¿HURACÁN, CICLÓN O TIFÓN? ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA?

Por SETH BORENSTEIN

ASSOCIATED PRESS

Pobladores revisan los escombros de su vivienda dañada por el paso de un poderoso tifón en la ciudad de Tacloban, de la provincia de Leyte, Filipinas, el sábado 9 de noviembre de 2013. (Foto AP/Bullit Márquez)

Pobladores revisan los escombros de su vivienda dañada por el paso de un poderoso tifón en la ciudad de Tacloban, de la provincia de Leyte, Filipinas, el sábado 9 de noviembre de 2013. (Foto AP/Bullit Márquez)

(AP) — Un poderoso tifón azotó las Filipinas el viernes, donde provocó decenas de muertes. Hace unas semanas, el huracán Manuel causó estragos en México. ¿Cuál diferencia entre un tifón y un huracán? ¿Y qué hay con un ciclón?

En realidad, los tres términos se refieren a lo mismo: oficialmente, los tres son ciclones tropicales, pero se emplean de manera distintiva para los meteoros que se presentan en diferentes partes del mundo.

Huracán se usa para el Océano Atlántico, Mar Caribe y Pacífico central y nororiental. Tifón se aplica al Pacífico noroeste. En la Bahía de Bengala y el Mar Arábigo se denominan ciclones.

Ciclón tropical se aplica en el suroeste del Océano Indico; en el suroeste del Pacífico y el sureste del Océano Indico son ciclones tropicales severos.

A continuación, otras de sus características:

FUERZA: Un meteoro obtiene su nombre y se considera tormenta tropical cuando alcanza los 63 kph (39 mph). Se convierte en huracán, tifón, ciclón tropical o ciclón a 119 kph (74 mph). En ese rango existen cinco categorías de fuerza en función de la velocidad de sus vientos. La categoría más alta es la 5, cuando se superan los 249 kph (155 mph). Australia tiene un sistema distinto para clasificar las tormentas.

ROTACION: Si los ciclones tropicales se desarrollan al sur del ecuador, giran en el sentido de las manecillas del reloj. Si están al norte, giran en sentido opuesto.

TEMPORADA: Las temporadas de huracanes en el Atlántico y el Pacífico abarcan del 1 de junio al 30 de noviembre. En el Pacífico oriental, del 15 de mayo al 30 de noviembre; la temporada del Pacífico nororiental comprende casi todo el año, pero es más activa de mayo a noviembre.

La temporada de ciclones en el Pacífico sur y Australia va de noviembre a abril. La Bahía de Bengala tiene dos temporadas: de abril a junio y de septiembre a noviembre.

ACTIVIDAD: La región más activa es el Pacífico noroeste, donde el tifón Haiyan acaba de pasar. Un año promedio tiene 27 meteoros con nombre. Haiyan es la 28va tormenta con nombre y ya ha habido una 29na. En comparación, el Atlántico promedia 11 tormentas nombradas al año y en lo que va de 2013 ya ha habido 12, ninguna de las cuales ha generado muchos problemas.

NOMBRES: Las listas de nombres las mantiene la Organización Meteorológica Mundial; los nombres son familiares para cada región. Se retiran de las listas y se sustituyen para evitar confusiones si un huracán causa muchos daños o decesos. Por ejemplo, Katrina fue retirado luego de haber devastado Nueva Orleáns en 2005. Las Filipinas tienen su propio sistema de nombres, por lo que el tifón Haiyan también se denomina Yolanda.

Cuba: Octubre es un mes peligroso

La Habana, 1 oct (PL) En octubre los ciclones tropicales surgen en su mayoría en la porción sur del mar Caribe occidental y sus trayectorias tienden hacia el norte, de ahí que las provincias del este de Cuba deben estar atentas.

Esto incluye desde Pinar del Río hasta Matanzas y el municipio especial de Isla de la Juventud, destacó el doctor José Rubiera, jefe del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología.

En cuanto a que puede suceder en el décimo mes del año en afectaciones de organismos ciclónicos para la isla, el experto afirmó que es sumamente difícil predecir lo que sucederá en el Caribe, ni saber cuántos podrían formarse en lo que resta de temporada, hasta el 30 de noviembre.

Lo sensato radica en estar siempre preparados, aseveró Rubiera en entrevista concedida al periódico Granma.

Por otra parte destacó que la temporada ciclónica en la cuenca atlántica tiene características que la identifican ya de muy activa, aún cuando la mayoría de los sistemas desarrollados fueron débiles y solo cuatro alcanzaron categoría de huracán.

Señaló que una peculiaridad de este período, iniciado el pasado 1 de junio, es que en primer lugar, el número de ciclones con nombre surgidos es bien alto.

Desde 1888 esta es la segunda temporada en llegar a 16 en fecha más temprana (lo hizo el pasado 24 de septiembre), superada solamente por la del 2005.

Además, tanto julio, como agosto y septiembre, tuvieron una actividad superior a la habitual, con tres, siete y cinco organismos, respectivamente. En el caso de agosto, la cifra ubica el mes como el segundo más activo en cuanto a formación, junto a los de 1933 y 1995, resaltó.

A %d blogueros les gusta esto: