Nobel de Economía: “El sistema capitalista es un fracaso”

El premio Nobel de Economía en 2001, Joseph Stiglitz, asegura que un modelo económico que no proporciona bienestar a los ciudadanos es un fracaso.

5670b3e9c46188cb438b4613

El premio Nobel de Economía en 2001 Joseph Stiglitz / Shannon Stapleton / Reuters

En un foro de investigadores en Montevideo, Uruguay, el ganador del Nobel de Economía en 2011, Joseph Stiglitz, ha señalado que “un sistema económico que no proporciona bienestar a una parte muy importante de la sociedad, es un sistema económico que fracasa”, según cita sus palabras la cadena TeleSur.

“Los ingresos no solo han estado estancados, sino que además están reduciéndose”, sostuvo Stiglitz criticando el actual modelo capitalista. El Nobel de Economía opina que los bancos de desarrollo multilaterales tienen que desempeñar un papel principal para llevar a cabo la reforma de los mercados financieros.

Tras su visita a Uruguay durante la entrega del título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de la República (Udelar), Stiglitz también ha compartido su punto de vista sobre la economía y el estado actual del capitalismo con el medio uruguayo ‘El País‘.

“Lo que está pasando es el inicio de un diálogo político que, al menos para Estados Unidos y Europa, dice que la economía de mercado no está funcionando de la manera que se supone que debería”, opina Stiglitz, destacando que el salario mínimo en Estados Unidos actualmente es más bajo que el de hace 60 años. “Por lo menos la tercera parte de los estadounidenses pasan parte de sus vidas en la pobreza. ¿Cómo puede ser?”

(Tomado de RT)

Cuba: A los francotiradores

Por Raúl Antonio Capote/El Adversario Cubano.-

RalAntonioCapoteFotoVirgilioPonceMe asombra el rencor conque alguna gente habla de su país, Cuba, cuanto odio, nada les parece bien, nada de lo que se hace o se hizo o se dejó de hacer. Destilan veneno por los cuatro costados, nada sirve, nada funciona, tiran sin mirar y sin respeto a nada. Sé todas las cosas que nos funcionan mal, conozco nuestras deficiencias, nuestras carencias, pero junto con muchos otros trabajo duro, trabajamos duro por solucionarlas, damos la batalla cueste lo que cueste, porque sabemos que a pesar de todo lo malo que podamos tener, es tanto lo bueno, tanto lo humano, tanto lo incomparablemente justo, que estamos dispuestos a vencer todos los obstáculos para llevar adelante la patria que amamos, no nos sentimos frustrados, nos sentimos comprometidos.

Estamos orgullosos de ser los disidentes de este mundo, de optar por una vida mejor, de no conformarnos con la vida “normal” que nos propone el poder global del capitalismo.

Nada ni nadie nos hace desmayar en nuestro empeño. A los que solo ven las manchas les deseo de todo corazón muchos años de capitalismo, muchos años de neoliberalismo, que sean felices siendo esclavos, mera mercancía que se compra y se vende, nosotros seguiremos criticando, señalando lo mal hecho, denunciando todo aquello que lastra el devenir de esta Isla, nuestra Cuba, y sobre todo, seguiremos luchando por ella, trabajando, hombro con hombro, les invito a laborar, a correr el riesgo de ser diferente, a enfrentar a los enemigos internos y externos, a los limitadores de cualquier nacimiento,hablar habla cualquiera, trabajar por cambiar las cosas, esa es otra cuestión bien diferente, los flojos respeten, los grandes adelante esta es tarea de grandes, lo dijo quien lo dijo.

Recetas capitalistas siguen aumentando la desigualdad social en el mundo

tienda

En la actualidad 80 personas poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población cuando en 2010 la concentración estaba en 388 personas, lo que da cuenta de una creciente concentración de la riqueza mundial en cada vez menos manos.

Esos y otros indicadores de la creciente desigualdad y del aumento de la riqueza de los más ricos frente a la existente pobreza extrema es motivo de preocupación para personajes y entidades.

Según el informe anual 2015 de la organización británica Oxfam, “actualmente, 80 personas poseen la misma riqueza que el 50% más pobre de la población mundial; esto quiere decir que 3.500 millones de personas comparten la misma cantidad de riqueza que estas 80 personas enormemente ricas”.

Además, de acuerdo con datos de 2014 “el 1% más rico poseía el 48% de la riqueza mundial, mientras que el 99% restante debía repartirse el 52%”.

En el caso de América Latina, la región con más desigualdad del planeta que desde hace décadas no ha podido dejar atrás esa descripción, según estadísticas como las manejadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), ha mostrado una reciente tendencia a la baja en cuanto a desigualdad, que tuvo lugar en un contexto de crecimiento económico sostenido y reducción de la pobreza en la región gracias a políticas socializadoras.

La tendencia a la reducción de la desigualdad ha sido más pronunciada a partir de 2008, según Cepal, aunque aún queda mucho por hacer y una de las asignaturas pendientes es la relacionada con reformas tributarias “para aumentar la recaudación y el alcance efectivo de los impuestos” sobre la estructura de la imposición a la renta, los patrimonios personales y gravámenes sobre herencias, donaciones y sucesiones, lo que mejoraría el impacto distributivo.

“La característica principal de la desigualdad en América Latina, no es el gran número de pobres, sino la alta concentración de la riqueza entre un número pequeño”, explicó a la AFP, Juan Pablo Jiménez, experto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo dependiente de Naciones Unidas con sede en Chile.

Y estos últimos “pagan muy pocos impuestos”. “Los impuestos sobre la renta y la riqueza son muy bajos, el impuesto sobre el patrimonio casi inexistente”, dijo Jiménez, pidiendo una mayor presión fiscal sobre los que poseen más “para financiar los servicios públicos y la inversión social”.

Según datos del estudio de Cepal, ‘Desigualdad, concentración del ingreso y tributación sobre las altas rentas en América Latina’, la recaudación media obtenida por 18 países de América Latina a través de la imposición patrimonial resulta igual al 0,85% del PIB, lo que es menos de la mitad respecto del promedio mostrado por la OCDE (un 1,79% del PIB)”.

A ello se suma que en América Latina, el número de personas acaudaladas sigue creciendo -como en el resto del mundo- y el número de “ultra ricos”, cuyo patrimonio alcanza al menos 30 millones de dólares, creció 5% en 2014 llegando a 15.000 en una región de unos 605 millones de habitantes.

Según datos de la compañía singapurense de consultores Wealth-X, que edita con UBS un informe mundial anual sobre los “ultra ricos”, en América Latina el número de multimillonarios, personas cuyo patrimonio es de al menos mil millones de dólares, estalló en un 38% hasta alcanzar a 151 individuos, más que en cualquier otra región del planeta. Algunas fortunas fueron repartidas entre varios herederos, que a su vez se volvieron multimillonarios.

En ese sentido, la herencia es uno de los factores estructurales de desigualdad más antiguos en la historia de la humanidad, según coinciden varios autores y estudios.

“Por justificadas que sean al principio, las fortunas se multiplican y se perpetúan a veces más allá de todo límite y de toda posible justificación racional en términos de utilidad social. Así, los empresarios tienden a transformarse en rentistas, no sólo conforme pasan las generaciones, sino también a lo largo de una misma vida”, escribe el economista francés Thomas Piketty en su obra ‘El capital en el siglo XXI’ cuando analiza la estructura de la desigualdad.

Para medir la desigualdad se utiliza el Coeficiente de Gini, que indica ausencia de desigualdad cuando su valor es 0 y desigualdad total cuando es 1 y mientras el valor se acerca a alguna de esa cifra se señala más o menos igualdad.

En América Latina, según valores de 2008, el índice llegó a 0,48, mientras que en la África Subsahariana fue 0,44; en Oriente Medio y el Norte de África, 0,44; en Asia, 0,40; en Europa del Este, 0,3; y, en países de altos ingresos, 0,31.

LibreRed

¿Por qué los productos de consumo duran cada vez menos?

Por Franco Rivero

En nuestro quehacer diario, no son muchas las veces que nos detenemos a observar un problema que convive con nosotros desde hace muchos años. Los productos de consumo tienen una vida útil determinada, y están programados para que no duren demasiado, o al menos, presenten alguna falla que haga que recurramos a algún servicio técnico especializado cada cierto tiempo. Esta más que claro que el motor de la industria necesita de estas prácticas para que el consumo de productos tenga la continuidad con la que ha sido regulado. Eso es lo que llamamos obsolescencia programada: una especie de complot que tiene en la mira al usuario, el consumidor y a toda la sociedad de consumo que sirve para que esta cadena de compras no se corte. Problema viejo

Fabricados_para_fallar_largeAunque lo pensemos como un problema de nuestra sociedad actual, laobsolescenciaprogramada es una estrategia que tiene varios años. Fue desarrollada en la década de 1920, siendo el punto de partida la duración de las lámparas de luz. Si bien los primeros modelos desarrollados por Edison duraban aproximadamente 1500 horas de uso y en 1911 diversos anuncios publicitarios mediaban la duración de una lámpara por más de 2500 horas, definitivamente esto no era muy conveniente para las empresas que fabricaban dichos productos. Para el año 1924, varias empresas de todo el mundo y de reconocido nombre que fabricaban lámparas de luz, llegaron a un acuerdo para que las mismas no duraran más de 1000 horas, y de esta manera fueron promocionadas por varios años.

Ese día, decidieron crear un cártel mundial para controlar la producción de lámparas de luz que recibió el nombre de ‘Phoebus’. El objetivo era controlar el mercado de estos productos y garantizar la viabilidad de sus negocios.

Con el tiempo, el cártel fue denunciado y, en teoría, dejó de funcionar. Pero la práctica que recomendó, reducir a propósito la vida de las bombillas, sigue en vigencia actualmente.

Claro que la obsolescencia programada no solo estuvo presente en el mercado de lámparas, sino que la misma fue adoptada por el rubro automotriz, la fabricación de productos para el hogar y hasta las prendas de ropa se vieron afectadas por esta nueva forma de comercialización. La obsolescencia hoy

En nuestros tiempos, la obsolescencia programada se mantiene vigente y rige nuestro ritmo de compras de manera sorprendente. Dentro de los ejemplos más representativos podemos destacar los siguientes:

  • Apple iPod: Cuando salió la primera generación de iPods, era imposible cambiarles la batería luego de que esta se agotara. Al llamar al centro de atención al cliente, la única solución viable que brindaba la empresa era: “comprar otro iPod”. El asunto se solucionó en los tribunales con el compromiso de Apple de asegurar dos años de vida en sus iPods y de crear un departamento de recambios para aquellos modelos que no ofrecían la posibilidad de un cambio de batería.
  • Impresoras: El mercado de impresoras es uno de los ejemplos más claros de obsolescencia. Por ejemplo, la empresa Epson inserta un chip en sus impresoras que permite imprimir una determinada cantidad de copias. Pasado ese número, reporta que la impresora debe ser llevada al servicio técnico. Muchos usuarios han resuelto este inconveniente de manera casera, sin que la impresora presente alguna falla técnica.

  • Baterías: Sin importar de qué dispositivo provenga, la mayoría de ellas dura aproximadamente 18 meses.

  • Automóviles: A esta lista se suman los automóviles. Muchas veces he escuchado decir que en los años 50 y 60, la vida útil de un coche era el doble que en la actualidad, cuya duración media no supera las tres décadas. Ni que decir tiene la obsolescencia programada que sufren piezas de los coches como los frenos, los cuales, tras un número de frenadas, comienzan a perder capacidad.

2_largeObsolescencia por modas: Stacy Malibu con sombrero nuevo Si bien los casos antes descritos son válidos y reales, la obsolescencia por modas es más propagada convirtiéndose en la bandera del consumismo en nuestra sociedad actual. Su funcionamiento es simple de explicar y de entender, el usuario del siglo XXI suele sentirse inconforme y atrasado de manera constante con sus productos tecnológicos, esto sumado a la estrategia publicitaria hace que todo el tiempo pensemos en cambiar nuestros productos, incluso aunque los mismos funcionen bien.

En promedio, cambiamos nuestro celular cada dos años, y nuestra PC portátil cada tres. Lo mismo sucede cuando alguna prenda de ropa simplemente “pasa de moda”, la olvidamos en nuestro placard aunque esté en buen estado.

Las empresas, obviamente, no hacen oídos sordos a estos requisitos y mantienen al usuario en un trajín de actualización que nunca termina: parece una rueda de producción donde el usuario es el engranaje principal de la máquina de hacer dinero. Para buscar ejemplos no hace falta buscar demasiado o ir a rubros desconocidos, dado que la moda actual por la tecnología pasa por lo que llevamos en los bolsillos y en nuestros bolsos.

Todos los años tenemos un nuevo celular tope de gama de nuestra empresa favorita dispuesta a que desembolsemos dinero en la compra de la nueva versión. Lamentablemente muchas veces el usuario no se da cuenta que, funcionalmente, puede realizar la misma tarea con su “antiguo” equipo. El planteo es difícil dado que es normal que los usuarios tapen otras carencias con la adquisición de productos varios, por lo que la manera lógica de salirse por la tangente y no engordar este modelo es pensarlo desde el punto de vista funcional. Basura tecnológica

Más allá del gasto que implica la obsolescencia programada, el verdadero problema del desarrollo de productos pensados para durar un tiempo determinado, son los desechos que arrojamos al medio ambiente. Para el año 2007 cada habitante de nuestro país producía 2 KG de basuraelectrónica por año, por lo que, al no existir una estrategia de reciclado de productos tecnológicos, dichos desechos tienen un fuerte impacto en el medio ambiente, siendo lo más preocupante las baterías de plomo, un gran contaminante de nuestra época. Por otro lado, en Europa y EE.UU., conscientes del problema, se recicla entre un 30 y un 80% de basura electrónica, la cual vuelve a la línea de producción para formar parte de los nuevos modelos de los últimos productos.

Hay luz al final del pasillo

Si bien los casos aquí expuestos hacen alusión a una problemática duradera y un futuro sin solución, hay varios emprendimientos interesantes que ya están en marcha. El químico Michael Braungart y el arquitecto William McDonough, autores del libro “De la cuna a la cuna” plantean un interesante recurso llamado diseño sostenible que no debe entenderse como metodología para reducir el impacto de productos desechados.

“Los diseñadores de productos o servicios, deberíamos plantear el diseñosostenible como una responsabilidad social corporativa que no sólo preste atención al reciclado de productos o la producción biodegradable, sino que además debería trabajar el significado del uso de esos productos y la vinculación de las personas con sus bienes de consumo”, sostiene McDonough.

Por otro lado, también se realizan festivales en contra de la Obsolescencia programada. Uno de ellos es Make It Up en el cual diseñadores, artesanos, ingenieros, investigadores, emprendedores sociales, artistas y programadores comparten diseños abiertos y duraderos para hacer frente a esta problemática. Ecoportal.net

Datta Magazine

http://www.dattamagazine.com/

Cuba: Pozos secos y espejismos

Por SAYLI SOSA BARCELÓ

Solo los pozos se hacen de arriba para abajo y, si no se estudia bien el suelo, a veces, no dan agua.

En los ya lejanos ´90, mi tía Ana obtuvo la licencia para elaborar alimentos ligeros. Montó un pequeño timbiriche en los bajos del edificio y comenzó a vender refrescos instantáneos, galletas caseras, hasta pizzas. En aquellos días era muy difícil acceder al permiso, las disponibilidades para este tipo de ocupación eran limitadas y casi se concedían de mala gana. Y si por alguna razón la perdías…era mejor olvidarla.

El cuentapropismo entonces se veía, oficialmente, como un mal necesario, al que no debíamos darle tanto margen, porque traía implícito el germen del capitalismo. Solo unas pocas actividades eran legales, mientras el resto de los “trabajos” informales campeaban por su respeto en medio de una economía maltrecha, aislada y bloqueada que, sin embargo, se empecinaba en mantener invariable el mandato social de ofrecer gratuitas, entre otras conquistas,  la educación y la salud.

Tiempo ha pasado desde las aciagas jornadas que buena parte de los cubanos de hoy vivimos y sufrimos, algunos con más secuelas que otros. Y aunque parezca lo contrario, los días que corren  trajeron cambios en cuestiones que se creían esenciales y no lo eran tanto, dejando al descubierto temores y prejuicios que fueron solo eso.

Resulta que uno de los pilares de la actualización a la que estamos convocados es la actividad económica no estatal, por iniciativa privada, en la que más de 300 000 cubanos han incursionado ya. Y aunque el discurso oficial llamó a no hacer distingos entre trabajadores estatales y cuentapropistas, la realidad demostró que al interior de la sociedad, al nivel del barrio, no hacía falta tal aclaración porque, en los avatares diarios de la mayoría, el vendedor de alimentos ligeros, el zapatero y el bicitaxista resuelven algunos de los problemas más acuciantes de la gente.

Diferencias y semejanzas pueden encontrarse entre ambos procesos, el actual y el de hace dos décadas. Las unas porque en las postrimerías del siglo XX pensamos que el trabajo por cuenta propia sería una solución transitoria y ahora,  adentrados en el XXI, afirmamos que llegó para quedarse. Las otras porque, hoy como ayer, arrastramos deficiencias estructurales que convierten a este tipo de gestión en espejismo del crecimiento económico.

Sí, dije espejismo, una ilusión de la mente, que nos hace ver lo que anhelamos, pero no es.

Y no quiere esto decir que en la práctica quienes asumen algunas de estas modalidades no mejoren sus condiciones de vida gracias a su esfuerzo personal, sino que, también en la práctica, con el fin de paliar asuntos como el reordenamiento laboral y la ineficacia de algunos entes estatales, construimos un frankestein que amenaza con rebelarse, como en la famosa novela.

¿O acaso una actividad económica legal que se asienta, aunque no lo quiera, en el contrabando y el delito no es tan vulnerable e insostenible como un castillo de naipes? ¿De dónde salen las materias primas con la que trabajan los cuentapropistas? ¿Atendiendo a qué criterios se estimula esta forma de producción, tal y como se precisa en el Lineamiento 168, si no existe, por ejemplo, el mercado mayorista, propuesto en el Lineamiento 9, del primer capítulo?

Todavía no están en venta liberada la harina de trigo, la levadura o la maicena, por citar únicamente tres ingredientes de dulces y pizzas, salvavidas cotidianos del cubano a la hora de merendar y almorzar. Y con los precios del mercado en divisas o el paralelo, quien crea que allí se adquieren los insumos no solo peca de ingenuo.

Las cuentas son sencillas incluso para alguien que respeta la Matemática como yo. Si un elaborador de pizzas comprara la libra de queso a 30,00 pesos, tal y como se puede adquirir en algunos establecimientos que comercializan en moneda nacional (¡qué maravilloso eufemismo!), este popular alimento no se mantendría estable en 10,00 pesos (cuando no tiene chorizo, o salchichas, o camarones, que dicho sea de paso, tampoco se encuentran con facilidad y legalidad).

Los clavos, el pegamento, las suelas, el cuero para zapatos, ¿dónde están al por mayor? ¿Con qué elementos se fabrica un bicitaxi?, ¿con cuáles se mantiene? ¿De qué almacén provienen las piezas de los equipos electrodomésticos que se reparan fuera de los consolidados? ¿Con qué plástico se confeccionan los juguetes, piezas de plomería y pozuelos artesanales? ¿Y el aluminio y la hojalata, de dónde son? ¿De qué bosque particular se tala la madera de los juegos de sala de moda, lindísimos y carísimos?

Cuando se publicó la lista de las más de 100 formas de trabajo no estatal, muchos chapistas se quejaron de que su oficio no estaba incluido. La razón ofrecida pareció lógica: no hay dónde adquirir las láminas de metal, el oxígeno y el acetileno. Pero lo cierto es que para algunas de las modalidades autorizadas tampoco estaban creadas las condiciones mínimas de existencia y permanencia, sin menoscabo de la integridad del Estado, y aun así están.

No obstante, todo el que puede manda a reparar su carrito, compra muebles duraderos y no pregunta de dónde salieron las llaves de agua que en las tiendas no hay y afuera sí, y un muchacho impertinente te dice que él tiene, y duchas, y niples, y llaves de paso, y…

Como antaño, las cosas siguen saliendo de la despensa de Liborio. Y un engendro así, a la larga, no es factible, ni permanente, ni confiable.

Por investigaciones que hice para otro trabajo periodístico supe que este particular no está, ni siquiera, entre las prioridades de los inspectores. Es como si un acuerdo tácito, sin  firmas pero efectivo, propusiera dejar ser y estar en virtud del resultado final. Que la satisfacción de las personas es importante, no hay quien lo ponga en duda. De lo que hay que recelar es del medio para alcanzar ese fin.

Obviamente, la solución no es suprimir el trabajo por cuenta propia, sino que acelerar la implementación de su basamento, como la única forma de hacerlas duraderas y sostenibles. El argumento de que el Estado no está en condiciones de asumir mercados mayoristas se viene abajo todos los días, porque la realidad está gritando lo contrario y, lo que es peor, sin ganancias para el proveedor. Quizás, antes que importar mayores volúmenes, lo primero sea reorganizar, fiscalizar y decidir dónde son más necesarias y productivas las materias primas.

Nunca un edificio se construyó comenzando por la azotea. Solo los pozos se hacen de arriba para abajo y, si no se estudia bien el suelo, a veces, no dan agua.

http://lajovencuba.wordpress.com/

Un ejemplo del capitalismo europeo

FOTOS

Quai Voltaire, París

Paris, France.

Francia

Alemania

Cuba: Allá por el bloguerío

Por: Jorge Ángel Hernández

La más elemental de las clasificaciones de la blogosfera cubana presenta dos polos opuestos, irreconciliables y homogéneos: disidentes frente oficialistas. Se ajusta, pues, a un tópico de opinión goebbelianamente asumido por los monopolios de la información gracias al cual se supone un pequeño ejército de defensores acríticos del proceso revolucionario cubano, repetidores sin ideología ni conciencia, frente a una multitud que se le opone, en libertad de expresión y representando intereses de la sociedad civil. Por si no fuesen suficientes los patrones de ajuste, se da por hecho que el grupo de los oficialistas goza de privilegios y prebendas que los colocan por encima de la sociedad, como instrumentos de un Estado opresor, en tanto los etiquetados como independientes actúan por cuenta propia, sin coyundas institucionales, y en condiciones de necesidad extrema.

Tal división responde a la estrategia construccionista con la cual esos medios de prensa se convierten en infantería de grueso calibre para el sordo trabajo de legitimar la ideología de lo que Lenin clasificara como la última fase del imperialismo. No es un lugar común y, si lo es a fin de cuentas, está cumpliendo con creces sus predicciones teóricas. Valga apuntar que también medios académicos asumen en sus investigaciones las bases del patrón (patrón de juicio, insisto, no patrón de amo, aunque contactos pudieran existir).

Si revisamos una muy amplia muestra de esos ejemplos divisorios de la blogosfera cubana descubriremos que, en aquellos que como independientes se presentan, desde el escolarmente redactado de Yoani Sánchez hasta los que se proponen reformar el sistema tras perspectivas que se predican de izquierdas, coexisten tres objetivos a toda costa irrenunciables:

1º. Derrocar el socialismo,

2º. Domeñar la soberanía nacional y

3º. Reimplantar el capitalismo dependiente.

Las estrategias y tácticas tampoco son muy amplias, ni en modos de ejecución ni en variables de acción sobre los internautas: propaganda negra en todos los niveles de la azuzada discusión; descalificación a ultranza del proceso revolucionario cubano y de su dirección histórica; desconocimiento cínico de las transformaciones revolucionarias; desacreditación en bloque de toda persona, sobre todo blogueros, que no responda de modo rígido-ortodoxo a estos patrones básicos de oposición, y descargo del objetivo esencial de

derrocamiento del sistema a fuerzas de intervención externas, ya sean directas, de lobby o de presión económica y política.

La observación de los que como oficialistas somos presentados, sin embargo, revela un espectro amplio de variantes con un común punto de acuerdo: conservar el socialismo y desarrollarlo en su más pleno humanismo y en su soberanía nacional. Un fenómeno que se ubica en la esencia misma de los antagonismos de la lucha de clases, si se me permite insistir en un lenguaje que no por gusto han intentado desterrar de la teoría global. De modo que, en un sentido muy general, no deja de tener cierta orientación adecuada este ejercicio de clasificación esquemática, diseñado sobre las bases de una Guerra Fría que aun sigue vigente. Carece, en cambio, de la posibilidad de sostenerse una vez que el fenómeno se estudia con profundidad.

En la variable tópica de la disidencia, apenas se hallan críticas al capitalismo, ni siquiera en parte de sus prácticas sistémicas, y solo es posible fichar algún que otro llamado individual, de caso muy particular y sin visión de fondo; tampoco se reconoce al bloqueo, cincuentón a estas alturas, como elemento de injerencia, no ya política, sino humana, y se justifican por demás atentados terroristas y posibles invasiones, e incluso el magnicidio. Por contraste, en la variable de supuesta oficialidad hallamos un significativo espectro crítico que, a mi entender, ni siquiera nosotros mismos reconocemos en su justa importancia. Acaso forzados por la necesidad de entrar en el ruedo de la visibilidad mediática, somos también un poco piezas del construccionismo imperialista de última fase. Es una paradoja y no una simple respuesta de desinformación, por tanto, debe resolverse en el propio contexto de la confrontación y, lo que nos falta esencialmente, en el de la estrategia colectiva que integre en la estrategia de defensa nacional las repercusiones de esa crítica, implacable y revolucionaria. Tampoco es un lugar común, sino un vacío cultural que debe trascender los ámbitos de la individualidad.

La blogosfera cubana revolucionaria es absolutamente individual; incluso en los casos de retransmisión viral que a diario se producen, las decisiones son individuales, ya sea por comodidad mecánica, que también la hallamos con mayor frecuencia de lo deseado, ya por asunción consciente del tema que se pone en órbita. No existe, a contrapelo de las acusaciones totalitarias del mercenarismo plattista y sus reproducciones más o menos ingenuas, una estrategia de coordinación de direcciones y, por tanto, una táctica de colocación y defensa de temas cruciales para las actuales circunstancias del proceso revolucionario. La espontaneidad, y la voluntad personal, siguen siendo el motor de producción de contenidos.

También, en su aspecto crítico interno, esa blogosfera cubana muestra numerosos ejemplos de llamados de atención y contundentes críticas a fenómenos y manifestaciones que van a generar conductas antisistémicas, como la depredación del medio ambiente, la invasión del urbanismo, la especulación con el comercio, el transporte y los servicios básicos, y hasta la falta de pertenencia, con su correlativa abulia, de la administración y los trabajadores en sectores vitales como la educación, la salud, la cultura y el deporte y, cómo no, el gobierno. La mayoría de ellas casi invisibles incluso para nosotros mismos, los blogueros, quienes, siquiera por interés individual, algún monitoreo debíamos permitirnos allá por el bloguerío. Y sobre todo invisibles (invisibilizar, estrategia crucial de propaganda negra), para el más amplio receptor de nuestra Internet: el extranjero que a diario recibe el arsenal de Guerra Fría de los monopolios de la información. Y aquí aparece una carencia esencial para la blogosfera: no está al alcance de la mayoría de los internautas cubanos que dependen de redes de intranet o de conexiones agónicamente saturadas, de intolerable lentitud.

Si revisamos unas cuantas muestras de asuntos que han recibido una repercusión viral, descubriremos que, en su inmensa mayoría, responden a sucesos que sirven de pivote a la unitaria “disidencia” procapitalista. Y si bien esta es la esencia de la organizada estrategia subversiva y desestabilizadora, lo cual los amerita en el cumplimiento de su bien definida tarea, es sobre todo un reto que nos corresponde y que seguimos archivando en el casillero de las asignaturas pendientes. Nueva paradoja cuya solución debe ubicarse en la organización de nuestras plataformas de conectividad y nuestras estrategias de retransmisión de contenidos.

Otro elemento contrastante entre ambos esquemas de clasificación de los blogueros cubanos acusa, frente al planteamiento en general homogéneo, con escasas variantes específicas de la autonombrada disidencia, una diversidad de perspectivas en el panorama revolucionario. Se encuentran así, desde aquellas que se ubican en una localidad geográfica, con sus sucesos e intereses propios, pasando por otras que se enfocan en normas de comportamiento social y manifestaciones culturales y artísticas específicas, hasta quienes se dedican a observar determinados ámbitos especializados de comprensión de la sociedad, como las visiones de género, la diversidad de orientación sexual, la discriminación racial, a mi juicio privilegiada ante otras discriminaciones que no hemos hecho lo suficientemente visibles, y, por último y acaso los de una justa mayor repercusión, aquellos blogs abiertamente dedicados a contrarrestar la contrarrevolución y la injerencia mediática global.

En mi experiencia personal, desde un blog que recibe escasas visitas y en cambio un buen número de réplicas de sus textos originales, he comprobado que el asedio se repliega una vez que el razonamiento y la lógica reclaman el protagonismo de las discusiones. La profundización del juicio, y la asunción sin prejuicios de los problemas reales, ciertos, con su ubicación en contexto y su ejercicio comparativo, ponen en retirada a las huestes maniqueas de exaltados y demuestra hasta qué punto no son la mayoría que se pretenden. Una vez que los lugares comunes de asedio son desmontados, o deconstruidos, como gusta anotar la teoría, la argumentación queda prácticamente anulada y, cuando más, acuden a la cita, a la apropiación paródica o al pastiche directo de lo que han producido las contadas tanquetas pensantes que, dicho sea de paso, cuentan con espacios privilegiados en esos medios masivos de totalitarismo monopólico y, más no faltaba, con un sistema de acceso a Internet que el bloqueo nos prohíbe a todos los que en la Isla trabajamos.

De modo que no estaría de más, desde la propia individualidad que ha marcado al conjunto, emprender, de vez en cuando, algún que otro paseo, /allá por el bloguerío,/ donde a plena luz del día/ vemos un caudal de río/ que se crece en rebeldía/ y, como la linda guajirita de la pieza que me he permitido parodiar, bajo una bucólica condescendencia, nos dice adiós.

La influencia de los blogs en la cultura es tema principal de la post-nencia de Enrique Ubieta

Enrique Ubieta, autor del blog La Isla Desconocida, alude en su ponencia a la influencia de la blogosfera en la cultura de la sociedad. Sobre la blogosfera cubana, en particular, dice que cada blog, cada opinión en la internet tiene una importancia primordial, que entra en un debate permanente en torno a formas de vida, es una guerra cultural, que no se produce en un escenario físico sino en la mente de cada persona.  Aquí vale todo, enfatiza.

Es un debate atravesado por otras circunstancias. La batalla esencial es la que se libra dentro de Cuba, es el pueblo de Cuba nuestro principal lector.

Considera que al incentivarse dentro de Cuba la Internet, ha ido surgiendo toda una estrategia de división interna de la blogosfera, se ha intentado oponernos entre nosotros. Se ha creado la blogosfera de la contrarrevolución, se habla de oficialistas de un lado, independientes del otro. No somos blogueros progubernamentales, somos blogueros revolucionarios. La otra división es la de jóvenes y viejos y el interés por crear figuras más jóvenes que se opongan a las ideas de los que tienen un poco más de edad. A ello se suma el desmontaje del imaginario de izquierda y el intento por sustituirlo.

Sobre el socialismo considera que este sistema se forja para llegar a una sociedad mejor, no para volver al capitalismo y debemos fomentar la diversidad, una diversidad auténtica que refleje la vida del país. Todos los blogs

legítimos, todo lo que sea culturalmente auténtico es revolucionario y aporta, es un puntal dentro de la sociedad. Ahora, tenemos que saber qué es lo que vamos a escribir, sobre qué y por qué escribo y a quién vamos a escribir, tener identificados nuestros potenciales lectores.

Refiere el monopolio mediático.

Cada opinión vertida en Internet es importante, porque interactúan y participan en un debate permanente en cuanto a formas de vida.

Es una guerra cultural, hay que utilizar el lenguaje bélico, no queda otra alternativa.

Tratan de imponer códigos de pensamientos. Esta guerra se sucede en la mente de cada persona, no en un escenario físico.

Aquí vale todo. Una persona es importante, si conversamos con cinco personas es bueno, si conversamos con una es bueno, si alcanzamos a 100 mejor.

Muy cerca de las costas cubanas está instalada la tecnología más desarrollada del mundo.

Es una cuestión de carácter interno y externo. Pero Ubieta prefiere tratarlo desde lo interno. Lo que piensa cada uno de los cubanos.

Cuando escribe algo en su blog no piensa en convencer a alguien que está opuesto al sistema socialista, habla para una tercera persona, con argumentos que quedaron fuera de la contextualización de aquel elemento.

Se ha llevado con toda intención esa guerra cultural al terreno de la Internet, al terreno de la blogosfera.

Somos blogueros que defendemos un sistema social, no a un gobierno. Estamos en contra de los Ministros corruptos.

La blogosfera cubana no es un equipo de pelota, somos un país, y en un país hay personas dedicados a la filatelia, al culto, a cualquier tipo de tema, o cultivar los sentimientos del amor.

Todos esos blogs son legítimos. Cuando Martí hablaba de Revolución y trataba de unir a todos los cubanos.

Todo lo que sea culturalmente auténtico es revolucionario.

A qué público queremos llegar y qué queremos escribir.

Ubieta sabe que no le van a leer tantas personas como a Silvio Rodríguez, pero sabe a quien quiere escribir y con quien quiere conversar.

Sabe por qué escribe y por qué escribe. Todos los blogs no tienen que ser blogs de noticias, ni de poesía, ni de fotografía.

El papel genocida de la OTAN (Quinta parte)

El 9 de marzo del año actual bajo el título “La OTAN, la guerra, la mentira y los negocios” publiqué una nueva Reflexión sobre el papel de esa organización bélica.
Selecciono los párrafos fundamentales de aquella Reflexión:
“Como algunos conocen, en septiembre de 1969, Muammar Al-Gaddafi, un militar árabe beduino de peculiar carácter e inspirado en las ideas del líder egipcio Gamal Abdel Nasser, promovió en el seno de las Fuerzas Armadas un movimiento que derrocó al Rey Idris I de Libia, un país desértico casi en su totalidad y de escasa población, situado al norte de África, entre Túnez y Egipto.”
“Nacido en el seno de una familia de la tribu beduina de pastores nómadas del desierto, en la región de Trípoli, Gaddafi era profundamente anticolonialista.”
“…los adversarios de Gaddafi aseguran que se destacó por su inteligencia como estudiante; fue expulsado del liceo por sus actividades antimonárquicas. Logró matricularse en otro liceo y después graduarse en leyes en la Universidad de Bengasi a los 21 años. Ingresa después en el Colegio Militar de Bengasi donde creó lo que se denominó el Movimiento Secreto Unionista de Oficiales Libres, concluyendo posteriormente sus estudios en una academia militar británica.”
“Había iniciado su vida política con hechos incuestionablemente revolucionarios.
“En marzo de 1970, tras manifestaciones masivas nacionalistas, logró la evacuación de los soldados británicos del país y, en junio, Estados Unidos desalojó la gran base aérea cerca de Trípoli, entregada a instructores militares egipcios, país aliado a Libia.
“En 1970, varias compañías petroleras occidentales y sociedades bancarias con participación de capitales extranjeros fueron afectadas por la Revolución. A fines de 1971, la famosa British Petroleum corrió la misma suerte. En el área agropecuaria todos los bienes italianos fueron confiscados, los colonos y sus descendientes expulsados de Libia.”
“El líder libio se enfrascó en teorías extremistas que se oponían tanto al comunismo como al capitalismo. Fue una etapa en la que Gaddafi se dedicó a la teorización, que no tiene sentido incluir en este análisis, aunque sí señalar que en el artículo primero de la Proclama Constitucional de 1969 se establecía el carácter “Socialista” de la Jamahiriya Árabe Libia Popular.
“Lo que deseo enfatizar es que a Estados Unidos y sus aliados de la OTAN nunca le interesaron los derechos humanos.
“La olla de grillos que tuvo lugar en el Consejo de Seguridad, en la reunión del Consejo de Derechos Humanos con sede en Ginebra, y en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, fue puro teatro.”
“El imperio pretende ahora […] intervenir militarmente en Libia y golpear la ola revolucionaria desatada en el mundo árabe.”
“Promovida la latente rebeldía libia por los órganos de inteligencia yanki, o por los errores del propio Gaddafi, es importante que los pueblos no se dejen engañar, ya que muy pronto la opinión mundial tendrá suficientes elementos para saber a qué atenerse.”
“Libia, igual que muchos países del Tercer Mundo, es miembro del Movimiento de Países No Alineados, del Grupo de los 77 y otras organizaciones internacionales, a través de las cuales se establecen relaciones independientemente del sistema económico y social de cada Estado.
“A grandes rasgos: la Revolución en Cuba, inspirada en principios Marxistas-Leninistas y Martianos, había triunfado en 1959 a 90 millas de Estados Unidos, que nos impuso la Enmienda Platt y era propietario de la economía de nuestro país.
“Casi de inmediato, el imperio promovió contra nuestro pueblo la guerra sucia, las bandas contrarrevolucionarias, el criminal bloqueo económico, y la invasión mercenaria de Girón, custodiada por un portaaviones y su infantería de marina lista para desembarcar si la fuerza mercenaria obtenía determinados objetivos.”
“Todos los países latinoamericanos, con la excepción de México, participaron del criminal bloqueo que todavía perdura, sin que nuestro país jamás se rindiera.”
“En enero de 1986, esgrimiendo la idea de que Libia estaba detrás del llamado terrorismo revolucionario, Reagan ordenó romper relaciones económicas y comerciales con ese país.
“En marzo del año 1986, una fuerza de portaaviones en el Golfo de Sirte, dentro de aguas consideradas nacionales por Libia, desató ataques que ocasionaron la destrucción de varias unidades navales provistas de lanzamisiles y de sistemas de radares de costa que ese país había adquirido en la URSS.
“El 5 de abril, una discoteca en Berlín Occidental, frecuentada por soldados de Estados Unidos, fue víctima de explosivos plásticos, en el que tres personas murieron, dos de ellas militares norteamericanos y muchos fueron heridos.
“Reagan acusó a Gaddafi y ordenó a la Fuerza Aérea que diera respuesta. Tres escuadrones despegaron de los portaaviones de la VI Flota y bases en el Reino Unido, atacaron con misiles y bombas siete objetivos militares en Trípoli y Bengasi. Alrededor de 40 personas murieron, 15 de ellas civiles […] cuando un misil impactó directamente en la residencia (del líder libio), su hija Hanna murió y otros dos hijos resultaron heridos. El hecho recibió un amplio rechazo; la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución de condena por violación de la Carta de la ONU y el Derecho Internacional. Igual hizo en términos enérgicos el Movimiento de Países No Alineados, la Liga Árabe y la OUA.
“El 21 de diciembre de 1988, un Boeing 747 de la compañía Pan Am que volaba de Londres a Nueva York se desintegró en pleno vuelo por el estallido de una bomba…”
“Las investigaciones, según los yankis, implicaban a dos agentes de la inteligencia Libia.”
“Una leyenda tenebrosa se fabricó contra él con la participación de Reagan y Bush padre.”
“El Consejo de Seguridad le había impuesto sanciones a Libia que comenzaron a superarse cuando Gaddafi aceptó someter a juicio, con determinadas condiciones, a los dos acusados por el avión que estalló sobre Escocia.
“Delegaciones libias comenzaron a ser invitadas a reuniones intereuropeas. En julio de 1999 Londres inició el restablecimiento de relaciones diplomáticas plenas con Libia, después de algunas concesiones adicionales.”
“El 2 de diciembre, Massimo D’Alema, primer ministro italiano, realizó la primera visita de un jefe de gobierno europeo a Libia.
“Desaparecida la URSS y el campo socialista de Europa, Gaddafi decidió aceptar las demandas de Estados Unidos y la OTAN.”
“A inicios del 2002, el Departamento de Estado informó que estaban en curso conversaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Libia.”
“Al iniciarse el año 2003, en virtud del acuerdo económico sobre indemnizaciones alcanzado entre Libia y los países demandantes, Reino Unido y Francia, el Consejo de Seguridad de la ONU levantó las sanciones de 1992 contra Libia.
“Antes de finalizar el 2003, Bush y Tony Blair informaron de un acuerdo con Libia, país que había entregado a expertos de inteligencia del Reino Unido y Washington documentación de los programas no convencionales de armas, así como misiles balísticos con un alcance superior a 300 kilómetros. […] Era el fruto de muchos meses de conversaciones entre Trípoli y Washington, como reveló el propio Bush.
“Gaddafi cumplió sus promesas de desarme. En pocos meses Libia entregó las cinco unidades de misiles Scud-C con un alcance de 800 kilómetros y los cientos de Scud-B, cuyo alcance sobrepasaba los 300 kilómetros en misiles defensivos de corto alcance.
“A partir de octubre de 2002 se inició el maratón de visitas a Trípoli: Berlusconi, en octubre de 2002; José María Aznar, en septiembre de 2003; Berlusconi de nuevo en febrero, agosto y octubre de 2004; Blair, en marzo de 2004; el alemán Schröeder, en octubre de ese año; Jacques Chirac, en noviembre de 2004.”
“Gaddafi recorrió triunfalmente Europa. Fue recibido en Bruselas en abril de 2004 por Romano Prodi, presidente de la Comisión Europea; en agosto de ese año el líder libio invitó a Bush a visitar su país; Exxon Mobil, Chevron Texaco y Conoco Philips ultimaban la reanudación de la extracción de crudo a través de joint ventures.
“En mayo de 2006, Estados Unidos anunció la retirada de Libia de la lista de países terroristas y el establecimiento de relaciones diplomáticas plenas.
“En 2006 y 2007, Francia y Estados Unidos suscribieron acuerdos de cooperación nuclear con fines pacíficos; en mayo de 2007, Blair volvió a visitar a Gaddafi en Sirte. British Petroleum firmó un contrato ‘enormemente importante’ según se declaró para la exploración de yacimientos de gas.
“En diciembre de 2007, Gaddafi realizó dos visitas a Francia y firmó contratos de equipamientos militares y civiles por valor de 10 000 millones de euros; y a España, donde se entrevistó con el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. Contratos millonarios se suscribieron con importantes países de la OTAN.
“¿Qué es lo que ahora ha originado la retirada precipitada de las embajadas de Estados Unidos y los demás miembros de la OTAN?
“Todo resulta sumamente extraño.
“George W. Bush, padre de la estúpida guerra antiterrorista, declaró el 20 de septiembre de 2001 a los cadetes de West Point ‘Nuestra seguridad requerirá […] la fuerza militar que ustedes dirigirán, una fuerza que debe estar lista para atacar inmediatamente en cualquier oscuro rincón del mundo. Y nuestra seguridad requerirá que estemos listos para el ataque preventivo cuando sea necesario defender nuestra libertad…’.”
“Debemos descubrir células terroristas en 60 países o más […] Junto a nuestros amigos y aliados, debemos oponernos a la proliferación y afrontar a los regímenes que patrocinan el terrorismo, según requiera cada caso.”
Añado hoy que Afganistán un país tradicionalmente rebelde, fue invadido; las tribus nacionalistas antaño aliadas de Estados Unidos en su lucha contra la URSS, fueron bombardeadas y masacradas. La guerra sucia se extendió por el mundo. Irak fue invadido con pretextos que resultaron falsos, sus abundantes recursos petroleros pasaron a manos de empresas yankis, millones de personas perdieron sus empleos y fueron obligadas a desplazarse dentro o fuera del país, sus museos fueron saqueados e incontables ciudadanos perdieron la vida o fueron masacrados por los invasores.
Volviendo a la Reflexión, señalé:
“Un despacho de la AFP procedente de Kabul […] revela que: ‘El año pasado fue el más letal para los civiles en nueve años de guerra entre los talibanes y las fuerzas internacionales en Afganistán, con casi 2 800 muertos, un 15% más que en 2009, indicó el miércoles un informe de la ONU, que subraya el costo humano del conflicto para la población’.”
“Con 2 777 exactamente, el número de civiles muertos en 2010 aumentó en 15% con respecto a 2009, indica el informe anual conjunto de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán….”
“El presidente Barack Obama expresó el 3 de marzo su ‘profundo pesar’ al pueblo afgano por los nueve niños muertos, y también lo hicieron el general estadounidense David Petraeus, comandante en jefe de la ISAF, y el secretario de Defensa, Robert Gates.”
“…el reporte de la UNAMA destaca que el número de civiles muertos en 2010 es cuatro veces superior a los soldados de las fuerzas internacionales caídos en combate en ese mismo año.”
En lo que se refiere a Libia, señalé:
“Durante 10 días, en Ginebra y en Naciones Unidas, se pronunciaron más de 150 discursos sobre violaciones de los derechos humanos que fueron repetidos millones de veces por televisión, radio, Internet y la prensa escrita.
“El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en su intervención del pasado 1º de marzo de 2011 ante los Ministros de Relaciones Exteriores reunidos en Ginebra, expresó:
“La conciencia humana rechaza la muerte de personas inocentes en cualquier circunstancia y lugar. Cuba comparte plenamente la preocupación mundial por las pérdidas de vidas de civiles en Libia y desea que su pueblo alcance una solución pacífica y soberana a la guerra civil que allí ocurre, sin ninguna injerencia extranjera, y que garantice la integridad de esa nación.”
“Si el derecho humano esencial es el derecho a la vida, ¿estará listo el Consejo para suspender la membresía de los Estados que desaten una guerra?
“¿Suspenderá a los Estados que financien y suministren ayuda militar empleada por el Estado receptor en violaciones masivas, flagrantes y sistemáticas de los derechos humanos y en ataques contra la población civil, como las que ocurren en Palestina?
“¿Aplicará esa medida contra países poderosos que realicen ejecuciones extrajudiciales en territorio de otros Estados con empleo de alta tecnología, como municiones inteligentes y aviones no tripulados?
“¿Qué ocurrirá con Estados que acepten en sus territorios cárceles ilegales secretas, faciliten el tránsito de vuelos secretos con personas secuestradas o participen de actos de tortura?”
“Estamos contra la guerra interna en Libia, a favor de la paz inmediata y el respeto pleno a la vida y los derechos de todos los ciudadanos, sin intervención extranjera, que solo serviría a la prolongación del conflicto y los intereses de la OTAN.”
Ayer 31 de octubre se produjo un hecho que, como tantos otros, testimonia la falta total de ética en la política yanki.
La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, acababa de adoptar una decisión valiente: otorgar al pueblo heroico de Palestina el derecho a participar como miembro activo en la UNESCO; 107 estados votaron a favor, 14 en contra, 52 se abstuvieron de votar. Todos conocemos perfectamente por qué.
La representante de Estados Unidos en esa institución, siguiendo instrucciones del premio Nobel de la Paz, declaró de inmediato que a partir de ese instante su país suspendía toda ayuda económica a la organización, destinada por la ONU a la educación, la ciencia y la cultura.
El acento dramático con que la dama anunció la decisión era totalmente innecesario. Nadie se sorprendió con la esperada y cínica decisión.
Mas, si fuese todavía poco, bastaría el cable de la AFP fechado en Washington la tarde de hoy a las 16:05:
“‘Tras la cumbre del G20 (…) el presidente (Obama) y el presidente Sarkozy participarán en una ceremonia en Cannes para celebrar la alianza entre Estados Unidos y Francia’, indicó la presidencia estadounidense, precisando que los dirigentes se encontrarán también con ‘soldados estadounidenses y franceses que han participado juntos en la operación’ en Libia.”
Proseguirá próximamente.

Fidel Castro Ruz

Noviembre 1 de 2011

4 y 32 p.m.

Cuba ya sufrió el capitalismo

Manuel E. Yepe

Los cambios que están teniendo lugar en Cuba al calor de las reformas promovidas por el Partido Comunista y el gobierno de la Isla son objeto de constantes anatemas por parte de la prensa corporativa estadounidense, en cuya vanguardia milita el vocero principal del gobierno invisible de  la superpotencia, el Wall Street Journal.

Mientras otros medios corporativos de occidente mantienen sus ataques contra la revolución cubana argumentando que el proceso de actualización del socialismo que ahora tiene lugar conduce al capitalismo, el WSJ asegura que eso es lo que Cuba quiere hacer ver.

Da por ciertas las mentiras de los demás y se dedica a demostrar que la Isla engaña al mundo pretendiendo que ha cambiado el rumbo.

La columnista Mary Anastasia O’Grady, en comentario titulado ¿Cuba se está volviendo capitalista? (Is Cuba Going Capitalist?) asegura que “esta no es la primera vez que se nos dice que la economía comunista, paralizada desde 1959, está en vísperas de revertir su rumbo”, pero “la idea de que esto es capitalismo sería graciosa si no fuera tan triste”, como si alguien en Cuba hubiera abogado alguna vez por un regreso a aquel pasado ignominioso.

El periódico de la oligarquía financiera estadounidense asegura que el propósito de las reformas económicas cubanas es gravar con impuestos a las transacciones del mercado negro y se refiere a éste como si fuera algo inexistente en su propio país al censurar que el gobierno cubano lo haya permitido y ahora quiera poner orden en su casa.

Ignora el volumen alarmante de la economía subterránea en Estados Unidos pese a la severidad con que se proyectan y actúan las muy temidas autoridades represivas diseñadas para evitarla y castigar las transacciones ilícitas.

Un artículo publicado en abril de 2009 en el Milwaukee Journal-Sentinel firmado por Kathleen Gallagher, relataba una investigación realizada por la Universidad de Wisconsin-Madison, según la cual mientras la economía global lucha por sobrevivir, la economía sumergida se desarrolla impetuosamente en Estados Unidos.

“Los ingresos no declarados en Estados Unidos se han expandido hasta ser de 2,25 billones de dólares creando una relación entre los ingresos no declarados y el ingreso bruto que se está acercando a los niveles máximos de la época de la Segunda Guerra Mundial,” según la investigación.

Se está creando a nivel federal un pasivo por impuestos no pagados de más de 600 millones de dólares y la profundización de la recesión ha reducido las oportunidades de empleo regular e impulsado el crecimiento de actividades laborales no declaradas, asegura la indagación.

También revela que “había 824 millones de dólares en efectivo circulando en ese mercado negro – lo suficiente para dar a cada hombre, mujer y niño en el país $2.700 en efectivo; o $1.750 si se toma en cuenta que un tercio de la moneda estadounidense circula en el exterior”.

La articulista del Wall Street Journal que cito al inicio de este comentario jamás podrá comprender, y mucho menos explicar, cómo es que en Cuba se puede hacer el reordenamiento de la fuerza laboral sin recurrir a  “terapias de choque” o a paquetes de medidas que descarguen la crisis sobre las mayorías de bajos ingresos que son las que sufren con mayor intensidad los recortes de los gastos sociales y son las que apoyan con mayor firmeza las protestas y las manifestaciones populares y estudiantiles que los cuerpos de policía al servicio de las oligarquías reprimen con violencia.

No es capaz de entender que el crecimiento del sector no estatal de la economía en Cuba no signifique la privatización de la propiedad social. Mucho menos puede concebir que la ampliación y flexibilización del trabajo en el sector no estatal sirva al desarrollo del modelo socialista en Cuba al liberar de cargas administrativas al Estado y contribuir con el aporte agregado de sus obligaciones  tributarias, a hacer viable la garantía a toda la población de los sistemas de salud y educación; seguridad y asistencia sociales; de  cultura, ciencia y deportes; la defensa y la seguridad de la Nación, así como de las demás conquistas del pueblo en revolución.

Cuba conoció el capitalismo, lo sufrió y se rebeló contra ese injusto sistema socio-político, al que identifica como responsable del deplorable estado del mundo actual.

Los cubanos están a favor de los cambios que sean necesarios en sus proyectos y los emprenden sin miedo. Pero el regreso al pasado capitalista no lo aceptarían, ¡jamás!

(Cubaperiodistas.cu)

A %d blogueros les gusta esto: