#Miami: Demandas millonarias contra el esposo de #congresista #Ros-Lehtinen y el ex fiscal de los Cinco

JEAN-GUY ALLARD / AVN.- Los Miccosukees, una pequeña tribu indígena vecina de Miami que maneja un casino, han depositado ante un tribunal una demanda por varios millones de dólares en contra del abogado Dexter Lehtinen, esposo de la congresista Ileana Ros-Lehtinen, por haberlos engañado, mientras Guy Lewis, ex fiscal federal en el caso de los Cinco, es denunciado por haber mentido en un caso relacionado.

Dexter Lehtinen, esposo de la representante ultraderechista Ileana Ros-Lehtinen.

Dexter Lehtinen, el conyugue de la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen, fue fiscal federal en Miami hasta que regrese a la profesión de abogado para luego convertirse en virtual gerente de los negocios de los Miccosukees, un clan de apenas 650 miembros, cuyo casino genera ganancias multi millonarias.

En su demanda, los Miccosukees declaran que pagaron $50 millones a Lehtinen como consejero general en las últimas dos décadas, pero que él les llevo a tomar decisiones equivocadas en materia de impuestos lo que provocó costosos enfrentamientos con el Servicio de Rentas Internas.

Situado a unos 50 kilometros de Miami, en los Everglades, la Reservación Indígena Miccosukee se caracteriza por un enorme complejo hotelero rodeado de salas de juego que pone a la disposición de los jugadores un gigantesco casino completo con 1790 tragamonedas y un “Bingo Hall” de 1 250 asientos.

Dexter Lehtinen ostentaba el titulo de “General Counsel” (Asesor General) de la Tribu desde hace años cuando sus clientes, perseguidos por los funcionarios federales por impuestos impagados, lo despidieron.

Lehtinen, de familia finlandesa, es un veterano condecorado de la guerra de Vietnam y un ex fiscal federal por el Sur de la Florida. Enjuició al presidente panameño Manuel Noriega y manejó un controvertido proceso contra el ex alcalde de Hialeah, Raúl Mártinez, que llevo a su dimisión por conflicto de interés.

El exfiscal se casó con Ileana Ros en 1984 después de un primer matrimonio que terminó con un escandaloso juicio donde se expuso que había lanzado a su ex esposa en el medio de una discusión.

En su demanda, la tribu indígena precisa que, por culpa de Lehtinen, unos 250 miembros han sido sometidos a “evaluaciones, intereses y penalidades” de impuestos “en millones de dólares”.

Otros dos abogados, son tambien objetos de denuncias en otro caso relacionado con los Miccosukees: Anthony J. O’Connell Jr., ya fallecido, y Guy Lewis, este mismo que fue fiscal federal, con la Heck-Miller, en el caso de los cinco cubanos que infiltraron grupos terroristas de Miami y que provocó, en un juicio trucado, su condena a altísimas sentencias de prisión.

Lewis ha sido denunciado de haber embolsado unos dos millones de parte de la tribu indígena mientras sus clientes pretenden no tener un centavo para indemnizar a las víctimas de un accidente que provocaron.

Un jurado de Miami ordenó hace dos años a dos indios Miccosukee pagar unos $3.2 millones a un chofer local de camiones por causar la muerte de su esposa en un accidente de carro ocurrido en 1998.

Los dos Miccosukee afirman que no tienen fondos para pagar pero el abogado de la familia de la víctima ha demostrado que era falso al presentar tribunal unos 2 millones en cheques emitidos por la Tribu Miccosukee a favor de Lewis y su asociado.

Lewis enfrenta ahora una multa sustancialmente superior a la cantidad que se embolsó, según lo que decidirá el tribunal en las próximas semanas.

http://www.contrainjerencia.com

 

 

Al menos 40 muertos por explosión de granada dentro de un casino al norte de México

Al menos 40 personas murireron este jueves en un incendio generado por la explosión de una granada en un casino en la ciudad mexicana de Monterrey (norte). El atentado dejó además una docena de heridos y las autoridades atribuyen el hecho al crimen organizado.

La información fue confirmada por la corresponsal de teleSUR en México, Aissa García, que a través de la red social Twitter, y precisó que “el Gobierno acredita el suceso a bandas criminales”.

“El presidente de México Felipe Calderón escribió: ‘Estos repudiables actos nos obligan a todos a perseverar en la lucha contra esas bandas de criminales’”, publicó García en su cuenta @aissateleSUR.

La corresponsal también dijo que este ataque “es considerado el peor suceso de violencia desde 2006”.

Previo a la información de la periodista, el alcalde la ciudad  Fernando Larrazabal, había dicho en una rueda de prensa que el incendio fue provocado por una granada arrojada intencionalmente en el recinto.

Larrazabal -que cuando se pronunció contaban con cifras de 20 muertos confirmados-  también dijo que se teme que el número de víctimas aumente ya que las labores de rescate continúan en las instalaciones del casino.

“La información que tengo es que llevan más de 20 personas muertas”, explicó la autoridad.

Según testigos presenciales, el múltiple homicidio se produjo cuando un hombre entró al casino y arrojó al menos una granada que provocó un incendio.

No obstante, una mujer que sobrevivió al ataque y que dio su testimonio al canal local Milenio Televisión dijo que un comando ingresó al casino Royal Sanjerónimo, roció gasolina y le prendió fuego.

Hasta el momento se han transmitido imágenes en las que se observan grandes nubes de humo que salen del casino por los boquetes que abrieron los bomberos en las paredes para rescatar a los agraviados.

Pese a que ninguna versión ha dado por oficial el nombre de un sospechoso, varios medios impresos señalaron que el caso podría estar relacionado con otros incendios en casinos, que incluso en el mismo estado de Nuevo León, han sido atacados porque sus dueños se han negado a pagar extorsiones a bandas de narcotraficantes.

Paralelo a este incendio, también se informó sobre otro ataque a un casino en la vecina ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila, donde según la Secretaría de Seguridad Pública federal se libra una disputa entre carteles de delincuencia organizada para controlar una ruta de tráfico de drogas.

El estado de Nuevo León es uno de los escenarios más afectados por las pugnas entre narcotraficantes, que junto con los operativos de las fuerzas de seguridad han dejado un saldo de más de 41 mil muertos desde diciembre de 2006, cuando el gobierno de Felipe Calderón  puso en marcha una estrategia para combatirlos con la participación del Ejército.

A %d blogueros les gusta esto: