aumentarían el número de linfocitos T antitumorales, que pueden eliminar diferentes tipos de células cancerosas.

Quienes deseen acceder a las publicaciones completas de los hallazgos pueden encontrarlas en http://www.ibyme.org.ar. El grupo, que hoy integran 27 investigadores, y entre ellos dos que regresaron recientemente de Francia, reciben financiación de la Agencia Nacional de Investigaciones Científicas y de la Fundación Sales.Gabriel Rabinovich – Investigador del CONICET junto con su grupo del Conicet desarrollaron un anticuerpo monoclonal que inhibiría el crecimiento de tumores.

http://www.eluniversal.com.mx/

Venezuela condecora a médicos que atendieron a Chávez

Cuatro médicos cubanos y tres enfermeros recibirán el reconocimiento Libertadoras y Libertadores de Venezuela.

VENEZUELA-CHAVEZ-DEATH-FUNERAL-SUPPORTERS

CARACAS.- El gobierno venezolano emitió hoy un decreto que reconoce la labor de cuatro médicos cubano y tres enfermeros que atendieron al fallecido Presidente Hugo Chávez, con la condecoración Libertadoras y Libertadores de Venezuela.

El decreto 9.419 firmado por el Presidente interino, Nicolás Maduro, fue publicado por La Gaceta -medio donde se comunican las decisiones de gobierno- resalta la colaboración del equipo médico que estuvo a cargo de Chávez.

El medio indica que los profesionales cumplieron “fielmente el compromiso del cuidado de nuestro comandante supremo de la revolución bolivariana, Hugo Rafael Chávez”.

Roberto Castellanos, Jorge González Pérez, Ibrahim Fernández Rodríguez y José Ignacio Fernández Cuesta, son los médicos destacados con la conderación.

Midiala Rodríguez Calvo, Laura Hernández Vidal y Pedro µguila Giñán, son los enfermeros.

Según la información entregada, ellos representan “un ejemplo de patriotismo y convicción revolucionaria, como parte de la Unidad Médica Presidencial Misión Martí”.

El anuncio se produce dos semanas después de que se comunicara la muerte de Hugo Chávez.

http://www.emol.com/

El cáncer si puede ser inoculado

cancer-300x240Luego que medios internacionales de derecha arremetieran con toda sus fuerzas contra el presidente Hugo Chávez, buscando desprestigiar e incluso derrocar al Gobierno de Venezuela, este viernes un rotativo español, paradójicamente el ABC, publicó en su portal digital una nota que abre las puertas a la duda de que el cáncer que padeció el Jefe de Estado Venezolano si pudo haber sido inoculando.

Cabe recordad que el presidente encargado, Nicolás Maduro, indicó que se investigará el tipo de tumor que se alojó en el cuerpo del presidente Chávez, abriendo la posibilidad de que “el cáncer fue inoculado por fuerzas oscuras”, por supuesto basándose en la opinión de los médicos que le atendieron y de una denuncia realizada por la periodista estadounidense Eva Golinger, a través de la televisora Rusia Today.

El medio español consultó al doctor Carlos Cardona, médico especialista en oncología molecular, especialista con16 años de investigación sobre el cáncer en la universidad de Cambridge y Birmingham, en Inglaterra y el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson de Seattle, en Estado Unidos.

Publicando lo siguiente: “Al contrario de lo que piensa mucha gente, técnicamente es posible. Es probable que lo tuviera por sí solo, pero llama mucho la atención que, justo cuando Estados Unidos está perdiendo la batalla por el control de Sudamérica, hayan aparecido en poco tiempo cinco casos de presidentes, ninguno afín, con cáncer. Uno se pregunta, ¿aquí que pasa?”, explicó el doctor Cardona.

“La respuesta hay que buscarla en un oncólogo molecular, quien es el que está en el laboratorio experimentando con ratones y el que lleva inoculando cánceres desde hace 200 años. Yo lo he hecho miles de veces y sé que es posible”, explicó Cardona al medio español.

 “Hay una gran variedad de maneras de eliminar a alguien, y una puede ser el cáncer. Tan solo hace falta una inyección puesta en cualquier parte del cuerpo mientras llegue a la sangre», relata el médico en la nota periodística.

Enumerando además, las posibles vías de inoculación, “inyectar líneas celulares de un tumor que conoces previamente, incluso de pacientes que murieron hace 50 años, a través de un oncovirus”.

El médico incluso da un ejemplo que seguramente el lector de esta nota le causaría angustia y terror cada vez que vaya al odontólogo. “

“Si Chávez, por ejemplo, hubiera ido al dentista, éste podría haberle puesto una anestesia y después inocularle un oncovirus o un carcinógeno, el paciente no se va a enterar y al cabo de varios meses puede desarrollar el cáncer”.

“Hay carcinógenos químicos que son específicos de un órgano y otros generalizados que provocan cáncer de manera discriminada”.

“Los hay, por ejemplo, que pueden provocan el cáncer en la zona pélvica, que es donde se le ha aparecido a Chávez”.

“La mayoría de estas cosas dejan huella y, si eres investigador, pueden encontrarla pidiendo una muestra del tumor. Puedes ver si ha sido un oncovirus, si hay alguna línea celular, también puedes hacer estudios genéticos para ver si el cáncer se ha desarrollado de manera natural o atípica… Es complicado, pero se puede averiguar.

Si se toma la palabra del el reconocido especialista, no es absurda la duda que pudiera tener el presidente encargado Nicolás Maduro, y en general todo el pueblo venezolano y las denuncias que hiciera la investigadora Golinger.

El tiempo y las investigaciones que ejerza el Gobierno de Venezuela traerá la verdad al pueblo de Venezuela.

http://www.sibci.gob.ve/

Cuba crea cuatro vacunas contra el cáncer: una lección a las farmacéuticas que no será noticia

El modelo de industria pública médico-farmacéutica de un país socialista del Sur, frente a un modelo de mera rentabilidad económica de las multinacionales de la producción de medicamentos en el Norte: los medios miran para otro lado.

Cuba investiga para enfrentar el cáncer

cáncer-290x300El doctor Moisés Santos, especialista de segundo grado en Medicina Interna, citado por la prensa local, dijo que en el país se diagnostican cada año más de 27.000 casos de cáncer, mientras que en el mundo la cifra se eleva a 11 millones y fallecen siete millones de seres humanos en ese lapso.

Durante más de cuatro décadas esa enfermedad ha constituido la segunda causa de muerte en el archipiélago cubano en todos los grupos de edades, solamente antecedida por los fallecimientos por afecciones cardiovasculares, y es la primera causa de defunciones en los grupos de 15 a 64 años.

El doctor Jorge Alvarez, especialista de primer grado en Oncología, explicó que la enfermedad se ha extendido hasta edades pediátricas, y aseguró que es la primera causa de fallecimientos en niños de cinco a 10 años de edad.

De acuerdo con reportes del Ministerio de Salud Pública, Cuba disminuyó en 2,2 por ciento la tasa de mortalidad por cáncer en 2011 en relación con el año precedente, pero se incrementó en seis de las 15 provincias de la isla.

Por su magnitud, gravedad y frecuencia, el cáncer se ha convertido en un problema de salud en todo el mundo y, según estudios de organismos internacionales, es la segunda causa de muerte en los países industrializados y en gran parte de los que están en vías de desarrollo.

Expertos afirman que la dolencia asiste a un proceso acelerado de transición demográfica, y se pronostica que para el 2020 la mayoría de los 16 millones de nuevos tumores malignos y de los 12 millones de fallecidos por esa causa se localizará en naciones del Tercer Mundo.

La Organización Mundial de la Salud asegura que el 30 por ciento de los casos de cáncer pueden evitarse, pero para ello se requiere de modificación de estilos y modos de vida, además de una mejoría de la calidad en la atención médica.

Para los médicos cubanos esa dolencia es motivo de seria atención, lo que se evidencia en la jornadas científicas “Al servicio de la vida”, que se realizan anualmente en el hospital general Camilo Cienfuegos, en la central ciudad de Sancti Spíritus, unos 350 kilómetros al este de La Habana.

En la actualidad, Cuba comercializa cuatro vacunas para el tratamiento del cáncer elaboradas por el habanero Centro de Inmunología Molecular (CIM), productos que se exportan a 26 países de América Latina, Asia y Africa, y que han abierto una esperanza para la salud humana.

Esos fármacos se dividen en los llamados de soporte, que son los que buscan disminuir los efectos nocivos de la radio y quimioterapia, y los específicos dirigidos a blancos tumorales, que son los que tienen una mayor respuesta antitumoral.

También los científicos de la isla profundizan en las investigaciones sobre el efecto de un medicamento homeopático cubano contra el cáncer, producido a partir del veneno de escorpión por el Grupo Empresarial de Producciones Biofarmacéuticas y Químicas (Labiofam).

El Vidatox 30 CH es un fármaco homeopático que tiene como principio activo el veneno del escorpión “Rhopalurus junceus”, un animal endémico de Cuba que es aprovechado por el habanero Laboratorio Labiofam.

De acuerdo con los expertos, el compuesto puede ser empleado en el tratamiento de todo tipo de cáncer, fundamentalmente en las variedades de mama, hígado, cerebro, próstata y pulmón, para mejorar la calidad de vida, aumentar la supervivencia del enfermo y evitar las metástasis.(Liang)

http://espanol.cri.cn/

Muere actor español Sancho Gracia víctima de cáncer

(PL) El actor Sancho Gracia, uno de los grandes de la escena española, murió a los 75 años en un hospital de Madrid, donde estaba ingresado por padecer de cáncer de pulmón.

La familia consideró que no se esperaba un desenlace tan rápido, pese a la gravedad de la lesión oncológica que sufría el artista.

En el momento de su deceso, Gracia estaba acompañado por su mujer, la periodista uruguaya Noelia Aguirre, sus tres hijos, hermana y sobrina.

Como parte de la repercusión del fallecimiento, la Academia del Cine Español a través de su cuenta en Twitter dijo que fue “un actor de raza”.

El cineasta Santiago Segura lo calificó de “grandísimo, inmenso, actorazo genial”. Con él Gracia compartió reparto en tres películas, entre ellas Balada triste de trompeta (2010), uno de sus últimos trabajos en la gran pantalla.

Al lamentar su pérdida, el director de cine José Luis Cuerda, que lo dirigió en Tocando fondo (1993) expresó “sin Sancho Gracia. Un excelente actor. Un excelente hombre del espectáculo. Un excelente amigo”.

Durante su extensa carrera artística, Gracia hizo cine, televisión y teatro. Fue sobre las tablas, en Uruguay, donde debutó como actor en El sueño de una noche de verano.

Su primera incursión en el cine se produjo en 1962, en Pampa salvaje, de Hugo Fregonese. Para la gran pantalla rodó más de 80 filmes, con directores como Tom Gries, Juan Antonio Bardem, Enrique Urbizu y Vicente Aranda, entre otros.

En el teatro interpretó obras de los dramaturgos Lope de Vega (1562-1635), Albert Camus (1913-1960), Valle Inclán (1866-1936), Harold Pinter (1930-2008), entre otros muchos.

Pero medios locales resaltan que más allá del reconocimiento unánime a su carrera sobre las tablas y en la gran pantalla, fue en la televisión donde se hizo para siempre un hueco en el imaginario español.

Su interpretación de Curro Jiménez en la serie televisiva del mismo título, y en otras como Los camioneros o La máscara negra, lo hicieron muy popular.

Descubrimiento histórico para el tratamiento de tumores: Las células madre inductoras del cáncer

La hipótesis más pujante, pero también más polémica, de la oncología moderna es que los tumores se forman del mismo modo que los órganos: a partir de una pequeña población de células madre que, además, serían las responsables de que el cáncer se reproduzca después de haberlo tratado.

Tres nuevos trabajos -dos en Nature y uno en Science– han añadido este miércoles mucha fuerza a esa idea al demostrar la existencia de esas células madre en modelos animales de tres de los cánceres humanos más refractarios al tratamiento, los de cerebro, piel e intestino. Los resultados resaltan la importancia de dirigir fármacos específicos contra las células madre del cáncer.

Los oncólogos saben desde hace tiempo que, en muchos casos, no basta con destruir la mayor parte de un tumor, porque las pocas células que sobreviven al tratamiento son capaces de reconstruir el cáncer y causar una recaída, a menudo fatal. Estas y otras evidencias han extendido la hipótesis de que la parte resistente del tumor original, por pequeña que sea, contiene células madre programadas para reproducirlo. Confirmar -o refutar- esta idea es una prioridad de la investigación oncológica.

De confirmarse, la nueva hipótesis supondría un cambio de paradigma -el término acuñado por el filósofo Thomas Kuhn para las nuevas miradas a los viejos problemas- en la biología del cáncer. Los tumores se han visto tradicionalmente como células enloquecidas que se escapan de los controles habituales y empiezan a proliferar de una forma caótica. La nueva teoría, explican los investigadores a EL PAÍS, es que un tumor se forma a partir de unas pocas células madre por un programa de crecimiento ordenado y jerárquico muy similar, en su lógica interna, al de los órganos y tejidos normales del cuerpo.

Luis Parada, un biólogo molecular de origen colombiano, y sus colegas del departamento de biología del desarrollo de la Universidad de Tejas en Dallas han utilizado ratones modificados para servir como modelos del glioblastoma humano, el cáncer primario (no debido a metástasis) de cerebro más común, actualmente incurable. La agresividad de este tumor -tiene una supervivencia media de un año- se debe precisamente a su resistencia a la terapia y a su rápida recurrencia incluso tras la extirpación quirúrgica.

Una enfermedad en aumento

  • Mortalidad. El cáncer es la primera causa de muerte en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud, que le atribuye unos ocho millones de fallecimientos al año. En 2030 serán 13,1 millones.
  • Tendencia. Va en aumento. Hay dos motivos: los cambios en los hábitos de vida y que las enfermedades infecciosas están en retroceso.
  • Causas. Un 30% de los cánceres son prevenibles reduciendo la obesidad, aumentando la ingesta de frutas, reduciendo el consumo de tabaco y alcohol y haciendo ejercicio.

Los detalles técnicos del experimento de los científicos de Dallas son de una complejidad disuasoria, pero un vistazo sobre ellos permite captar la idea general. Estos científicos, como muchos otros investigadores del cáncer, utilizan modelos del cáncer humano. Son ratones con modificaciones genéticas que, en este caso, les hacen desarrollar de forma espontánea, y con alta frecuencia, cánceres cerebrales muy similares al glioblastoma humano.

“Hemos identificado un subconjunto de células de tumor cerebral que crecen despacio o permanecen en descanso”, explica Parada, “y que parecen ser la fuente de la recurrencia del cáncer tras la terapia estándar”. Se trata de la quimioterapia con la temozolomida, fármaco que se administra habitualmente a los pacientes de glioblastoma para tratar de detener el crecimiento del tumor. “Esta terapia ataca a las células cancerosas que crecen más deprisa, pero no a esas otras que son las responsables de reconstruir los nuevos tumores”.

“Por todo lo que sabemos”, prosigue Parada, “esta es la primera identificación de una célula madre del cáncer en un tumor formado espontáneamente dentro del cuerpo de un mamífero”. Hasta ahora, las evidencias sobre estas células eran más indirectas: las células de un tumor humano se separaban, se seleccionaban las que contenían los marcadores propios de las células madre neuronales y se inyectaban en ratones para ver si producían tumores.

En los nuevos experimentos, como vimos antes, los tumores se desarrollan espontáneamente, y los investigadores se limitan a marcar las células madre y comprobar que el nuevo tumor deriva enteramente de ellas, explica Parada. Este y sus colegas también demuestran que destruir esas células madre es una técnica eficaz para impedir el crecimiento del tumor.

En un segundo estudio, publicado enNature como el anterior, Cédric Blanpain y su equipo de la Universidad Libre de Bruselas alcanza unas conclusiones muy similares con el cáncer de piel. De nuevo mediante el uso de ratones modificados para servir como modelo de esos tumores humanos, estos científicos han identificado una subpoblación persistente de células cancerosas que tienen todas las propiedades de las células madre.

Y en un tercer trabajo presentado en Science, un grupo encabezado por Hugo Snippert, del Centro Médico de la Universidad de Utrecht, en Holanda, hace lo propio con los cánceres intestinales. Este artículo se basa en parte en investigaciones anteriores del laboratorio de Eduard Batlle, del Institut de Recerca Biomèdica (IRB) de Barcelona.

“Los tres trabajos”, dice Snippert a EL PAÍS, “constituyen una fuerte evidencia de que hay una jerarquía entre las células de un tumor, de forma muy similar a lo que ocurre en un tejido sano normal; y las células madre del cáncer son también, en cierto modo, similares a las células madre del tejido normal”.

Tomado de Cubadebate

Ciencia: Descubren una molécula contra el cáncer de piel

Médicos estadounidenses comunican que han detectado una molécula en el sistema inmune que es capaz de combatir el melanoma, el tipo más peligroso de cáncer de piel. Opinan que la molécula, implicada en las vías de señalización celular, podría guiar en el futuro tratamientos inmunoterapéuticos.

Según especialistas del Hospital Brigham y de Mujeres en Boston (EEUU), los niveles elevados de la interleucina 9, la proteína de las células inmunes que responde a ataques de alergias e infecciones, desaceleran el crecimiento del melanoma.

En el marco de sus experimentos, los investigadores observaron que los ratones que carecían de los genes encargados de crear el linfocito TH17, la célula que se asocia con las inflamaciones y las enfermedades autoinmunes, mostraban altos niveles de interleucina 9 y tenían más resistencia al cáncer.

De ahí, concluyeron que la interleucina 9 podría ser la responsable de bloquear el TH17. Para poner a prueba la posible contribución de la interleucina 9 en la supresión del crecimiento del cáncer, realizaron una transferencia adoptiva (una transferencia pasiva de células inmunes en un nuevo ‘recipiente’) de las células TH9, productoras de interleucina 9, en ratones con melanoma.

Como resultado, los ratones desarrollaron mayor resistencia al crecimiento del tumor. Paralelamente, los médicos descubrieron que en la sangre humana normal y en la piel se detecta la presencia de células TH9.

Sin embargo, estas células estaban ausentes o tenían niveles muy bajos en los melanomas. Los especialistas estadounidenses pronostican que los resultados de su investigación podrían aplicarse al tratamiento de los humanos y se comprometen a seguir con sus experimentos.

Fuente: RT

Descubren el origen de la leucemia

El hallazgo tendrá consecuencias importantes para su tratamiento

Científicos de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena, descubrieron el origen de la leucemia lo que, afirman, tendrá “consecuencias importantes” para el tratamiento de este padecimiento.

Las diversas variedades de leucemia LMC y B-LLA se forman a partir de una célula predecesora común, aseguraron los expertos de las Facultades de Genética y Cría de Animales, y de Toxicología y Farmacología, bajo la dirección de Boris Kovacic.

La universidad agrega que las bases de algunas hipótesis vigentes de la leucemia son cuestionadas, por lo que el hallazgo “tiene consecuencias extremadamente importantes para el tratamiento de una forma especialmente agresiva” de esta enfermedad.

Muchos tipos de cáncer se forman por mutaciones de las células del organismo. Hasta ahora se suponía que el estado de diferenciación de dichas células determina qué tipo específico de cáncer se desarrolla.

Así, por ejemplo, la llamada leucemia mieloide crónica (LMC) se desarrollaría a partir de células madre de la médula ósea, mientras que las células precursoras de linfocitos B estarían en el origen de la leucemia linfoblástica aguda de células B (B-LLA).

Pero el equipo de Kovacic asegura haber demostrado que ambas variedades de la enfermedad se desarrollan a partir de células hematopoyéticas madre.

Según Kovacic, el descubrimiento revela que una terapia que ataca todas las células cancerígenas de una sola manera “no puede funcionar”.

Confirman otra fuga de agua radiactiva de planta de Fukushima

De acuerdo con datos ofrecidos por la operadora de la planta nuclear el agua residual contiene 16,7 becquereles de estroncio radioactivo por mililitro, elemento que puede causar cáncer en los huesos y leucemia

Funcionarios de la Tokyo Electric Power Co. (Tepco), operadora de la planta nuclear Fukushima-1, confirmaron la fuga este jueves de agua residual con contenido del isótopo radiactivo estroncio-90, de un período de semidesintegración de casi 29 años y alto riesgo sanitario.

El vertido se produjo en horas de la madrugada durante aproximadamente dos horas y según Tepco pueden haberse filtrado al mar hasta 12 toneladas a través de un tubo conectado a un sistema de descontaminación temporal.

De acuerdo con datos ofrecidos por medios de prensa que citan a la compañía operadora de la referida central, el agua residual contiene 16,7 becquereles de estroncio radioactivo por mililitro. El mencionado elemento puede causar cáncer en los huesos y leucemia.

Este incidente tiene como antecedente otros similares que causaron mucha preocupación también en países vecinos por los derrames hacia el Océano Pacífico.

Fukushima-1 fue la planta más afectada por la crisis nuclear ocasionada por el devastador terremoto y tsunami de marzo de 2011.

Desde ese desastre, el peor en la historia de Japón, la central acumula miles de toneladas de agua procedente de las operaciones de refrigeración de los reactores.

http://www.correodelorinoco.gob.ve/

 

A %d blogueros les gusta esto: