Philip Agee, el agente CIA que espió a Ecuador y lo contó todo

Philip Agee

Philip Agee

Tuvo el valor, en 1967, de abandonar una agencia que se caracterizaba por su apoyo criminal a dictaduras sanguinarias. Contaba que tomó esa decisión de manera definitiva cuando, estando en un restaurante de México, vio a una amiga estallar en lágrimas al conocer la noticia de la muerte del Che.

Ahí está representada, en una sola imagen, toda la nobleza del personaje que falleció a los 73 años de edad, el 7 de enero en 2008, en  La Habana, en esta tierra de Cuba desde donde seguía denunciando las actividades terroristas y subversivas desarrolladas por los servicios de inteligencia de los Estados Unidos contra gobiernos y líderes progresistas del continente.

Phillip B. Agee, ciudadano estadounidense, fue oficial de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en América Latina durante doce años hasta que abandonó sus filas en 1969 por motivos de conciencia. Ocupaba entonces un puesto de fachada en la embajada norteamericana de México, como agregado olímpico, con el pretexto de la preparación de los Juegos de 1968. Anteriormente, había sido ubicado en Ecuador y en Uruguay.

”Millones de personas en el mundo entero han sido matadas o, por lo menos, han visto sus vidas destruidas por la CIA y las instituciones que soporta”, declaró Agee en una entrevista concedida en 1975.

”Yo no podía quedarme sentando, haciendo nada”, añadió.

Al salir de la Compañía, mientras sufría amenazas y una constante persecución que puso su vida en peligro en más de una oportunidad, se dedicaba a redactar su libro “Inside the Company: CIA Diary” ( Dentro de la Compañía: Diario de la CIA).

La obra, verdadera síntesis de las actividades criminales de la CIA en América, fue publicada en 1974, acompañada de un anexo con 22 páginas de nombres de agentes infiltrados en todo el continente. Constituyó una verdadera bomba que estremeció a todos los sectores de los servicios norteamericanos de inteligencia.

Determinada a eliminarlo, la CIA encargo al ex jefe de la estación CIA de Miami, Ted Shackley, conocido como el Fantasma Rubio, la misión de capturarlo. Agee tuvo que salir de Francia donde se encontraba para refugiarse en Cambridge, Gran Bretaña, Agee fue entonces expulsado por los británicos a solicitud de Washington.

Impedido de radicarse, sucesivamente, en Italia y en los Países Bajos, donde las autoridades fueron constantemente presionadas para negarle algún estatuto migratorio, privado de pasaporte norteamericano por ser una “amenaza a la seguridad nacional”, se exiló en 1980 en la isla caribeña de Granada, bajo el gobierno revolucionario de Maurice Bishop.

Con la invasión estadunidense contra ese pequeño país, en 1983, se refugió en Nicaragua, para luego de la llegada al poder de la contrarrevolución sostenida por Washington, instalarse en Cuba que le ofreció su hospitalidad.

A pesar de todos los peligros y dificultades, Agee publicó Trabajo sucio: la CIA en Europa occidental, con Louis Wolf y varios artículos de prensa además de conceder entrevistas y asistir a reporteros en búsqueda de información.

En cinco oportunidades, el gobierno estadounidense intento llevarlo a juicio por la revelación de secretos, pero sin éxito, sus ex jefes temiendo, en última instancia, el uso que pudiera hacerse de la enorme cantidad de informaciones que conservaba.

Rabioso, George Bush padre, el ex jefe de la CIA reciclado en presidente que apadrinó la fundación de la CORU terrorista anticubana y la operación Condor, lo calificó de traidor y lo calumnió en numerosas oportunidades. Su esposa, Barbara, fue condenada a retractarse cuando lanzó el mismo insulto por escrito, en una autobiografía redactada a cuatro manos.

Amigo fiel de Cuba, Agee demostró como la Isla se encontraba víctima de un nuevo programa mundial desarrollado por la CIA para financiar y desarrollar organizaciones llamadas disidentes bajo la fachada de la Agencia para el Desarrollo Internacional (AID) y un fondo expresamente establecido en 1983 con este objetivo, The National Endowment for Democracy (NED).

Mientras el New York Times se interrogaba, al anunciar su muerte, sobre la dimensión de los “daños” causados por Agee a los servicios de inteligencia de EE.UU., los medios progresistas del mundo reconocieron, al contrario, los servicios que rindió a la humanidad, como verdadero patriota norteamericano, al haber desenmascarado una organización que llevo hasta extremos nunca vistos el uso de la violencia por una gran potencia contemporánea.

Una potencia que protege a un terrorista como el cubanoamericano Luis Posada Carriles mientras mantiene encarcelados en condiciones infrahumanas a los antiterroristas cubanos que intentaban contrarrestar sus planes.

Cuando el mundo entero se escandaliza con las torturas infligidas en Guantánamo y en toda una red de centros de interrogatorio conformada por la CIA en el mundo entero, cuando descubre, ¿qué pensará el agente de la CIA que se sumó a la organización con la ilusión de defender a su país?

Contratado por la CIA como analista de las informaciones robadas en el mundo entero con su maquinaria infernal de ciberespionaje construida, Edward Snowden, se habrá dado cuenta, como Philip Agee, que debía renunciar a las ventajas que procura un empleo de funcionario federal norteamericano, para sumarse a la lucha de los miles de millones de seres humanos que, armados con la sola fuerza de sus convicciones, creen que un mundo mejor es posible.

 

http://www.cubadebate.cu/

Noam Chomsky: “Obama pudo provocar una guerra nuclear por matar a Bin Laden”

El intelectual estadounidense criticó a Washington por sus acciones emprendidas para acabar con el terrorista

El intelectual estadounidense criticó a Washington por sus acciones emprendidas para acabar con el terrorista

22/05/13.-“Estábamos muy cerca de una guerra con Pakistán, que fácilmente podría haberse convertido en una guerra nuclear, que nos podría haber destruido a todos”, declaró el académico estadounidense en una entrevista a ‘Global Peace Radio’.

“El Gobierno de Obama estaba dispuesto a correr ese riesgo, aunque había otras maneras de encontrar y capturar a Bin Laden”, agregó.

El también lingüista norteamericano, Noam Chomsky, explicó que los soldados de la Fuerza de Operaciones Especiales de la Marina (SEALS) fueron enviados en secreto a una mansión fortificada en Pakistán, con la orden de “luchar para salir” del complejo en caso de que aparecieran las fuerzas pakistaníes.

Chomsky también criticó el uso de una campaña de vacunación falsa para localizar a Bin Laden, diciendo que la operación de la CIA sembró dudas sobre los vacunadores legítimos, dificultando la lucha contra otras enfermedades peligrosas, como la poliomielitis.

Como se recuerda, la muerte de Osama Bin Laden tuvo lugar el 2 de mayo de 2011 en la ciudad pakistaní de Abbottabad, donde fue tiroteado en su propia casa en el transcurso de la operación ‘Gerónimo’, llevada a cabo por 24 combatientes de la Infantería de Marina de EEUU.

http://www.aporrea.org/tiburon/n229320.html

@Diaz_Canel es una cuenta falsa

De izquierda a derecha, Normando Hernández Castro, José Antonio Fulgueiras Domínguez, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y Reinaldo Taladrid Herrero, durante la Feria del Libro en Santa Clara

De izquierda a derecha, Normando Hernández Castro, José Antonio Fulgueiras Domínguez, Miguel Díaz-Canel Bermúdez y Reinaldo Taladrid Herrero, durante la Feria del Libro en Santa Clara

 

En el día de ayer se dio a conocer por DiarioDeCuba la creación de la cuenta en Twitter @Diaz_Canel.

Pues he de anunciarles a mis seguidores que @Diaz_Canel es una cuenta falsa.

Exhorto a los amigos a denunciar este spam.

Yohandry Fontana

La Habana

Nota:

¿Qué les está pasando a los chicos creativos de la CIA?

Buen papelazo el de Yoani Sánchez y el creador de la cuenta, que hasta dialogaron y todo. Y por supuesto, el Vikingo de PuertoPadre, Eliécer Ávila, intercambiando, supuestamente, con Díaz-Canel.

No por gusto le dicen a Yoani Sánchez #YoaniFraude en Twitter.

Esta gente no pone una…

( Tomado del blog de yohandry.com )

Revelan detalles sobre fuerza de seguridad secreta de la CIA

atentado-stevensWashington, 27 dic (PL) Las investigaciones en torno al ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi, Libia, que ocasionó la muerte al embajador en Trípoli y otros tres funcionarios, sacó a la luz un brazo secreto armado de la CIA.
La fuerza de seguridad de la agencia de espionaje había sido creada tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington y constituían hasta ahora un arsenal defensivo casi desconocido.

Dos de los estadounidenses que murieron en Bengasi eran miembros de este Grupo de Respuesta Global (GRS, por sus siglas en inglés), organización para la cual han sido reclutados centenares de exmiembros de las Fuerzas Especiales o Boinas Verdes como guardaespaldas armados de los espías.

El GRS está diseñado para actuar de forma clandestina, entrenar grupos encubiertos y brindar seguridad a los oficiales de la CIA que cumplen misiones en lugares de alto riesgo en ultramar, informó hoy el diario The Washington Post.

Este papel creciente del GRS es parte de una expansión más amplia de las capacidades paramilitares de la agencia de espionaje en los últimos 10 años, que incluye atentados mortales contra miles de supuestos militantes islámicos y civiles inocentes con el uso de su flota de drones armados.

Los integrantes de este aparato paralelo de seguridad reciben salarios superiores a 140 mil dólares al año, tienen horarios de trabajo flexibles y otros beneficios, pero enfrentan serias amenazas en el desempeño de sus funciones, concluye el rotativo capitalino.

A mediados del presente mes el Comité de Inteligencia del Senado aprobó un informe que detalla las técnicas de torturas físicas y psicológicas empleadas por la CIA en la llamada guerra contra el terrorismo, en las que también participaron algunos contratistas civiles.

El documento de seis mil páginas constituye el examen independiente más detallado hasta la fecha sobre los esfuerzos de la agencia de espionaje por obtener información de los detenidos a través de esos tormentos, acciones que provocaron fuertes críticas en Estados Unidos y otros países.

EEUU: Jefe de la CIA molesto por filme que revela métodos de torturas

zero-dark-thirtyMichael Morell, director en funciones de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), lamentó la forma en que la película Zero Dark Thirty presenta los 10 años empleados en la captura de Osama Bin Laden.

El filme, del género suspense de acción, dirigido por Kathryn Bigelow y nominado a cuatro Premios Globos de Oro, presenta a un grupo de agentes obsesionados con la captura del líder de Al Qaeda y sugiere que el programa de torturas fue útil para dar con su paradero, destaca hoy el New York Times.

Morell hizo circular una carta entre los empleados de la CIA, advirtiendo que la imagen que presenta la película de Bigelow es falsa.

“Como hemos dicho antes, la verdad es que múltiples líneas de inteligencia condujeron a los analistas de la CIA a concluir que Bin Laden estaba escondido en Abbottabad”, afirmó Morell.

A pesar de las aseveraciones del director en funciones de la agencia de espionaje estadounidense, quien sustituyó al general David Petraeus después de su dimisión, el diario neoyorkino reseña que los brutales métodos utilizados para llegar hasta el escondite del extremista islámico en una aldea paquistaní, continúan atormentando a la CIA.

Escenas de la película muestran reveladoras y duras escenas de prisioneros siendo sometidos a “waterboarding” (ahogamiento simulado), privados de sueño, encadenados al techo en posiciones imposibles o forzados a meterse en pequeñas cajas por sus captores, destacan medios de prensa.

En la controversial misiva de Morell, reconoce que las torturas estuvieron justificadas en algún grado al afirmar que algunas pistas fueron aportadas por detenidos sujetos a lo que él llama “técnicas mejoradas”.

“No podemos permitir a Hollywood empañar sus memorias”, argumentó el nuevo director de la CIA.

http://www.prensa-latina.cu/

A %d blogueros les gusta esto: