Cámara de Comercio de EE.UU. optimista por promisorios nexos con Cuba

11327587w_r900x493

El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, manifestó su optimismo por las potencialidades de la creciente actividad económica con Cuba.

Durante un discurso anual sobre las perspectivas para 2016, en la sede del grupo de empresarios, en esta capital, el funcionario vaticinó que la economía estadounidense crecerá este año un dos por ciento. Por otra parte, el empresario calificó como “muy significativo” el incremento de la actividad comercial y de viajes con Cuba desde que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el inicio del proceso para el restablecimiento de relaciones diplomáticas, oficializadas a partir del 20 de julio pasado. Admitió que “aún hay actividades importantes que deben ser atendidas” y se mostró escéptico ante la posibilidad de que el Congreso legisle este año un posible levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la mayor de las Antillas en 1962. Hace dos días, durante el discurso sobre el estado de la Unión, Obama volvió a exhortar al Capitolio a derogar las prohibiciones que por ley mantienen imposibilitada una relación comercial normal y directa entre ambas naciones. Donohue, una de las voces más activas en pos de la normalización de vínculos bilaterales entre Washington y La Habana, visitó la isla en 1999 y en 2014, momentos en que insistió en la necesidad de dar paso a un nuevo capítulo en las relaciones entre las dos naciones. El 10 de abril pasado se entrevistó en Panamá con el mandatario cubano, en el marco de la VII Cumbre de las Américas. A fines de septiembre, la Cámara de Comercio estadounidense anunció la creación del Consejo de Negocios Estados Unidos-Cuba, con el objetivo de “construir una relación comercial fuerte y estratégica” entre los dos países, aseguró el propio Donohue. En lo que va de año, varias delegaciones de congresistas, senadores y hombres de negocios viajaron a La Habana para explorar nuevas oportunidades de comercio, sobre todo, en el ámbito de la agricultura. Asimismo, en el órgano legisltivo estadounidense se presentaron varias iniciativas dirigidas a modificar la aplicación del bloqueo y desmantelar la prohibición de viajes de ciudadanos norteamericanos a Cuba. En opinión del gobierno cubano, el cerco económico, comercial y financiero impuesto por Washington constituye el principal obstáculo para la completa normalización de los vínculos.

Tomado de PL

 

Congresistas de EU impulsan ley para levantar embargo a Cuba

El congresista republicano Tom Emmer y la demócrata Kathy Castor presentaron hoy la iniciativa de la “Ley de Comercio con Cuba 2015” que permitiría a empresas privadas de EU comerciar libremente con la isla

Esta es la segunda iniciativa legislativa que promueve el Congreso de EU para desmontar el embargo sobre la isla desde que la semana pasada se reanudaran oficialmente las relaciones diplomáticas Foto: Reuters/Archivo

Esta es la segunda iniciativa legislativa que promueve el Congreso de EU para desmontar el embargo sobre la isla desde que la semana pasada se reanudaran oficialmente las relaciones diplomáticas Foto: Reuters/Archivo

El congresista republicano de Estados Unidos Tom Emmer y la demócrata Kathy Castor impulsaron hoy un proyecto de ley para acabar con el embargo económico que pesa sobre Cuba desde hace casi 55 años y permitir a las empresas privadas estadounidenses comerciar libremente con la isla.

“El día de hoy marca un nuevo y emocionante capítulo para las relaciones entre Estados Unidos y Cuba”, subrayó en un comunicado Emmer, representante del estado agrícola de Minesota, que defiende el fin del embargo frente a la fiera oposición de los líderes de la bancada republicana en el Congreso.

La iniciativa legislativa, bautizada como “Ley de Comercio con Cuba 2015” y apoyada por otros legisladores, llega una semana después de que Cuba y EU decidieran reabrir sus embajadas y hacer efectiva la restauración diplomática anunciada hace siete meses, el 17 de diciembre de 2014, por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

El proyecto de ley bipartidista busca facilitar el comercio de las empresas entre ambos países, pero establece un requisito: que el dinero de los contribuyentes no pueda ser usado para promover el desarrollo de estos nuevos mercados.

Para avanzar en el histórico deshielo, el legislador republicano aseguró que la nueva ley mejorará la posición de EU en la región, dando al país “un asiento en la mesa para promover una mejora en las transformaciones políticas de Cuba”.

En el mismo sentido, la demócrata Kathy Castor consideró que levantar el embargo, que depende exclusivamente del Congreso, permitirá avanzar en derechos humanos y mejorar económicamente la situación de las familias y empresarios de ambos lados del estrecho de Florida, que separa este estado de Cuba.

“(La ley) no sólo proporcionará un impulso económico aquí en casa, sino que también ayudará a la economía cubana y a su gente florecer”, destacó la legisladora en un comunicado.

Esta es la segunda iniciativa legislativa que promueve el Congreso de EU para desmontar el embargo económico sobre la isla desde que la semana pasada se reanudaran oficialmente las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos.

El jueves pasado un comité del Senado estadounidense aprobó una iniciativa legal que mantenía desde enero en el cajón de propuestas pendientes, al parecer a la espera sólo de que se confirmara la noticia de la reanudación de relaciones.

La medida, presentada como una enmienda dentro de un proyecto de ley más amplio de financiación del gobierno, fue aprobada por el Comité de Gastos del Senado con el apoyo de varios legisladores de la oposición republicana, que goza de la mayoría en las dos cámaras del Capitolio federal.

(Tomado de El Universal )

El Congreso de EE.UU. y la pugna sobre las relaciones con Cuba

eua_congresoElementos conservadores en el Congreso norteamericano insisten en revertir el nuevo curso de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, a pocos días del restablecimiento de los nexos diplomáticos y la apertura de las respectivas embajadas.

A pesar de que no constituye una prioridad en la agenda legislativa, el tema está latente en el Capitolio -a punto de iniciar su receso de verano- donde coexisten alrededor de una decena de proyectos con diversos enfoques sobre aspectos claves de los vínculos entre La Habana y Washington.

Los principales líderes republicanos aseguran que lucharán para obstaculizar el proceso de deshielo iniciado el 17 de diciembre de 2014, cuando el presidente cubano, Raúl Castro, y su homólogo, Barack Obama, anunciaron su meta de avanzar hacia una nueva era entre las dos naciones.

En este contexto, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, señaló esta semana a la cadena Fox News que la Administración tendrá serios obstáculos para lograr que el Congreso levante las sanciones unilaterales contra Cuba.

McConnell dijo además que es improbable que sus correligionarios confirmen a cualquier personalidad que Obama nomine como embajador en La Habana, y -en sentido contrario a lo que dicen muchos de sus colegas de uno y otro bando- estima que “existe una oposición sustancial en el Capitolio a la política del mandatario hacia la isla”.

Una postura similar sostiene el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien en reiteradas ocasiones en los últimos meses expresó su rechazo a las nuevas proyecciones de Obama respecto a la mayor de las Antillas.

Pero a juzgar por lo que dicen sus propios protagonistas, las intenciones del liderazgo del partido rojo no son tan fáciles de llevar a la práctica.

Al menos así piensa el senador republicano Lindsey Graham, quien reconoció recientemente que le parece políticamente imposible obtener los votos necesarios para bloquear en la Cámara alta los fondos para abrir una embajada estadounidense en Cuba.

El también precandidato a las presidenciales de 2016 -contrario a los vínculos con la isla- señaló que no está seguro que la mayoría de los legisladores de su agrupación partidista estén a favor de esta medida.

Sin embargo, Graham señaló que continuará sus esfuerzos contra la política de la Casa Blanca en este tema, en lo que resta del proceso de debate en otras instancias senatoriales.

A pesar de la fuerte oposición de este político conservador y otros prominentes republicanos, muchos dentro de dicho partido apoyan el nuevo curso dado por Obama a los nexos con la mayor de las Antillas.

Entre ellos están los senadores Jeff Flake y Mike Enzi, quienes presentaron un proyecto de ley a mediados de mayo, con el fin de estimular los negocios de las compañías estadounidenses de comunicaciones en la isla caribeña, que se suman a otras propuestas similares.

Prominentes figuras estadounidenses -demócratas y republicanas- que visitaron Cuba en los últimos meses, aseguran que existe consenso bipartidista en el Legislativo para eliminar las sanciones unilaterales contra Cuba.

Además, el propio vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, afirmó hace apenas unos días que hay un fuerte apoyo en el Capitolio para lograr el objetivo de Obama de levantar el bloqueo.

Un alto funcionario del Departamento de Estado, que prefirió mantener el anonimato, señaló al diario The Hill que sería contraproducente una decisión de los miembros del Congreso contraria a la nueva política del gobernante estadounidense hacia la mayor de las Antillas.

El 20 de julio se restablecerán las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, y tendrá lugar la ceremonia de apertura de la embajada cubana en Washington, lo que según la cancillería de la isla marca la conclusión de una primera fase en el reacercamiento bilateral.

Las autoridades cubanas reiteran que en el proceso hacia la normalización de los vínculos el principal escollo es el bloqueo económico, comercial y financiero.

La Habana también reclama discutir la devolución del territorio ilegalmente ocupado por la base naval norteamericana en Guantánamo, en el este de la isla, el cese de las transmisiones ilegales de radio y televisión, así como el desmontaje de las acciones subversivas contra Cuba.

La parte norteamericana demanda discutir, entre otros puntos, la eventual indemnización por las nacionalizaciones de compañías de ese país tras el triunfo de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959.

El Gobierno isleño señaló su disposición a analizar este y cualquier otro asunto pendiente.Sin embargo, a la vez demanda la reparación a los daños y perjuicios ocasionados por las sanciones unilaterales de Washington y por una larga lista de acciones agresivas de sucesivas administraciones contra los cubanos que ocasionaron pérdidas millonarias y la muerte de varios miles de personas.  /Roberto Garcia Hernandez, Prensa Latina.

Senadores EE.UU. piden en La Habana cese de bloqueo contra Cuba

Foto: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Foto: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

La mayoría de los congresistas y los ciudadanos estadounidenses apoyan el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba y el levantamiento del bloqueo económico contra la isla, dijo hoy aquí el senador demócrata norteamericano Patrick Leahy.

Leahy, presidente pro témpore emérito de la Cámara alta, encabeza una delegación que visita la nación caribeña desde el jueves pasado, integrada por su correligionario Benjamin Cardin, de Maryland, la figura de más alto rango de su partido en el Comité de Relaciones Exteriores de dicho hemiciclo, así como el republicano por Nevada, Dean Heller.

El legislador agregó que existe un fuerte debate en el Capitolio sobre las sanciones anticubanas, pero expresó su certeza de que triunfarán quienes favorecen los vínculos normales con la mayor de las Antillas, pues solo una minoría se opone a la eliminación de las medidas punitivas.

El senador por Vermont añadió que “estamos en el camino correcto iniciado por el presidente cubano, Raúl Castro, y el mandatario Barack Obama el 17 de diciembre pasado”, cuando anunciaron su deseo de restablecer relaciones e iniciar un proceso hacia la normalización de los nexos bilaterales.

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

Desde entonces hasta hoy visité tres veces a Cuba, conversé con los cubanos a todos los niveles y soy testigo de que en ese tiempo hubo cambios muy positivos acá, agregó Leahy, quien está seguro que la apertura de las embajadas respectivas en Washington y La Habana tendrá lugar “muy pronto”.

Este es un proceso que debimos iniciar hace mucho tiempo, porque fue un error la política de bloqueo mantenida contra el Gobierno de La Habana durante más de medio siglo, una medida que fracasó y fue contraproducente para los intereses norteamericanos, añadió.

Por su parte Heller, el único republicano del grupo, resaltó que esta es su primera visita a Cuba y la estancia aquí lo ayudó sobremanera a entender la realidad de la isla y la necesidad de renovar los vínculos bilaterales. “Vine sin ninguna claridad en el tema y es ahora que veo la luz sobre lo que realmente sucede”, añadió.

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Cardin se sumó a sus colegas en cuanto a la necesidad de que el Congreso norteamericano levante el bloqueo contra Cuba, en particular las prohibiciones de viajes de los estadounidenses a la isla, aunque reconoció que existen discrepancias entre ambos Gobiernos que serán abordadas principalmente tras la apertura de las embajadas.

Los visitantes se entrevistaron el viernes con el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, con quien hablaron sobre las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y el debate que tiene lugar actualmente en el Congreso de ese país sobre la eliminación de las restricciones a los viajes y al comercio con la isla caribeña.

También fueron recibidos la víspera en la sede de la Cancillería por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, con quien abordaron asuntos de interés sobre la política exterior cubana, el contexto actual de los vínculos entre Cuba y Estados Unidos y el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas.

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez/ Juventud Rebelde

Durante su estancia en la mayor de las Antillas, Leahy y sus colegas sostuvieron encuentros con cuentapropistas, líderes religiosos locales y embajadores de otras naciones, además de que visitarán hoy la ciudad de Santiago de Cuba, segunda en importancia del país.

De acuerdo con las autoridades cubanas, el principal escollo hacia la normalización plena de los nexos entre ambas naciones es el bloqueo económico impuesto por Washington contra la isla desde hace más de medio siglo y que costó más de un billón 112 mil 534 millones de dólares a los cubanos.

Desde enero de 2015 Cuba y Estados Unidos sostuvieron tres rondas de conversaciones en La Habana y Washington, en las que se abordó como asunto central la reanudación de los vínculos diplomáticos, aunque de forma paralela hubo contactos técnicos sobre temas de interés común.

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

FOTO: Roberto Suárez / Juventud Rebelde

( Tomado de Prensa Latina )

Cuba: El Capitolio Nacional de La Habana abrirá sus puertas a visitas guiadas en julio proximo

Capitolio Nacional de La Habana.  FOTO: Roberto Suárez

Capitolio Nacional de La Habana.
FOTO: Roberto Suárez

El monumental edificio del Capitolio Nacional de La Habana, sometido a obras desde hace más de dos años, abrirá sus puertas a visitas guiadas en julio próximo para mostrar los avances de la restauración, anunció hoy el historiador de la ciudad, Eusebio Leal.

En una rueda de prensa realizada en la capital cubana, Leal explicó que los recorridos por el Capitolio olio se enmarcarán en la iniciativa Rutas y Andares, un programa público que desde 2001 impulsa la Oficina del Historiador de La Habana que él dirige para acercar a las familias al patrimonio del centro histórico de la urbe.

“Van a ser visitas guiadas con un arquitecto, con un restaurador, para que entren a ver la obra de restauración de un lugar tan importante y tan emblemático para Cuba”, informó el historiador, tras subrayar que será “la primera vez” que el público podrá asistir a los trabajos que se realizan en el inmueble.

El Capitolio de La Habana fue inaugurado en 1929, ocupa 43 mil metros cuadrados de una céntrica zona de la ciudad y se considera una réplica casi exacta del estadounidense ubicado en Washington.

Desde 1929 hasta el triunfo de la Revolución albergó el Senado y la Cámara de Representantes de Cuba, y cuando finalice su restauración se espera que sea la sede de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El colosal edificio de clasicismo ecléctico contiene conjuntos escultóricos del italiano Ángelo Zanelli, entre ellos la estatua La República, de casi 15 metros de alto y considerada una de las esculturas más grandes bajo techado del mundo.

Leal adelantó hoy que Cuba podrá mostrar próximamente los yesos originales que Zanelli realizó para el gran friso interior del Capitolio, donados por la familia del artista al patrimonio de Italia, y que tras más de un lustro de gestiones regresarán a la isla con carácter de préstamo.

Según precisó, él mismo encontró las cajas que guardaban esas piezas en un almacén del Museo Garibaldino de Roma, y justo ayer se firmó el ultimo acuerdo que permitirá su traslado a Cuba.

Leal también anunció que Cuba ha recuperado un fusil Winchester de 1873 que perteneció al Titán de Bronce, Antonio Maceo, que permanecía resguardado en el museo municipal de Eskilstuna en Suecia.

El arma fue obsequiada en 1895 por Maceo al ingeniero sueco Ake Sjogren, cuya descendiente Eva Wilson la ha donado oficialmente a Cuba, donde desde el próximo viernes será expuesta en el Museo de la Ciudad de La Habana.

( Tomado de Cubadebate)

CUBA TENDRÁ NUEVA LEY ELECTORAL ¿OTRA ACTUALIZACIÓN DEL MODELO?

Por: Javier Ortiz (Especial para La Joven Cuba)

vallas-elecciones-cuba-2015La noticia de la futura puesta en vigor de una nueva Ley Electoral es una sorpresa a medias. Quienes entienden los mecanismos formales de la política cubana sabían desde 2013 que para colocar a la Asamblea Nacional del Poder Popular en uno de los hemiciclos del Capitolio, había que reducir el número de parlamentarios, actualmente 605.

Esa cantidad lo convierte en el mayor legislativo unicameral del Hemisferio Occidental. El total de sus integrantes supera incluso al conjunto bicameral de los senadores y representantes que componen el Congreso de los Estados Unidos (535).

Una modificación se veía en el horizonte, pero la redacción desde cero de una nueva legislación genera otro tipo de sospechas. Si la nueva Ley de la Inversión Extranjera supuso un cambio en la política hacia el capital foráneo y la reciente Ley Tributaria estrenó un novedoso sistema de impuestos, ¿será la próxima Ley Electoral la premisa para una actualización del modelo político cubano?

Otros hubiesen escrito ‘reforma’ en lugar de ‘actualización’, pero el entusiasmo en el uso de los conceptos suele superar la profundidad real de algunas transformaciones.

El General de Ejército Raúl Castro despidió cualquier chance de pluripartidismo en 2012[1], en su discurso de cierre ante la Primera Conferencia Nacional del Partido Comunista. “Defendemos el sistema del partido único frente al juego de la demagogia y la mercantilización de la política. Si hemos escogido soberanamente, con la participación y respaldo del pueblo, la opción martiana del partido único…”

¿Por qué tanto alboroto por otra Ley Electoral en Cuba? Pues la ahora vigente, aprobada en 1992, regula en sus artículos el procedimiento formal para la elección de los diputados nacionales, la selección de los miembros del Consejo de Estado y de su presidente, quien a la vez, es el jefe de Estado y de Gobierno de la República de Cuba.

Ante la falta de mayores detalles, una pregunta: ¿para qué hace falta una nueva Ley Electoral?

Hay que recordar que antes de 1992, los diputados de la Asamblea Nacional no eran elegidos por voto directo, sino a través de segundo grado, por medio de los delegados municipales. Casualmente, la creación de la actual ley electoral coincidió en tiempo con la reforma constitucional de ese año, que modificó gran parte de la Carta Magna de 1976.

El General de Ejército Raúl Castro anunció en febrero de 2013 un próximo cambio en la Ley de Leyes. “Al propio tiempo, no resulta saludable estar reformulando continuamente la Carta Magna de la Nación y como quiera que efectuar una reforma constitucional nos tomará necesariamente un tiempo prudencial.”

El último artículo de esa misma Constitución [2] ordena que, cualquier cambio de importancia al Parlamento, se requiere “la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado al efecto por la propia Asamblea.”

Un detalle que no olvidó el Presidente de Cuba: “Algunas cuestiones pueden modificarse por el propio Parlamento, otras más importantes requieren además la ratificación por el voto favorable de la mayoría de los ciudadanos en referendo.”

Wikipedia prohíbe ediciones desde el Congreso de EE.UU.

140725162336_wikipedia_624x351_wikipedia

Los administradores de Wikipedia, la enciclopedia libre en internet, han impuesto una prohibición de edición de sus páginas desde computadoras en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, después de que algunas fueran usadas para lo que califican de “edición perjudicial persistente”.

El bloqueo de diez días se produjo después de que se hicieron cambios anónimos a información sobre políticos, empresas y acontecimientos históricos como el asesinato de John F. Kennedy.

Una edición hecha en una computadora del Capitolio señalaba que las teorías de conspiración sobre el alunizaje fueron promovidas por el gobierno cubano; otra describía al exsecretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, como un “reptil alienígena”.

Wikipedia permite a cualquier usuario hacer cambios en sus páginas, pero el contenido es monitoreado por voluntarios conocidos como “wikipedistas”.

( Tomado de BBC Mundo )

Cuba: Retorna el Parlamento a su antigua sede

Por Arianna Barredo Ramos

El Capitolio, uno de los iconos arquitectónicos de la ciudad y de los más grandes atractivos turísticos nacionales, volverá a su estado original.

El Capitolio, uno de los iconos arquitectónicos de la ciudad y de los más grandes atractivos turísticos nacionales, volverá a su estado original.

El Capitolio es una obra de gran envergadura, colosal, dividida en segmentos de artes diversas, los bronces, los yesos, los dorados, las carpinterías y el trabajo de la cúpula que es muy complicado, explicó a Prensa LatinaEusebio Leal, Historiador de La Habana.

Iniciada realmente a finales del año pasado, se trata de la restauración más completa que ha tenido el edificio desde su inauguración en 1929, confirmó Mariela Mulet, jefa del Grupo de Inversiones.

Por suerte el Capitolio, situado en una céntrica zona de La Habana, no está estructuralmente en malas condiciones y eso es algo muy beneficioso, pero en el tema de las instalaciones, sí tiene muchos problemas, afirmó.

De acuerdo con la especialista, en este momento se interviene en la cúpula —que por sus proporciones y silueta recuerda la Basílica de San Pedro, en Roma— en cuyos interiores ya se reparan las losas de entresuelo.

Sobre esta restauración, Leal añadió que también están interviniendo en las zonas de los patios y jardines, en las esculturas y preparando todo lo que es el gran ajuar del Salón de los Pasos Perdidos, el conjunto de en-seres, mobiliarios, cortinas, entre otros objetos.

Se restaurará toda la piedra de Capellanía, que por su dureza y homogeneidad es utilizada en diversos trabajos decorativos en el mundo, pero es muy susceptible al clima cubano.

Afirmó que prácticamente está terminada la renovación de las áreas ubicadas debajo de la escalinata monumental, de casi 36 metros de ancho y 28 de largo. Se trata de los almacenes originales de la edificación, que recuperan ahora la función para la cual fueron diseñados.

Al finalizar los 55 escalones, “resguardan” al Capitolio dos estatuas de bronce con pedestal de granito, en proceso de restauración. Son obras del italiano Angelo Zanelli, también autor del friso del Altar de la Patria, que forma parte del monumento en Roma a Víctor Manuel II, primer rey de Italia.

Ambos grupos escultóricos, uno masculino y otro femenino, fundidos por la Fonderia Lagan de Nápoles, en Italia, tienen una altura de más de seis metros cada uno y representan el progreso de la actividad humana y la virtud tutelar del pueblo, respectivamente.

Zanelli es además el escultor de la Estatua de la República, de bronce laminado en oro, que con 17 metros de altura, incluyendo su base de mármol ónix antiguo egipcio, es la tercera del mundo más alta bajo techo, solo superada por el Buda de Oro de Nava, en Japón, y el Memorial Lincoln, en Washington.

En las zonas exteriores, entre las céntricas calles del Paseo del Prado, Dragones, Industria y San José, también se repara y cambia todo el pavimento de granito, dañado en un 80 %.

Igual sucederá con las instalaciones eléctricas, fundamentalmente las farolas. El proyecto de iluminación habrá que hacerlo completamente nuevo, informó la jefa del Grupo de Inversiones.

A la vez, se trabaja en la carpintería y en la reparación de todos los elementos de bronce como las lámparas —sostuvo Mulet— algunas hechas en la Saunier Duval Frisquet, de París, y otras de este metal laminado con oro viejo y cristales dorados con oro al mercurio en la Societé Anonime Bague.

También se refirió al trabajo en las puertas, como las de la entrada con recuadros que re-cogen la historia de Cuba y a los herrajes. La mayoría de estos elementos de bronce se reproducen, gracias al trabajo de cuentapropistas que colaboran con la Oficina del His-toriador, encargada de llevar a cabo esta obra.

El edificio cuenta con 11 ascensores, cuyas puertas de ese metal resultan entre lo más sobresaliente, de los cuales cinco se restauraron y se sustituyeron otros cinco, en tanto uno está pendiente de instalar.

Marilyn Mederos, proyectista general de la obra, indicó que se están quitando los elementos añadidos que nunca tuvo el Capitolio para llevarlo a su estado original, pero con nuevas funciones, actualizando los sistemas de seguridad contra incendios y la climatización.

Explicó que cuando fue sede del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y de la Academia de Ciencias, con otro tipo de funcionamiento, el edificio sufrió modificaciones.

foto-en-el-capitolio1-580x872

Más de 80 años de historia

En el terreno ocupado por el Capitolio, segundo punto más elevado de la ciudad y cuya cúpula fue la quinta más alta del mundo, existía una ciénaga, que luego se transformó en el primer jardín botánico que tuvo la capital.

Con la participación de 8 mil hombres, españoles en su gran mayoría, cubanos y de otras nacionalidades, la obra se construyó en tiempo récord. Inició en 1926 y, a pesar de su inauguración tres años más tarde, el edificio no fue terminado hasta 1931.

Tras su apertura, bajo el gobierno del dictador Gerardo Machado, se convirtió en la sede del Senado y la Cámara de Representantes, luego pasó a ser museo y después acogió al CITMA.

Previo al triunfo de la Revolución, el Capitolio registró una de las historias más misteriosas conocidas de la etapa seudorrepublicana, que según investigadores alcanzó en su momento notoriedad a nivel mundial. Se trata del robo del brillante de 25 quilates que marca el kilómetro cero de la carretera central del país, en marzo de 1946.

Cuenta el periodista Ciro Bianchi que a pesar de la alta seguridad que tenía la piedra preciosa —escogida para engalanar la segunda corona del Zar Nicolás II— solo treinta minutos bastaron a los ladrones para sustraerla.

En su búsqueda participaron en vano 5 000 policías, 2 000 agentes secretos y los técnicos del afamado Gabinete Nacional de Identificación, quienes no encontraron pista alguna para rescatar la joya y capturar a los ladrones.

Quince meses después, reaparecería en el despacho oficial del presidente de la nación, Ramón Grau San Martín.

Sustituido más tarde por una réplica, rodeada de una estrella octogonal diseñada y elaborada con mármoles italianos en diversas tonalidades, el brillante se encuentra en la bóveda del Banco Nacional de Cuba.

Hay otra cosa interesantísima y es que debajo de la cúpula y al pie de la gran Escultura de la República está un recinto que fue creado para honrar al mambí desconocido, expresó Leal. Esa zona la hemos descubierto y estamos trabajando para que el fundamento del Capitolio sea precisamente la vocación de la nación por su libertad, agregó.

Retorna el Parlamento a su antigua sede

Declarado Patrimonio Nacional, el Capitolio se adecua perfectamente porque fue diseñado para una función bicameral, de una parte estaba el Senado y de otra la Cámara de Representantes, señala el Historiador de la Ciudad.

Precisó que la Cámara da el espacio perfecto para la Asamblea Nacional, solo con la modernización de todos los sistemas que hoy conlleva el ejercicio parlamentario, incluyendo una sala de prensa, diseñada originalmente.

Explicó que cuando se retiraron las construcciones foráneas que se hicieron allí y otro tipo de obras posteriores, ha aparecido en toda su magnitud el espacio de la prensa, relacionado con el acceso de los taquígrafos de la época a la sala de sesiones.

Leal puntualizó que se trabaja además, en la sección de lo que va a ser la sede del Parlamento propiamente, es decir, su vida cotidiana, situada al norte del inmueble.

Nosotros priorizamos esa área para que comience a funcionar cuanto antes la Asamblea, la cual ocupará toda la edificación, y entonces poder continuar con la reparación del resto y terminar en el menor tiempo posible, indicó Mulet.

A pesar de sus funciones gubernamentales, el Capitolio seguirá abriendo sus puertas al público en determinados espacios como el Salón de los Pasos Perdidos y la biblioteca, inspirada en la del Vaticano, con paredes en maderas preciosas todas trabajadas con la técnica del machihembrado.

Se trata de un proyecto del país, no solo de la Oficina del Historiador, de la misma manera que el financiamiento proviene del Estado, también están interviniendo otros organismos, aseguró la jefa del Grupo de Inversiones.

El Capitolio, uno de los iconos arquitectónicos de la ciudad y de los más grandes atractivos turísticos nacionales, volverá a su estado original y, como expresa Eusebio Leal, esta es la restauración de una memoria.

(Tomado de Prensa Latina)

Cuba: El Capitolio de la Habana será nuevamente la sede del Parlamento

Cuba restaura el monumental edificio del Capitolio Nacional para devolverlo como sede del Parlamento de la isla, reveló el Historiador de Ciudad de La Habana. FOTO: Roberto Suárez

Cuba restaura el monumental edificio del Capitolio Nacional para devolverlo como sede del Parlamento de la isla, reveló el Historiador de Ciudad de La Habana. FOTO: Roberto Suárez

Cuba restaura el monumental edificio del Capitolio Nacional para devolverlo como sede del Parlamento de la isla, reveló el Historiador de Ciudad de La Habana, Eusebio Leal, citado hoy por medios locales.

Leal se refirió a las obras que se ejecutan en el Capitolio y la reinstalación del Parlamento en el antiguo Capitolio, el miércoles durante la inauguración oficial del célebre Sloppy Joe’s Bar, reabierto al público tras un remozamiento minucioso, informó la agencia estatal de noticias Prensa Latina.

En febrero pasado, en el acto de clausura en la sesión de constitución correspondiente a la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), el presidente cubano Raúl Castro comentó a los diputados que “un día habrá que regresar al Capitolio”.

Las obras de restauración de la emblemática edificación están a cargo de la empresa “Puerto de Carenas” de la Oficina del Historiador y comprenden la cúpula, carpintería, la impermeabilidad de techos y estructuras metálicas, el lustre de lámparas y bronces, según una reciente información de la televisión estatal.

Junto a las labores restauradoras del Capitolio también tienen lugar las del histórico Teatro Martí y la ampliación del Parque Central, que según indicó el historiador Leal deberán concluir para las celebraciones por el 494 aniversario de la fundación de La Habana, el próximo 16 de noviembre.

El Capitolio fue construido en 1929 a un costo de unos 16 millones de dólares y se considera una réplica casi exacta del que ocupa el Congreso de los Estados Unidos, en Washington.

El edificio estuvo destinado a ser sede de las dos cámaras del cuerpo legislativo de la República de Cuba hasta 1959, cuando llegó al poder la revolución liderada por Fidel Castro y fue disuelto el Congreso.

A partir de 1962 se radicó allí la Academia de Ciencias de Cuba y hasta hace algún tiempo también estuvo instalado allí el ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Es una edificación monumental declarada patrimonio nacional que ocupa dos manzanas de la populosa barriada de Centro Habana, y exhibe como rasgos más sobresalientes los hemiciclos y la escalinata que da acceso a la planta principal.

La cúpula que lo corona, con 92 metros, es el segundo punto más elevado de la ciudad, precedido solo por el monumento al prócer independentista José Martí, en la Plaza de la Revolución, y fue en su momento la quinta más alta del mundo.

Situado en una céntrica zona de La Habana, el Capitolio en uno de los iconos arquitectónicos de la ciudad y uno de sus más grandes atractivos turísticos comparable con el Castillo del Morro o la plaza de la Catedral.

http://www.cubasi.cu/

 

Congreso de EE.UU. ratifica política de bloqueo contra Cuba

Washington, 16 dic (PL) El Congreso de Estados Unidos desestimó una propuesta legislativa que hubiera facilitado a Cuba la compra de mercancías estadounidenses.

Líderes en el Capitolio norteamericano, presionados por diputados conservadores de origen cubano, acordaron eliminar la iniciativa presentada por la representante republicana Jo Ann Emerson, para flexibilizar los pagos, que hoy deben hacerse en efectivo y por adelantado.

Una enmienda del Congreso de Estados Unidos aprobó la venta de alimentos a Cuba como excepción, tras el impacto causado por huracanes en la isla en 2001.

La medida mantuvo intacto el bloque económico, comercial y financiero contra Cuba que Washington estableció hace más de medio siglo con un costo para la isla de 975 mil millones de dólares.

Según fuentes congresionales, la enmienda Emerson fue borrada por exigencia de la extrema derecha, como compensación por la eliminación de un acápite incluido en la Ley del Presupuesto para limitar los viajes y remesas de dinero de los cubanos residentes en Estados Unidos a su país de origen.

El representante José Serrano, demócrata por Nueva York y miembro del Comité de Asignaciones de la Cámara, señaló que las restricciones propuestas por el congresista republicano Mario Díaz-Balart habían sido el último obstáculo en las negociaciones sobre el proyecto de ley general para gastos de 2012.

Balart pretendía que las restricciones regresarán al nivel establecido durante el gobierno de George W. Bush, cuando los cubanoamericanos sólo podían viajar a la nación caribeña cada tres años y enviar un máximo de mil 200 dólares anuales en remesas.

El Congreso estadounidense certificó estas resoluciones en las jornadas finales de discusión acerca de una iniciativa de ley federal presupuestaria para el siguiente año. El tema cubano, insertado por Balart, se había convertido en un obstáculo que llegó a bloquear el análisis del proyecto.

La mayoría republicana de la Cámara de Representantes amenazó con presionar nuevamente los párrafos sobre Cuba, si ambos hemiciclos legislativos no alcanzan el entendimiento a la hora de refrendar la versión final del texto.

Organizaciones a favor de flexibilizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba habían demandado al Congreso rechazar el proyecto legal presentado por Díaz-Balart, para limitar los viajes y remesas al archipiélago.

Entre los opuestos a la idea está el Grupo de Estudios Cubanos, integrado principalmente por empresarios originarios de la isla y establecidos en este territorio, recordaron noticiarios.

Kathy Castor, congresista demócrata de Tampa, también llamó a legisladores de su partido y de la formación republicana a eliminar la cláusula, incorporada en junio pasado a un programa de gastos del Tesoro.

A la demanda se sumaron otros defensores de la normativa aprobada por el presidente Barack Obama en 2009 para flexibilizar algunas restricciones a los viajes a Cuba, entre ellos compañías de vuelos.

El bloqueo de Estados Unidos a Cuba constituye una violación del Derecho Internacional y la Carta de Naciones Unidas, y ha sido condenado durante 20 años consecutivo por la Asamblea General de esta organización.

Luis René Fernández, investigador del Centro de Estudios Hemisféricos de la Universidad de La Habana, aclaró recientemente que “no existe comercio, pues lo realizado entre los dos países se limita a la importación por Cuba de productos agropecuarios y alimentos provenientes de Estados Unidos”.

“Es un proceso sujeto a estrictas regulaciones que lo limitan considerablemente  estas transacciones deben ser pagadas en efectivo antes de que las cargas salgan de puertos estadounidenses, un elemento totalmente contrario a las normas internacionales del comercio”, argumentó el experto.

A %d blogueros les gusta esto: